• English

Recomendaciones para una dieta para la diabetes: Después de la consulta

Instrucciones de cuidado

Una dieta saludable es importante para el manejo de la diabetes. Ayuda a mantener el azúcar en la sangre en el nivel ideal (que usted fija con su médico). Una dieta para la diabetes no significa que usted tenga que comer alimentos especiales. Puede comer lo mismo que su familia, incluso dulces de vez en cuando. Pero debe prestar atención a la cantidad y la frecuencia con que come ciertos alimentos.

Manejar la cantidad de carbohidratos que consume es una parte importante de una dieta saludable para la diabetes. Los carbohidratos se encuentran en el azúcar y los dulces, los granos, las frutas, las verduras con almidón, la leche y el yogur.

Sería conveniente colaborar con un dietista o educador de diabetes certificado (CDE, por sus siglas en inglés) para que le ayuden a planificar las comidas y los refrigerios. Un dietista o CDE también puede ayudarle a bajar de peso si ese es uno de sus objetivos.

La atención de seguimiento es una parte clave de su tratamiento y seguridad. Asegúrese de hacer y acudir a todas las citas, y llame a su médico si está teniendo problemas. También es una buena idea saber los resultados de los exámenes y mantener una lista de los medicamentos que toma.

¿Cómo puede cuidarse en el hogar?

  • Sepa qué alimentos contienen carbohidratos.
    • El pan, los cereales, la pasta y el arroz tienen aproximadamente 15 gramos de carbohidratos por porción. Una porción equivale a 1 rebanada de pan (1 onza o 28 g), ½ taza de cereal cocido o 1/3 de taza de pasta o arroz cocidos.
    • Las frutas tienen 15 gramos de carbohidratos por porción. Una porción es 1 fruta fresca pequeña, como una manzana o una naranja; ½ banana (plátano); ½ taza de fruta cocida o enlatada; ½ taza de jugo de fruta; 1 taza de melón o frambuesas; o 2 cucharadas de frutas secas.
    • La leche y el yogur sin azúcar agregado tienen 15 gramos de carbohidratos por porción. Una porción es 1 taza de leche o 2/3 taza de yogur sin azúcar agregado.
    • Las verduras con almidón tienen 15 gramos de carbohidratos por porción. Una porción es ½ taza de puré de papa o camote (batata, boniato); 1 taza de calabacín; ½ papa horneada pequeña; 1/4 taza de frijoles secos cocidos; o ½ taza de maíz (elote) o arvejas (chícharos) cocidos.
  • Aprenda cuántos carbohidratos debe consumir cada día. Un dietista o CDE le puede enseñar cómo llevar la cuenta de los carbohidratos que consume. A esto se le llama contar los carbohidratos.
  • Trate de comer más o menos la misma cantidad de carbohidratos en cada comida. El dietista o CDE puede indicarle cuántos carbohidratos debe comer con cada comida y refrigerio. No "reserve" su cantidad diaria de carbohidratos para consumirlos en una sola comida.
  • Si no está seguro de cómo contar los gramos de carbohidratos, utilice el Método del Plato para planificar las comidas. Es una manera buena y rápida de asegurarse de que consuma comidas balanceadas. También le ayuda a distribuir los carbohidratos durante el día. Divida el plato por tipo de alimento. Ponga las verduras en la mitad del plato, la carne u otras proteínas en una cuarta parte del plato y un grano o verduras con almidón (como arroz integral o una papa) en el último cuarto del plato. A esto puede agregarle un pequeño pedazo de fruta y 1 taza de leche o yogur, según la cantidad de carbohidratos que deba consumir en una comida.
  • Limite las grasas saturadas, como las de las carnes y los productos lácteos. Escoja cortes magros de carne y lácteos sin grasa o bajos en grasa. Utilice aceite de oliva o de canola (colza) en lugar de mantequilla o manteca vegetal para cocinar. Esta es una opción saludable porque las personas con diabetes tienen un riesgo superior al promedio de enfermedad cardíaca.
  • No omita ninguna comida. El azúcar en la sangre podría bajar demasiado si se salta las comidas y toma ciertas pastillas para la diabetes o se aplica insulina.
  • Colabore con su médico para establecer un plan de acción para los días en que esté enfermo. El azúcar en la sangre puede subir o bajar dependiendo de su enfermedad y de si puede o no retener los alimentos. Llame a su médico cuando se enferme para ver si necesita cambiar la dosis de las pastillas o la insulina.
  • Pregúntele a su médico antes de beber alcohol. El alcohol puede hacer que el azúcar en la sangre baje demasiado. También puede causar una reacción adversa si toma ciertas pastillas para la diabetes.

Última revisión: 12 diciembre, 2011

© 2006-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.

Instrucciones de cuidado adaptadas bajo licencia por Kaiser Permanente. Estas instrucciones de cuidado son para usarlas con su profesional clínico registrado. Si tiene preguntas acerca de una afección médica o de estas instrucciones, pregunte siempre a su profesional de la salud. Healthwise, Incorporated niega cualquier garantía o responsabilidad por su uso de esta información.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.

Obtenga información de salud en español