Angioplastia para enfermedad de las arterias coronarias

Generalidades del tratamiento

La angioplastia y las técnicas relacionadas se conocen como intervención coronaria percutánea (PCI, por sus siglas en inglés). La angioplastia es un procedimiento en el que se ensancha una sección estrechada de la arteria coronaria. La angioplastia es menos invasiva y tiene un tiempo de recuperación más corto que el de la cirugía de derivación vascular ("bypass"), la cual también se hace para aumentar el flujo de la sangre al músculo cardíaco pero requiere una cirugía de tórax abierto. La mayoría de las veces, se colocan stents (endoprótesis) durante la angioplastia.

Una angioplastia se hace utilizando un tubo delgado y flexible llamado catéter. El médico inserta el catéter en un vaso sanguíneo en la ingle o la muñeca. El médico guía cuidadosamente el catéter a través de los vasos sanguíneos hasta llegar a la parte bloqueada de la arteria coronaria.

El cateterismo cardíaco, también llamado angiografía coronaria, se hace primero para encontrar dónde está estrechada u obstruida la arteria.

Vea la presentación de angioplastia para enfermedad de las arterias coronarias para ver cómo se hace una angioplastia.

Stents

Durante la angioplastia, a menudo se inserta de manera permanente en la arteria un tubo pequeño que se expande llamado stent (endoprótesis). En el interior del catéter se encuentra un alambre de guía muy delgado. El alambre de guía se utiliza para desplazar un globo y el stent dentro de la arteria coronaria. Se coloca un globo dentro del stent y se infla, lo cual abre el stent y lo coloca en su lugar haciendo presión contra la pared de la arteria. Después se desinfla el globo y se extrae, dejando colocado el stent. Debido a que el stent es similar a una malla, las células que recubren los vasos sanguíneos crecen a través y alrededor del stent para ayudar a fijarlo.

La colocación de un stent debe:

  • Abrir la arteria y presionar la placa contra las paredes de la arteria, mejorando así el flujo de sangre.
  • Mantener la arteria abierta después de que el globo ha sido desinflado y retirado.
  • Sellar cualquier rasgadura en la pared de la arteria.
  • Prevenir que la pared de la arteria se colapse o se cierre nuevamente (reestenosis).
  • Impedir que se desprendan pequeños fragmentos de la placa, lo que podría causar un ataque al corazón.

La colocación de un stent es estándar en la mayoría de los procedimientos de angioplastia.

Su médico podría usar un stent de metal sin recubrimiento o un stent liberador de fármacos. Los stents liberadores de fármacos están recubiertos con medicamentos que ayudan a mantener la arteria abierta después de la angioplastia.

Qué esperar después del tratamiento

El procedimiento puede durar de 30 a 90 minutos. Pero usted necesita tiempo para prepararse para el mismo y tiempo para recuperarse. Puede llevar varias horas en total.

Después de la angioplastia, será trasladado a una sala de recuperación o a la unidad coronaria. Vigilarán de cerca su frecuencia cardíaca, pulso y presión arterial y si se produce sangrado en el sitio de inserción del catéter. Podría tener un vendaje grande o un dispositivo de compresión en la ingle o en el brazo en el sitio de inserción del catéter para prevenir el sangrado. Probablemente permanezca una noche en el hospital.

No haga actividad intensa ni levante nada pesado hasta que su médico lo autorice. Esto puede ser por un día o dos. Puede volver a hacer ejercicio y a conducir después de varios días.

Tomará medicamentos antiplaquetarios para ayudar a prevenir otro ataque al corazón o un ataque cerebral. Si le ponen un stent, es probable que tome aspirina más otro medicamento antiplaquetario, como clopidogrel (Plavix). Si le ponen un stent liberador de fármacos, es probable que tome ambos medicamentos durante por lo menos un año. Si le ponen un stent de metal sin recubrimiento, tomará ambos medicamentos por al menos un mes, aunque tal vez los tome por hasta un año. Después es probable que tome aspirina diariamente a largo plazo. Si tiene un alto riesgo de sangrado, el médico quizá reduzca el tiempo que tome esos medicamentos.

Después de su procedimiento, usted podría participar en un programa de rehabilitación cardíaca. En el programa de rehabilitación cardíaca, un equipo de profesionales de la salud proporciona educación y apoyo para ayudarle a recuperarse y a establecer nuevos hábitos saludables, como alimentarse bien y hacer más ejercicio. Para mantener el corazón saludable y las arterias abiertas, hacer estos cambios es tan importante como recibir tratamiento.

Por qué se hace

Aunque hay muchos factores presentes, podría hacerse una angioplastia si usted tiene lo siguiente:nota 1

  • Angina frecuente o grave que no responde al medicamento ni a cambios en el estilo de vida.
  • Evidencia de reducción grave del flujo de sangre (isquemia) en una zona del músculo cardíaco, causada por el estrechamiento de una arteria coronaria.
  • Una arteria estrechada o bloqueada que probablemente se puede tratar con éxito con la angioplastia.
  • Un estado de salud suficientemente bueno como para someterse al procedimiento.

Es posible que la angioplastia no sea una opción de tratamiento razonable cuando:

  • No hay evidencia de reducción de la irrigación sanguínea al músculo cardíaco.
  • Solo pequeñas zonas del corazón están en riesgo y usted no tiene síntomas de angina incapacitantes.
  • Usted corre el riesgo de complicaciones o de morir durante la angioplastia debido a otros problemas de salud.
  • Usted no puede tomar medicamentos que previenen la formación de coágulos de sangre (aspirina y otros medicamentos antiplaquetarios) después de la colocación de un stent.
  • La anatomía de la arteria hace que la angioplastia o la colocación del stent sea demasiado riesgosa o esta interferirá con el éxito del procedimiento.

Eficacia

La angioplastia alivia la angina y mejora el flujo de sangre al corazón. Los stents reducen el riesgo de que la arteria se vuelva a estrechar (reestenosis). Si ocurre una reestenosis, podría ser necesaria otra angioplastia o una cirugía de derivación vascular.nota 1

Con una angioplastia, usted sentirá alivio de la angina más pronto de lo que sentiría con medicamentos y cambios en el estilo de vida. Pero con el tiempo, ambos tratamientos dan resultados aproximadamente iguales para aliviar la angina y mejorar la calidad de vida.nota 2

La angioplastia puede aliviar la angina, pero no se ha demostrado que le ayude a vivir más tiempo que la terapia médica. Además, la angioplastia no reduce su riesgo de tener un ataque al corazón más que la terapia médica.nota 3

Riesgos

Los riesgos de la angioplastia podrían incluir:

  • Sangrado en el sitio de punción.
  • Daño al vaso sanguíneo en el sitio de punción.
  • Cierre repentino de la arteria coronaria.
  • Desgarre pequeño en el revestimiento interior de la arteria.
  • Ataque al corazón.
  • Necesidad de procedimientos adicionales. La angioplastia podría aumentar el riesgo de la necesidad urgente de una cirugía de derivación. Además, la arteria reparada se puede volver a estrechar (reestenosis) y podría ser necesario hacer otra angioplastia.
  • Vaso sanguíneo dilatado que se vuelve a cerrar (reestenosis).
  • Muerte. El riesgo de muerte es mayor cuando hay más de una arteria involucrada.

Para pensar

La terapia médica y los cambios en el estilo de vida podrían ser una mejor opción que la angioplastia para algunas personas. Como ayuda para decidir si la angioplastia es adecuada para usted, vea el tema:

Enfermedad cardíaca: ¿Debería hacerme una angioplastia para la angina estable?

La cirugía de derivación de arteria coronaria (bypass) podría ser una mejor opción que la angioplastia para algunas personas. Como ayuda para decidir si la cirugía de derivación vascular es adecuada para usted, vea el tema:

Enfermedad cardíaca: ¿Debería hacerme una cirugía de derivación vascular?

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Levine GN, et al. (2011). 2011 ACC/AHA/SCAI Guideline for percutaneous coronary intervention: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines and the Society for Cardiovascular Angiography and Interventions. Circulation, 124(23): e574–e651.
  2. Weintraub W, et al. (2008). Effect of PCI on quality of life in patients with stable coronary artery disease. New England Journal of Medicine, 359(7): 677-687.
  3. Boden WE, et al. (2007). Optimal medical therapy with or without PCI for stable coronary disease. New England Journal of Medicine, 356(15): 1503–1516.

Otras obras consultadas

  • Douglas JS, King SB (2011). Percutaneous coronary intervention. In V Fuster et al., eds., Hurst's The Heart, 13th ed., vol. 2, pp. 1430–1457. New York: McGraw-Hill.
  • Fihn SD, et al. (2014). 2014 ACC/AHA/AATS/PCNA/SCAI/STS focused update of the guideline for the diagnosis and management of patients with stable ischemic heart disease. Circulation. DOI: 10.1161/CIR.0000000000000095. Accessed October 13, 2014.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia
Revisor médico especializado Robert A. Kloner, MD, PhD - Cardiología

Revisado20 febrero, 2015