• English

Cáncer de vejiga

Generalidades del tema

¿Qué es el cáncer de vejiga?

El cáncer es el crecimiento de células anormales en el cuerpo. Estas células adicionales crecen, se agrupan y forman masas, llamadas tumores. En el cáncer de vejiga, estos crecimientos ocurren en la vejiga.

La vejiga es la parte de las vías urinarias que almacena la orina hasta que usted está preparado para eliminarla. Vea una imagen del aparato urinario femenino o del aparato urinario masculino.

A menudo, el cáncer de vejiga puede tratarse con éxito si se detecta y se trata en forma temprana. Y la mayoría de los cánceres de vejiga se detectan en forma temprana.

Este tema es acerca del tipo más común de cáncer de vejiga, que se llama cáncer de células transicionales. Es un cáncer que comienza en la capa interna de la vejiga. Ocurre la mayoría de las veces en personas de 60 años o mayores.

¿Cuál es la causa del cáncer de vejiga?

Los entendidos no saben cuál es la causa del cáncer de vejiga. Sin embargo, fumar cigarrillos o estar expuesto a determinadas sustancias químicas aumentan su riesgo. Y al igual de lo que sucede con otros tipos de cáncer, los cambios en el ADN de las células parecen desempeñar un papel.

¿Cuáles son los síntomas?

La presencia de sangre en la orina es el síntoma principal. Otros síntomas podrían incluir tener que orinar con frecuencia o sentir dolor al orinar.

Estos síntomas pueden ser causados por otros problemas, entre los que se incluye una infección urinaria. Siempre llame a su médico si ve sangre en la orina.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de vejiga?

Para diagnosticar el cáncer de vejiga, su médico:

  • Le preguntará acerca de su historial médico y le realizará un examen físico, que incluye un examen vaginal o rectal.
  • Le realizará un análisis de orina para detectar la presencia de sangre o de células anormales.
  • Le hará una cistoscopia, una prueba que permite a su médico examinarle la vejiga con una herramienta de observación delgada y con luz. Se toman pequeñas muestras de tejido (biopsias) y se examinan bajo un microscopio para determinar si hay células cancerosas.

¿Cómo se trata?

Las opciones de tratamiento para el cáncer de vejiga incluyen:

  • Cirugía para extraer el cáncer. A veces, se pueden utilizar el láser u otros métodos para eliminar tumores.
  • Quimioterapia, que usa medicamentos para destruir las células cancerosas.
  • Inmunoterapia, que hace que el sistema de defensa natural del cuerpo ataque las células cancerosas de la vejiga.
  • Radioterapia, que usa dosis altas de rayos X para destruir las células cancerosas.

El tratamiento depende en gran medida de cuánto haya crecido el cáncer. La mayoría de los cánceres de vejiga se tratan sin tener que extraer la vejiga.

A veces, los médicos sí tienen que extraer la vejiga. Para algunas personas, esto significa tener una bolsa fuera del cuerpo adonde se dirige el flujo de la orina. Sin embargo, en muchos casos, los médicos pueden crear una nueva vejiga —usando otros tejidos del cuerpo— que funciona en forma muy similar a la anterior.

A menudo, el cáncer de vejiga reaparece. Con frecuencia, los tumores nuevos pueden tratarse con éxito si se detectan en forma temprana. Por eso, es muy importante realizarse chequeos regulares después de terminar con el tratamiento.

Descubrir que tiene cáncer puede cambiarle la vida. Es posible que sienta que su vida ha dado un vuelco y que ha perdido todo el control. Hablar con su familia, amigos o un consejero puede ser muy útil. Pregúntele a su médico sobre grupos de apoyo. O llame a la Sociedad Americana del Cáncer (1-800-227-2345) o visite su sitio web en www.cancer.org.

¿Qué aumenta sus probabilidades de tener cáncer de vejiga?

Todo lo que aumente sus probabilidades de tener una enfermedad se llama factor de riesgo. Los principales factores de riesgo del cáncer de vejiga incluyen:

  • El hábito de fumar. Los fumadores de cigarrillos tienen muchas más probabilidades de tener cáncer de vejiga que otras personas.
  • Tener más de 40 años, ser hombre o ser blanco (caucásico).
  • Estar expuesto a sustancias químicas que provocan cáncer, como aquellas usadas en las industrias de la madera, de la goma y textil.
  • Los alimentos que come. Una dieta con alto contenido de carnes fritas y grasas aumenta su riesgo de tener cáncer de vejiga.
  • Los parásitos. Existe un parásito que causa la esquistosomiasis, que puede aumentar su riesgo. Esta afección se presenta, a veces, en los países en vías de desarrollo y, rara vez, en América del Norte.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca del cáncer de vejiga:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Vivir con cáncer de vejiga:

Atención de apoyo

Causa

La causa del cáncer de vejiga es desconocida. Los cambios en el material genético (ADN) de las células de la vejiga podrían desempeñar un papel. Las sustancias químicas en el ambiente y el hábito de fumar cigarrillos también podrían desempeñar un papel. Asimismo, cuando el recubrimiento de la vejiga está irritado durante un largo tiempo, es posible que ocurran cambios en las células que provocan el cáncer. Algunos factores que causan esto son el tratamiento de radiación, tener sondas colocadas durante un largo tiempo o tener el parásito que causa la esquistosomiasis.

Es dos veces más probable que el cáncer de vejiga se presente en fumadores que en no fumadores. Los expertos creen que el hábito de fumar causa alrededor de la mitad de todos los casos de cáncer de vejiga en los hombres y en las mujeres.1

La exposición a sustancias químicas y a otras sustancias en el trabajo —entre las que se incluyen tintes, pinturas, polvo de cuero y otras— también puede causar el cáncer de vejiga.

Síntomas

Los síntomas más comunes del cáncer de vejiga incluyen:

  • Sangre o coágulos de sangre en la orina (hematuria). La hematuria ocurre en 8 o 9 de cada 10 personas que tienen cáncer de vejiga y es el síntoma más común. Por lo general, no provoca dolor.
  • Dolor al orinar (disuria).
  • Orinar en pequeñas cantidades y con frecuencia.
  • Frecuentes infecciones urinarias (UTI, por sus siglas en inglés).

Los síntomas que podrían indicar un cáncer de vejiga más avanzado incluyen:

  • Dolor en la parte baja de la espalda alrededor de los riñones (dolor en el flanco).
  • Hinchazón en la parte inferior de las piernas.
  • Un crecimiento en la pelvis cerca de la vejiga (masa pélvica).

Otros síntomas que pueden producirse cuando el cáncer de vejiga se ha propagado incluyen:

  • Pérdida de peso.
  • Dolor en los huesos o dolor en la zona rectal, anal o pélvica.
  • Anemia.

Los síntomas del cáncer de vejiga pueden ser similares a los síntomas de otras afecciones de la vejiga.

Qué sucede

El cáncer de vejiga es el crecimiento rápido y descontrolado de células anormales en la vejiga. Por lo general, el cáncer comienza en el recubrimiento de la vejiga. Las células cancerosas pueden propagarse a través del recubrimiento hacia la pared muscular de la vejiga.

Es posible que el cáncer invasivo de vejiga se propague a los ganglios linfáticos, a otros órganos de la pelvis (lo que causa problemas en la actividad renal e intestinal) o a otros órganos del cuerpo, como el hígado y los pulmones.

Su tratamiento dependerá de cuánto se haya propagado el cáncer.

La mayoría de los cánceres de vejiga se detectan a tiempo, antes de que se hayan propagado a la pared de la vejiga. Generalmente, la cirugía puede extraer estos tumores. Pero, a menudo, el cáncer de vejiga reaparece, por lo que es posible que reciba además otros tratamientos, como quimioterapia o inmunoterapia, para disminuir las probabilidades de que eso ocurra.

Qué aumenta el riesgo

Los principales factores de riesgo del cáncer de vejiga incluyen:

  • El hábito de fumar. Los fumadores de cigarrillos tienen probabilidades mucho más altas que las demás personas de tener cáncer de vejiga.
  • La exposición a sustancias químicas. El cáncer de vejiga ha sido relacionado con sustancias químicas llamadas aminas aromáticas. Estas sustancias químicas se encuentran en muchos productos, como tintes, pinturas, solventes, tintas y polvo de cuero. Este riesgo también podría depender del tiempo que una persona estuvo expuesta a estas sustancias químicas y de la frecuencia con la que lo hizo.
  • Ser mayor. Su riesgo aumenta con la edad. La mayoría de las personas que tienen cáncer de vejiga están cerca de los 70 años.
  • Ser hombre de raza blanca. Los hombres tienen 4 veces más probabilidades que las mujeres de tener cáncer de vejiga. Y los hombres de raza blanca tienen el doble de probabilidades de tenerlo que los hombres afroamericanos.1
  • Algunos tratamientos para el cáncer, como la radioterapia para el abdomen o la pelvis.
  • Algunos medicamentos usados en quimioterapia, como ciclofosfamida.
  • Una dieta alta en nitratos o rica en carne y alimentos grasosos.
  • La esquistosomiasis, que es una infección causada por un parásito. Se presenta, a veces, en los países en vías de desarrollo y, rara vez, en América del Norte.

Cuándo llamar al médico

Si le han diagnosticado cáncer de vejiga, asegúrese de seguir las instrucciones de su médico para llamarlo cuando tenga problemas, síntomas nuevos o síntomas que empeoran.

Llame a su médico si:

Espera vigilante

Si está preocupado por sus síntomas o por su riesgo de tener cáncer de vejiga, programe una cita con su médico. La espera vigilante no es adecuada si tiene síntomas que no desaparecen.

A quién consultar

Entre los profesionales de la salud que pueden evaluar los síntomas y su riesgo de tener cáncer de vejiga, se incluyen:

Los médicos que pueden manejar el tratamiento de cáncer incluyen:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Para averiguar si el cáncer de vejiga podría ser la causa de sus síntomas urinarios, el médico:

  • Hará un examen físico. Este podría incluir un examen rectal, un examen de próstata en hombres o un examen pélvico en mujeres.
  • Hará preguntas acerca de su historial médico, incluyendo:
    • Sus antecedentes relacionados con el hábito de fumar.
    • Su posible exposición a las sustancias químicas que provocan cáncer.
    • Sus antecedentes familiares de cáncer.
  • Le pedirá un análisis de orina y un cultivo de orina para detectar la presencia de sangre, de infección y de otras células anormales. Un análisis de orina también puede hacerse para detectar marcadores tumorales, los cuales pueden ser señales de cáncer.

Cistoscopia

Le harán una cistoscopia, una prueba que le permite a su médico examinarle la vejiga con un tubo delgado con luz. El médico puede utilizar este mismo tubo para tomar pequeñas muestras de tejido (biopsias) de zonas de tejido anormal. Las muestras se examinan bajo un microscopio para determinar si hay presencia de células cancerosas y qué aspecto tienen.

Pruebas para determinar la etapa y el grado

El cáncer de vejiga se clasifica por etapa y grado. La etapa se determina por el crecimiento del cáncer en la pared de la vejiga y por cuánto se ha propagado a los tejidos cercanos y a otros órganos, como los pulmones, el hígado o los huesos. El grado del cáncer de vejiga se determina por el aspecto de las células cancerosas en comparación con las células normales de la vejiga.

Su médico determina la etapa y el grado de su cáncer de vejiga recolectando información de diversas pruebas, que incluyen:

Conocer la etapa y el grado de su cáncer es importante en la elección de los tratamientos correctos.

Otras pruebas

Otras pruebas de diagnóstico que pueden realizarse incluyen:

Detección temprana del cáncer que regresa

El cáncer de vejiga suele reaparecer, por eso es importante que se haga revisiones periódicas. Así, si el cáncer reaparece, usted tiene una mejor oportunidad de encontrarlo con suficiente antelación para un tratamiento exitoso.

Generalidades del tratamiento

La elección del tratamiento y el resultado a largo plazo (pronóstico) para las personas que tienen cáncer de vejiga depende de la etapa y grado del cáncer. Al decidir sobre su tratamiento, su médico también considera su edad, estado de salud general y calidad de vida.

El cáncer de vejiga tiene más posibilidades de ser tratado con éxito si se detecta en forma temprana.

Las opciones de tratamiento para el cáncer de vejiga pueden incluir:

  • Cirugía para extraer el cáncer. La cirugía, ya sea sola o junto con otros tratamientos, se utiliza en la mayoría de los casos.
  • Quimioterapia para destruir las células cancerosas usando medicamentos. La quimioterapia puede administrarse antes o después de la cirugía.
  • Radioterapia para destruir las células cancerosas usando dosis altas de rayos X u otros rayos de alta energía. La radioterapia también podría administrarse antes o después de la cirugía, y es posible que se administre al mismo tiempo que la quimioterapia. Para obtener más información, vea Otros tratamientos.
  • Inmunoterapia. Este tratamiento hace que las defensas naturales del cuerpo, conocidas como el sistema inmunitario, ataquen las células cancerosas de la vejiga. Para obtener más información, vea Medicamentos.

Etapas y grados del cáncer de vejiga

Hay cinco etapas del cáncer de vejiga, etapas de 0 a IV:2

  • Etapa 0: Las células cancerosas solo están en la superficie de la capa interna de la vejiga. Esto puede llamarse carcinoma in situ.
  • Etapa I: El cáncer ha crecido más profundamente dentro de la capa interna pero no dentro de la capa muscular.
  • Etapa II: El cáncer ha crecido dentro de la capa muscular de la vejiga.
  • Etapa III: El cáncer ha crecido a través de la capa muscular y dentro de órganos cercanos, como la próstata, el útero o la vagina.
  • Etapa IV: El cáncer ha crecido dentro de la pared de la pelvis o del abdomen, pero no dentro de ningún ganglio linfático. O el cáncer se ha propagado al menos a un ganglio linfático o a otra parte del cuerpo, como el hígado, los pulmones o los huesos.

El grado del cáncer de vejiga suele ser de grado bajo (LG, por sus siglas en inglés) o de grado alto (HG, por sus siglas en inglés). Los tumores de grado alto tienden a crecer más rápidamente. También tienen más probabilidades de propagarse que los tumores de grado bajo. Conocer el grado de su cáncer le ayudará a su médico a elegir el mejor plan de tratamiento para usted.

El Instituto Nacional del Cáncer brinda más información sobre el cáncer de vejiga en www.cancer.gov/cancertopics/types/bladder.

Cáncer de vejiga que reaparece

Después del tratamiento inicial para el cáncer de vejiga, es importante recibir atención de seguimiento, porque el cáncer de vejiga a menudo reaparece (recurre). Su médico fijará un calendario de controles y pruebas periódicos.

El cáncer de vejiga puede recurrir en la vejiga, o puede propagarse (metastatizarse) a otras partes del cuerpo. El cáncer de vejiga recurrente puede tratarse con cirugía o quimioterapia para retrasar el crecimiento del cáncer y aliviar los síntomas.

Es posible que le recomienden que participe de un ensayo clínico si le han diagnosticado cáncer de vejiga recurrente.

Problemas sexuales y relacionados con la imagen del cuerpo

Los problemas sexuales pueden ser causados por factores físicos o psicológicos vinculados con el cáncer o su tratamiento. Es posible que experimente menos placer sexual o que pierda su deseo de tener intimidad sexual.

  • A las mujeres a las que se les extrajo la vejiga (cistectomía radical) también se les extraerán los ovarios y el útero. No pueden quedar embarazadas y es posible que experimenten la menopausia poco tiempo después de esta operación.
  • Los hombres a los que se les extrajeron la próstata y las vesículas seminales podrían tener problemas de erección y ya no volverán a producir semen.

Sus sentimientos acerca de su cuerpo podrían cambiar después del tratamiento para el cáncer. Para manejar sus sentimientos acerca de su cuerpo, podría hablar abiertamente acerca de sus inquietudes con su pareja y hablar sobre lo que siente con su médico. Su médico también puede remitirlo a grupos que pueden ofrecer apoyo e información.

Cuidados de apoyo

El tratamiento para el cáncer tiene dos metas principales: curar el cáncer y hacer que su calidad de vida sea la mejor posible. Los cuidados paliativos pueden mejorar su calidad de vida ayudándole a controlar sus síntomas. También le puede ayudar con otras preocupaciones que pueda tener cuando vive con una enfermedad grave.

Para algunas personas que tienen cáncer en etapa avanzada, llega un momento cuando el tratamiento para curar el cáncer ya no parece una buena opción. Esto puede ser debido a que los efectos secundarios, la duración y los costos del tratamiento son mayores que la promesa de obtener una cura o alivio.

Pero esto no es el final del tratamiento. Puede ser difícil decidir cuándo interrumpir un tratamiento que tiene como meta prolongar la vida y cambiar el enfoque hacia los cuidados al final de la vida. Usted y su médico pueden decidir cuándo puede estar listo usted para un programa de cuidados paliativos.

Para obtener más información, vea:

Prevención

El cáncer de vejiga no se puede prevenir, pero es posible que usted pueda reducir algunos de los riesgos de tenerlo.

  • Deje de fumar. Los fumadores de cigarrillos tienen muchas más probabilidades de tener cáncer de vejiga que los no fumadores. Para obtener ayuda sobre cómo dejar de fumar, vea el tema Cómo dejar de fumar.
  • Evite la exposición a sustancias químicas industriales, como sustancias con benceno y arilaminas. La exposición por motivos ocupacionales a causa del trabajo con tintes, goma, textiles, pinturas, cueros y sustancias químicas aumenta el riesgo de tener cáncer de vejiga.
  • Evite la exposición al arsénico. Haga analizar el agua que bebe. Beba agua embotellada si cree que el agua está contaminada con arsénico.
  • Consuma alimentos saludables. Los expertos piensan que lo que come y lo que bebe podrían ayudar a prevenir el cáncer de vejiga.
    • Elija una dieta Haga clic aquí para ver una Medida práctica. baja en grasa y en colesterol, que incluya abundantes frutas y verduras. Para obtener más información, vea el tema Manejo del peso.
    • Evite la deshidratación. Aumente su consumo de líquido, especialmente agua. El agua diluye las sustancias químicas que provocan cáncer.

Tratamiento en el hogar

Los efectos secundarios del tratamiento del cáncer de vejiga pueden ser graves. Los hábitos saludables, como alimentarse en forma equilibrada, dormir lo suficiente y hacer suficiente ejercicio podrían ayudarle a controlar sus síntomas. Su médico también puede darle medicamentos para ayudarle a manejar ciertos efectos secundarios.

Usted puede probar tratamientos en el hogar:

Otras cuestiones que pueden tratarse en casa incluyen:

  • Problemas para dormir. Si tiene problemas para dormir, trate de tener un horario regular para irse a dormir y haga ejercicio diariamente.
  • Sentirse muy cansado. Si le falta energía o se debilita fácilmente, trate de manejar su energía y descanse más.
  • Caída del cabello. Es posible que la caída del cabello sea inevitable. Pero usar champús suaves y evitar productos que dañan el cabello reducirá la irritación del cuero cabelludo.
  • Dolor. El tratamiento en el hogar puede ayudarle a controlar el dolor. Asegúrese de hablar con su médico acerca de cualquier tratamiento casero que use.

Cómo manejar el estrés de tener cáncer

Tener cáncer puede ser muy estresante, y puede ser abrumador enfrentar los desafíos que se le presentan. Encontrar nuevas maneras para sobrellevar los síntomas del estrés puede mejorar su calidad de vida en general.

Estas ideas pueden ayudar:

  • Obtenga el apoyo que necesita. Pase tiempo con personas que lo aprecian, y déjelas que le ayuden.
  • Cuídese bien. Descanse lo que necesite y coma alimentos nutritivos.
  • Hable de sus sentimientos. Encuentre un grupo de apoyo donde pueda compartir su experiencia.
  • Pruebe nuevas maneras para relajarse. Y haga cosas cada día que le ayuden a mantenerse en calma y relajado. Las técnicas de reducción del estrés pueden ayudar.

Tener cáncer puede cambiar su vida de muchas maneras. Para asistencia en cómo lidiar con estos cambios, vea el tema Cómo obtener apoyo cuando tiene cáncer.

Medicamentos

Es posible que se utilicen medicamentos para controlar el crecimiento de las células cancerosas de la vejiga y aliviar los síntomas. Estos medicamentos pueden tomarse por la boca, inyectarse en una vena (por vía intravenosa o IV) o administrarse directamente en la vejiga usando una sonda.

  • La quimioterapia usa medicamentos para destruir las células cancerosas.
  • La inmunoterapia, también llamada terapia biológica, utiliza medicamentos que hacen que el sistema inmunitario del cuerpo ataque las células cancerosas en la vejiga. Se usa con mayor frecuencia para las etapas tempranas del cáncer de vejiga. También es posible que se use después de la resección transuretral (TUR, por sus siglas en inglés) para prevenir el cáncer recurrente.

Opciones de medicamentos

Medicamentos de quimioterapia

Los efectos secundarios de la quimioterapia pueden incluir:

  • Falta de apetito, náuseas o vómito.
  • Diarrea.
  • Caída del cabello.
  • Llagas en la boca.
  • Un mayor riesgo de infección.
  • Descamación de la piel o un salpullido por la mitomicina.

Algunas personas pueden necesitar medicamentos para controlar las náuseas y el vómito.

Medicamentos de inmunoterapia

Los efectos secundarios de la inmunoterapia varían según el medicamento. El bacilo de Calmette y Guerin (BCG) es un tipo de bacteria relacionado con la bacteria que causa la tuberculosis (TB). El BCG se usa en vacunas contra la tuberculosis. Asimismo, el BCG se coloca dentro de la vejiga para tratar el cáncer de vejiga. Con el BCG, los efectos secundarios pueden incluir:

  • Fiebre.
  • Dolor articular.
  • Inflamación de la próstata.
  • Diseminación de tuberculosis.

Cirugía

La cirugía se utiliza para tratar la mayoría de las etapas del cáncer de vejiga.

  • La resección transuretral (TUR) es una cirugía que se hace a través de la uretra. Se utiliza un tubo delgado con luz, llamado cistoscopio, para extraer o destruir tumores en la vejiga.
  • La cistectomía es una cirugía para extirpar la vejiga.
    • La cistectomía parcial extirpa solo parte de la vejiga. Se usa para tratar el cáncer que ha invadido la pared de la vejiga solo en una zona.
    • La cistectomía radical extrae toda la vejiga así como los ganglios linfáticos cercanos, parte de la uretra y los órganos cercanos que pudieran contener células cancerosas.
  • La derivación urinaria es una cirugía que crea una nueva forma para que su cuerpo almacene la orina. Esto se puede hacer con una bolsa creada dentro de su cuerpo con parte de sus intestinos, llamada reservorio continente. O el cirujano puede hacer una abertura artificial, llamada conducto ileal, y usted usará una bolsa plana para almacenar la orina fuera del cuerpo.

Los efectos secundarios de la cirugía pueden incluir:

  • Problemas intestinales, como estreñimiento o diarrea.
  • Tejido cicatricial que se forma dentro de su cuerpo a causa de una operación (adherencias).
  • Un bloqueo en los intestinos (obstrucción intestinal).
  • En los hombres, problemas de erección si se ha extirpado la vejiga.

Otro tratamiento

Tratamiento de radiación

El tratamiento de radiación para el cáncer de vejiga usa rayos X de alta energía para destruir las células cancerosas y reducir el tamaño de los tumores. Podría aplicarse después de la cirugía. Puede utilizarse junto con la quimioterapia. En ocasiones, se utiliza en lugar de la cirugía o de la quimioterapia.

  • La radiación de haz externo proviene de una máquina fuera del cuerpo. La máquina dirige la radiación a la zona donde se encuentran las células cancerosas.
  • La radiación interna usa agujas, semillas, cables o sondas que contienen material radiactivo que se coloca directamente en la vejiga o cerca de esta.

El tratamiento que reciba dependerá del tipo y de la etapa de su cáncer.

Los efectos secundarios de la radiación pueden incluir:

  • Náuseas, vómito o diarrea.
  • Dolor o molestias al orinar.
  • Un mayor riesgo de infección.
  • En las mujeres, cambios en las células del revestimiento de la vagina. Estos cambios pueden hacer que el coito sea difícil o doloroso.
  • En los hombres, problemas de erección si los nervios que controlan la erección fueron afectados por la radiación.

Ensayos clínicos

Su médico puede hablar con usted sobre unirse a un estudio de investigación llamado ensayo clínico, si hay uno en su zona. Los ensayos clínicos son estudios de investigación que buscan maneras de mejorar los tratamientos para el cáncer de vejiga. Los expertos están realizando estudios sobre:

  • Quimioprevención para el cáncer de vejiga en etapa temprana. Esto se refiere al uso de medicamentos o vitaminas para reducir el riesgo de tener cáncer o de que el cáncer reaparezca.
  • Terapia fotodinámica. Esto usa medicamentos y una luz especial para tratar el cáncer.

Para algunas personas con cáncer de vejiga, los ensayos clínicos pueden ofrecer el mejor tratamiento disponible.

Terapias complementarias

A veces, las personas usan terapias complementarias junto con el tratamiento médico para ayudar a aliviar los síntomas y los efectos secundarios de los tratamientos para el cáncer. Algunas de las terapias complementarias que pueden ser útiles incluyen:

Estos tratamientos de cuerpo y mente podrían ayudarle a sentirse mejor. Ellos pueden hacer más fácil sobrellevar el tratamiento. También podrían reducir el dolor crónico en la espalda, el dolor articular, los dolores de cabeza y el dolor causado por tratamientos.

Antes de probar una terapia complementaria, hable con su médico acerca del valor y los efectos secundarios que esta podría tener. Infórmele si ya está usando alguna de esas terapias. Estas no tienen por objetivo tomar el lugar del tratamiento médico estándar.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Cancer Society (ACS)
Teléfono: 1-800-ACS-2345 (1-800-227-2345)
Dirección del sitio web: www.cancer.org
 

La Sociedad Americana del Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés) conduce programas educativos y ofrece muchos servicios a personas con cáncer y sus familias. El personal de la línea telefónica gratuita tiene información sobre servicios y actividades en áreas locales y puede ofrecer referencias para las divisiones locales de la ACS.


National Cancer Institute (NCI)
6116 Executive Boulevard
Suite 300
Bethesda, MD  20892-8322
Teléfono: 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237)
Dirección del sitio web: www.cancer.gov (o https://livehelp.cancer.gov/app/chat/chat_launch para ayuda en línea en vivo)
 

El Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) es un organismo del gobierno de los EE. UU. que ofrece información actualizada sobre la prevención, detección y tratamiento del cáncer. El NCI también brinda atención de apoyo a personas que tienen cáncer y a sus familias. La información del NCI también está disponible para médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud. El NCI proporciona la información más reciente sobre ensayos clínicos. El Servicio de Información sobre el Cáncer, un servicio del NCI, tiene personal capacitado disponible para responder preguntas y enviar publicaciones gratuitas. También cuenta con personal que habla español.


National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse
3 Information Way
Bethesda, MD  20892-3580
Teléfono: 1-800-891-5390
TDD: 1-866-569-1162
Fax: (703) 738-4929
Correo electrónico: nkudic@info.niddk.nih.gov
Dirección del sitio web: www.kidney.niddk.nih.gov
 

El Repositorio Nacional de Información sobre Enfermedades Renales y Urológicas (NKUDIC, por sus siglas en inglés) brinda información sobre enfermedades de los riñones y el aparato urológico a personas con estos problemas y a sus familias, a profesionales de la salud y al público en general. NKUDIC responde preguntas; crea, revisa y distribuye publicaciones; y trabaja estrechamente con grupos de profesionales y de pacientes y entidades del gobierno para coordinar recursos sobre enfermedades renales y urológicas.

NKUDIC, una entidad federal, es un servicio del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés). NIDDK es parte de los Institutos Nacionales de Salud que depende del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.


Urology Care Foundation: The Official Foundation of the American Urological Association
1000 Corporate Boulevard
Linthicum, MD  21090
Teléfono: 1-800-828-7866
Teléfono: (410) 689-3700
Fax: (410) 689-3998
Correo electrónico: info@urologycarefoundation.org
Dirección del sitio web: www.urologyhealth.org
 

UrologyHealth.org es un sitio web escrito por urólogos para pacientes. Los visitantes pueden encontrar temas específicos usando la opción "search".

El sitio web proporciona información sobre temas urológicos pediátricos y de adultos, incluyendo afecciones de los riñones, la vejiga y la próstata. Puede encontrar a un urólogo, suscribirse a un boletín trimestral gratuito o hacer clic en la página "Urology A-Z" para encontrar información sobre problemas urológicos.


Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Cancer Society (2012). Cancer Facts and Figures 2012. Atlanta: American Cancer Society. Available online.
  2. National Cancer Institute (2010). What You Need To Know About Bladder Cancer (NIH Publication No. 10-1559). Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/wyntk/bladder.

Otras obras consultadas

  • American Cancer Society (2011). Lasers in cancer treatment. Available online: http://www.cancer.org/Treatment/TreatmentsandSideEffects/TreatmentTypes/lasers-in-cancer-treatment.
  • American Cancer Society (2012). Bladder cancer. Available online: http://www.cancer.org/cancer/bladdercancer/detailedguide/index.
  • American Joint Committee on Cancer (2010). Urinary bladder. In AJCC Cancer Staging Manual, 7th ed., pp. 497–505. New York: Springer-Verlag.
  • National Cancer Institute (2012). Bladder Cancer Treatment (PDQ)—Health Professional Version. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/bladder/healthprofessional.
  • National Cancer Institute (2012). Bladder Cancer Treatment (PDQ)—Patient Version. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/bladder/patient.
  • National Cancer Institute (2012). SEER Fact Sheets: Bladder. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Available online: http://seer.cancer.gov/statfacts/html/urinb.html.
  • National Comprehensive Cancer Network (2013). Bladder Cancer. NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology, version 1.2013. Available online: http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/pdf/bladder.pdf.
  • U.S. Preventive Services Task Force (2011). Screening for bladder cancer: Recommendation statement. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf11/bladdercancer/bladcanrs.htm.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializado Christopher G. Wood, MD, FACS - Urology, Oncology
Última revisión 30 abril, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.