Resección intestinal para el cáncer colorrectal

Generalidades de la cirugía

Resección es otro nombre para cualquier operación que extirpa tejido o parte de un órgano. La resección intestinal para el cáncer colorrectal, también conocida como colectomía parcial, extirpa el tumor. Para asegurarse de que solamente queda tejido sano, el médico extirpa una pequeña cantidad de tejido del colon o del recto a ambos lados del tumor.

El objetivo de la resección intestinal es extirpar la parte del colon o del recto donde está el cáncer. Se extirpan los ganglios linfáticos cercanos y se examinan para ver si hay cáncer. Luego, las partes sanas del colon o del recto se cosen para volverlas a unir. La resección intestinal se hace por medio de una abertura en el abdomen (resección abierta) o por laparoscopia.

Qué esperar después de la cirugía

La resección intestinal requiere anestesia general. Tal vez tenga que permanecer en el hospital por entre 4 y 7 días o hasta 2 semanas después de la operación.

A veces, las dos partes del colon o del recto no pueden volver a unirse, de modo que el cirujano realiza una colostomía. Esto crea una abertura, llamada estoma, afuera del cuerpo para que las heces pasen a una bolsa de colostomía. La colostomía suele ser temporal, hasta que el colon o el recto sanan. Si se ha extirpado la parte baja del recto, la colostomía es permanente. La mayoría de las personas que tienen cáncer de colon no necesitan una colostomía.

El tratamiento después de la resección intestinal puede incluir radioterapia y quimioterapia, en caso de que quede alguna célula cancerosa. La radioterapia utiliza rayos X para eliminar las células cancerosas. La quimioterapia utiliza medicamentos —administrados ya sea en forma de pastilla o por medio de una aguja— para eliminarlas.

La atención de seguimiento es importante porque el cáncer colorrectal puede regresar después de la cirugía, especialmente si no se detectó cuando se encontraba en fase inicial.

Por qué se hace

En casos de cáncer en etapa temprana, se opera para extirpar tanto cáncer como sea posible a fin de ofrecer la mayor posibilidad de cura.

En casos de cáncer colorrectal avanzado que se ha extendido (metástasis) a otras partes del cuerpo, la resección intestinal a menudo se realiza para extirpar los tumores que están bloqueando el intestino o causando sangrado.

Eficacia

La resección intestinal es el tratamiento más exitoso para el cáncer colorrectal invasivo.nota 1

Riesgos

Las posibles complicaciones después de una resección intestinal incluyen infección, sangrado o formación de tejido cicatricial (adherencias).

Para pensar

Esta operación no suele causar problemas, incluso en personas mayores. La edad no debería ser un motivo para evitar hacerse una resección intestinal.

En algunos casos, la resección intestinal puede hacerse con una laparoscopia. La laparoscopia para la resección intestinal suele comprender entre 3 y 6 incisiones muy pequeñas en lugar de una grande. El tiempo de recuperación es más corto.

Usted y su médico considerarán varias cosas al decidir si debería hacerse una resección abierta o una laparoscopia. Estas incluyen:

  • La ubicación y el alcance del cáncer.
  • Su estado de salud general.
  • Si tiene tejido cicatricial en la zona debido a una cirugía anterior.
  • Los conocimientos y la experiencia del médico.

A veces debe pasarse de la cirugía laparoscópica a una resección abierta durante la operación.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Eng C (2011). Colorectal cancer. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 12, chap. 5. Hamilton, ON: BC Decker.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Kenneth Bark, MD - Cirugía general, Cirugía de Colon y Recto

Revisado14 noviembre, 2014