• English

Síndrome del intestino irritable: ¿Debería realizarme pruebas para los síntomas del IBS?

Guía para decidir

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Síndrome del intestino irritable: ¿Debería realizarme pruebas para los síntomas del IBS?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Aceptar el diagnóstico de su médico de síndrome del intestino irritable. Probar el tratamiento en el hogar. Si ayuda a sus síntomas, podría sentirse más tranquilo al saber que tiene IBS en lugar de otro problema.
  • Realizarse pruebas para asegurarse de que no tiene un problema más grave.

Puntos clave para recordar

  • No existe ninguna prueba que pueda diagnosticar el síndrome del intestino irritable (IBS, por sus siglas en inglés). En lugar de ello, los expertos usan una serie de criterios que ayudan a su médico a decidir si usted tiene IBS. Probablemente, su médico le hará muchas preguntas acerca de sus síntomas para ver en qué medida sus síntomas coinciden con estos criterios.
  • Si sus síntomas mejoran con atención en el hogar y con cambios en su dieta, es probable que usted tenga IBS y que no necesite pruebas para la detección de otros problemas digestivos. Si sus síntomas no mejoran, su médico probablemente deseará que se realice algunas pruebas.
  • Si usted tiene IBS, los resultados de sus pruebas para la detección de otros problemas digestivos serán normales. Una prueba con resultados anormales podría significar que usted tiene un problema que no es IBS.
  • Si sus pruebas son todas normales y sus síntomas coinciden con los síntomas comunes de las personas que tienen IBS, probablemente no tenga un problema grave. Luego, usted y su médico pueden concentrarse en aliviar sus síntomas para que no interfieran en su vida.
  • Cuando tenga que decidir si realizarse o no las pruebas, evalúe sus probabilidades de tener un problema más grave en comparación con los riesgos, las molestias y los costos de las pruebas.
  • Si cualquiera de los siguientes factores se aplican a usted, es probable que su médico desee realizarle pruebas para asegurarse de que no tenga un problema más grave:
    • Tiene más de 50 años.
    • Tiene sangre o pus en las heces.
    • Sus síntomas se han desarrollado rápidamente en las últimas semanas a meses.
    • Ha tenido pérdida de peso de origen desconocido, fiebre o diarrea por la noche.
    • Su dolor le despierta por la noche.
PMCs

¿Qué es el síndrome del intestino irritable?

El síndrome del intestino irritable es un problema digestivo común. Muchas personas tienen síntomas del IBS (como diarrea, estreñimiento, abotagamiento y dolor de estómago) y nunca consultan a un médico acerca de ellos. Otras personas podrían decidir consultar a un médico debido a que les preocupan sus síntomas o a que los síntomas están afectando su vida.

No está claro qué causa el síndrome del intestino irritable, y la causa puede ser diferente para diferentes personas. Algunas ideas acerca de la causa del IBS incluyen problemas con la manera en que las señales se envían entre el cerebro y el tubo digestivo, problemas para digerir ciertos alimentos, y estrés o ansiedad. Las personas con IBS podrían tener intestinos muy sensibles o problemas con el movimiento de los músculos del intestino.

No existe ninguna prueba que pueda diagnosticar el IBS. En lugar de ello, los expertos usan una serie de criterios que ayudan a su médico a decidir si usted podría tener IBS. Probablemente, su médico le hará muchas preguntas acerca de sus síntomas para ver en qué medida sus síntomas coinciden con estos criterios.

Tratar los síntomas del IBS puede mejorar su calidad de vida. Sin embargo, aun con un buen tratamiento, podría seguir teniendo algunos síntomas.

¿Qué pruebas debería realizarse si tiene síntomas?

Si se realiza pruebas, su médico decidirá qué pruebas le realizará, en parte, en función de qué síntomas le molestan más.

En su primera visita, es posible que su médico le recomiende algunas de estas pruebas:

  • Un historial de salud y un examen físico
  • Un análisis de sangre para detectar enfermedad celíaca. Muchos médicos hacen esta prueba, porque los síntomas del IBS y la enfermedad celíaca pueden ser los mismos.
  • Pruebas de detección de la intolerancia a la lactosa. Realizar una prueba del aliento o probar una dieta libre de lactosa podrían indicar que usted tiene problemas para digerir la lactosa.
  • Análisis de sangre. Pueden indicar una enfermedad o una infección.
  • Análisis de heces, que podrían incluir pruebas para detectar sangre en las heces (análisis de sangre oculta en heces), infección (cultivo de heces) o parásitos (examen de huevos y parásitos)

Su médico también podría recomendarle otras pruebas que no figuran en esta lista, como la sigmoidoscopia flexible o la colonoscopia. La decisión de realizarse pruebas antes de probar el tratamiento en el hogar podría depender de su edad y de los antecedentes de salud, y de cuáles son las pruebas que más usa su médico.

Si usted tiene una prueba con resultados anormales, eso podría significar que tiene un problema que no es IBS. También podría tener tanto IBS como otro problema.

¿Cómo puede tratar los síntomas del IBS en el hogar?

Por lo general, el tratamiento incluye hacer cambios en su dieta y su estilo de vida. Usted también podría intentar:

  • Aumentar la fibra en su dieta. Intente comer más frutas frescas (como frambuesas, peras y manzanas) y verduras frescas (como zanahorias y espinacas). También intente comer más panes integrales y cereales.
  • Evitar o limitar los alimentos o las bebidas que producen gases. Estos incluyen los frijoles (habichuelas) y el repollo, el chicle y las golosinas sin azúcar, la cafeína y el alcohol.
  • Reducir el estrés.
    • Haga ejercicio de manera regular.
    • Lleve un registro o diario de los eventos de su vida para intentar encontrar una relación entre el estrés y sus síntomas.
    • Disfrute los pasatiempos y otras actividades que le ayuden a relajarse.
    • Obtenga asesoría psicológica si necesita ayuda para reducir el estrés.

¿Qué puede hacer con la información que obtiene de estas pruebas?

Si sus pruebas son todas normales y sus síntomas coinciden con los síntomas que son comunes en las personas con IBS, es posible que se sienta más tranquilo al saber que no tiene un problema grave. Entonces, usted y su médico pueden concentrarse en tratar sus síntomas para que no interfieran en su vida.

Si las pruebas detectan que usted tiene otro problema, usted y su médico elaborarán un plan para tratarlo.

¿Qué nuevos problemas podrían desarrollarse si se realiza pruebas?

La mayoría de las pruebas tienen algunos riesgos. Sin embargo, la probabilidad de que surja un problema grave debido a una prueba es baja.

Algunas de las pruebas, como la sigmoidoscopia flexible o la colonoscopia, podrían ser incómodas. A las personas con IBS estas pruebas podrían resultarles más incómodas que a las personas que no tienen IBS.

¿Cuáles son los riesgos de no realizarse pruebas?

Por lo general, existe un riesgo pequeño en no realizarse pruebas si sus síntomas coinciden con los del IBS. Cuantos más de estos síntomas tenga, más probabilidades habrá de que tenga IBS.

Si usted tiene un problema más grave, es probable que sus síntomas empeoren.

Los "síntomas de alarma" también podrían indicar que usted tiene un problema más grave. Estos síntomas incluyen:

  • Fiebre.
  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Sangre en las heces.
  • Anemia.

Si tiene cualquiera de estos síntomas de alarma o si sus síntomas empeoran, su médico probablemente le recomendará pruebas. Si tiene antecedentes familiares de cáncer de colon o enfermedad inflamatoria intestinal, su médico probablemente le recomendará pruebas.

¿Por qué podría su médico recomendarle pruebas si tiene síntomas del IBS?

Su médico podría recomendarle pruebas si:

  • Sus síntomas están empeorando.
  • Sus síntomas se han desarrollado rápidamente en las últimas semanas a meses.
  • Sus síntomas no coinciden con los de la mayoría de las personas que tienen IBS.
  • Tiene más de 50 años.
  • Tiene sangre o pus en las heces.
  • Tiene síntomas de alarma, como pérdida de peso de origen desconocido, fiebre o diarrea por la noche.
  • Su dolor suele despertarlo por la noche.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Realizarse pruebas porque tiene síntomas del IBS Realizarse pruebas porque tiene síntomas del IBS
  • Usted sigue las indicaciones de su médico, a fin de prepararse para la prueba.
  • Si las pruebas no detectan ningún problema, es probable que tenga IBS.
  • Saber que no tiene un problema grave podría brindarle tranquilidad.
  • Si la prueba detecta algún problema, puede comenzar a tratarlo.
  • Las pruebas pueden ser incómodas y costosas.
No realizarse pruebas No realizarse pruebas
  • Usted trata los síntomas en el hogar. Usted evita alimentos que empeoran sus síntomas. También puede intentar reducir el estrés.
  • Si el tratamiento en el hogar no alivia sus síntomas, puede decidir realizarse pruebas.
  • La atención en el hogar podría aliviar o eliminar sus síntomas.
  • Si la atención en el hogar alivia sus síntomas, usted puede estar tranquilo al saber que no tiene un problema grave.
  • Usted evita la molestia y los costos de las pruebas.
  • La atención en el hogar podría no aliviar completamente sus síntomas.
  • Es posible que usted no sepa con certeza si tiene un problema grave.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de realizarse pruebas para detectar el síndrome del intestino irritable

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

He tenido "estómago nervioso" desde que estaba en la escuela primaria. Cuando tenía que dar una prueba importante o cuando estaba nerviosa por algo, siempre tenía retortijones estomacales y diarrea. Recientemente, acepté un trabajo nuevo en otra ciudad. Pareciera que he tenido diarrea desde que comencé este trabajo. Fui a ver a mi médica al respecto porque estaba preocupándome un poco. Ella me hizo muchas preguntas y algunos análisis de sangre. Dijo que parecía muy probable que tuviera síndrome del intestino irritable y que sería razonable hacer más pruebas, pero no creía que fuera verdaderamente necesario. Me sentí mucho mejor después de hablar con ella, por lo que acordamos que esperaría otro mes aproximadamente para ver qué sucede. Luego, volveremos a hablar y veremos si aún tengo síntomas antes de decidir realizarme más pruebas.

Janna, 35 años

Me puse nerviosa por mis síntomas intestinales cuando a una amiga mía le diagnosticaron cáncer de colon. No sé qué síntomas tenía ella, pero eso hizo que me preocupara mucho. Consulté a mi médico, y él me hizo un examen minucioso y muchas preguntas. Dijo que mis síntomas eran muy similares a los de las personas que tienen síndrome del intestino irritable. Le pregunté cómo podía estar seguro sin hacer ninguna prueba. Dijo que no podía estar absolutamente seguro, pero que confiaba en que yo no tenía nada más grave. Le dije que estaba realmente preocupada y que me sentiría mejor si me hacía algunas pruebas. Por eso, estoy recibiendo tratamiento en el hogar e iré la próxima semana para hacerme algunas pruebas. Aun si estas no muestran nada, sé que dormiré más tranquila.

Teresa, 29 años

En mi última visita médica, hablamos acerca de mis síntomas de retortijones, abotagamiento y estreñimiento. He tenido estos síntomas, aproximadamente, durante los últimos 20 años. Mi médico me recordó que a veces el estreñimiento puede ser un síntoma de cáncer de colon y sugirió que habláramos acerca de si debería realizarme o no una colonoscopia. Como he tenido síntomas por tanto tiempo, acordamos intentar aumentar la fibra en mi dieta y volver a hablar en algunas semanas más. No estoy demasiado preocupado, ya que he tenido estos síntomas durante mucho tiempo.

Daniel, 45 años

Mi médico me diagnosticó síndrome del intestino irritable en mi última visita. Pero no puedo dejar de preguntarme si tengo algún problema más grave. Estuve haciendo todo lo que se supone que ayudaría a aliviar mis síntomas, pero sigo teniéndolos, aunque definitivamente hayan mejorado. Voy a preguntarle a mi médico si es razonable que haga más pruebas para averiguar si podría estar sucediendo algo más.

Marcie, 37 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para realizarse pruebas porque tiene síntomas del IBS

Motivos para no realizarse pruebas

Aun si la atención en el hogar ayuda a aliviar mis síntomas, me preocupará la idea de tener algo grave.

Si la atención en el hogar ayuda a aliviar mis síntomas, no me preocupará la idea de tener algo grave.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No deseo esperar y ver si la atención en el hogar elimina mis síntomas.

Deseo dar una oportunidad a la atención en el hogar para aliviar mis síntomas.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me molesta si las pruebas son un poco incómodas.

No deseo realizarme pruebas que podrían ser incómodas, a menos que tenga que hacerlo.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me molesta realizarme pruebas que podrían ser costosas.

No puedo afrontar las pruebas costosas.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Realizarse pruebas

NO realizarse pruebas

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

¿Pueden las pruebas indicar que usted tiene IBS?

  • Lo lamento, eso no es correcto. No existe ninguna prueba que diagnostique el IBS. Los médicos diagnostican el IBS usando una lista de síntomas comunes a las personas que tienen IBS.
  • NoEs correcto. No existe ninguna prueba que diagnostique el IBS. Los médicos diagnostican el IBS usando una lista de síntomas comunes a las personas que tienen IBS.
  • No estoy seguro.Es posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". No existe ninguna prueba que diagnostique el IBS. Los médicos diagnostican el IBS usando una lista de síntomas comunes a las personas que tienen IBS.
2.

¿Debería realizarse pruebas si sus síntomas del IBS mejoran con atención en el hogar y con cambios en su dieta?

  • No, eso no es correcto. Si sus síntomas mejoran con atención en el hogar y con cambios en su dieta, es probable que tenga IBS y que no necesite pruebas.
  • NoEs correcto. Si sus síntomas mejoran con atención en el hogar y con cambios en su dieta, es probable que tenga IBS y que no necesite pruebas.
  • No estoy seguro.Es posible que volver atrás y leer "Puntos clave para recordar" le ayude. Si sus síntomas mejoran con atención en el hogar y con cambios en su dieta, es probable que tenga IBS y que no necesite pruebas.
3.

¿Las pruebas con resultados normales significan que usted no tiene IBS?

  • Lo lamento, eso no es correcto. Las pruebas con resultados normales significan que probablemente usted tiene IBS. Las pruebas buscarán otros problemas de salud que podrían causar sus síntomas. Por eso, las pruebas con resultados anormales podrían significar que usted tiene otro problema.
  • NoEs correcto. Las pruebas con resultados normales significan que probablemente usted tiene IBS. Las pruebas buscarán otros problemas de salud que podrían causar sus síntomas. Por eso, las pruebas con resultados anormales podrían significar que usted tiene otro problema.
  • No estoy seguro.Es posible que volver atrás y leer "Puntos clave para recordar" le ayude. Las pruebas con resultados normales significan que probablemente usted tiene IBS. Las pruebas buscan otros problemas. Por eso, las pruebas con resultados anormales podrían significar que usted tiene otro problema.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioE. Gregory Thompson, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializadoArvydas D. Vanagunas, MD - Gastroenterology
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Síndrome del intestino irritable: ¿Debería realizarme pruebas para los síntomas del IBS?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Aceptar el diagnóstico de su médico de síndrome del intestino irritable. Probar el tratamiento en el hogar. Si ayuda a sus síntomas, podría sentirse más tranquilo al saber que tiene IBS en lugar de otro problema.
  • Realizarse pruebas para asegurarse de que no tiene un problema más grave.

Puntos clave para recordar

  • No existe ninguna prueba que pueda diagnosticar el síndrome del intestino irritable (IBS, por sus siglas en inglés). En lugar de ello, los expertos usan una serie de criterios que ayudan a su médico a decidir si usted tiene IBS. Probablemente, su médico le hará muchas preguntas acerca de sus síntomas para ver en qué medida sus síntomas coinciden con estos criterios.
  • Si sus síntomas mejoran con atención en el hogar y con cambios en su dieta, es probable que usted tenga IBS y que no necesite pruebas para la detección de otros problemas digestivos. Si sus síntomas no mejoran, su médico probablemente deseará que se realice algunas pruebas.
  • Si usted tiene IBS, los resultados de sus pruebas para la detección de otros problemas digestivos serán normales. Una prueba con resultados anormales podría significar que usted tiene un problema que no es IBS.
  • Si sus pruebas son todas normales y sus síntomas coinciden con los síntomas comunes de las personas que tienen IBS, probablemente no tenga un problema grave. Luego, usted y su médico pueden concentrarse en aliviar sus síntomas para que no interfieran en su vida.
  • Cuando tenga que decidir si realizarse o no las pruebas, evalúe sus probabilidades de tener un problema más grave en comparación con los riesgos, las molestias y los costos de las pruebas.
  • Si cualquiera de los siguientes factores se aplican a usted, es probable que su médico desee realizarle pruebas para asegurarse de que no tenga un problema más grave:
    • Tiene más de 50 años.
    • Tiene sangre o pus en las heces.
    • Sus síntomas se han desarrollado rápidamente en las últimas semanas a meses.
    • Ha tenido pérdida de peso de origen desconocido, fiebre o diarrea por la noche.
    • Su dolor le despierta por la noche.
PMCs

¿Qué es el síndrome del intestino irritable?

El síndrome del intestino irritable es un problema digestivo común. Muchas personas tienen síntomas del IBS (como diarrea, estreñimiento, abotagamiento y dolor de estómago) y nunca consultan a un médico acerca de ellos. Otras personas podrían decidir consultar a un médico debido a que les preocupan sus síntomas o a que los síntomas están afectando su vida.

No está claro qué causa el síndrome del intestino irritable, y la causa puede ser diferente para diferentes personas. Algunas ideas acerca de la causa del IBS incluyen problemas con la manera en que las señales se envían entre el cerebro y el tubo digestivo , problemas para digerir ciertos alimentos, y estrés o ansiedad. Las personas con IBS podrían tener intestinos muy sensibles o problemas con el movimiento de los músculos del intestino.

No existe ninguna prueba que pueda diagnosticar el IBS. En lugar de ello, los expertos usan una serie de criterios que ayudan a su médico a decidir si usted podría tener IBS. Probablemente, su médico le hará muchas preguntas acerca de sus síntomas para ver en qué medida sus síntomas coinciden con estos criterios.

Tratar los síntomas del IBS puede mejorar su calidad de vida. Sin embargo, aun con un buen tratamiento, podría seguir teniendo algunos síntomas.

¿Qué pruebas debería realizarse si tiene síntomas?

Si se realiza pruebas, su médico decidirá qué pruebas le realizará, en parte, en función de qué síntomas le molestan más.

En su primera visita, es posible que su médico le recomiende algunas de estas pruebas:

  • Un historial de salud y un examen físico
  • Un análisis de sangre para detectar enfermedad celíaca. Muchos médicos hacen esta prueba, porque los síntomas del IBS y la enfermedad celíaca pueden ser los mismos.
  • Pruebas de detección de la intolerancia a la lactosa. Realizar una prueba del aliento o probar una dieta libre de lactosa podrían indicar que usted tiene problemas para digerir la lactosa.
  • Análisis de sangre. Pueden indicar una enfermedad o una infección.
  • Análisis de heces, que podrían incluir pruebas para detectar sangre en las heces (análisis de sangre oculta en heces), infección (cultivo de heces) o parásitos (examen de huevos y parásitos)

Su médico también podría recomendarle otras pruebas que no figuran en esta lista, como la sigmoidoscopia flexible o la colonoscopia. La decisión de realizarse pruebas antes de probar el tratamiento en el hogar podría depender de su edad y de los antecedentes de salud, y de cuáles son las pruebas que más usa su médico.

Si usted tiene una prueba con resultados anormales, eso podría significar que tiene un problema que no es IBS. También podría tener tanto IBS como otro problema.

¿Cómo puede tratar los síntomas del IBS en el hogar?

Por lo general, el tratamiento incluye hacer cambios en su dieta y su estilo de vida. Usted también podría intentar:

  • Aumentar la fibra en su dieta. Intente comer más frutas frescas (como frambuesas, peras y manzanas) y verduras frescas (como zanahorias y espinacas). También intente comer más panes integrales y cereales.
  • Evitar o limitar los alimentos o las bebidas que producen gases. Estos incluyen los frijoles (habichuelas) y el repollo, el chicle y las golosinas sin azúcar, la cafeína y el alcohol.
  • Reducir el estrés.
    • Haga ejercicio de manera regular.
    • Lleve un registro o diario de los eventos de su vida para intentar encontrar una relación entre el estrés y sus síntomas.
    • Disfrute los pasatiempos y otras actividades que le ayuden a relajarse.
    • Obtenga asesoría psicológica si necesita ayuda para reducir el estrés.

¿Qué puede hacer con la información que obtiene de estas pruebas?

Si sus pruebas son todas normales y sus síntomas coinciden con los síntomas que son comunes en las personas con IBS, es posible que se sienta más tranquilo al saber que no tiene un problema grave. Entonces, usted y su médico pueden concentrarse en tratar sus síntomas para que no interfieran en su vida.

Si las pruebas detectan que usted tiene otro problema, usted y su médico elaborarán un plan para tratarlo.

¿Qué nuevos problemas podrían desarrollarse si se realiza pruebas?

La mayoría de las pruebas tienen algunos riesgos. Sin embargo, la probabilidad de que surja un problema grave debido a una prueba es baja.

Algunas de las pruebas, como la sigmoidoscopia flexible o la colonoscopia, podrían ser incómodas. A las personas con IBS estas pruebas podrían resultarles más incómodas que a las personas que no tienen IBS.

¿Cuáles son los riesgos de no realizarse pruebas?

Por lo general, existe un riesgo pequeño en no realizarse pruebas si sus síntomas coinciden con los del IBS. Cuantos más de estos síntomas tenga, más probabilidades habrá de que tenga IBS.

Si usted tiene un problema más grave, es probable que sus síntomas empeoren.

Los "síntomas de alarma" también podrían indicar que usted tiene un problema más grave. Estos síntomas incluyen:

  • Fiebre.
  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Sangre en las heces.
  • Anemia.

Si tiene cualquiera de estos síntomas de alarma o si sus síntomas empeoran, su médico probablemente le recomendará pruebas. Si tiene antecedentes familiares de cáncer de colon o enfermedad inflamatoria intestinal, su médico probablemente le recomendará pruebas.

¿Por qué podría su médico recomendarle pruebas si tiene síntomas del IBS?

Su médico podría recomendarle pruebas si:

  • Sus síntomas están empeorando.
  • Sus síntomas se han desarrollado rápidamente en las últimas semanas a meses.
  • Sus síntomas no coinciden con los de la mayoría de las personas que tienen IBS.
  • Tiene más de 50 años.
  • Tiene sangre o pus en las heces.
  • Tiene síntomas de alarma, como pérdida de peso de origen desconocido, fiebre o diarrea por la noche.
  • Su dolor suele despertarlo por la noche.

2. Compare sus opciones

 Realizarse pruebas porque tiene síntomas del IBSNo realizarse pruebas
¿Qué implica generalmente?
  • Usted sigue las indicaciones de su médico, a fin de prepararse para la prueba.
  • Usted trata los síntomas en el hogar. Usted evita alimentos que empeoran sus síntomas. También puede intentar reducir el estrés.
  • Si el tratamiento en el hogar no alivia sus síntomas, puede decidir realizarse pruebas.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Si las pruebas no detectan ningún problema, es probable que tenga IBS.
  • Saber que no tiene un problema grave podría brindarle tranquilidad.
  • Si la prueba detecta algún problema, puede comenzar a tratarlo.
  • La atención en el hogar podría aliviar o eliminar sus síntomas.
  • Si la atención en el hogar alivia sus síntomas, usted puede estar tranquilo al saber que no tiene un problema grave.
  • Usted evita la molestia y los costos de las pruebas.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Las pruebas pueden ser incómodas y costosas.
  • La atención en el hogar podría no aliviar completamente sus síntomas.
  • Es posible que usted no sepa con certeza si tiene un problema grave.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de realizarse pruebas para detectar el síndrome del intestino irritable

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"He tenido "estómago nervioso" desde que estaba en la escuela primaria. Cuando tenía que dar una prueba importante o cuando estaba nerviosa por algo, siempre tenía retortijones estomacales y diarrea. Recientemente, acepté un trabajo nuevo en otra ciudad. Pareciera que he tenido diarrea desde que comencé este trabajo. Fui a ver a mi médica al respecto porque estaba preocupándome un poco. Ella me hizo muchas preguntas y algunos análisis de sangre. Dijo que parecía muy probable que tuviera síndrome del intestino irritable y que sería razonable hacer más pruebas, pero no creía que fuera verdaderamente necesario. Me sentí mucho mejor después de hablar con ella, por lo que acordamos que esperaría otro mes aproximadamente para ver qué sucede. Luego, volveremos a hablar y veremos si aún tengo síntomas antes de decidir realizarme más pruebas."

— Janna, 35 años

"Me puse nerviosa por mis síntomas intestinales cuando a una amiga mía le diagnosticaron cáncer de colon. No sé qué síntomas tenía ella, pero eso hizo que me preocupara mucho. Consulté a mi médico, y él me hizo un examen minucioso y muchas preguntas. Dijo que mis síntomas eran muy similares a los de las personas que tienen síndrome del intestino irritable. Le pregunté cómo podía estar seguro sin hacer ninguna prueba. Dijo que no podía estar absolutamente seguro, pero que confiaba en que yo no tenía nada más grave. Le dije que estaba realmente preocupada y que me sentiría mejor si me hacía algunas pruebas. Por eso, estoy recibiendo tratamiento en el hogar e iré la próxima semana para hacerme algunas pruebas. Aun si estas no muestran nada, sé que dormiré más tranquila."

— Teresa, 29 años

"En mi última visita médica, hablamos acerca de mis síntomas de retortijones, abotagamiento y estreñimiento. He tenido estos síntomas, aproximadamente, durante los últimos 20 años. Mi médico me recordó que a veces el estreñimiento puede ser un síntoma de cáncer de colon y sugirió que habláramos acerca de si debería realizarme o no una colonoscopia. Como he tenido síntomas por tanto tiempo, acordamos intentar aumentar la fibra en mi dieta y volver a hablar en algunas semanas más. No estoy demasiado preocupado, ya que he tenido estos síntomas durante mucho tiempo."

— Daniel, 45 años

"Mi médico me diagnosticó síndrome del intestino irritable en mi última visita. Pero no puedo dejar de preguntarme si tengo algún problema más grave. Estuve haciendo todo lo que se supone que ayudaría a aliviar mis síntomas, pero sigo teniéndolos, aunque definitivamente hayan mejorado. Voy a preguntarle a mi médico si es razonable que haga más pruebas para averiguar si podría estar sucediendo algo más."

— Marcie, 37 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para realizarse pruebas porque tiene síntomas del IBS

Motivos para no realizarse pruebas

Aun si la atención en el hogar ayuda a aliviar mis síntomas, me preocupará la idea de tener algo grave.

Si la atención en el hogar ayuda a aliviar mis síntomas, no me preocupará la idea de tener algo grave.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No deseo esperar y ver si la atención en el hogar elimina mis síntomas.

Deseo dar una oportunidad a la atención en el hogar para aliviar mis síntomas.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me molesta si las pruebas son un poco incómodas.

No deseo realizarme pruebas que podrían ser incómodas, a menos que tenga que hacerlo.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me molesta realizarme pruebas que podrían ser costosas.

No puedo afrontar las pruebas costosas.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Realizarse pruebas

NO realizarse pruebas

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. ¿Pueden las pruebas indicar que usted tiene IBS?

  • No
  • No estoy seguro.
Es correcto. No existe ninguna prueba que diagnostique el IBS. Los médicos diagnostican el IBS usando una lista de síntomas comunes a las personas que tienen IBS.

2. ¿Debería realizarse pruebas si sus síntomas del IBS mejoran con atención en el hogar y con cambios en su dieta?

  • No
  • No estoy seguro.
Es correcto. Si sus síntomas mejoran con atención en el hogar y con cambios en su dieta, es probable que tenga IBS y que no necesite pruebas.

3. ¿Las pruebas con resultados normales significan que usted no tiene IBS?

  • No
  • No estoy seguro.
Es correcto. Las pruebas con resultados normales significan que probablemente usted tiene IBS. Las pruebas buscarán otros problemas de salud que podrían causar sus síntomas. Por eso, las pruebas con resultados anormales podrían significar que usted tiene otro problema.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioE. Gregory Thompson, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializadoArvydas D. Vanagunas, MD - Gastroenterology

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.