• English

Síndrome del niño sacudido

Generalidades del tema

¿Qué es el síndrome del niño sacudido?

El síndrome del niño sacudido consiste en una lesión cerebral que ocurre cuando alguien sacude o arroja a un bebé contra un objeto. Esta es una forma de maltrato infantil. Puede pasarles a niños de hasta 5 años de edad, pero es más frecuente en bebés menores de 1 año.

Nunca está bien sacudir o arrojar a un niño. Es posible que no deje ninguna señal de lesión evidente, pero puede causar graves problemas a largo plazo o incluso la muerte.

El síndrome del niño sacudido suele suceder cuando un niño no deja de llorar y el cuidador pierde el control de sus emociones. Los padres pueden ayudar a prevenir este problema aprendiendo maneras saludables de aliviar el estrés y el enojo. También es importante que elijan con cuidado a los cuidadores del niño.

El síndrome del niño sacudido también puede llamarse "síndrome de impacto por sacudidas". Muchos médicos usan el término "traumatismo craneoencefálico por maltrato" para describir la lesión. Pueden usar "lesión intencional en la cabeza" para describir cómo ocurrió.

¿Cuál es la causa de la lesión en el cerebro?

Cuando se sacude o se arroja a un niño, la cabeza gira o se sacude una y otra vez. Esto puede causar desgarros en el tejido cerebral, los vasos sanguíneos y los nervios. El cerebro del niño choca contra el cráneo. Esto puede causar sangrado e inflamación en el cerebro.

Los niños pequeños corren un alto riesgo de lesión cerebral cuando los sacuden o los arrojan. Esto es porque tienen:

  • Una cabeza grande y pesada para el tamaño de su cuerpo.
  • Músculos del cuello débiles que no sostienen bien la cabeza.
  • Vasos sanguíneos delicados en el cerebro.

Los juegos normales, como tener al niño a horcajadas sobre la rodilla de un adulto como si estuviera montando a caballo o lanzarlo suavemente al aire, no causan el síndrome del niño sacudido.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas varían entre los niños según su edad, la frecuencia con la que fueron maltratados, cuánto tiempo duró cada instancia de maltrato y cuánta fuerza se usó.

Las lesiones leves podrían causar síntomas sutiles. Por ejemplo, su hijo podría:

  • Estar fastidioso, malhumorado o perezoso.
  • Vomitar.
  • No tener hambre.

Un niño con lesiones más graves puede tener síntomas como:

  • Convulsiones.
  • Latidos cardíacos lentos.
  • Problemas para oír.
  • Sangrado dentro de uno o ambos ojos.

Un niño que ha sido sacudido o arrojado también puede tener otras señales de maltrato como huesos fracturados, moretones o quemaduras.

Los síntomas pueden comenzar rápidamente, especialmente en un niño muy lesionado. Otras veces, es posible que los síntomas de inflamación del cerebro demoren algunos días en aparecer.

A veces, los cuidadores que dañan a un niño lo acuestan. Es posible que esperen que los síntomas mejoren con el descanso. Para cuando el niño ve a un médico, el niño puede necesitar atención de urgencia. En algunos casos, es posible que el niño esté en coma antes de que el cuidador busque ayuda.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del niño sacudido?

El síndrome del niño sacudido puede ser difícil de detectar porque a menudo no hay claras señales de maltrato. Por el contrario, un bebé puede tener síntomas imprecisos, como vómitos o poco apetito. Al principio, puede parecer que estos síntomas están relacionados con una infección, como la gripe o una infección renal. Lamentablemente, es posible que no se descubra el síndrome del niño sacudido hasta que se produzcan reiterados episodios de maltrato o que ocurra un daño más grave.

Para confirmar un diagnóstico de síndrome de niño sacudido, un médico:

  • Preguntará acerca de los antecedentes de salud del niño, lo que incluye cuándo comenzaron los cambios de comportamiento.
  • Le hará un examen físico para detectar señales de lesión y aumento de la presión arterial.
  • Le hará exámenes de diagnóstico por imágenes, como una tomografía computarizada o una resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) para detectar sangrado u otra lesión en el cerebro.
  • Le sacará radiografías para ver si hay huesos fracturados.

Es posible que un médico también haga pruebas para descartar otras causas posibles de los síntomas del niño. Por ejemplo, una punción lumbar revisa el líquido cefalorraquídeo para ver si hay señales de meningitis. Pueden hacerse análisis de sangre para revisar si hay lesiones internas o para descartar otras afecciones, como trastornos sanguíneos poco comunes.

Un médico que sospecha un caso de síndrome del niño sacudido debe informar a la oficina de bienestar infantil local y a la policía.

¿Cómo se trata?

Un niño con síndrome del niño sacudido debe permanecer en el hospital, a veces en una unidad de cuidados intensivos (ICU, por sus siglas en inglés). Podría utilizarse terapia de oxígeno para ayudar al niño a respirar. Es posible que los médicos le den medicamentos al niño que le ayuden a aliviar la inflamación del cerebro. A veces, un colchón refrigerante ayudará a bajar la temperatura corporal del niño y a reducir la inflamación cerebral.

Según los síntomas, los médicos podrían probar con medicamentos anticonvulsivos, fisioterapia u otros tratamientos. Es posible que sea necesario operar a un niño que tenga sangrado intenso en el cerebro.

¿Cuáles son los problemas a largo plazo causados por el síndrome del niño sacudido?

Un niño puede tener daño cerebral que causa uno o más problemas graves, como:

  • Convulsiones. Un niño podría tener movimiento muscular involuntario y no poder hablar, ver ni interactuar con normalidad.
  • Ceguera o problemas para ver u oír.
  • Parálisis cerebral, con rigidez muscular (espasticidad) que causa movimientos torpes.
  • Discapacidades intelectuales que pueden afectar todos los aspectos de la vida de un niño. Por ejemplo, un niño puede tener problemas para aprender a hablar o tal vez no pueda ocuparse de sí mismo en el futuro.
  • Discapacidades en el aprendizaje que podrían no aparecer hasta que el niño comienza la escuela.
  • Problemas emocionales o de comportamiento.

Algunos niños mueren a causa de sus lesiones.

¿Qué debería hacer si sospecha que un niño tiene el síndrome del niño sacudido?

Es importante conseguir ayuda si le parece que algo no está bien con su bebé. El síndrome del niño sacudido podría producir únicamente síntomas leves al principio, pero cualquier lesión en la cabeza de un niño pequeño puede ser peligrosa.

Llame al 911 o a otros servicios de urgencia de inmediato si un niño:

Los niños pequeños no pueden defenderse a sí mismos, de modo que su protección depende de los adultos que están a cargo de ellos. Si sospecha maltrato y el niño no se encuentra en peligro inmediato:

  • Llame a los servicios locales de protección de menores o a la policía.
  • No confronte a la persona que puede haber maltratado al niño. Esto podría causar más daño al niño.

Herramientas de salud Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Las Herramientas interactivas le ayudan a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más. Las Herramientas interactivas están diseñadas para ayudarle a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más.
  Herramienta interactiva: ¿Cuál es su nivel de estrés? - [Interactive Tool: What Is Your Stress Level?]
  Herramienta interactiva: ¿Está deprimido? - [Interactive Tool: Are You Depressed?]

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

National Institute of Neurological Disorders and Stroke
NIH Neurological Institute
P.O. Box 5801
Bethesda, MD 20824
Teléfono: 1-800-352-9424
Teléfono: (301) 496-5751
Dirección del sitio web: www.ninds.nih.gov
 

The National Institute of Neurological Disorders and Stroke (NINDS), a part of the National Institutes of Health, is the leading U.S. federal government agency supporting research on brain and nervous system disorders. It provides the public with educational materials and information about these disorders.


American Academy of Pediatrics
141 Northwest Point Boulevard
Elk Grove Village, IL  60007-1098
Teléfono: (847) 434-4000
Fax: (847) 434-8000
Dirección del sitio web: www.aap.org
 

The American Academy of Pediatrics (AAP) offers a variety of educational materials about parenting, general growth and development, immunizations, safety, disease prevention, and more. AAP guidelines for various conditions and links to other organizations are also available.


Child Welfare Information Gateway
Children's Bureau/ACYF
1250 Maryland Avenue SW, Eighth Floor
Washington, DC  20024
Teléfono: 1-800-394-3366
Correo electrónico: info@childwelfare.gov
Dirección del sitio web: www.childwelfare.gov
 

El Portal de Información Sobre el Bienestar de los Niños (Child Welfare Information Gateway) es un centro nacional de recursos para personas que buscan información sobre cómo prevenir, identificar y tratar el maltrato y el abandono de menores. El sitio web contiene información sobre servicios de apoyo familiar, el cuidado tutelar y la adopción de un niño, y temas de bienestar de los niños. También ofrece enlaces a muchos números de líneas de emergencia gratuitas.


National Center on Shaken Baby Syndrome
1433 North Highway 89
Suite 110
Farmington, UT  84025
Teléfono: 1-888-273-0071
(801) 447-9360
Fax: (801) 447-9364
Correo electrónico: mail@dontshake.org
Dirección del sitio web: www.dontshake.org
 

El Centro Nacional del Síndrome del Bebé Sacudido (National Center on Shaken Baby Syndrome) es una organización mundial sin ánimo de lucro que ofrece información a profesionales y padres sobre cómo reconocer y prevenir esta forma de maltrato a menores.


Shaken Baby Alliance
8551 Boat Club Road
Suite 117
Fort Worth, TX  76179
Teléfono: 1-877-6-END-SBS (1-877-636-3727) gratuito
(817) 882-8686
Fax: (817) 882-8687
Correo electrónico: info@shakenbaby.com
Dirección del sitio web: www.shakenbaby.org
 

La Alianza del Bebé Sacudido (Shaken Baby Alliance) apoya a familias y profesionales en la lucha contra el síndrome del niño sacudido/traumatismo craneal por maltrato y otras formas de maltrato a menores. La Alianza ofrece materiales impresos y servicios de apoyo por teléfono.


Referencias

Otras obras consultadas

  • Saunders BE, et al., eds. (2004). Child Physical and Sexual Abuse: Guidelines for Treatment (Revised). Charleston, SC: National Crime Victims Research and Treatment Center. Also available online: http://academicdepartments.musc.edu/ncvc/resources_prof/ovc_guidelines04-26-04.pdf.
  • American Academy of Pediatrics (2007, reaffirmed 2012). Evaluation of suspected child physical abuse. Pediatrics, 119(6): 1232–1241. Also available online: http://pediatrics.aappublications.org/content/119/6/1232.full.
  • American Academy of Pediatrics (2008). Promoting mental health. In Bright Futures: Guidelines for Health Supervision of Infants, Children, and Adolescents, 3rd ed., pp. 77–107. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  • Braverman RS (2012). Eye. In WW Hay Jr et al., eds., Current Diagnosis and Treatment: Pediatrics, 21st ed., pp. 424–464. New York: McGraw-Hill.
  • The Arc (accessed October 2012). Shaken Baby Syndrome. Silver Spring, MD: The Arc. Available online: http://www.thearc.org/page.aspx?pid=2549.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario John Pope, MD - Pediatrics
Revisor médico especializado Chuck Norlin, MD - Pediatrics
Última revisión 13 agosto, 2013

Última revisión: 13 agosto, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.