• English

Ira, hostilidad y conducta violenta

Generalidades del tema

La ira da la señal a su cuerpo para que se prepare a pelear. Esta reacción por lo general se clasifica como "lucha o huída". Cuando usted se enoja, se liberan en el torrente sanguíneo adrenalina y otras hormonas. Luego la presión arterial se eleva, el corazón late más de prisa y usted respira más rápidamente.

Mucha gente cree equivocadamente que la ira siempre es una emoción mala y que no está bien expresarla. Pero en realidad, la ira puede ser una reacción normal a eventos cotidianos. Es la mejor respuesta a cualquier situación que represente una verdadera amenaza. La ira puede ser una fuerza positiva que impulse sus acciones. Pero la ira también puede ser un síntoma de algo más, dependiendo de la frecuencia y del grado en que sienta ira la persona.

La hostilidad significa estar listo para pelear todo el tiempo. Las personas hostiles suelen ser tercas, impacientes, impulsivas o tener una "actitud negativa". Con frecuencia se meten en peleas, o bien pueden sentir ganas de golpear algo o a alguien. La hostilidad las aísla de las demás personas.

La ira y la hostilidad constantes mantienen alta la presión arterial y elevan el riesgo de tener otro problema de salud, como depresión, ataque al corazón o ataque cerebral.

Los adolescentes que con frecuencia se sienten iracundos y hostiles también suelen sentirse más ansiosos, estresados, tristes y fatigados. Tienen más problemas con abuso de drogas y alcohol, con el tabaco y con trastornos alimenticios que los adolescentes con menor nivel de ira.

La conducta violenta suele empezar con amenazas verbales o con incidentes relativamente sin importancia, pero con el tiempo puede implicar daño físico. La conducta violenta es muy dañina, tanto física como emocionalmente. La conducta violenta puede reflejarse en maltrato físico, verbal o sexual contra el compañero íntimo (violencia doméstica), de un niño (maltrato de menores) o de un adulto mayor (maltrato de ancianos).

La violencia causa más lesiones y muertes en niños, adolescentes y jóvenes adultos que las enfermedades infecciosas, el cáncer o los defectos congénitos (de nacimiento). El asesinato, el suicidio y las lesiones violentas son las causas principales de muerte en niños. La violencia con armas de fuego es una de las causas principales de muertes de niños y adolescentes en los Estados Unidos.

Si usted se siente iracundo u hostil, o si usted tiene una conducta violenta, es importante que busque ayuda. Puede aprender maneras de controlar sus sentimientos y sus acciones. Comuníquese a la Línea de Ayuda Nacional para la Violencia Doméstica al 1-800-799-7233 (sin cargo) o al Departamento Nacional para Salud Mental al 1-888-793-4357 para que le asistan para encontrar la ayuda que necesite.

Evalúe sus síntomas para decidir si debería consultar a un médico y cuándo debería hacerlo.

Revise sus síntomas

¿Le preocupan el enojo, la hostilidad o la conducta violenta propios o de otra persona?
Concerned about anger, hostility, or violent behavior
No
Concerned about anger, hostility, or violent behavior
¿Qué edad tiene?
Menos de 12 años
Less than 12 years
12 años o más
12 years or older
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Male
Mujer
Female
¿Está pensando seriamente en suicidarse o en hacerle daño a otra persona en este momento?
Thinking seriously of committing suicide or harming someone else
No
Thinking seriously of committing suicide or harming someone else
¿Ha estado pensando mucho en la muerte o en el suicidio?
Frequent thoughts of death or suicide
No
Frequent thoughts of death or suicide
¿Su enojo u hostilidad, o los de otra persona, le causan problemas con otras personas?
Estos podrían incluir problemas laborales o en la escuela, problemas con extraños y problemas con amigos o familiares.
Anger causing problems with other people
No
Anger causing problems with other people
¿Le preocupa hacerse daño a usted mismo?
Esto puede incluir actos como cortarse, quemarse o estrangularse a propósito, o meterse objetos bajo la piel (como pedazos de metal, vidrio o madera). Por lo general, las personas que hacen esto no tratan de matarse, pero los resultados aún pueden ser muy peligrosos.
Concerns about self-harm
No
Concerns about self-harm

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

El riesgo de un intento de suicidio es más alto si:

  • Tiene los medios para suicidarse, como un arma o medicamentos.
  • Fijó un horario y un lugar para hacerlo.
  • Piensa que no hay otra manera de resolver el problema o de poner fin al dolor.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar).Es posible que necesite atención antes.

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Tratamiento en el hogar

Si usted se siente enojado, hostil o violento, es importante que busque ayuda. Puede aprender maneras de controlar sus sentimientos y sus acciones. Comuníquese a la Línea de Ayuda Nacional para la Violencia Doméstica al 1-800-799-7233 (sin cargo) o al Departamento Nacional para Salud Mental al 1-888-793-4357. Estas entidades le pueden asistir para encontrar la ayuda que necesite.

Usted puede controlar sus sentimientos de ira o hostilidad y evitar la violencia.

  • Piense antes de actuar. Dese un tiempo para parar y calmarse cuando sienta que se está poniendo iracundo. Cuente hasta 10 o practique alguna otra forma de relajación mental. Cuando se haya calmado, podrá manejar su conflicto más razonablemente.
  • Reconozca los sentimientos que suelen provocar estallidos de ira. ¿Tiene dificultad para manejar sentimientos de tristeza, confusión o desamparo? Identifique esos sentimientos y encuentre formas positivas de expresarlos.
  • Encuentre una explicación razonable para su ira. Si una persona suscita su ira, dígase a sí mismo que quizá esa persona está pasando por un mal día.
  • Evite las situaciones que desencadenen su ira.
    • Si le cuesta trabajo lidiar con el tráfico pesado, vea si puede ajustar su horario de trabajo para que no tenga que manejar en las horas de mayor tráfico.
    • Si le molesta hacer cola, realice sus recados en los horarios menos ocupados.
  • Evalúe las decisiones de su estilo de vida. La ira y la hostilidad podrían ser un síntoma de sentimientos de tristeza o depresión por su empleo, por su relación o por otros aspectos de su vida personal.
  • Observe cuándo empieza a sentir la ira y aprenda a expresar sus sentimientos de manera positiva. No ignore su ira hasta que usted "explote". Exprese su ira de manera saludable:
    • Tómese un tiempo de descanso. Vaya a algún lugar tranquilo que le dé tiempo para calmarse.
    • Dé gritos o alaridos en un lugar privado, no ante otras personas.
    • Vaya a dar una caminata corta o a trotar.
    • Hable de sus sentimientos con un amigo. Evite chismorrear de la persona con la que usted esté molesto.
    • Dibuje, pinte o escuche música para liberar la ira.
    • Escriba en su diario.
  • Adopte hábitos positivos para reemplazar su conducta agresiva. Al hablar de su ira, use oraciones que empiecen con "yo", no con "tú". Diga "Yo siento que no me valoran cuando no se cumplen mis necesidades", en lugar de "Tú me haces enojar cuando eres tan desconsiderado".
  • Escuche lo que tengan que decir las demás personas. Esto puede ser difícil. Trate de entender el punto de vista de la otra persona. Trate de entender para después ser entendido.
  • Explore otros recursos de que pueda disponer a través de su empleo o su comunidad.
    • Comuníquese con el departamento de recursos humanos en el trabajo para ver si ofrece servicios a través de algún programa de ayuda a los empleados.
    • Comuníquese con un hospital, establecimiento de salud mental o con el departamento de salud para ver qué tipo de programas o grupos de apoyo existen en su localidad.
  • Lea libros sobre la ira y cómo manejarla.
  • Perdone y luego olvide. Perdonar ayuda a bajar la presión arterial y a aliviar la tensión muscular, así que podrá sentirse más relajado.
  • Cuídese usted mismo.
    • Haga ejercicio con regularidad.
    • Siga una dieta balanceada. No se salte comidas.
    • Trate de dormir 8 horas cada noche.
    • Limite el consumo del alcohol y no use drogas ilegales.
  • Practique una técnica de relajación, como yoga, meditación o tai chi.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame a su médico para evaluar sus sentimientos si su enojo, su hostilidad o su conducta violenta se vuelven más frecuentes o graves.

Prevención

Para prevenir la ira y la hostilidad, y para evitar la violencia:

  • Busque formas no hostiles de resolver conflictos. Discutir está bien, e incluso es sano en tanto que no se vuelva violento.
  • Evite la violencia con revólveres y otras armas.
    • No le dé a sus niños o adolescentes acceso no supervisado a pistolas u otras armas peligrosas.
    • No tenga armas de fuego en su casa.
    • Si tiene armas de fuego en su casa, descárguelas y guárdelas bajo llave. Guarde las municiones bajo llave en otro lugar.
    • No tenga armas en un hogar donde haya una persona que tenga un problema con las drogas o con el alcohol, sea propensa a tener una conducta violenta o haya amenazado con suicidarse.
    • Asegúrese de que ninguna persona en su hogar tenga acceso a revólveres o a otras armas, a menos que sepa cómo usarlas en forma segura.
  • Tome medidas para llevar una vida saludable.
    • Realice algún tipo de actividad física en forma regular. Hacer ejercicio es una de las mejores maneras de descargar todos los tipos de estrés, incluido el enojo. Una caminata vigorosa es una buena forma de empezar. Para más información, vea el tema Acondicionamiento físico.
    • Siga una dieta balanceada. Recuerde tomar abundante agua.
    • Adopte un patrón saludable de sueño. Trate de dormir el mismo tiempo cada noche.
    • Limite el consumo de alcohol y no use otras drogas, como cocaína, crack o metanfetaminas. El alcohol y las drogas podrían empeorar sus sentimientos de ira y hostilidad y hacer que sean aún más difíciles de manejar. Para obtener más información, vea el tema Problemas con el alcohol y las drogas.
    • Practique una técnica de relajación, como yoga, meditación o tai chi.
  • Considere sus sentimientos antes de ponerse iracundo:
    • Hable de sus sentimientos con un amigo.
    • Dibuje o pinte para expresar sus sentimientos.
    • Escriba en su diario.
    • Piense en su relación con los demás. No pase tiempo con personas que puedan ponerlo iracundo o que aporten energía negativa a su vida.
  • Piense antes de actuar. Dese un tiempo para parar y calmarse cuando sienta que se está poniendo iracundo. Cuente hasta 10 o practique alguna otra forma de relajación mental. Cuando se haya calmado, podrá manejar su conflicto más razonablemente.
  • Enséñeles a sus hijos que la ira no es ninguna solución.
    • Deles a sus hijos amor y atención continuos.
    • Resuelva las discusiones sin gritos ni golpes.
    • No imponga castigos físicos, como palizas u otras formas de castigo corporal. Si necesita ayuda para controlar a sus hijos, piense en tomar un curso sobre crianza de los hijos.
    • Limite la exposición de su hijo a la televisión, el cine y los juegos de video. Mire la televisión junto con sus hijos para analizar o limitar el contenido violento.

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Usted puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar su afección preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Durante cuánto tiempo ha sentido que tiene un problema con la ira, la hostilidad o la conducta violenta?
  • ¿Qué le hace sentir mejor o peor? ¿Qué ha probado para controlar sus sentimientos o sus acciones?
  • Su consumo de alcohol o de drogas ilegales, ¿está causando sus sentimientos de ira, hostilidad o violencia? ¿Está consumiendo alcohol o drogas con el fin de "automedicarse" para aliviar sus síntomas?
  • Usted o algún familiar, ¿han recibido alguna vez un diagnóstico de depresión u otra enfermedad mental?
  • ¿Contribuyen los problemas laborales o de pareja a sus sentimientos de enojo? Piense acerca de estos problemas antes de su visita.
  • ¿Ha experimentado recientemente algún cambio de vida importante, como una mudanza, un trabajo nuevo, un divorcio, un matrimonio o la jubilación?
  • ¿Qué medicamentos recetados y sin receta toma?
  • ¿Tiene acceso a revólveres o a otras armas violentas?
  • ¿Tiene algún riesgo para la salud?

Mientras espera su cita, es posible que le resulte útil llevar un diario de sus sentimientos.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Emergency Medicine
Revisor médico especializado H. Michael O'Connor, MD - Emergency Medicine
Última revisión 23 diciembre, 2011

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.