Diabetes gestacional: Cómo aplicarse inyecciones de insulina

Medida práctica

Introducción

Si tiene diabetes gestacional y no ha podido mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los límites deseados, es posible que necesite inyecciones de insulina.

  • Inyectarse insulina puede ayudar a prevenir el nivel alto de azúcar en la sangre. El nivel alto de azúcar en la sangre puede causarles problemas a usted y a su bebé.
  • La insulina se administra en forma de inyección en el tejido graso justo debajo de la piel. En mujeres embarazadas, la insulina suele administrarse en la parte superior del brazo o en el muslo.
  • Asegúrese de:
    • Aplicarse la dosis correcta de insulina, especialmente si se está administrando dos tipos de insulina en la misma jeringa.
    • Practicar cómo aplicarse la inyección.
    • Guardar la insulina en forma adecuada, para que cada dosis dé buenos resultados.

Cómo preparar una inyección de insulina y aplicársela

Su médico o educador de diabetes autorizado (CDE, por sus siglas en inglés) la ayudará a prepararse las inyecciones de insulina y a aplicárselas. A continuación, le indicamos algunos pasos sencillos para ayudarla a aprender a hacerlo.

Prepárese

A fin de prepararse para aplicarse una inyección de insulina, siga los pasos que se indican a continuación:

  1. Lávese las manos con agua corriente y jabón. Séqueselas bien.
  2. Reúna sus suministros. La mayoría de las personas guardan sus suministros en un bolso o estuche para poder llevarlos a donde vayan.
    • Necesitará una jeringa para insulina, su frasco de insulina y una toallita de alcohol o una bolita de algodón humedecida con alcohol.
    • Si usa una pluma de insulina, necesitará una aguja que funcione con su pluma. Si la pluma es reutilizable, es posible que necesite un cartucho de insulina. Tal vez también necesite un hisopo con alcohol.
  3. Revise el frasco o el cartucho de insulina.
    • Cuando use un frasco de insulina por primera vez, anote la fecha en el frasco. La insulina guardada a temperatura ambiente durará aproximadamente un mes. Lea y siga todas las indicaciones de la etiqueta, incluyendo cómo guardar la insulina y por cuánto tiempo durará la misma.
    • Fíjese que la insulina de la pluma desechable no haya caducado. Esta fecha suele estar impresa en la etiqueta de la pluma.

Prepare la inyección

Su preparación dependerá de si se va a inyectar un tipo de insulina o si va a mezclar dos tipos de insulina.

Si usa una pluma de insulina, siga las instrucciones del fabricante para colocar la aguja, preparar la pluma y ajustar la dosis.

Prepare el lugar

Antes de aplicarse la inyección, tómese el tiempo que necesite para lo siguiente:

  • Elija la parte del cuerpo para inyectarse. Si se aplica las inyecciones en diferentes lugares del cuerpo cada día, use el mismo lugar en el mismo momento del día. Por ejemplo, cada día:
  • Si utiliza alcohol para limpiar la piel antes de aplicarse la inyección, déjelo secar.
  • Relaje los músculos en la zona de la inyección.

Aplique la inyección

Siga los pasos para aplicar una inyección de insulina en el brazo.

Siga los pasos proporcionados por el fabricante de la pluma para administrar una inyección de insulina con una pluma de insulina reutilizable.

Limpieza y almacenamiento

Después de aplicarse la inyección:

  • Guarde su insulina en forma adecuada para que cada dosis dé buenos resultados. Siga las instrucciones que vienen con la insulina.
  • No tire sus jeringas, plumas de insulina desechables ni agujas usadas en un bote de residuos. Puede desecharlas en un envase de metal con tapa a rosca o con una tapa que usted pegue con cinta adhesiva firmemente. También puede comprar envases especiales para desechar agujas y jeringas usadas. Hable con su entidad de recolección de residuos local, con su farmacia o con su médico sobre cómo eliminar el envase.

Otras sugerencias para hacerlo bien y en forma segura

Para ayudarla a estar segura y a tener éxito en la aplicación de inyecciones de insulina:

  • Enséñele a otra persona a aplicarle las inyecciones de insulina. Pídale a esa persona que le aplique una inyección ocasionalmente, para que recuerde cómo hacerlo en caso de emergencia.
  • No combine otro medicamento con la insulina si su médico no se lo indica. Si está tomando dos tipos de insulina, pregúnteles a su médico o a su farmacéutico si pueden combinarse en la misma jeringa.
  • Nunca comparta jeringas con otra persona. Enfermedades como el VIH o una infección del hígado (hepatitis) pueden contagiarse a través de la sangre.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Rhonda O'Brien, MS, RD, CDE - Educador en diabetes certificado

Revisado20 junio, 2014