Ablación con catéter para la fibrilación auricular

Generalidades del tratamiento

La ablación con catéter es un procedimiento mínimamente invasivo para tratar la fibrilación auricular. Puede aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

Durante la ablación, el médico destruye zonas diminutas del corazón que están descargando impulsos eléctricos anormales y que causan la fibrilación auricular.

Le darán algún medicamento para ayudarle a relajarse. Una anestesia local entumecerá el sitio donde le inserten el catéter. A veces, se usa anestesia general. El procedimiento se hace en un hospital donde lo puedan observar atentamente.

Se introducen alambres delgados y flexibles llamados catéteres en una vena, generalmente en la ingle o en el cuello, y se hacen llegar al corazón. Hay un electrodo en la punta de cada alambre. El electrodo envía ondas de radio que generan calor. Este calor destruye el tejido cardíaco que causa la fibrilación auricular o el tejido cardíaco que hace que la fibrilación siga ocurriendo. Otra opción es el uso de frío intenso para destruir el tejido cardíaco.

A veces, los impulsos anormales provienen del interior de una vena pulmonar y causan fibrilación auricular. (Las venas pulmonares devuelven la sangre de los pulmones al corazón). La ablación con catéter en una vena pulmonar puede obstruir estos impulsos e impedir que se produzca la fibrilación auricular.

Vea una presentación de diapositivas de la ablación con catéter para ver cómo funciona el sistema eléctrico del corazón, cómo se produce la fibrilación auricular y cómo se hace la ablación.

Fibrilación auricular: ¿Debería hacerme una ablación con catéter?

Ablación del nódulo AV

La ablación del nódulo AV es un procedimiento de ablación ligeramente diferente para la fibrilación auricular. La ablación del nódulo AV puede controlar los síntomas de la fibrilación auricular en algunas personas. Podría ser adecuada para usted si los medicamentos no han funcionado, si la ablación con catéter no detuvo su fibrilación auricular o si no pueden hacerle la ablación con catéter. Con la ablación del nódulo AV, se destruye todo el nódulo auriculoventricular (AV). Después de que se destruye el nódulo AV, este ya no puede enviar impulsos a las cavidades inferiores del corazón (ventrículos). Esto controla los síntomas de la fibrilación auricular.

Después de la ablación del nódulo AV, se necesita un marcapasos permanente para regular el ritmo cardíaco. La ablación nodular puede controlar la frecuencia cardíaca y reducir los síntomas, pero no previene ni cura la fibrilación auricular. La ablación del nódulo AV ayuda a aproximadamente 9 de cada 10 personas.nota 1 El procedimiento tiene un riesgo bajo de causar problemas significativos.nota 2

Vea una presentación de diapositivas de la ablación del nódulo AV para ver cómo funciona el sistema eléctrico del corazón, cómo se produce la fibrilación auricular y cómo se realiza la ablación del nódulo AV.

Qué esperar después del tratamiento

La recuperación de la ablación con catéter suele ser rápida. Es posible que esté hospitalizado por 1 o 2 días para que el médico pueda observarle el corazón.

Muchas personas piensan que realizarse una ablación implica que podrán dejar de tomar un anticoagulante, como la warfarina, todos los días para prevenir un ataque cerebral. Pero esto es cierto solo si su riesgo de tener un ataque cerebral es bajo. No se ha demostrado en estudios que la ablación para la fibrilación auricular reduzca el riesgo de ataque cerebral. De modo que usted todavía necesitará tomar un anticoagulante si su riesgo de ataque cerebral sigue siendo alto. Su médico puede hablarle acerca de su riesgo de tener un ataque cerebral.

Después de una ablación, podría tomar un medicamento antiarrítmico por algunos meses para ayudar a mantener el corazón latiendo a un ritmo normal.

Su médico podría pedirle que se tome el pulso en su casa para ver si es irregular. También podría usar un monitor de ECG ambulatorio (como un monitor Holter) en su casa para revisar su ritmo cardíaco.

Usted podría sentir síntomas, como palpitaciones, después del procedimiento de ablación. Estos síntomas podrían ocurrir mientras su corazón está sanando. A veces, los síntomas pueden sentirse de manera diferente después de la ablación en comparación con cómo se sentían antes del procedimiento. Durante las visitas de seguimiento, dígale a su médico si usted tiene síntomas. Si no se van después de unos pocos meses, es posible que necesite un segundo procedimiento de ablación.

Por qué se hace

La ablación se hace para terminar con la fibrilación auricular y aliviar los síntomas.

Usted y su médico pueden comprobar algunas cosas para ver si la ablación es una buena opción para usted. Estas cosas incluyen:nota 3, nota 4

  • El tipo de fibrilación auricular que tiene usted (paroxística o persistente).
  • La gravedad de los síntomas.
  • Si usted tiene un problema con la estructura de su corazón.
  • Si usted ya ha probado medicamentos para el ritmo cardíaco. Es posible que sus síntomas no hayan desaparecido o que tenga efectos secundarios con los que es difícil vivir.

La opción de hacerse una ablación con catéter también depende de lo que usted quiere.

La ablación con catéter tiene, en efecto, algunos riesgos graves, pero son poco frecuentes. Muchas personas deciden hacerse una ablación porque esperan sentirse mucho mejor después de la misma. Para ellos, esa esperanza justifica los riesgos. Sin embargo, los riesgos podrían no justificarse para las personas que tienen pocos síntomas o para aquellas personas con menos probabilidades de que la ablación las ayude.

Eficacia

La ablación con catéter puede detener la fibrilación auricular y puede aliviar los síntomas. Su médico puede ayudarle a decidir si la ablación es una buena opción basándose en su salud.

La ablación con catéter funciona mejor en personas que tienen fibrilación auricular paroxística (episodios que duran 7 días o menos) que en personas que tienen fibrilación auricular persistente (episodios que duran más de 7 días). Para ambos tipos, los episodios pueden desaparecer por sí solos o desaparecer después del tratamiento. La ablación podría tener menos probabilidades de funcionar mientras más tiempo alguien tenga fibrilación auricular persistente una persona.nota 4

La ablación es más eficaz para las personas jóvenes que tienen fibrilación auricular paroxística y poco o nada de enfermedad cardíaca estructural.

Las cosas que limitan la eficacia de la ablación con catéter incluyen edad avanzada, otros problemas cardíacos, obesidad y apnea del sueño.nota 4

La ablación con catéter todavía se está estudiando para ver su eficacia y su seguridad a largo plazo.

Fibrilación auricular paroxística
  • Las investigaciones demuestran que la ablación ayuda a más de 70 a 80 de cada 100 personas.nota 5 Esto significa que no ayuda en alrededor de 20 a 30 de cada 100 casos.
  • En una encuesta mundial, la ablación ayudó a 84 de cada 100 personas.nota 6
Fibrilación auricular persistente
  • La investigación indica que la ablación ayuda a aproximadamente 50 de cada 100 personas.nota 4, nota 1 Esto significa que no funciona en aproximadamente 50 de cada 100 casos.
  • En una encuesta mundial, la ablación ayudó a aproximadamente 65 de cada 100 personas.nota 6
Procedimientos reiterados de ablación

Si el primer procedimiento no elimina la fibrilación auricular por completo, tal vez tenga que hacerse la ablación otra vez. Las ablaciones reiteradas tienen una mayor probabilidad de éxito.

Las investigaciones indican que de 20 a 40 personas de cada 100 necesitan una segunda ablación. Esto significa que de 60 a 80 de cada 100 personas no necesitan otra ablación.nota 4

Riesgos

La ablación con catéter se considera segura. La mayoría de las personas están bien después de la misma.

Su médico puede ayudarle a decidir si los posibles beneficios de la ablación superan estos riesgos o no lo hacen:

Problemas durante el procedimiento

Si ocurren problemas durante el procedimiento, su médico está preparado para corregirlos inmediatamente. Se ha visto en estudios y en una encuesta mundial que ocurrieron problemas graves en aproximadamente 4 de cada 100 personas.nota 7, nota 6 Estos problemas incluyen un hoyo accidental en el corazón, la necesidad de cirugía de urgencia y daño nervioso en el pecho.

Los problemas poco comunes incluyen taponamiento cardíaco y ataque cerebral. Estos ocurren en aproximadamente 1 de cada 100 personas.nota 5 Esto significa que no ocurren en alrededor de 99 de cada 100 personas. Otro problema grave afecta la vena pulmonar y ocurre en alrededor de 1 a 6 de cada 100 personas.nota 5, nota 7 Esto significa que no ocurre en alrededor de 94 a 99 de cada 100 personas.

La muerte como consecuencia del procedimiento es muy rara. Sucede en alrededor de 1 de cada 1,000 personas.nota 5 Esto significa que 999 de cada 1,000 personas no mueren por este procedimiento.

Problemas después del procedimiento

Los problemas después del procedimiento pueden ser menores (como dolor leve) o graves (como sangrado). Su médico lo revisará atentamente después del procedimiento. Él o ella puede corregir la mayoría de estos problemas.

Los problemas más comunes están relacionados con el catéter que se introdujo en una vena. La mayoría de estos problemas de las venas no son significativos. Incluyen dolor, sangrado y moretones leves. De cada 100 personas, de 0 a 13 tienen problemas de las venas.nota 4 Esto significa que de 87 a 100 personas de cada 100 no los tienen. En una encuesta mundial, ocurrieron problemas graves de las venas en 1 de cada 100 personas.nota 6

Los problemas graves no son comunes. Estos problemas incluyen ataque cerebral y nuevos problemas del ritmo cardíaco. Un problema raro es un problema potencialmente mortal con el esófago (fístula auriculoesofágica) que ocurre en alrededor de 1 de cada 1,000 personas.nota 5 Esto quiere decir que no ocurre en 999 de cada 1,000 personas.

Para pensar

Determinadas personas no deberían hacerse una ablación

La ablación no es una opción para algunas personas, incluyendo aquellas que:

  • No pueden estar recostadas sin moverse ni cooperar con el médico que está haciendo el procedimiento.
  • Tienen antecedentes de problemas de sangrado.
  • Tienen un coágulo de sangre en la aurícula izquierda del corazón.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Morady F, Zipes DP (2012). Atrial fibrillation: Clinical features, mechanisms, and management. In RO Bonow et al., eds., Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine, 9th ed., vol. 1, pp. 825–844. Philadelphia: Saunders.
  2. Chatterjee NA, et al. (2012). Atrioventricular nodal ablation in atrial fibrillation: A meta-analysis and systematic review. Circulation: Arrhythmia and Electrophysiology: 5(1): 68–76.
  3. January CT, et al. (2014). 2014 AHA/ACC/HRS Guideline for the management of patients with atrial fibrillation: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines and the Heart Rhythm Society. Circulation, published online March 28, 2014. DOI: 10.1161/CIR.0000000000000041. Accessed April 18, 2014.
  4. Calkins H, et al. (2012). 2012 HRS/EHRA/ECAS expert consensus statement on catheter and surgical ablation of atrial fibrillation: Recommendations for patient selection, procedural techniques, patient management and follow-up, definitions, endpoints, and research trial design. A report of the Heart Rhythm Society (HRS) Task Force on Catheter and Surgical Ablation of Atrial Fibrillation. Heart Rhythm, 9(4): 632–696.e21.
  5. Tedrow UB, et al. (2011). Electrophysiology and catheter-ablative techniques. In V Fuster et al., eds., Hurst's The Heart, 13th ed., vol. 1, pp. 1058–1070. New York: McGraw-Hill.
  6. Cappato R, et al. (2010). Updated worldwide survey on the methods, efficacy, and safety of catheter ablation for human atrial fibrillation. Circulation: Arrhythmia and Electrophysiology, 3(1): 32–38.
  7. Agency for Healthcare Research and Quality (2009). Comparative Effectiveness of Radiofrequency Catheter Ablation for Atrial Fibrillation (AHRQ Publication No. 09-EDC015-EF). Rockville, MD: Agency for Healthcare Research and Quality. Also available online: http://www.effectivehealthcare.ahrq.gov/ehc/products/51/114/2009_0623RadiofrequencyFinal.pdf.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia
Revisor médico especializado John M. Miller, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia

Revisado20 febrero, 2015