• English

Hipotiroidismo

Generalidades del tema

La glándula tiroidea y su ubicación

¿Es para usted este tema?

Este tema le proporciona información sobre el hipotiroidismo. Hipotiroidismo significa que la tiroides no produce suficiente hormona tiroidea. Si está buscando información sobre cuándo la tiroides produce hormona tiroidea en exceso, vea el tema Hipertiroidismo.

¿Qué es el hipotiroidismo?

Hipotiroidismo significa que la tiroides no produce suficiente hormona tiroidea. La tiroides es una glándula con forma de mariposa ubicada en la parte frontal del cuello. Produce hormonas que controlan la forma en que el cuerpo usa la energía.

Tener un nivel bajo de hormona tiroidea afecta a todo el cuerpo. Puede hacerle sentir cansado y débil. Si no se trata el hipotiroidismo, puede elevar sus niveles de colesterol. Durante el embarazo, el hipotiroidismo sin tratar puede hacerle daño a su bebé. Pero el hipotiroidismo puede tratarse con medicamentos que pueden ayudarle a volver a sentirse como siempre.

Las personas de cualquier edad pueden desarrollar hipotiroidismo, pero los adultos mayores tienen más probabilidades de desarrollarlo. Las mujeres de 60 años o más tienen el riesgo más alto. Usted tiene más probabilidades de contraer la enfermedad si tiene antecedentes familiares.

¿Cuál es la causa del hipotiroidismo?

En los Estados Unidos, la causa más común es la tiroiditis de Hashimoto. Esta hace que el sistema inmunitario del cuerpo ataque al tejido de la tiroides. Como resultado, la glándula no puede producir suficiente hormona tiroidea.

Otros factores que pueden provocar niveles bajos de hormona tiroidea incluyen cirugía para extirpar la glándula tiroidea y radioterapia para el cáncer. Las causas menos comunes incluyen infecciones virales y algunos medicamentos, como la amiodarona y el litio.

¿Cuáles son los síntomas?

El hipotiroidismo puede causar muchos síntomas diferentes, como:

  • Sentirse cansado, débil o deprimido.
  • Piel seca y uñas quebradizas.
  • Incapacidad de soportar el frío.
  • Estreñimiento.
  • Problemas de memoria o dificultad para pensar con claridad.
  • Tiene períodos menstruales abundantes o irregulares.

Los síntomas ocurren lentamente con el tiempo. Al principio podría no notarlos, o podría confundirlos con el envejecimiento normal. Consulte a su médico si tiene síntomas como estos que empeoran o no desaparecen.

¿Cómo se diagnostica el hipotiroidismo?

Su médico hará preguntas acerca de sus síntomas. También se le realizará un examen físico. Si su médico cree que tiene hipotiroidismo, un simple análisis de sangre puede mostrar si su nivel de hormona tiroidea es demasiado bajo.

¿Cómo se trata?

Por lo general, los médicos recetan pastillas para tratar el hipotiroidismo. La mayoría de las personas comienzan a sentirse mejor en una o dos semanas. Es probable que sus síntomas desaparezcan dentro de algunos meses. Pero es probable que deba seguir tomando las pastillas de ahora en adelante.

Es importante tomar sus medicamentos exactamente como lo indique su médico. También tendrá que realizar visitas de seguimiento a su médico para asegurarse de que recibe la dosis correcta. Recibir demasiada o muy poca cantidad de hormona tiroidea puede causar problemas.

Si tiene hipotiroidismo leve, es posible que no necesite tratamiento ahora. Pero es recomendable que preste mucha atención a las señales que indican que la enfermedad está empeorando.

Si le diagnostican hipotiroidismo grave, tendrá que recibir tratamiento de inmediato en el hospital. El hipotiroidismo grave puede provocar una enfermedad poco frecuente pero peligrosa que se llama coma mixedematoso.

¿Debería hacerse una prueba de detección de hipotiroidismo?

Es importante prestar atención a las señales de la enfermedad, de manera que pueda tratarse de inmediato. Estas señales podrían pasar fácilmente inadvertidas, por lo que realizarse pruebas es una buena idea para:

  • Adultos mayores, especialmente mujeres mayores de 60 años.
  • Personas que tienen antecedentes familiares de problemas de la glándula tiroidea.
  • Personas que tienen artritis reumatoide y diabetes.
  • Mujeres embarazadas.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca del hipotiroidismo:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Cómo vivir con hipotiroidismo:

Causa

En los Estados Unidos, la causa más común de hipotiroidismo es la tiroiditis de Hashimoto. Esta es una afección que hace que las defensas naturales del cuerpo (el sistema inmunitario) produzcan anticuerpos que con el tiempo destruyen el tejido de la tiroides. Como resultado, la glándula tiroidea no puede producir suficiente hormona tiroidea.

La deficiencia de yodo es la causa número uno de hipotiroidismo en todo el mundo. Pero el yodo que se añade a la sal, a los alimentos y al agua casi ha eliminado este problema en los EE. UU. y otros países occidentales.

Otras causas comunes de hipotiroidismo incluyen:

  • Cirugía de tiroides. Podría extirparse una parte o la totalidad de la glándula tiroidea para tratar trastornos, como el exceso de hormona tiroidea (hipertiroidismo), agrandamiento de la glándula tiroidea (bocio) que produce dificultad para tragar, cáncer de tiroides o nódulos tiroideos que podrían ser hiperactivos o cancerosos. El hipotiroidismo ocurre cuando se extirpa la glándula tiroidea o cuando el tejido de la tiroides restante no funciona en forma adecuada.
  • Terapia de yodo radiactivo, que suele usarse para tratar el hipertiroidismo. La terapia de yodo radiactivo puede destruir la glándula tiroidea y provocar hipotiroidismo.
  • La radiación de haz externo, que se usa para tratar algunos cánceres, como el linfoma de Hodgkin. Este tratamiento de radiación puede destruir la glándula tiroidea.

Entre las causas menos comunes se incluyen:

  • Infecciones. Las infecciones virales y bacterianas pueden causar daño temporalmente a la glándula tiroidea. Esto provoca una forma de la afección a corto plazo. Por lo general, el hipotiroidismo causado por infección no resulta en hipotiroidismo permanente.
  • Medicamentos. Algunos medicamentos pueden interferir en la producción normal de hormona tiroidea. El litio es uno de los medicamentos más comunes que causa hipotiroidismo. Otros incluyen amiodarona (como Cordarone o Pacerone) e interferón alfa (como Intron A o Roferon A).
  • En casos poco frecuentes, los trastornos de la glándula pituitaria o del hipotálamo (formas secundarias y terciarias de hipotiroidismo). La glándula pituitaria y el hipotálamo producen hormonas que controlan la tiroides y, como resultado, afectan la capacidad de producir la hormona tiroidea.
  • El yodo en exceso, el cual, en alimentos o medicamentos, puede reducir el funcionamiento de la glándula tiroidea. Esto suele ser temporal.
  • Hipotiroidismo congénito. En raras ocasiones, nace un bebé con una glándula tiroidea que no funciona en forma adecuada. A todos los niños nacidos en un hospital de EE. UU. se les hace una prueba de hipotiroidismo al nacer.

Síntomas

Los síntomas del hipotiroidismo suelen aparecer lentamente en el transcurso de meses o años. Los síntomas y las señales pueden incluir:

  • Cabello áspero y debilitado.
  • Piel seca.
  • Uñas quebradizas.
  • Un tono amarillento en la piel.
  • Movimientos corporales lentos.
  • Piel fría.
  • Incapacidad de tolerar el frío.
  • Sentirse cansado, perezoso o débil.
  • Problemas de memoria, depresión o problemas para concentrarse.
  • Estreñimiento.
  • Períodos menstruales abundantes o irregulares que podrían durar más de 5 a 7 días.

Algunos síntomas menos comunes podrían incluir:

  • Agrandamiento de la glándula tiroidea (bocio).
  • Aumento moderado de peso, con frecuencia de 10 libras (4.5 kg) o menos.
  • Hinchazón de los brazos, de las manos, de las piernas y de los pies, e hinchazón facial, en particular alrededor de los ojos.
  • Ronquera.
  • Dolores y calambres musculares.

En general, la gravedad de sus síntomas depende de su edad, del tiempo que haya tenido hipotiroidismo y de la gravedad de la afección. Los síntomas podrían ser tan leves y ocurrir con tanta lentitud que pasan inadvertidos durante años.

El hipotiroidismo leve (subclínico) frecuentemente no causa síntomas, o causa síntomas imprecisos que podrían atribuirse al envejecimiento, como problemas de memoria, piel seca y fatiga.

Los síntomas de hipotiroidismo durante y después del embarazo incluyen fatiga, pérdida de peso, mareos, depresión y problemas de memoria y de concentración.

Debido a la variedad de los síntomas, el hipotiroidismo puede confundirse con depresión, especialmente durante y después del embarazo. En las personas mayores, podría confundirse con enfermedad de Alzheimer, demencia y otras afecciones que causan problemas de memoria.

Síntomas de hipotiroidismo en lactantes, niños y adolescentes

Aunque es poco frecuente, el hipotiroidismo puede ocurrir en lactantes, niños y adolescentes. En lactantes, los síntomas de bocio incluyen poco apetito y atragantamiento con la comida. Los síntomas de hipotiroidismo podrían incluir piel seca y escamosa. En niños y adolescentes, los síntomas incluyen problemas de conducta y cambios en el rendimiento escolar. Es posible que los niños y los adolescentes aumenten de peso y aún así tengan una tasa de crecimiento más lenta. Los adolescentes podrían tener un retraso en la pubertad y verse mucho más jóvenes de lo que son.

Qué sucede

El hipotiroidismo no tratado puede mejorar o empeorar con el tiempo, según la causa y su edad.

Hipotiroidismo en lactantes y niños

Aunque es poco frecuente, el hipotiroidismo puede ocurrir en lactantes y niños. Si el hipotiroidismo se trata dentro del primer mes de vida, un niño crecerá y se desarrollará con normalidad. El hipotiroidismo no tratado en lactantes puede causar daño cerebral y provocar discapacidad intelectual y retrasos en el desarrollo. En los Estados Unidos, a todos los niños se les realiza una prueba para detectar hipotiroidismo en el momento del nacimiento.

Por lo general, no ocurre discapacidad intelectual si el hipotiroidismo se desarrolla después de los 3 años. Pero el hipotiroidismo infantil no tratado suele retrasar el crecimiento físico y el desarrollo sexual, incluido el comienzo de la pubertad. Los niños podrían aumentar de peso, y aún así tener una tasa de crecimiento más lenta.

Hipotiroidismo en adultos

El hipotiroidismo causado por la tiroiditis de Hashimoto a veces desaparece por sí solo. Con más frecuencia, el trastorno causa una pérdida gradual del funcionamiento de la glándula tiroidea. Sus síntomas podrían desarrollarse lentamente y ser tan leves que no los nota durante años. Pero, generalmente, los síntomas empeoran. Y pueden desarrollarse problemas de salud a medida que la enfermedad continúa.

Si no se trata, el hipotiroidismo podría provocar:

  • Mixedema, una afección que causa hinchazón de los tejidos, aumento de líquido alrededor del corazón y de los pulmones, reflejos musculares más lentos y capacidad para pensar más lenta.
  • Coma mixedematoso, una afección poco frecuente que pone la vida en peligro. Esta puede ocurrir si ha tenido hipotiroidismo durante muchos años que empeora notablemente. Por lo general, ocurre cuando adultos mayores que tienen hipotiroidismo grave contraen otra afección, se exponen al frío, o toman analgésicos o pastillas para dormir. Los síntomas incluyen deterioro mental, como apatía, confusión y psicosis. Es posible que pierda el conocimiento (coma) y podría tener una temperatura corporal extremadamente baja (hipotermia), latidos cardíacos lentos (menos de 60 latidos por minuto), insuficiencia cardíaca y problemas para respirar.
  • Complicaciones, como:
    • Niveles elevados de colesterol y de triglicéridos (lo que aumenta el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias y de ataque cerebral).
    • Líquido alrededor del corazón (derrame pericárdico).
    • Apnea del sueño, que hace que deje de respirar durante 10 segundos o más mientras duerme.
    • Problemas de memoria y demencia.

Las personas con hipotiroidismo leve (subclínico) solo tienen resultados levemente anormales de los análisis de sangre de la tiroides y con frecuencia no tienen síntomas evidentes ni problemas de salud. Algunas personas que tienen hipotiroidismo leve recuperan el funcionamiento normal de la glándula tiroidea. Pero aproximadamente 1 de cada 10 personas que tienen hipotiroidismo leve tendrán hipotiroidismo dentro de los 3 años.1

Si le han extirpado la glándula tiroidea durante una cirugía, el hipotiroidismo ocurrirá dentro de unas pocas semanas. Si lo han tratado con terapia de yodo radiactivo, el hipotiroidismo podría desarrollarse dentro de un año. En estos casos, el funcionamiento de la tiroides suele no regresar, y usted tendrá que tomar el medicamento de hormona tiroidea de ahora en adelante.

Hipotiroidismo durante y después del embarazo

Las mujeres que tienen hipotiroidismo o hipotiroidismo leve antes de quedar embarazadas pueden tener un hipotiroidismo más grave durante su embarazo. Si no se tratan, las mujeres embarazadas que tienen hipotiroidismo pueden desarrollar preeclampsia y tener un parto antes de término. Los niños nacidos de mujeres que tienen hipotiroidismo no tratado durante el embarazo corren riesgo de tener hipotiroidismo de nacimiento y bajo peso al nacer, y podrían tener resultados inferiores en las pruebas de inteligencia que los hijos de mujeres sanas.2

Después del parto, las mujeres podrían tener un trastorno de la tiroides que se llama tiroiditis posparto. Esta afección ocurre en alrededor del 5% de las mujeres que no tienen antecedentes de enfermedad tiroidea.2 Con frecuencia se confunde con depresión.

Las mujeres que tienen tiroiditis posparto con frecuencia desarrollan hipotiroidismo de 3 a 6 meses después del parto. El hipotiroidismo puede durar hasta varios meses. A veces ocurre después de un episodio inicial de tiroiditis posparto que causa síntomas como consecuencia de un exceso de hormona tiroidea. El hipotiroidismo puede volverse permanente en mujeres con tiroiditis posparto. Aun si el funcionamiento de la glándula tiroidea vuelve a la normalidad, la tiroiditis posparto suele reaparecer en embarazos posteriores.

Qué aumenta el riesgo

Muchas cosas pueden aumentar su riesgo de hipotiroidismo. Estas incluyen:

  • Edad y ser mujer. Los adultos mayores tienen más probabilidades de desarrollar hipotiroidismo que las personas más jóvenes. Y las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de desarrollar enfermedad tiroidea.
  • Los antecedentes familiares. El hipotiroidismo tiende a ser hereditario.
  • Problemas de la tiroides previos. La enfermedad tiroidea, el agrandamiento de la tiroides (bocio) y la cirugía o la radioterapia para tratar problemas de la tiroides aumentan la probabilidad de tener hipotiroidismo en el futuro.
  • Algunas afecciones de por vida. Diabetes tipo 1, vitiligo (una enfermedad autoinmunitaria que causa parches de piel blanca), anemia perniciosa y leucotriquia (cabello gris prematuro) se observan con más frecuencia en las personas que tienen hipotiroidismo.
  • Deficiencia de yodo. Esta es poco frecuente en los Estados Unidos pero es común en áreas donde el yodo no se añade a la sal, a los alimentos ni al agua.
  • Medicamentos. Algunos medicamentos pueden interferir en el funcionamiento normal de la tiroides, en particular el litio, la amiodarona (como Cordarone o Pacerone) y el interferón alfa (como Intron A o Roferon A).

Cuándo llamar al médico

Llame al 911 o a otros servicios de emergencia de inmediato si usted o una persona que conoce tiene hipotiroidismo y tiene señales de coma mixedematoso, como:

  • Deterioro mental, como apatía, confusión o psicosis.
  • Debilidad y fatiga extremas que dan lugar a la pérdida del conocimiento (coma).
  • Dificultades graves para respirar, frecuencia cardíaca lenta (menos de 60 latidos por minuto) o baja temperatura corporal [95°F (35°C) o menos].

Consulte a su médico si tiene algún síntoma que no desaparece, incluidos:

  • Sentirse cansado, perezoso o débil.
  • Problemas de memoria, depresión o dificultad para concentrarse.
  • Incapacidad de tolerar el frío.
  • Piel seca, uñas quebradizas o un tono amarillento en la piel.
  • Estreñimiento.
  • Períodos menstruales abundantes o irregulares que podrían durar más de 5 a 7 días.

Si tiene uno o dos de los síntomas anteriores que no han cambiado o han cambiado muy poco en el transcurso de un período largo, es menos probable que los síntomas sean causados por hipotiroidismo. Consulte con su médico.

Hable con un médico si está embarazada y tiene alguno de los síntomas mencionados anteriormente. También hable con un médico si tiene hipotiroidismo y está embarazada o está intentando quedar embarazada. Es posible que deba cambiar su dosis de medicamento de hormona tiroidea.

Espera vigilante

La espera vigilante (un período durante el cual usted y su médico observan sus síntomas o su afección sin usar tratamiento médico) no es adecuada para el hipotiroidismo que está causando síntomas. El tratamiento debe comenzar tan pronto como se diagnostique la afección.

La espera vigilante podría ser adecuada para ciertos adultos con hipotiroidismo leve (subclínico) cuyos análisis de sangre solo muestran cambios moderados. Hable con su médico acerca del tratamiento, su costo y los posibles riesgos y beneficios. Preste atención a cualquier señal que indique que podría estar desarrollando hipotiroidismo. Los médicos con frecuencia recomiendan que las personas se realicen análisis de sangre anuales para verificar el funcionamiento de la tiroides para ver si la producción de la hormona tiroidea es normal.

A quién consultar

El hipotiroidismo lo puede diagnosticar un:

El hipotiroidismo también lo puede diagnosticar un especialista, como un gastroenterólogo, un ginecólogo o un psiquiatra, según los síntomas que tenga y el especialista al que consulte para evaluar los síntomas.

Los casos complicados o inusuales de hipotiroidismo podrían requerir una consulta con un endocrinólogo.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Un historial de salud y un examen físico minuciosos son los primeros pasos en el diagnóstico de hipotiroidismo o hipotiroidismo leve (subclínico). Si los resultados hacen que su médico sospeche que tiene hipotiroidismo o hipotiroidismo subclínico, se le realizarán pruebas para confirmar el diagnóstico.

Los análisis de sangre siempre se usan para confirmar un diagnóstico de hipotiroidismo o hipotiroidismo leve. Las pruebas que se usan la mayoría de las veces son:

Si las pruebas anteriormente mencionadas no son normales, con pruebas de anticuerpos antitiroideos se puede determinar si tiene o no la enfermedad autoinmunitaria tiroiditis de Hashimoto, en la que el sistema de defensa del cuerpo ataca a la glándula tiroidea.

En raros casos, se puede usar una ecografía de la tiroides para evaluar una glándula tiroidea que aparenta ser anormal durante un examen físico.

Podría realizarse una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) o un examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) del hipotálamo o de la glándula pituitaria para detectar cualquier cambio en estas áreas del cerebro.

Detección temprana

Debido a la posibilidad de discapacidad intelectual en lactantes con hipotiroidismo, cada estado en los Estados Unidos realiza pruebas en recién nacidos para detectar hipotiroidismo. Si su bebé no nació en un hospital, o si cree que es posible que a su bebé no le hayan realizado las pruebas, hable con su médico. Las pruebas de detección del hipotiroidismo no siempre son precisas. Aun si los resultados de las pruebas no indican un problema, esté atento a síntomas de hipotiroidismo en su hijo, por ejemplo, si tiene poco apetito, no sube de peso y tiene piel seca.

Algunos médicos ahora recomiendan pruebas de rutina para las personas en riesgo de hipotiroidismo, incluidas:

  • Personas de 35 años o más. Las pautas de la American Thyroid Association (Asociación Americana de la Tiroides) recomiendan comenzar a realizar pruebas de detección a partir de los 35 años, y en adelante continuar realizándolas cada 5 años.3
  • Personas con uno o más familiares cercanos que tengan o tuvieron hipotiroidismo.
  • Personas con afecciones relacionadas con la tiroiditis de Hashimoto, incluidas la enfermedad de Addison, la artritis reumatoide, la anemia perniciosa y la diabetes tipo 1.
  • Mujeres embarazadas. En las mujeres embarazadas que se sabe que tienen hipotiroidismo, se deben realizar las pruebas en intervalos regulares para determinar si la dosificación del medicamento de hormona tiroidea es adecuada.
  • Mujeres que están teniendo síntomas de hipotiroidismo después del embarazo (hipotiroidismo posparto), como depresión, problemas de memoria y de concentración o agrandamiento de la tiroides (bocio). Las mujeres que han tenido hipotiroidismo durante o después del embarazo deben realizarse pruebas nuevamente si vuelven a quedar embarazadas.

No todos los expertos están de acuerdo en recomendar o no pruebas de detección generalizadas para detectar hipotiroidismo. Algunos grupos afirman que no hay suficiente evidencia de los beneficios para recomendar pruebas de detección para todas las personas. Sin embargo, las personas que corren un riesgo alto (las mujeres mayores de 60 años y cualquier persona que tenga antecedentes familiares de enfermedad tiroidea o que tenga otras enfermedades autoinmunitarias) pueden querer realizarse pruebas de detección.4

Generalidades del tratamiento

El hipotiroidismo puede tratarse fácilmente con el uso del medicamento de hormona tiroidea. La hormona de reemplazo de la tiroides más eficaz y confiable es artificial (sintética). Después de comenzar el tratamiento, tendrá visitas regulares con su médico para asegurarse de que reciba la dosis correcta del medicamento.

En la mayoría de los casos, los síntomas de hipotiroidismo comienzan a mejorar dentro de la primera semana después de que comienza el tratamiento. Por lo general, todos los síntomas desaparecen dentro de algunos meses. Los lactantes y los niños con hipotiroidismo siempre deben recibir tratamiento. Es posible que los adultos mayores y las personas que tienen salud deteriorada tarden más en responder al medicamento.

  • Si ha recibido radioterapia y tiene hipotiroidismo, o si le han extirpado la tiroides, lo más probable es que necesite tratamiento de ahora en adelante. Si su hipotiroidismo es causado por tiroiditis de Hashimoto, también es posible que necesite tratamiento de por vida. A veces, el funcionamiento de la glándula tiroidea regresa a la normalidad por sí solo en la tiroiditis de Hashimoto.
  • Si una enfermedad o una infección graves desencadenan su hipotiroidismo, es muy probable que el funcionamiento de la tiroideas vuelva a la normalidad cuando usted se recupere.
  • Algunos medicamentos pueden causar hipotiroidismo. El funcionamiento de la tiroides puede volver a la normalidad cuando deje de tomar los medicamentos.
  • Si tiene hipotiroidismo leve (subclínico), es posible que no necesite tratamiento pero debe prestar atención a las señales que indican que el hipotiroidismo está empeorando. Usted y su médico hablarán acerca de las ventajas y desventajas de tomar medicamento para tratar su hipotiroidismo leve. La dosis del medicamento para la tiroides debe observarse cuidadosamente en las personas que también tienen enfermedades cardíacas, debido a que el exceso de medicamento aumenta el riesgo de dolor en el pecho (angina) y de latidos cardíacos irregulares (fibrilación auricular).

Tratamiento inicial

Su médico tratará su hipotiroidismo con el medicamento para la tiroides levotiroxina (por ejemplo, Levothroid, Levoxyl o Synthroid). Tome sus medicamentos según las indicaciones. Le harán otro análisis de sangre de 6 a 8 semanas después para asegurarse de que la dosis sea adecuada para usted.

Si toma muy poco medicamento, es posible que tenga síntomas de hipotiroidismo, como estreñimiento, sensación de frío o de pereza y aumento de peso. Un exceso de medicamento puede causar nerviosismo, problemas para dormir y sacudidas (temblores). Si tiene una enfermedad cardíaca, un exceso de medicamento puede causar latido cardíaco irregular y dolor en el pecho. Con frecuencia, las personas que también tienen enfermedades cardíacas comienzan con una dosis baja de levotiroxina, que se aumenta gradualmente.

Si tiene hipotiroidismo grave para el momento en que recibe el diagnóstico, necesitará un tratamiento inmediato. El hipotiroidismo grave sin tratar puede causar coma mixedematoso, una afección poco frecuente que pone la vida en peligro.

El tratamiento durante el embarazo es especialmente importante, debido a que el hipotiroidismo puede hacer daño al feto en desarrollo.

  • Si desarrolla hipotiroidismo durante el embarazo, debe comenzar el tratamiento de inmediato. Si tiene hipotiroidismo antes de quedar embarazada, es necesario revisar sus niveles de hormona tiroidea para asegurarse que la dosis de medicamento para la tiroides sea correcta. Durante el embarazo, es posible que deba aumentar la dosis de medicamento de un 25% a un 50%.5
  • También es posible que necesite tratamiento si desarrolla hipotiroidismo después del embarazo (hipotiroidismo posparto). Si queda embarazada nuevamente, le volverán a realizar pruebas para detectar hipotiroidismo. En algunos casos, el hipotiroidismo desaparecerá por sí solo. En otros casos, es permanente y requiere un tratamiento de por vida.

Tratamiento continuo

Es probable que necesite tratamiento del hipotiroidismo de ahora en adelante. Como resultado, debe tomar su medicamento según las indicaciones. Para algunas personas, el hipotiroidismo empeora con la edad, y es posible que la dosificación del medicamento para la tiroides deba aumentarse gradualmente a medida que el funcionamiento de la tiroides continúa disminuyendo.

La mayoría de las personas que reciben tratamiento con la hormona tiroidea desarrollan síntomas nuevamente si se interrumpe el medicamento. Si esto ocurre, debe comenzar a tomar el medicamento nuevamente.

Si una enfermedad o una infección graves desencadenan su hipotiroidismo, es muy probable que el funcionamiento de la tiroides vuelva a la normalidad cuando usted se recupere. Para determinar si el funcionamiento de la tiroides ha vuelto a la normalidad o no, es posible que se interrumpa el medicamento de hormona tiroidea durante un corto tiempo. En la mayoría de las personas, ocurre un breve período de hipotiroidismo después de interrumpir el medicamento para la tiroides. Suele haber una demora en las señales del cuerpo que le indican a la tiroides que comience a trabajar nuevamente. Si la tiroides puede producir suficiente hormona por sí sola, ya no se necesita un tratamiento. Pero si los niveles hormonales se mantienen demasiado bajos, es necesario que vuelva a tomar el medicamento para la tiroides.

Mientras toma el medicamento de hormona tiroidea, debe consultar a su médico una vez al año para realizarse chequeos. Le realizarán un análisis de sangre (prueba de hormona estimulante de la tiroides [TSH, por sus siglas en inglés]) para asegurarse de que tenga un nivel hormonal normal.

Tratamiento en caso de que empeore la afección

A veces continúan los síntomas de hipotiroidismo, como pereza, estreñimiento, confusión y sensación de frío. Esto podría ocurrir si no toma suficiente hormona tiroidea o si su medicamento no se absorbe en el tracto gastrointestinal. Tener una enfermedad intestinal o tomar otros medicamentos determinados podría bloquear la producción de la hormona tiroidea. Si es necesario, su médico le aumentará la dosis.

Es posible que su médico sugiera que pruebe la terapia de combinación de los medicamentos T3/T4 (triyodotironina/tiroxina) si el medicamento T4 no controla sus síntomas.

Si su dosis de hormona tiroidea es demasiado alta, es posible que desarrolle complicaciones como latidos cardíacos irregulares y, con el tiempo, osteoporosis. Si tiene una enfermedad cardíaca, un exceso de medicamento puede causar dolor (angina) y latidos cardíacos irregulares. Su médico le revisará sus niveles de la tiroides con una prueba de hormona estimulante de la tiroides (TSH). Si es necesario, su médico reducirá su dosis.

Prevención

La mayoría de los casos de hipotiroidismo en los Estados Unidos son causados por la tiroiditis de Hashimoto, que no se puede prevenir.

Aunque no puede prevenir el hipotiroidismo, usted puede prestar atención a las señales de la enfermedad para poder tratarla de inmediato. A algunas personas que corren un riesgo alto de tener hipotiroidismo, pero que no tienen síntomas, se les pueden realizar pruebas para ver si tienen o no hipotiroidismo leve o subclínico.

Los grupos de expertos difieren en cuanto a las recomendaciones de pruebas de detección. Por ejemplo:

  • La American Thyroid Association (Asociación Americana de la Tiroides) recomienda realizar pruebas en todos los adultos a partir de los 35 años y continuar realizando las pruebas cada 5 años.3 Los adultos mayores, especialmente las mujeres mayores de 60 años, aquellos con antecedentes familiares de hipotiroidismo y aquellos con enfermedad de Addison, artritis reumatoide, anemia perniciosa o diabetes tipo 1 también deben realizarse pruebas, según estas recomendaciones.
  • El U.S. Preventive Services Task Force (Grupo Especial de Servicios Preventivos de los EE. UU. o USPSTF, por sus siglas en inglés) no hace ninguna recomendación a favor o en contra de las pruebas de detección para la tiroides en las personas que no tienen síntomas de hipotiroidismo. El USPSTF declara que no hay suficiente evidencia para respaldar las pruebas de detección.4
  • Otro panel de expertos de varias especialidades médicas no recomienda las pruebas de detección generalizadas.6 Pero estos profesionales de la salud afirman que si usted corre un riesgo alto, quizás desee realizarse pruebas de detección. Aquellas personas que corren un riesgo alto incluyen a las mujeres mayores de 60 años y a las personas que tienen diabetes tipo 1 u otras enfermedades autoinmunitarias.6 Hable con su médico acerca de si debería realizarse pruebas de detección o no.

Tratamiento en el hogar

Si usted tiene hipotiroidismo, consulte a su médico una vez al año de manera que su afección pueda vigilarse de cerca y se pueda ajustar su tratamiento si es necesario.

Asegúrese de tomar el medicamento de hormona tiroidea correctamente. Hable con su médico si no comprende el motivo por el que debe tomar el medicamento en forma regular o si cree que tiene algún efecto secundario por el medicamento. Por lo general, deberá realizarse análisis de sangre regulares para ver si está recibiendo la cantidad correcta de hormona tiroidea o no.

Los niños que tienen hipotiroidismo también deben consultar a un médico en forma regular, debido a que la cantidad de medicamento de hormona tiroidea que necesitan cambia a medida que crecen. El hipotiroidismo no tratado en lactantes y en niños muy pequeños puede tener graves consecuencias. En cuanto considere que su hijo es capaz de comprender (por lo general, alrededor de los 9 o 10 años), enséñele acerca del hipotiroidismo, de la importancia de tomar el medicamento correctamente y por qué son importantes los chequeos de salud regulares.

Algunas tiendas de alimentos para la salud en los Estados Unidos venden formas "naturales" de hormona tiroidea. La calidad y la eficacia de estos agentes naturales no están reguladas. Es posible que algunos no den ningún tipo de resultado. Es posible que otros tengan un ingrediente activo que sí dé resultado pero que podría ser peligroso para ciertas personas.

Medicamentos

El medicamento de hormona tiroidea es la única forma eficaz de tratar el hipotiroidismo. En la mayoría de los casos, el medicamento de hormona tiroidea:

  • Reduce o elimina los síntomas de hipotiroidismo. Por lo general, los síntomas mejoran dentro de la primera semana después de que comienza la terapia. Por lo general, todos los síntomas desaparecen dentro de algunos meses.
  • Podría reducir el riesgo de crecimiento físico más lento, de discapacidad intelectual y de problemas de conducta en lactantes y en niños.

El medicamento de hormona tiroidea no causa efectos secundarios si toma la dosis correcta.

Para pensar

Las personas que tienen hipotiroidismo necesitan tratamiento con medicamento de hormona tiroidea. Según la causa de su hipotiroidismo, es posible que necesiten tratamiento por el resto de su vida.

Tomar ciertos suplementos, como calcio o hierro (o ambos), al mismo tiempo que el medicamento de hormona tiroidea podría reducir la cantidad de medicamento de hormona tiroidea que absorbe el cuerpo. Tome suplementos de calcio al menos 4 horas antes o después de tomar el medicamento de hormona tiroidea. También evite tomar suplementos de hierro al mismo tiempo que el medicamento para la tiroides.

Hable con su médico acerca de si necesita cambiar o no su dosis de medicamento para la tiroides, si también toma píldoras anticonceptivas u otras hormonas. Es posible que deba tomar más medicamento de hormona tiroidea que lo que debería si no estuviese tomando estas hormonas.

Las visitas de seguimiento con su médico son importantes para asegurarse de que está tomando la dosis correcta de medicamento. La mayoría de la gente se hace análisis de sangre de 6 a 8 semanas después de comenzar el tratamiento. Una vez que los niveles de hormona tiroidea vuelven a la normalidad, suelen realizarse nuevas pruebas de funcionamiento de la tiroides una vez al año.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American College of Physicians
190 North Independence Mall West
Philadelphia, PA  19106-1572
Teléfono: 1-800-523-1546
(215) 351-2600
Dirección del sitio web: www.acponline.org/patients_families
 

El Colegio Americano de Médicos (ACP, por sus siglas en inglés) es una organización de médicos internistas a nivel nacional. Los médicos de medicina interna se concentran en medicina de adultos y han tenido una formación y una capacitación especial concentrada en la prevención y el tratamiento de enfermedades de adultos. El ACP ofrece información a pacientes y familias en el sitio web de la organización, incluyendo información sobre enfermedades y afecciones, cuidado al final de la vida, cuestiones de mujeres e inmunizaciones. El sitio también brinda informes de noticias en video, consejos de salud, informes especiales y un enlace a la página web sobre diabetes del ACP.


American Thyroid Association
6066 Leesburg Pike
Suite 550
Falls Church, VA  22041
Teléfono: 1-800-THYROID (1-800-849-7643)
(703) 998-8890
Fax: (703) 998-8893
Correo electrónico: thyroid@thyroid.org
Dirección del sitio web: www.thyroid.org
 

The American Thyroid Association promotes scientific and public understanding of thyroid disorders. It publishes a monthly journal and manages a Web site.


Hormone Foundation
8401 Connecticut Avenue
Suite 900
Chevy Chase, MD  20815-5817
Teléfono: 1-800-HORMONE (1-800-467-6663)
Dirección del sitio web: www.hormone.org
 

The Hormone Foundation is a nonprofit organization started by the Endocrine Society. The organization promotes the prevention, treatment, and cure of hormone-related conditions through public outreach and education.


National Endocrine and Metabolic Diseases Information Service
6 Information Way
Bethesda, MD  20892–3569
Teléfono: 1-888-828-0904
Fax: (703) 738-4929
Correo electrónico: endoandmeta@info.niddk.nih.gov
Dirección del sitio web: http://endocrine.niddk.nih.gov
 

The National Endocrine and Metabolic Diseases Information Service is a service of the National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, National Institutes of Health. This Web site offers consumer information on the cause, treatment, and effects of endocrine and metabolic diseases.


Referencias

Citas bibliográficas

  1. Hueston WJ (2011). Hypothyroidism. In ET Bope et al., eds., Conn's Current Therapy 2011, pp. 678–680. Philadelphia: Saunders.
  2. American College of Obstetricians and Gynecologists (2002, reaffirmed 2010). Thyroid disease in pregnancy. ACOG Practice Bulletin No. 37. Obstetrics and Gynecology, 100(2): 387–396.
  3. Ladenson PW, et al. (2000). American Thyroid Association guidelines for detection of thyroid dysfunction. Archives of Internal Medicine, 160: 1573–1575.
  4. U.S. Preventive Services Task Force (2004). Screening for thyroid disease: Recommendation statement. Annals of Internal Medicine, 140: 125–141.
  5. Brent GA, Davies TF. (2011). Hypothyroidism and thyroiditis. In S Melmed et al., eds., Williams Textbook of Endocrinology, 12th ed., pp. 406–439. Philadelphia: Saunders.
  6. Surks MI, et al. (2004). Subclinical thyroid disease: Scientific review and guidelines for diagnosis and management. JAMA, 291(2): 228–238.

Otras obras consultadas

  • Cooper DS, Ladenson PW (2011). The thyroid gland. In DG Gardner, D Shoback, eds., Greenspan's Basic and Clinical Endocrinology, 9th ed., pp. 163–226. New York: McGraw-Hill.
  • Drugs for thyroid disorders (2009). Treatment Guidelines From The Medical Letter, 7(84): 57–64.
  • Jameson JL, Weetman AP (2012). Disorders of the thyroid gland. In DL Longo et al., eds., Harrison's Principles of Internal Medicine, 18th ed., vol. 2, pp. 2911–2939. New York: McGraw–Hill.
  • Nygaard B (2010). Hypothyroidism (primary), search date Septemner 2009. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.
  • Villar HCCE, et al. (2007). Thyroid hormone replacement for subclinical hypothyroidism. Cochrane Database of Systematic Reviews (3).

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Family Medicine
Revisor médico especializado Matthew I. Kim, MD - Endocrinology
Última revisión 7 agosto, 2012

Última revisión: 7 agosto, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.