• English

Tricomoniasis

Generalidades del tema

¿Qué es la tricomoniasis?

La tricomoniasis es una infección con un parásito diminuto que se transmite por contacto sexual (infección de transmisión sexual o STI, por sus siglas en inglés). A veces se llama infección por tricomonas, o tricomonosis.

Tanto los hombres como las mujeres pueden contraer una infección por tricomonas, pero se detecta más comúnmente en las mujeres. En mujeres embarazadas, la tricomoniasis puede causar problemas con el embarazo.

¿Qué causa la tricomoniasis?

La tricomoniasis es causada por un parásito unicelular.

¿Cuáles son los síntomas?

Muchas mujeres y la mayoría de los hombres no tienen ningún síntoma de tricomoniasis. Pero cuando se tienen, suelen comenzar en el transcurso de 1 semana después de que fue infectado.

En las mujeres, los síntomas incluyen:

  • Cambios en el flujo vaginal. Quizás note un color u olor que no es normal.
  • Comezón vaginal.
  • Dolor al orinar o al tener relaciones sexuales.

En los hombres, los síntomas incluyen:

  • Una secreción anormal del pene.
  • Irritación en la punta del pene.
  • Sensación de ardor al orinar.

El período transcurrido entre el contacto con el parásito de la tricomoniasis y la aparición de los síntomas puede oscilar entre 5 y 28 días.1 Esto se llama período de incubación. Usted puede contagiar las tricomonas a otros durante este tiempo y hasta que se termine el medicamento recetado. Debería evitar todo contacto sexual hasta que se termine de tomar su medicamento y los síntomas hayan desaparecido.

¿Cómo se diagnostica la tricomoniasis?

Su médico puede determinar si tiene tricomoniasis preguntándole sobre sus antecedentes de salud y haciéndole un examen físico. Puede ordenar pruebas de laboratorio para encontrar el parásito que causa la tricomoniasis. En las mujeres, a veces, el parásito puede encontrarse durante una prueba de Papanicolaou de rutina. Esta prueba se hace como parte de un examen pélvico normal.

¿Cómo se trata?

Su médico le recetará un medicamento llamado metronidazol o tinidazol para el tratamiento de la tricomoniasis. Estos eliminan el parásito que causa la infección. El medicamento suele administrarse por vía oral en forma de pastillas, tabletas o cápsulas. Los medicamentos administrados en la vagina no curan la tricomoniasis.

Es importante tratar la tricomoniasis. El tratamiento puede:

  • Eliminar el parásito, la infección y los síntomas.
  • Evitar que contagie la tricomoniasis a otros. Asegúrese de que su(s) pareja(s) sexual(es) se trate(n) al mismo tiempo que usted de manera que usted no se vuelva a contagiar. Evite todo contacto sexual hasta que se termine de tomar el medicamento y los síntomas hayan desaparecido.
  • Reducir el riesgo de infecciones pélvicas. Estas pueden provocar que la mujer no pueda quedar embarazada (infertilidad). La tricomoniasis también puede dar lugar a infertilidad en los hombres.
  • Reducir el riesgo de infección después de cualquier cirugía pélvica.
  • Reducir el riesgo de contraer otras STI, especialmente VIH.

¿Cómo se transmite la tricomoniasis y cómo se puede prevenir?

La tricomoniasis se transmite cuando una persona tiene relaciones sexuales sin protección con una persona infectada. Algunas personas son portadoras del parásito que causa la tricomoniasis, pero no tienen síntomas. Por eso es importante practicar el sexo seguro para prevenir contagiarse de tricomoniasis. Usar un condón cada vez que se tienen relaciones sexuales puede reducir las probabilidades de contraer una STI.

En raros casos, puede ser posible infectarse con tricomonas debido al contacto con artículos personales, como una toalla húmeda que haya acabado de utilizar una persona con tricomoniasis. Las tricomonas no pueden vivir por mucho tiempo en objetos, por lo que no suelen transmitirse de esta manera.

Las tricomonas se pueden transmitir de la madre a su bebé durante un parto vaginal, pero esto también es raro.

Los síntomas de una infección por tricomonas en niños menores pueden ser una señal de abuso sexual. Deben ser revisados por un médico.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la tricomoniasis:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Causa

La tricomoniasis (tricomonosis) es causada por un parásito diminuto (un protozoo unicelular) que más comúnmente se transmite sexualmente de una persona infectada.

En las mujeres, los organismos de la tricomoniasis (tricomonas) suelen infectar la vagina y el cuello uterino, la uretra, la vejiga y las glándulas del área genital, como las glándulas de Bartolino y Skene.

En los hombres, las infecciones se desarrollan en la uretra o bajo el prepucio de un pene no circuncidado.

Síntomas

Hasta 50 de cada 100 mujeres y hombres infectados con tricomoniasis (tricomonosis) no tienen síntomas.2 Si se desarrollan síntomas, suelen aparecer en el transcurso de 1 semana después de que una persona se infecta. Pero pueden desarrollarse síntomas meses más tarde.

En las mujeres

Los síntomas pueden empeorar durante el embarazo o inmediatamente antes o después de un periodo menstrual. Los síntomas en las mujeres pueden incluir:

  • Grandes cantidades de flujo vaginal de color amarillo pálido o gris verdoso, a veces espumoso.
  • Comezón o irritación vaginal.
  • Olor anormal a pescado o a moho.
  • Dolor al tener relaciones sexuales, incluso si usa un lubricante como K-Y Jelly o Astroglide.
  • Zonas rojas irregulares en los genitales o en el cuello uterino (cuello uterino en fresa).
  • Dolor al orinar (disuria) u orina frecuente.
  • Malestar en la parte inferior del abdomen. Este no es un síntoma común de la tricomoniasis y puede significar la presencia de otro problema.

En los hombres

Los hombres rara vez tienen síntomas, pero de todas formas necesitan recibir tratamiento. Si se presentan síntomas, estos pueden incluir:

  • Secreción anormal del pene.
  • Sensación de ardor después de orinar.
  • Irritación y enrojecimiento de la punta del pene.

La tricomoniasis puede presentar síntomas similares a los de otras infecciones de transmisión sexual, como la gonorrea o la clamidia.

Qué sucede

La tricomoniasis (tricomonosis) se transmite cuando usted tiene relaciones sexuales sin protección con una pareja infectada. Muchas mujeres y la mayoría de los hombres no tienen ningún síntoma de tricomoniasis. Si aparecen síntomas, suelen comenzar en el transcurso de 1 semana después de que una persona se infecta. Pero puede tomar hasta un mes para que aparezcan los síntomas. En la mayoría de los casos, la tricomoniasis debe tratarse para prevenir la transmisión de esta infección de transmisión sexual (STI) a otras personas y para prevenir algunos problemas que pueden ocurrir si está embarazada. Usted y su(s) pareja(s) sexual(es) deben recibir tratamiento para la tricomoniasis al mismo tiempo, para evitar volver a infectarse mutuamente.

La tricomoniasis durante el embarazo aumenta el riesgo de rotura prematura de membranas (PROM, por sus siglas en inglés) y de parto prematuro. El tratamiento de la infección no parece reducir este riesgo.3 Si está embarazada y tiene tricomoniasis, hable con su médico sobre las ventajas y las desventajas del tratamiento.

La tricomoniasis puede transmitirse de una madre a su bebé durante un parto vaginal, pero esto es poco frecuente.

Qué aumenta el riesgo

Las mujeres sexualmente activas que tienen entre 16 y 35 años son las más afectadas por la tricomoniasis (tricomonosis). Se cree que 1 de cada 5 mujeres de este grupo etario contraerán la infección en algún momento.4

Entre las conductas que aumentarán su riesgo de contraer tricomoniasis se incluyen:

  • No usar condones al tener relaciones sexuales con una pareja nueva o con una pareja que quizás se haya expuesto a una infección de transmisión sexual (STI). Es posible que una pareja transmita el parásito de la tricomoniasis sin tener ningún síntoma de la infección.
  • Tener muchas parejas sexuales, lo que aumenta su riesgo de estar expuesto a alguien con tricomoniasis. Los adolescentes y los adultos jóvenes corren un riesgo mayor de contraer tricomoniasis y otras STI debido a que sus parejas sexuales con frecuencia han tenido otras parejas recientes que quizás porten una STI.

Usted puede contraer otras STI, como gonorrea, clamidia, VIH y sífilis, al mismo tiempo que contrae una infección por tricomonas. Si se diagnostica una STI, deben hacerse pruebas para detectar otras STI, de modo que todas las infecciones puedan tratarse al mismo tiempo.

Algunas enfermedades que pueden transmitirse por contacto sexual, como la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), ponen la vida en peligro. Los estudios muestran que la infección por tricomonas puede aumentar el riesgo de transmisión de la infección por el VIH.5 Los profesionales de la salud de todo el mundo están preocupados por el aumento del riesgo de tricomoniasis y VIH.

Las mujeres con tricomoniasis también pueden correr el riesgo de contraer otras infecciones vaginales. Alrededor del 20% de las mujeres con tricomoniasis también tienen una infección por hongos en forma de levadura y muchas también tienen vaginosis bacteriana.6

Cuándo llamar al médico

Llame a su médico de inmediato si usted:

Llame a su médico para programar una cita en el transcurso de 1 semana si:

  • Tiene flujo vaginal anormal.
  • Tiene comezón vaginal inusual.
  • Tiene dolor durante las relaciones sexuales o al orinar.
  • Se da cuenta de que a su pareja sexual se le ha diagnosticado o ha recibido tratamiento para tricomoniasis (tricomonosis).

Espera vigilante

La espera vigilante es un período durante el cual usted y su médico observan su afección o los síntomas sin usar un tratamiento médico. La espera vigilante no es apropiada si cree que tiene tricomoniasis (tricomonosis). En la mayoría de los casos, la tricomoniasis debe tratarse para prevenir la transmisión de esta infección de transmisión sexual a otras personas y para prevenir algunos problemas que pueden ocurrir si está embarazada.

Nota: La tricomoniasis durante el embarazo aumenta el riesgo de rotura prematura de membranas (PROM, por sus siglas en inglés) y de parto prematuro. El tratamiento de la infección no parece reducir este riesgo.3 Si está embarazada y tiene tricomoniasis, hable con su médico sobre las ventajas y las desventajas del tratamiento.

A quién consultar

Los profesionales de la salud que pueden diagnosticar y tratar una infección por tricomoniasis (tricomonosis) incluyen:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

La tricomoniasis (tricomonosis) se diagnostica utilizando:

  • Su historial de salud, que incluirá preguntas acerca de su historial y prácticas sexuales.
  • Un examen físico.
    • Para mujeres, esto incluirá un examen visual de los genitales, la vagina o el cuello uterino para detectar puntos rojos irregulares causados por la tricomoniasis. Cualquier flujo vaginal será evaluado en función del color, el olor y la textura. Se toma una muestra del flujo para hacer una prueba de preparación en fresco.
    • Para hombres, esto incluirá un examen visual del pene y una muestra de secreción de la uretra o una muestra de orina.
  • Pruebas para identificar las tricomonas.
    • La prueba más común para las mujeres es una preparación en fresco, una evaluación microscópica de líquido de la vagina.
    • Otras pruebas disponibles, pero que se utilizan con menor frecuencia incluyen:
      • Cultivo.
      • Prueba de detección de antígenos (prueba de tira inmunocromatográfica) que detecta la tricomoniasis.
      • Sondeo amplificado de ADN, que detecta el material genético (ADN) del parásito de la tricomoniasis.

Las personas pueden contraer otras infecciones de transmisión sexual (STI), como gonorrea o sífilis, al mismo tiempo que contraen una infección por tricomonas. Si se diagnostica una STI, probablemente le hagan pruebas para detectar otras STI, de modo que todas las infecciones puedan tratarse al mismo tiempo.

En las mujeres, el parásito de la tricomoniasis también puede identificarse mediante una prueba de Papanicolaou de rutina hecha como parte de una evaluación ginecológica regular. Las opiniones de los expertos varían con respecto a la exactitud de la prueba de Papanicolaou para diagnosticar la tricomoniasis. Pero si una prueba de Papanicolaou muestra tricomoniasis, su médico probablemente le hable sobre el tratamiento o tal vez otras pruebas.

Generalidades del tratamiento

La tricomoniasis (tricomonosis) se trata con un medicamento antiprotozoico oral, como metronidazol o tinidazol. El medicamento se toma como dosis única o en dosis múltiples.

Su(s) pareja(s) sexual(es) debe(n) tratarse al mismo tiempo que usted esté recibiendo tratamiento. Esto aumenta la tasa de curación, y reduce la posibilidad de más transmisión o de reinfección. Deben evitarse las relaciones sexuales durante el tratamiento hasta que los síntomas hayan desaparecido y hasta que las parejas hayan recibido tratamiento. Lo mejor es evitar las relaciones sexuales durante 1 semana después del tratamiento con una dosis única de metronidazol. Es posible que las parejas masculinas no tengan síntomas, pero de todos modos deben recibir tratamiento.

Las personas infectadas con VIH reciben el mismo tratamiento para la tricomoniasis que aquellas que son VIH-negativo.

La tricomoniasis en las mujeres embarazadas

La tricomoniasis durante el embarazo aumenta el riesgo de rotura prematura de membranas (PROM) y de parto prematuro. El tratamiento de la infección no parece reducir este riesgo.3 Si está embarazada y tiene tricomoniasis, hable con su médico sobre las ventajas y las desventajas del tratamiento.

Los supositorios y las cremas vaginales no son eficaces para curar la tricomoniasis, pero pueden reducir la molestia y la hinchazón en la zona genital.

Seguimiento

  • No se requiere seguimiento si los síntomas desaparecen. Es posible volver a contraer tricomoniasis, de modo que es importante tomar medidas para reducir su riesgo de contraer tricomoniasis y otras infecciones de transmisión sexual (STI).
  • Si los síntomas no desaparecen, es posible que deba tomar el medicamento nuevamente.
  • Si el tratamiento fracasa después de esto y no ha tenido una nueva infección, pueden hacerse más pruebas para determinar la causa de sus síntomas. Es posible que tenga una cepa de tricomoniasis que sea resistente a los medicamentos antiprotozoicos. Puede usarse tinidazol en dosis altas para las tricomonas resistentes al metronidazol, y es tan eficaz como el metronidazol para curar la tricomoniasis.5

Si la tricomoniasis no se trata o no se trata en forma adecuada, pueden desarrollarse complicaciones como enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) en las mujeres o afecciones que contribuyen a la esterilidad en los hombres.6

Prevención

Tome medidas para reducir su riesgo de infectarse con tricomoniasis (tricomonosis) u otras infecciones de transmisión sexual (STI) como gonorrea, clamidia, VIH o sífilis. También puede reducir el riesgo de transmitir una STI a su(s) pareja(s) sexual(es).

Practique relaciones sexuales más seguras

La prevención de una STI es más fácil que el tratamiento de una infección después de que ocurre.

  • Hable con su pareja sobre las STI antes de iniciar una relación sexual. Averigüe si su pareja tiene riesgo de contraer alguna STI. Recuerde que es muy posible estar infectado con una STI sin saberlo. Se puede demorar hasta 6 meses en detectar algunas STI, como el VIH, en la sangre.
  • Sea responsable.
    • Evite el contacto sexual si tiene síntomas de una STI o si está siendo tratado por una STI.
    • Evite todo contacto sexual íntimo con cualquier persona que tenga síntomas de una STI.
  • No tenga más de una pareja sexual a la vez. Su riesgo de contraer una STI aumenta si tiene varias parejas sexuales al mismo tiempo.

Uso del condón masculino

El uso del condón puede reducir el riesgo de infectarse con una STI. Los condones se deben poner antes de comenzar cualquier contacto sexual. Use condones con una nueva pareja sexual hasta estar seguro de que no tiene una STI. Es importante que el condón se use en forma adecuada para prevenir el riesgo de una infección por tricomonas.

Uso del condón femenino

Aunque esté usando un método anticonceptivo para prevenir el embarazo, quizás desee usar condones femeninos para reducir el riesgo de contraer una STI.

Tratamiento en el hogar

No existe ningún tratamiento en el hogar para la tricomoniasis (tricomonosis). Pero usted puede disminuir sus probabilidades de contraer tricomoniasis u otras infecciones de transmisión sexual (STI) al tomar decisiones prudentes sobre las relaciones sexuales. Por ejemplo, puede asegurarse de siempre usar condones durante las relaciones sexuales. Para más información, vea el tema Relaciones sexuales seguras.

La tricomoniasis no suele transmitirse por el contacto con objetos. Pero evite usar objetos, como toallitas o toallas húmedas que pudiera haber usado una persona con tricomoniasis.

Es seguro para una mujer usar tampones mientras tiene una infección por tricomonas, pero quizás le resulte incómodo.

Evite el lavado vaginal. No ayuda a aliviar los síntomas e incluso puede empeorarlos.

Medicamentos

La tricomoniasis (tricomonosis) suele tratarse con un medicamento que se llama metronidazol. La tasa de curación del tratamiento para la tricomoniasis usando metronidazol es del 90% al 95%.5 Se ha demostrado que el tinidazol también es así de eficaz.

Opciones de medicamentos

Los antiprotozoicos, como metronidazol o tinidazol, son medicamentos que destruyen al diminuto parásito que causa la tricomoniasis.

Para pensar

La tricomoniasis durante el embarazo aumenta el riesgo de rotura prematura de membranas (PROM, por sus siglas en inglés) y de parto prematuro. El tratamiento de la infección no parece reducir este riesgo.3 Si está embarazada y tiene tricomoniasis, hable con su médico sobre las ventajas y las desventajas del tratamiento.

No se recomiendan los supositorios o cremas vaginales de metronidazol debido a que el metronidazol oral es mucho más eficaz. Los medicamentos vaginales curan la tricomoniasis en menos del 50% de los casos.5

El gel vaginal de metronidazol, que se utiliza para tratar la vaginosis bacteriana, no se recomienda para el tratamiento de la tricomoniasis.7

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Social Health Association
P.O. Box 13827
Research Triangle Park, NC  27709
Teléfono: (919) 361-8400
Fax: (919) 361-8425
Dirección del sitio web: www.ashastd.org
 

La misión de la Asociación Americana de Salud Social es mejorar la salud de individuos, familias y comunidades, con una concentración en la salud sexual y prevenir las enfermedades de transmisión sexual.


Centers for Disease Control and Prevention (CDC): National Center for HIV/AIDS, Viral Hepatitis, STD, and TB Prevention
1600 Clifton Road
Atlanta, GA  30333
Teléfono: 1-800-CDC-INFO (1-800-232-4636)
TDD: 1-888-232-6348
Correo electrónico: cdcinfo@cdc.gov
Dirección del sitio web: www.cdc.gov/nchstp
 

El Centro Nacional para la Prevención del VIH/SIDA, la Hepatitis Viral, las STD y la TB es una agencia de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Su sitio web provee información y actualizaciones sobre las enfermedades de transmisión sexual (STD, por sus siglas en inglés), el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y la tuberculosis (TB). También puede encontrar hojas informativas sobre estos temas de salud.


Centers for Disease Control and Prevention (CDC): Parasites
1600 Clifton Road
Atlanta, GA 30333
Teléfono: 1-800-CDC-INFO (1-800-232-4636)
TDD: 1-888-232-6348
Correo electrónico: cdcinfo@cdc.gov
Dirección del sitio web: www.cdc.gov/parasites
 

El sitio web sobre parásitos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, o CDC por sus siglas en inglés) de los EE. UU. ofrece información sobre enfermedades causadas por parásitos. Brinda información sobre temas como malaria, enfermedades tropicales desatendidas e infecciones parasitarias en los Estados Unidos. Hay también enlaces a información relacionada, como un glosario y un sitio que trata sobre agua saludable, así como otras referencias y recursos, por ejemplo, estadísticas sobre enfermedades parasitarias.


KidsHealth for Parents, Children, and Teens
Nemours Home Office
10140 Centurion Parkway
Jacksonville, FL 32256
Teléfono: (904) 697-4100
Dirección del sitio web: www.kidshealth.org
 

Este sitio web está patrocinado por la Fundación Nemours. Tiene una amplia variedad de información sobre la salud de los niños, desde alergias y enfermedades a crecimiento y desarrollo normales (desde el nacimiento hasta la adolescencia). Este sitio web ofrece áreas separadas para niños, adolescentes y padres, que brindan información apropiada para cada edad que los niños o padres pueden entender. Puede registrarse para recibir correos electrónicos semanales sobre temas que le interesen.


Office on Women's Health
Department of Health and Human Services
200 Independence Avenue, SW Room 712E
Washington, DC 20201
Teléfono: 1-800-994-9662
(202) 690-7650
Fax: (202) 205-2631
TDD: 1-888-220-5446
Dirección del sitio web: www.womenshealth.gov
 

La Oficina para la Salud de la Mujer es un servicio del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. Proporciona información sobre la salud de la mujer a un público diverso, incluyendo consumidores, profesionales de la salud e investigadores.


Planned Parenthood Federation of America
434 West 33rd Street
New York, NY  10001
Teléfono: 1-800-230-PLAN (1-800-230-7526)
(212) 541-7800
Fax: (212) 245-1845
Dirección del sitio web: www.plannedparenthood.org
 

The Planned Parenthood Federation of American provides comprehensive reproductive health care and consumer information about family planning, sexual health, and sexually transmitted diseases (STDs).

The Teen Talk Web site (www.plannedparenthood.org/teen-talk) has information for teens about dating, teen pregnancy, sexual orientation, gender identity, how teens can protect themselves against STDs, and more.


Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Academy of Pediatrics (2009). Trichomonas vaginalis infections (Trichomoniasis). In LK Pickering et al., eds., Red Book: 2009 Report of the Committee on Infectious Diseases, 28th ed., pp. 674–675. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  2. British Association of Sexual Health and HIV (2007). Management of Trichomonas Vaginalis Infection. Available online: http://www.bashh.org/guidelines.
  3. American College of Obstetricians and Gynecologists (2006, reaffirmed 2011). Vaginitis. ACOG Practice Bulletin No. 72. Obstetrics and Gynecology, 107(5): 1195–1206.
  4. American Public Health Association (2008). Trichomoniasis. In DL Heymann, ed., Control of Communicable Diseases Manual, 19th ed., pp. 625–5627. Washington, DC: American Public Health Association.
  5. Centers for Disease Control and Prevention (2010). Trichomoniasis section of Sexually transmitted diseases treatment guidelines 2010. MMWR, 59(RR-12): 58–61. Also available online: http://www.cdc.gov/std/treatment/2010/default.htm.
  6. Hobbs MM, et al. (2008). Trichomonas vaginalis and trichomoniasis. In KK Holmes et al., eds., Sexually Transmitted Diseases, 4th ed., pp. 771–793. New York: McGraw-Hill.
  7. U.S. Department of Health and Human Services (2006). Sexually Transmitted Diseases Treatment Guidelines, 2006 (CDC Publication Vol. 55, No. RR-11), pp. 52–54. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services. Also available online: http://www.cdc.gov/STD/treatment/2006/rr5511.pdf.

Otras obras consultadas

  • McCormack WM (2010). Trichomoniasis section of Volvovaginitis and cervicitis. In GL Mandell et al., eds., Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practices of Infectious Diseases, 7th ed., vol. 1, pp. 1498–1500. Philadelphia: Churchill Livingstone Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Family Medicine
Revisor médico especializado Jeanne Marrazzo, MD, MPH - Infectious Disease
Última revisión 9 julio, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.