Trasplante de pulmón: Antes de la cirugía

Saltar a la barra de navegación

¿Qué es un trasplante de pulmón?

Un trasplante de pulmón es una cirugía para extraer su pulmón enfermo y reemplazarlo con uno saludable. El nuevo pulmón proviene de una persona que ha fallecido.

Su cuerpo podrá funcionar con un solo pulmón saludable. La mayoría de las personas reciben un pulmón nuevo, pero algunas reciben dos.

Para realizar esta operación, el médico hará un corte en el costado aproximadamente 6 pulgadas (15 cm) debajo de la axila. Este corte se llama incisión. Luego, el médico extraerá parte de una costilla para que pueda sacar el pulmón y colocar el nuevo. A continuación, conectará los vasos sanguíneos del nuevo pulmón a los vasos sanguíneos de su cuerpo y conectará el bronquio principal del nuevo pulmón a su bronquio principal. Después, el médico cerrará la incisión con puntos de sutura o grapas. Estos se extraerán aproximadamente 1 a 3 semanas después de la cirugía. La incisión dejará una cicatriz que se volverá menos visible con el tiempo.

Después de la cirugía, el nuevo pulmón empezará a funcionar de inmediato. Esto puede ayudarle a respirar con mayor facilidad.

Es probable que tenga que pasar de 1 a 3 semanas en el hospital. Pero podría tomar de 2 a 3 meses para que recupere la energía completamente.

La atención de seguimiento es una parte clave de su tratamiento y seguridad. Asegúrese de hacer y acudir a todas las citas, y llame a su médico si está teniendo problemas. También es una buena idea saber los resultados de los exámenes y mantener una lista de los medicamentos que toma.

¿Qué ocurre antes de la cirugía?

La cirugía puede ser estresante. Esta información le ayudará a entender qué puede esperar. Y le ayudará a prepararse de manera segura para su cirugía.

Cómo prepararse para la cirugía

  • Entienda exactamente qué cirugía está planificada, junto con los riesgos, los beneficios y las otras alternativas.
  • Infórmeles a sus médicos sobre TODOS los medicamentos, las vitaminas, los suplementos y los remedios herbarios que toma. Algunos de estos pueden aumentar el riesgo de sangrado o interactuar con la anestesia.
  • Si toma anticoagulantes, como warfarina (Coumadin), clopidogrel (Plavix) o aspirina, asegúrese de hablar con su médico. Le dirá si debe dejar de tomar estos medicamentos antes de la cirugía. Asegúrese de entender exactamente lo que su médico quiere que haga.
  • Su médico le dirá qué medicamentos tomar o dejar de tomar antes de la cirugía. Es posible que deba dejar de tomar ciertos medicamentos una semana o más antes de la cirugía, así que hable con su médico tan pronto como pueda.
  • Informe a su médico si tiene instrucciones médicas por anticipado. Estas pueden incluir un testamento vital y un poder legal permanente para la atención médica. Lleve consigo una copia cuando vaya al hospital. Si no las tiene, sería conveniente prepararlas. De este modo, su médico y seres queridos sabrán sus deseos sobre la atención médica. Los médicos recomiendan que todas las personas preparen estos documentos antes de cualquier tipo de cirugía o procedimiento.

¿Qué ocurre el día de la cirugía?

  • Siga en forma precisa las instrucciones sobre cuándo debe dejar de comer y beber. Si no lo hace, la cirugía podría ser cancelada. Si su médico le dijo que tome sus medicamentos el día de la cirugía, tómelos con un solo sorbo de agua.
  • Báñese o dúchese antes de acudir al hospital para la cirugía. No use lociones, perfumes, desodorantes ni esmalte de uñas.
  • No se afeite usted mismo la zona donde le harán la cirugía.
  • Quítese todas las joyas y los "piercings". Si lleva lentes de contacto, quíteselos también.

En el hospital o centro quirúrgico

  • Lleve un documento de identidad con foto.
  • A menudo, se marcará la zona en que se va a realizar la cirugía para asegurarse de que no haya errores.
  • El anestesista le hará sentir cómodo y seguro. Estará dormido durante la operación.
  • La cirugía durará entre 3 y 6 horas, aproximadamente.
  • Tendrá un tubo en la garganta por un tiempo. Le ayudará a respirar.
  • Es probable que tenga uno o dos tubos que le salen del pecho. Estos tubos drenan el líquido y el aire. Se los extraerán antes de que regrese a su hogar.

El regreso a su hogar

  • Asegúrese de que alguien lo lleve a su hogar. La anestesia y los analgésicos (medicamentos para el dolor) hacen que no sea seguro que usted maneje.
  • Recibirá instrucciones más específicas acerca de la recuperación de la cirugía. Cubrirán temas como la alimentación, el cuidado de las heridas, la atención de seguimiento, el manejo de vehículos y la vuelta a su rutina normal.

¿Cuándo debe llamar a su médico?

  • Tiene preguntas o inquietudes.
  • No entiende cómo prepararse para la cirugía.
  • Se enferma antes de la cirugía (por ejemplo, tiene fiebre, un resfriado o gripe).
  • Necesita reprogramar la cirugía o cambió de opinión acerca de operarse.