• English

Campilobacteriosis

Generalidades del tema

¿Qué es la campilobacteriosis?

La campilobacteriosis es una intoxicación alimentaria causada por la bacteria campylobacter. Es una de las causas más comunes de diarrea en los Estados Unidos y afecta a más de 2.4 millones de personas todos los años.1

La campilobacteriosis sucede con mucha más frecuencia en los meses de verano que en los de invierno. Los lactantes, los adultos jóvenes y los hombres tienen más probabilidades de tener la afección.

¿Cuál es la causa de la campilobacteriosis?

Por lo general, la campilobacteriosis se produce por manipular aves (como pollos o pavos) que están contaminadas por la bacteria campylobacter y que están crudas o poco cocidas. Por ejemplo, usted puede infectarse si corta carne de ave en una tabla para cortar y luego usa la tabla para cortar o los utensilios, sin haberlos lavado, para preparar verduras u otros alimentos crudos o ligeramente cocidos. Beber leche contaminada o agua de lagos o arroyos contaminados también puede provocar la infección.

Por lo general, la campilobacteriosis no se contagia de una persona a otra. Pero esto puede suceder si usted tiene la afección y no se lava las manos en forma adecuada. Algunas personas se han infectado mediante el contacto con heces de perro o gato infectadas.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la campilobacteriosis incluyen diarrea, cólicos, dolor de estómago y fiebre de 2 a 5 días después de la exposición a la bacteria. La diarrea podría ser sanguinolenta (con sangre), y es posible que usted sienta revoltura estomacal y que vomite. Por lo general, la enfermedad dura 1 semana. Algunas personas no presentan ningún síntoma. En las personas con el sistema inmunitario deteriorado, la campilobacteriosis puede poner la vida en peligro.

¿Cómo se diagnostica la campilobacteriosis?

Su médico le realizará el historial médico, le realizará un examen físico y le hará preguntas acerca de sus síntomas, los alimentos que haya comido recientemente y sus ambientes del trabajo y del hogar. Un cultivo de heces puede confirmar el diagnóstico.

¿Cómo se trata?

La campilobacteriosis se trata manejando cualquier complicación hasta que desaparezca. La deshidratación causada por la diarrea y el vómito es la complicación más común. No use medicamentos, incluidos los antibióticos y otros tratamientos, a menos que su médico los recomiende. La mayoría de las personas se recuperan por completo en una semana después del comienzo de los síntomas, aunque a veces la recuperación puede tardar hasta 10 días.

Para prevenir la deshidratación, tome con frecuencia sorbos de una bebida rehidratante (como Pedialyte). Intente beber una taza de agua o bebida rehidratante cada vez que tenga mucha cantidad de heces flojas. La soda y los jugos de fruta tienen demasiado azúcar y no tienen la cantidad suficiente de los electrolitos que se pierden durante la diarrea, y no deberían usarse para rehidratar.

Intente cumplir su dieta normal en la mayor medida posible. Alimentarse como lo hace habitualmente le ayudará a obtener suficiente nutrición. Los médicos creen que alimentarse normalmente también le ayudará a sentirse mejor en forma más rápida. Pero intente evitar los alimentos altos en grasas y azúcar. También evite los alimentos condimentados, las bebidas alcohólicas y el café durante 2 días después de que hayan desaparecido todos los síntomas.

En casos más graves, es posible que su médico le recomiende antibióticos.

En raras ocasiones, la campilobacteriosis puede causar problemas a largo plazo. Es posible que algunas personas tengan artritis después de la campilobacteriosis. Otras personas podrían padecer una enfermedad poco frecuente llamada síndrome de Guillain-Barré. Esto sucede cuando el sistema inmunitario ataca los nervios. Esto puede causar parálisis que dura varias semanas y suele requerir que vaya al hospital.

¿Cómo se puede prevenir la campilobacteriosis?

Puede prevenir la campilobacteriosis practicando la manipulación segura de los alimentos (adaptada a partir de la información de los Centers for Disease Control andPrevention [Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades o CDC, por sus siglas en inglés] de los EE. UU.).

  • Haga las compras en forma segura. Coloque la carne, las aves y el pescado crudos en bolsas separadas de otros alimentos. Los niños pequeños pueden enfermarse por tocar la carne de ave envasada; por lo tanto, no los deje tocar ni jugar con los envases de carne de ave en el carrito de la tienda de comestibles. Vaya a su hogar inmediatamente después de terminar de hacer las compras para poder almacenar los alimentos en forma adecuada.
  • Prepare los alimentos en forma segura. Lávese las manos antes y después de manipular alimentos. También lávese las manos después de ir al baño o cambiar pañales. Lave las frutas y las verduras frescas enjuagándolas bien con agua corriente. Si es posible, use dos tablas para cortar: una para las frutas y las verduras frescas, y la otra para la carne, las aves y los mariscos crudos. De lo contrario, asegúrese de lavar la tabla para cortar con agua caliente jabonosa entre cada uso. También puede lavar los cuchillos y las tablas para cortar en el lavavajillas para desinfectarlos.
  • Almacene los alimentos en forma segura. Cocine, refrigere o congele la carne, las aves, los huevos, el pescado y los alimentos listos para comer en el término de 2 horas. Asegúrese de que la temperatura de su refrigerador esté en 40°F (4°C) o menos.
  • Cocine los alimentos en forma segura. Use un termómetro para carne limpio, para determinar si los alimentos se cocinan a una temperatura segura o no. Vuelva a calentar las sobras a una temperatura de, al menos, 165°F (74°C). No coma hamburguesas poco cocidas. Y esté atento al riesgo de intoxicación alimentaria debido al pescado crudo (incluido el sushi), a las almejas y a las ostras.
  • Sirva los alimentos en forma segura. Mantenga calientes los alimentos calientes cocinados [140°F (60°C) o más] y fríos los alimentos fríos [40°F (4°C) o menos].
  • Respete las etiquetas de los envases de los alimentos. Las etiquetas de los envases de los alimentos proporcionan información sobre cuándo utilizar los alimentos y cómo almacenarlos. Leer las etiquetas de los alimentos y seguir las instrucciones de salubridad reducirán sus probabilidades de tener una intoxicación alimentaria.
  • Si tiene dudas, deséchelo. Si no está seguro de si un alimento es seguro o no, no lo coma. Volver a calentar alimentos que están contaminados no hará que se vuelvan seguros. No pruebe los alimentos sospechosos. Podrían oler bien y tener un buen aspecto, pero aun así su consumo podría no ser seguro.

Es importante prestar especial atención a la preparación y al almacenamiento de los alimentos durante los meses cálidos cuando los productos a menudo se sirven al aire libre. Las bacterias crecen de manera más rápida durante el tiempo más cálido; por lo tanto, los alimentos pueden echarse a perder con mayor rapidez y posiblemente causar una enfermedad. No deje los alimentos al aire libre durante más de 1 hora si la temperatura es superior a 90°F (32°C) y nunca los deje al aire libre durante más de 2 horas.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Centers for Disease Control and Prevention (2010). Campylobacter. Available online: http://www.cdc.gov/nczved/divisions/dfbmd/diseases/campylobacter.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializado W. David Colby IV, MSc, MD, FRCPC - Infectious Disease
Última revisión 18 octubre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.