• English

Electromiograma (EMG) y estudios de conducción nerviosa

Generalidades de la prueba

Un electromiograma (EMG, por sus siglas en inglés) mide la actividad eléctrica de los músculos en reposo y durante la contracción. Los estudios de conducción nerviosa miden con qué eficacia y a qué velocidad los nervios pueden enviar señales eléctricas.

Los nervios controlan los músculos del cuerpo con señales eléctricas llamadas impulsos. Estos impulsos hacen reaccionar a los músculos de formas específicas. Los problemas nerviosos y musculares hacen que los músculos reaccionen de modo anormal.

Si usted tiene dolor o entumecimiento en la pierna, podría hacerse estas pruebas para averiguar cuánto están siendo afectados sus nervios. Estas pruebas verifican lo bien que funcionan sus nervios espinales y los nervios de sus brazos y piernas.

Por qué se hace

Un EMG se realiza para:

  • Detectar enfermedades que dañan el tejido muscular, los nervios o las uniones entre nervio y músculo. Estos problemas pueden incluir una hernia de disco, esclerosis lateral amiotrófica (ALS, por sus siglas en inglés) o miastenia grave (MG).
  • Detectar la causa de debilidad, parálisis o contracción espasmódica del músculo. Los problemas en el músculo, en los nervios que inervan al músculo, en la médula espinal, o en la zona del cerebro que controla el músculo, pueden causar estos síntomas. El EMG no muestra enfermedades de la médula espinal o cerebrales.

Un estudio de conducción nerviosa se hace para:

  • Encontrar daños en el sistema nervioso periférico, que incluye todos los nervios que salen del cerebro y la médula espinal, y los nervios más pequeños que se ramifican de estos. Esta prueba a menudo se usa para ayudar a detectar problemas nerviosos, como síndrome del túnel carpiano o síndrome de Guillain-Barré.

Cómo prepararse

Informe a sus médicos acerca de TODOS los medicamentos, vitaminas, suplementos y remedios herbarios que toma.

  • Algunos medicamentos pueden afectar los resultados de las pruebas. Es posible que deba dejar de tomar algunos medicamentos antes de que le hagan esta prueba.
  • Si toma anticoagulantes, como warfarina (Coumadin), clopidogrel (Plavix) o aspirina, su médico le dirá si debe dejar de tomar estos medicamentos antes de la prueba. Asegúrese de que comprende exactamente lo que el médico quiere que haga.

Lleve ropa holgada para que sus músculos y nervios puedan ser examinados. Pueden darle una bata de hospital para que se la ponga.

Dado que los electrodos se adhieren a su piel, asegúrese de que está limpia y libre de aerosoles, aceites, cremas y lociones.

Es posible que se le pida que firme un formulario de consentimiento que dice que comprende los riesgos de la prueba y que está de acuerdo con que se le haga.

Hable con su médico acerca de cualquier inquietud que tenga sobre la necesidad de la prueba, sus riesgos, cómo se hará o qué significarán los resultados. Como ayuda para comprender la importancia de esta prueba, complete el formulario de información sobre pruebas médicas (¿Qué es un documento PDF ?).

Cómo se hace

Un EMG se hace en un hospital, en una clínica o en el consultorio del médico. Podría hacerse en un cuarto que bloquea cualquier interferencia eléctrica exterior. La prueba puede ser realizada por un técnico de EMG o un médico.

Le pedirán que se acueste en una mesa o cama, o que se siente en una silla reclinable, para que sus músculos estén relajados.

Electromiograma

Se le limpia la piel de las zonas que se le examinarán. Se le inserta en el músculo un electrodo de aguja que está unido por cables a una máquina de grabación.

Cuando los electrodos están en su lugar, se registra la actividad eléctrica del músculo mientras el músculo está en reposo. Entonces el técnico o médico le pedirán que apriete (contraiga) el músculo despacio y de forma continua. Se registra esta actividad eléctrica.

Se podría mover el electrodo varias veces para registrar la actividad en zonas diferentes del músculo o en músculos diferentes.

La actividad eléctrica en el músculo se ve como líneas onduladas y puntiagudas en un monitor de video y también se puede oír en un altavoz como algo parecido a sonidos de una ametralladora cuando usted contrae el músculo. La actividad también se puede registrar en video.

Un EMG puede llevar de 30 a 60 minutos. Cuando acaba la prueba, se extraen los electrodos y se limpian las zonas de la piel donde se insertó la aguja.

Estudios de conducción nerviosa

En esta prueba, varios electrodos metálicos planos de disco se adhieren a la piel con cinta o pasta. Un electrodo que emite un choque se pone directamente sobre el nervio y se coloca un electrodo de grabación sobre los músculos controlados por ese nervio. Se dan varios impulsos eléctricos rápidos al nervio y se registra el tiempo que le lleva al músculo contraerse como respuesta al impulso eléctrico. La velocidad de respuesta se llama velocidad de conducción.

Se pueden estudiar los mismos nervios al otro lado del cuerpo como comparación. Cuando acaba la prueba se retiran los electrodos.

Los estudios de conducción nerviosa se hacen antes de un EMG, si se van a realizar ambas pruebas. Las pruebas de conducción nerviosa pueden llevar desde 15 minutos a una hora o más, dependiendo de cuántos nervios y músculos se estudien.

Qué se siente

Durante una prueba de EMG usted podría sentir un dolor breve y agudo cuando el electrodo de aguja se pone en el músculo. Después de la prueba, podría estar dolorido y sentir hormigueo en los músculos durante hasta 2 días. Si su dolor está empeorando o tiene hinchazón, aumento de la sensibilidad o pus en cualquiera de los sitios de punción, llame a su médico.

Con los estudios de conducción nerviosa, podrá sentir los impulsos eléctricos. Las pruebas hacen que algunas personas se sientan ansiosas. Tenga presente que solo se usa una corriente eléctrica de voltaje muy bajo y cada impulso eléctrico es muy rápido (menos de una fracción de segundo).

  • Si todavía tiene dolor después de la prueba:
    • Coloque hielo o una compresa fría sobre la zona adolorida durante 10 a 20 minutos por vez. Coloque un paño delgado entre el hielo y la piel.
    • Tome un analgésico (medicamento para el dolor) de venta libre, como acetaminofén (Tylenol), ibuprofeno (Advil, Motrin) o naproxeno (Aleve). Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.

Riesgos

Un EMG es muy seguro. Usted podría tener algunos pequeños moretones o hinchazón en algunos sitios de punción. Las agujas son estériles, así que hay muy poca probabilidad de tener una infección.

No hay ninguna posibilidad de problemas por los estudios de conducción nerviosa. No se le inserta nada en la piel, así que no hay ninguna posibilidad de infección. El voltaje de los impulsos eléctricos no es lo suficientemente alto para causar lesiones.

Resultados

Es posible que el médico le dé algunos de los resultados de los estudios nerviosos inmediatamente después de las pruebas. Un informe completo puede tardar de 2 a 3 días.

Electromiograma (EMG) y estudios de conducción nerviosa

Normal:

Los registros del EMG no muestran ninguna actividad eléctrica cuando el músculo está en reposo. Aparece una línea suave y ondulada con cada contracción del músculo.

Los estudios de conducción nerviosa muestran que los nervios envían impulsos eléctricos a los músculos o a lo largo de los nervios sensoriales, a velocidades normales, o velocidades de conducción. Los nervios sensoriales permiten que el cerebro sienta el dolor, el tacto, la temperatura y la vibración. Nervios diferentes tienen distintas velocidades de conducción normales. Las velocidades de conducción nerviosa suelen volverse más lentas a medida que una persona envejece.

Anormal:

La actividad eléctrica en un músculo en reposo muestra que puede haber un problema en la inervación del nervio al músculo. Las líneas de onda anormales cuando se contrae el músculo pueden indicar un problema nervioso o muscular, como hernia de disco, esclerosis lateral amiotrófica (ALS) o inflamación.

En los estudios de conducción nerviosa, la velocidad de los impulsos nerviosos es más lenta de lo normal para ese nervio. Las velocidades más lentas pueden ser causadas por lesiones del nervio o de un grupo de nervios. Las velocidades de conducción nerviosa suelen volverse más lentas a medida que una persona envejece.

Los resultados del EMG y los estudios de conducción nerviosa se usan junto con sus antecedentes médicos, síntomas, exámenes físicos y neurológicos, y los resultados de otras pruebas, para ayudar a su médico a averiguar cuál es el problema o ver cómo evoluciona una enfermedad.

Qué afecta esta prueba

Los motivos por los que es posible que usted no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles incluyen:

  • Tomar medicamentos, como relajantes musculares y anticolinérgicos.
  • Tener sangrado, hinchazón o demasiada grasa bajo la piel en el sitio de los nervios o músculos examinados.
  • No poder hacer lo que se le pide durante la prueba.

Para pensar

  • Los niveles de algunas enzimas en la sangre, como aspartato aminotransferasa (AST), lactato deshidrogenasa (LDH) y creatina fosfoquinasa (CPK), podrían elevarse cuando el tejido del músculo está dañado. Un electromiograma puede causar niveles más altos de estas enzimas hasta durante 10 días después del EMG, por lo que no debería hacerse un análisis de sangre para estas enzimas durante 5 o 10 días después de un EMG.
  • También se pueden hacer tipos especiales de electromiogramas (EMG). Por ejemplo:
    • El EMG de una sola fibra es un tipo especial de prueba de EMG. Para esta prueba, se insertan agujas muy pequeñas en un músculo para ver cómo se contrae una sola fibra del músculo. Es una prueba útil para la miastenia grave, una enfermedad que afecta las uniones nervio-músculo (neuromusculares).
    • La estimulación repetitiva del nervio es una prueba útil para la miastenia grave y el síndrome de Lambert-Eaton. En esta prueba, se dan choques pequeños y repetidos para medir cómo reacciona el músculo a la estimulación repetida del nervio.
    • El electromiograma del esfínter externo mide la actividad eléctrica del esfínter urinario externo para ayudar a detectar problemas urinarios. El esfínter urinario es una banda de músculos en forma de anillo alrededor de la uretra que ayuda a controlar la micción. La actividad eléctrica se puede medir por electrodos en la piel, por electrodos de aguja insertados a través de la piel, o por electrodos en un tapón anal.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializado Colin Chalk, MD, CM, FRCPC - Neurology
Última revisión 10 julio, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.

Obtenga información de salud en español