Miomectomía

Generalidades de la cirugía

La miomectomía es la extirpación quirúrgica de los fibromas (miomas) del útero. Permite dejar el útero en su lugar y, para algunas mujeres, aumenta las probabilidades del embarazo. La miomectomía es el tratamiento de fibromas preferido para mujeres que desean quedar embarazadas. Después de la miomectomía, sus probabilidades de embarazo pueden mejorar, pero no están garantizadas.

Antes de la miomectomía, la reducción del tamaño de los fibromas por medio de terapia con análogo de hormona liberadora de gonadotropina (GnRH-a, por sus siglas en inglés) puede reducir la pérdida de sangre a causa de la cirugía. La terapia con GnRH-a reduce la cantidad de estrógeno que produce el cuerpo. Si usted tiene sangrado de un fibroma, la terapia con GnRH-a también puede mejorar la anemia antes de la cirugía al detener el sangrado uterino durante varios meses.

Los métodos quirúrgicos para la miomectomía incluyen:

  • La histeroscopia, que consiste en introducir un instrumento de observación iluminado a través de la vagina hasta el útero.
  • La laparoscopia, que utiliza un instrumento de observación iluminado y uno o más cortes (incisiones) pequeños en el abdomen.
  • La laparotomía, que utiliza una incisión más grande en el abdomen.

El método que se utilice depende de lo siguiente:

  • El tamaño, la ubicación y la cantidad de fibromas.
    • La histeroscopia se puede utilizar para eliminar los fibromas de la pared interior del útero que no hayan crecido profundamente en la pared uterina.
    • La laparoscopia se suele reservar para la eliminación de uno o dos fibromas, de hasta un tamaño de aproximadamente 2 pulgadas (5.1 cm) de ancho, que estén creciendo en el exterior del útero.
    • La laparotomía se utiliza para eliminar fibromas grandes, múltiples fibromas o fibromas que han crecido profundamente en la pared uterina.
  • La necesidad de corregir problemas urinarios o intestinales. Para reparar estos problemas sin causar daño a los órganos, por lo general se necesita una laparotomía.

Qué esperar después de la cirugía

La cantidad de tiempo que usted pase en el hospital varía.

  • La histeroscopia es un procedimiento ambulatorio.
  • La laparoscopia puede ser un procedimiento ambulatorio o puede requerir una estancia hospitalaria de 1 día.
  • La laparotomía requiere una estancia media de 1 a 4 días.

El tiempo de recuperación depende del método utilizado para la miomectomía:

  • Recuperarse de la histeroscopia requiere desde un par de días hasta 2 semanas.
  • La laparoscopia requiere entre 1 y 2 semanas.
  • La laparotomía requiere entre 4 y 6 semanas.

Por qué se hace

La miomectomía preserva el útero a la vez que trata los fibromas. Puede ser una opción de tratamiento razonable si usted tiene:

  • Anemia que no se alivia con tratamiento medicamentoso.
  • Dolor o presión que no se alivia con tratamiento medicamentoso.
  • Un fibroma que ha cambiado la pared del útero. A veces, esto puede causar esterilidad o abortos espontáneos repetidos. Antes de una fecundación in vitro, con frecuencia se hace una miomectomía para mejorar las probabilidades de embarazo.

Eficacia

La miomectomía reduce el dolor pélvico y el sangrado de los fibromas.

Embarazo

La miomectomía es el único tratamiento de fibromas que puede mejorar sus probabilidades de tener un bebé. Se sabe que ayuda con un determinado tipo de fibroma llamado fibroma submucoso. Pero no parece mejorar las probabilidades de embarazo con otros tipos de fibromas.nota 1

Después de la miomectomía, es posible que sea necesaria una cesárea para el parto. Esto depende en parte de la ubicación y el tamaño de la incisión de la miomectomía.

Recurrencia

Los fibromas recurren después de la cirugía en 10 a 50 de cada 100 mujeres, en función del problema original de fibromas. Los fibromas más grandes y más numerosos son los que tienen más probabilidades de recurrencia.nota 2 Hable con su médico acerca de si es probable que el tipo de fibroma que usted tiene crezca de nuevo.

Riesgos

Los riesgos pueden incluir los siguientes:

  • Puede presentarse una infección del útero, de las trompas de Falopio o de los ovarios (infección pélvica).
  • La eliminación de los fibromas en el músculo uterino (fibromas intraparietales) puede dar lugar a tejido cicatricial.
  • En casos poco comunes, la cicatrización a causa de la incisión uterina puede provocar esterilidad.
  • En casos poco comunes, pueden ocurrir lesiones a la vejiga o al intestino, tales como una oclusión intestinal.
  • En casos poco comunes, las cicatrices uterinas pueden abrirse (ruptura) al final del embarazo o durante el parto.
  • En casos poco comunes, puede ser necesaria una histerectomía durante una miomectomía. Esto puede suceder si la eliminación del fibroma provoca sangrado abundante que no se puede detener sin realizar una histerectomía.

Para pensar

Al tratar de quedar embarazada después de una miomectomía. Debido a que los fibromas pueden volver a crecer, lo mejor es tratar de concebir lo más pronto posible que sea seguro después de una miomectomía y que usted haya terminado de recuperarse de la cirugía.

Cuando se han hecho incisiones en la pared del útero para extirpar fibromas, pueden verse afectados los embarazos futuros. A veces, se presentan problemas con la placenta, tales como el desprendimiento prematuro de placenta o la placenta adherida. Durante el trabajo de parto, el útero podría no funcionar con normalidad, lo que puede hacer necesario un parto por cesárea.

En casos poco comunes, se necesita una histerectomía cuando la cirugía demuestra que el útero está demasiado lleno de fibromas como para realizar una miomectomía segura.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Parker WH (2012). Uterine fibroids. In JS Berek, ed., Berek and Novak's Gynecology, 15th ed., pp. 438–469. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  2. Practice Committee of the American Society for Reproductive Medicine, Society of Reproductive Surgeons (2008). Myomas and reproductive function. Fertility and Sterility, 90(3): S125–S130.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Divya Gupta, MD - Obstetricia y ginecología, Oncología de Ginecología

Revisado20 febrero, 2015