• English

Resección transuretral de la próstata: Qué esperar en el hogar

Su recuperación

Imagen de la próstata

La resección transuretral de la próstata (TURP, por sus siglas en inglés) es una cirugía para extraer una sección de la próstata. Esto se hace cuando la próstata se agranda demasiado. La próstata es un órgano masculino del tamaño de una nuez que crece alrededor de la uretra. La uretra es el tubo que lleva la orina desde la vejiga, a través del pene, hasta el exterior del cuerpo. La próstata produce la mayor parte del líquido que se encuentra en el semen.

Durante varios días después de la cirugía, podría sentir ardor al orinar. La orina podría ser rosácea durante 1 a 3 semanas después de la cirugía. También podría tener calambres en la vejiga, también llamados espasmos. El médico podría darle medicamentos para ayudar a controlar los espasmos.

Aún podría sentir que tiene deseos de orinar con frecuencia en las semanas siguientes a la cirugía. A menudo tarda hasta 6 semanas para que esto mejore. Una vez que haya sanado, es posible que tenga menos dificultades para orinar. Podría tener un mejor control para comenzar y detener el chorro de orina y sentir más alivio al orinar.

La mayoría de los hombres pueden volver a trabajar o hacer muchas de sus actividades habituales en 1 a 3 semanas. Pero durante aproximadamente 6 semanas, trate de evitar levantar objetos pesados y hacer actividades vigorosas que pudieran ejercer presión adicional sobre la vejiga.

La mayoría de los hombres aún pueden tener erecciones después de la cirugía (si las tenían antes de la cirugía), pero es posible que no puedan eyacular cuando tengan un orgasmo. El semen podría pasar a la vejiga en vez de ser evacuado a través del pene. Esto se llama eyaculación retrógrada. No duele y no es perjudicial para la salud. Pero podría significar que no podrá engendrar un hijo. Si esto le preocupa, hable con su médico sobre la posibilidad de guardar esperma antes de la cirugía.

Esta hoja de cuidados le da una idea general del tiempo que le llevará recuperarse. Sin embargo, cada persona se recupera a un ritmo diferente. Siga los pasos que se mencionan a continuación para recuperarse lo más rápido posible.

¿Cómo puede cuidarse en el hogar?

Actividad

  • Descanse cuando se sienta cansado. Dormir lo suficiente le ayudará a recuperarse.
  • Intente caminar todos los días. Comience caminando un poco más de lo que caminó el día anterior. Poco a poco, aumente la distancia. Caminar aumenta el flujo de sangre y ayuda a prevenir la neumonía y el estreñimiento.
  • Evite las actividades vigorosas durante 6 semanas después de la cirugía, o hasta que su médico se lo permita. Esto incluye montar en bicicleta, trotar, levantar pesas o hacer ejercicios aeróbicos.
  • Durante 6 semanas, evite levantar objetos que pudieran implicar un esfuerzo. Esto podría incluir un niño, bolsas de las compras y envases de leche pesados, mochilas o maletines pesados, bolsas de arena para excremento de gato o alimentos para perros, o una aspiradora.
  • Pregúntele a su médico cuándo puede volver a conducir.
  • Es probable que necesite ausentarse del trabajo de 1 a 3 semanas. Esto depende del tipo de trabajo que haga y cómo se sienta.
  • No introduzca nada en el recto, como un enema o un supositorio, durante 4 a 6 semanas después de la cirugía.
  • Puede ducharse y bañarse en una tina cuando su médico lo aprueba.
  • Pregúntele a su médico cuándo puede tener relaciones sexuales.

Dieta

  • Puede continuar con su dieta normal. Si tiene malestar estomacal, coma alimentos blandos bajos en grasa, como arroz corriente, pollo a la parrilla, pan tostado y yogur.
  • Beba abundantes líquidos (a menos que su médico le indique lo contrario).
  • Podría notar que no evacúa el intestino con regularidad justo después de la cirugía. Esto es común. Trate de evitar el estreñimiento y de no hacer esfuerzos cuando evacúa el intestino. Sería conveniente tomar un suplemento de fibra todos los días. Si no ha evacuado el intestino después de un par de días, pregúntele a su médico si puede tomar un laxante suave.

Medicamentos

  • Tome los analgésicos (medicamentos para el dolor) exactamente como le fueron indicados.
    • Si el médico le recetó un analgésico, tómelo según las indicaciones.
    • Si no está tomando un analgésico recetado, pregúntele a su médico si puede tomar uno de venta libre.
  • Si le parece que el analgésico le está produciendo revoltura del estómago:
    • Tome el medicamento después de las comidas (a menos que su médico le haya indicado lo contrario).
    • Pídale al médico un analgésico diferente.
  • Si su médico le recetó antibióticos, tómelos según las indicaciones. No deje de tomarlos por el hecho de sentirse mejor. Debe tomar todos los antibióticos hasta terminarlos.

La atención de seguimiento es una parte clave de su tratamiento y seguridad. Asegúrese de hacer y acudir a todas las citas, y llame a su médico si está teniendo problemas. También es una buena idea saber los resultados de los exámenes y mantener una lista de los medicamentos que toma.

¿Cuándo debe pedir ayuda?

Llame al 911 en cualquier momento que considere que necesita atención de emergencia. Por ejemplo, llame si:

  • Se desmayó (perdió el conocimiento).
  • Tiene graves dificultades para respirar.
  • Tiene dolor repentino en el pecho y falta de aire, o tose sangre.

Llame a su médico ahora mismo o busque atención médica inmediata si:

  • No puede orinar.
  • Tiene escapes o goteos de orina.
  • Tiene dolor que no mejora después de tomar analgésicos.
  • Siente el estómago revuelto o no puede retener líquidos en el estómago.
  • Tiene dolor de espalda justo debajo de las costillas. Esto se llama dolor costal o dolor en el flanco.
  • Tiene fiebre, escalofríos o dolores por todo el cuerpo.
  • Tiene señales de un coágulo de sangre, tales como:
    • Dolor en la pantorrilla, el muslo, la ingle o detrás de la rodilla.
    • Enrojecimiento e hinchazón en la pierna o la ingle.

Preste especial atención a los cambios en su salud y asegúrese de comunicarse con su médico si:

  • No evacúa el intestino después de tomar un laxante.

© 2006-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.

Instrucciones de cuidado adaptadas bajo licencia por Kaiser Permanente. Estas instrucciones de cuidado son para usarlas con su profesional clínico registrado. Si tiene preguntas acerca de una afección médica o de estas instrucciones, pregunte siempre a su profesional de la salud. Healthwise, Incorporated niega cualquier garantía o responsabilidad por su uso de esta información.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.

Obtenga información de salud en español