Cómo elegir el cuidado infantil

Saltar a la barra de navegación

Cómo elegir el cuidado infantilSaltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué es el cuidado infantil?

El cuidado infantil es el cuidado a corto plazo de un niño por alguien que no es el padre ni la madre. Hay dos tipos básicos de cuidado infantil: individual y grupal.

  • Los proveedores de cuidado individual solamente atienden a su hijo o hijos. El cuidador puede ser un familiar o un amigo, una niñera profesional, un "au pair" o una niñera por horas.
  • Los proveedores de cuidado grupal atienden a su hijo y a los hijos de otras personas. Su hijo puede ir a una guardería pequeña o grande que funciona en una casa de familia, a una cooperativa para el cuidado de niños o a un centro de cuidado infantil como jardín preescolar o una escuela Montessori.

Buscar un buen cuidado infantil puede parecer abrumador y un poco atemorizador. Es una decisión importante. Pero si se toma tiempo y averigua un poco, puede encontrar un lugar donde su hijo pueda jugar, aprender y estar bien atendido.

¿Cómo puede encontrar un buen cuidado infantil?

Al elegir el cuidado infantil, considere la seguridad de su hijo, cuánto puede pagar y su rutina diaria.

Al elegir el cuidado infantil, cerciórese de que sea:

  • Seguro. Compruebe que tenga autorización estatal (también llamado permiso o certificación). Las pautas de autorización varían según el estado. Asegúrese de que todos los cuidadores sepan qué hacer en casos de emergencia y que tengan capacitación en primeros auxilios y RCP. También pida referencias. Consiga los nombres de las personas y de las agencias con las que pueda hablar sobre el historial de seguridad de la guardería.
  • Adecuado para la edad, nivel de habilidades y personalidad de su hijo. Pregunte sobre la edad de los niños que asisten a la guardería. Piense si su hijo se sentiría mejor en su casa, en una guardería que funcione en una casa de familia o en un centro grupal. Por ejemplo, un niño que hace amigos fácilmente podría sentirse bien en un centro grupal. Un niño tímido podría sentirse mejor en un centro pequeño que funcione a domicilio.
  • Adecuado para los valores de su familia. Pregunte acerca de la clase de programas de aprendizaje que tiene el centro. Piense si estos se ajustan a las creencias y a los valores de su familia.
  • Dotado de una cantidad adecuada de personal capacitado. Asegúrese de que haya suficientes empleados para atender la cantidad de niños en la guardería. Pregunte si los cuidadores son capaces de dar a cada niño la atención personalizada necesaria. Compruebe que los cuidadores principales y los directores del programa estén capacitados en desarrollo infantil y que tengan un título universitario o, en su defecto, que tengan mucha experiencia. Además, averigüe por cuánto tiempo han trabajado allí los empleados. Puede ser triste para un niño si el personal cambia a menudo.
  • El personal sea comprensivo. Fíjese en cómo trabajan los empleados con los niños y si son gentiles y comprensivos con ellos. Un buen cuidador ayuda a su hijo a aprender, a interactuar y a resolver problemas al tiempo que lo protege de tomar decisiones que podrían ser perjudiciales.
  • Accesible económicamente. En los Estados Unidos, usted puede deducir parte de los costos de cuidado infantil de sus impuestos estatales y federales. Es posible que su empleador también ofrezca beneficios o ayuda con el cuidado infantil. O tal vez usted reúna los requisitos para obtener un descuento en algunas guarderías infantiles.
  • Confiable y regular. Usted querrá saber si su cuidador estará disponible cuando lo necesite. Tenga acuerdos por escrito que incluyan horas, vacaciones y otros períodos de descanso específicos.
  • Conveniente. Piense en la ubicación de la guardería y si los horarios del centro se ajustan bien con los suyos.

¿Qué pasa si su hijo tiene necesidades especiales?

Las leyes federales y estatales permiten un acceso equitativo a la educación pública y a otros servicios como fisioterapia y terapia del habla para niños con discapacidades o ciertas afecciones que requieren atención especial. Averigüe qué leyes se aplican a su hijo y cómo obtener los servicios disponibles. Comuníquese con la división de salud mental de sus autoridades locales o con el departamento de educación de su estado.

¿Cómo puede ayudar a su hijo a tener un buen comienzo?

Los niños necesitan tiempo para ajustarse al cuidado infantil. Es común que un niño llore o trate de impedir que su padre se vaya. Pero usted puede tomar medidas para ayudar a su hijo a que le vaya bien en la guardería.

  • Prepárese a sí mismo y prepare a su hijo. Puede ser útil si ambos se acostumbran a pasar tiempo separados. Contrate a una niñera por horas o pídale a un amigo o a un pariente que cuide a su hijo por períodos de tiempo cortos y alargue las sesiones gradualmente.
  • Dígale a su hijo lo que va a pasar. Si su hijo es un niño pequeño de más edad o en edad preescolar, háblele de conocer nuevos amigos y de hacer cosas nuevas. Recuérdele a su hijo que usted volverá para recogerlo.
  • Practique la nueva rutina lentamente. Puede hacer que la primera visita sea corta y quedarse con su hijo. Manténgase apartado por un tiempo más prolongado cada día. Siga a su hijo. Es posible que esté más listo para unirse al grupo de lo que usted pensaba.
  • Pase más tiempo despidiéndose los primeros días. Algunos niños estarán listos y ansiosos de comenzar la nueva rutina. Es posible que todo lo que se necesite sea uno o dos minutos adicionales para que su hijo participe en un nuevo proyecto o se una a un grupo de niños.
  • Deje que su hijo lleve algo de su casa, si la guardería lo permite. Tener una manta o un juguete especial puede ser un consuelo.

Si usted pasa tiempo con su hijo y es cariñoso y está tranquilo, es más probable que su hijo se ajuste bien y disfrute de la guardería.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca del cuidado infantil:

Cómo mantener a su hijo sano y estimulado:

Inquietudes a largo plazo:

Cómo elegir el cuidado infantilSaltar a la barra de navegación

Cómo comenzar la búsqueda

Piense en lo que necesita

Cuando empieza a buscar cuidado infantil, reduzca sus opciones considerando cuestiones prácticas así como también las necesidades de su hijo. ¿Necesita un proveedor de cuidado individual o grupal? ¿O necesita un programa después de la escuela o un campamento de actividades a fin de cubrir horas libres entre el horario escolar y su horario de trabajo? Aquí hay algunas otras cuestiones para considerar:

  • ¿Necesita cuidado infantil de tiempo parcial o completo?
  • ¿Qué días de la semana necesita cuidado infantil? ¿Cambian los días o son siempre iguales?
  • ¿A qué horas necesita cuidado infantil (incluya su tiempo de viaje si se aplica)?
  • ¿Cuánto está dispuesto a pagar cada mes por cuidado infantil? Tenga en cuenta que los cuidadores bien pagados tienen menos probabilidades de renunciar.
  • ¿Cómo describiría la personalidad de su hijo? ¿Tiene su hijo algún interés especial? ¿Piensa que su hijo estará mejor en un grupo de niños pequeño o grande?

Visite las instalaciones

Visite el establecimiento o el hogar del cuidador y participe en alguna actividad especial. Observe la interacción entre cuidadores y niños. Asegúrese de estar tranquilo con su decisión.

Cómo elegir el cuidado infantilSaltar a la barra de navegación

Proveedores de cuidado individual

Tipos de proveedores de cuidado individual

  • Niñeras por horas y ayudantes para las madres. Las niñeras brindan cuidado informal a domicilio para su hijo, como cuando usted tiene que hacer recados o ha planeado salir por la noche. Se les suele pagar por hora y mantienen el orden general de la casa. Pero no se espera que hagan tareas de la casa. Un ayudante de una madre es similar a una niñera por hora, pero es alguien que cuida a su hijo mientras usted está en la casa.
  • Un familiar o un amigo de la familia. Cuando usted tiene un familiar o un amigo de la familia que le cuide a su hijo, la formalidad del arreglo depende de usted. Algunos padres necesitan ayuda de vez en cuando o de tiempo parcial. Otros tienen un arreglo detallado que puede o no incluir un pago.
  • Niñeras profesionales. Generalmente, una niñera profesional se encarga de uno o más niños de una sola familia. Las niñeras profesionales suelen tener como mínimo educación secundaria. Muchas tienen títulos universitarios de educación infantil o han completado un programa de capacitación especial. Las niñeras profesionales se consideran empleadas. Pueden trabajar por tiempo parcial o completo en el hogar de la familia. Para obtener más información, comuníquese con la Asociación Internacional de Niñeras (International Nanny Association) en www.nanny.org.
  • "Au pair". Los "au pairs" son cuidadores de niños de un país extranjero. Suelen vivir con una familia por aproximadamente 12 meses. Generalmente, los "au pairs" son adultos jóvenes (de 18 a 26 años de edad) y a menudo han completado la universidad o continúan estudiando. Una agencia suele asignar un "au pair" a una familia.

Cómo seleccionar un proveedor de cuidado individual

Tenga una idea clara del tipo de persona que está buscando. Podría ser útil:

  • Anotar las cualidades que usted quiere en un cuidador, como formación educativa y experiencia.
  • Fijarse en los costos ocultos.
  • Considerar cómo tener un familiar o un amigo de la familia atendiendo a su hijo podría afectar su relación.

Hay dos maneras básicas de encontrar un proveedor de cuidado infantil individual:

  • Anúncielo. Hable con sus vecinos y amigos acerca de la clase de persona que está buscando. Coloque un aviso en lugares donde las personas de su comunidad busquen trabajo o servicios, como periódicos, instituciones de educación terciaria o universitaria, iglesias o carteleras de anuncios comunitarios.
  • Recurra a una agencia. Algunas organizaciones le ayudarán a encontrar cuidado infantil. Muchas niñeras profesionales y la mayoría de los "au pairs" son contratados con ayuda de una agencia.

Es importante que entreviste a los posibles cuidadores. Como filtro inicial use entrevistas telefónicas. Pregúnteles sobre su experiencia laboral, sus referencias y si tienen preguntas para hacerle a usted.

Cuando haya reducido su selección, entreviste personalmente a cada uno de los candidatos preferidos. Dedique tiempo suficiente para presentar el candidato a su hijo.

Cerciórese de comprobar las referencias de sus candidatos preferidos. Pregúntele a cada referencia por cuánto tiempo han conocido al cuidador, detalles específicos de las tareas del cuidador y por qué se terminó el empleo.

Cómo seleccionar a una niñera por horas o a un ayudante de la madre

Elija a una niñera por horas o a un ayudante de la madre preguntándoles a amigos y a otros cuidadores de confianza. Es posible que quiera pedir recomendaciones de una organización local, como la YMCA.

Antes de contratar a un adolescente para que cuide a su hijo:

  • Pregúntele al adolescente qué otros trabajos ha tenido y cuál era su responsabilidad. Averigüe qué actividades le gustan hacer con niños. También pregúntele al adolescente cómo manejaría ciertas situaciones, como un bebé que llora por mucho tiempo o un niño pequeño que contesta.
  • Dígale al adolescente las reglas de la casa, incluyendo cuánto tiempo de televisión o de uso de la computadora está bien y qué tipos de programas de televisión se pueden ver.

Programe un encuentro con el cuidador y su hijo, y vea cómo interactúan. Es posible que algunos cuidadores no tengan confianza en sí mismos. Esto no significa que no puedan cuidar a su hijo. Pero podría significar que tendrá que organizar algunas citas con la niñera en las que usted esté presente antes de dejarlos solos.

Hay clases que ayudan a las niñeras por horas a prepararse para las responsabilidades de cuidar niños. También pueden brindar conocimientos valiosos en caso de una emergencia, como capacitación en primeros auxilios y RCP (reanimación cardiopulmonar). A menudo, las clases se brindan a través de entidades locales, iglesias, hospitales o escuelas.

Sepa cuáles son sus responsabilidades

Si usted recurre a un proveedor de cuidado individual para su familia en forma regular, es posible que tenga que cumplir las reglas de empleadores y las regulaciones de las autoridades federales, estatales y locales. Llame al Departamento de Trabajo de los Estados Unidos (United States Department of Labor al 1-866-4-USA-DOL [1-866-487-2365]) para obtener información acerca de sus responsabilidades.

Cómo elegir el cuidado infantilSaltar a la barra de navegación

Proveedores de cuidado infantil grupal

Tipos de cuidado infantil grupal

  • Cooperativa de cuidado infantil. Las cooperativas de cuidado infantil o cooperativas de niñeras por horas están organizadas y dirigidas por padres, generalmente, para el cuidado infantil esporádico. Pero algunas cooperativas brindan cuidado infantil regular para sus miembros. Los padres suelen alternarse para cuidar los hijos de los demás miembros en vez de pagar dinero por cuidado infantil. Esto suele funcionar bien para padres que tienen horarios flexibles, tienen trabajo de tiempo parcial o trabajan en el hogar.
  • Guardería infantil en la casa de una persona. Las guarderías en casas de familia pueden ofrecer más flexibilidad que los centros de cuidado grupal grandes, pero la calidad varía entre los cuidadores. Todas las guarderías que operan en casas de familia deberían estar registradas o matriculadas en el estado, incluso si no es obligatorio por ley. (Algunos estados eximen a las guarderías que funcionan a domicilio de requisitos de autorización). A pesar de que el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. (U.S. Department of Health and Human Services) tiene recomendaciones de la proporción de niños y maestros y tamaño de grupo seguros, cada estado formula sus propias regulaciones.
  • Centros de cuidado infantil. Los centros que brindan cuidado para grupos de niños varían en tamaño, instalaciones, programas y tipos de actividades. Consiga una lista de guarderías de su zona de la oficina de autorización de su estado. Cada estado establece sus propios estándares de autorización. Algunos son poco rigurosos y otros son muy estrictos. Los centros de cuidado infantil a veces se llaman guarderías, jardín preescolar, Head Start, escuelas Montessori o centros de cuidado diurno.

Cómo seleccionar un proveedor de cuidado infantil grupal

Comience su búsqueda preguntándoles a amigos y a familiares y usando la biblioteca y el periódico locales. También puede comunicarse con organizaciones de referencia y con su médico. Para obtener más información, vea la sección Otros lugares en los que puede obtener ayuda de este tema.

Seleccione a algunos cuidadores a quienes le gustaría entrevistar y anote las preguntas que tenga. Haga una primera selección por teléfono y tome notas. Pregunte o considere:

Programe un encuentro con el director de cada establecimiento o guardería a domicilio que pase su primera selección. Planifique contar con el tiempo suficiente para recorrer las instalaciones y hablar sobre sus pautas de servicios, como cuándo son los pagos y los cierres programados. Asegúrese de que le muestren todo el establecimiento o la casa. Observe si los niños parecen estar felices y con ganas de jugar, y fíjese en cómo los tratan los cuidadores.

El entorno de niño debería ser seguro, saludable y limpio. Cerciórese de que el personal tenga conocimientos de cómo prevenir riesgos de seguridad y de cómo responder a emergencias. Debería haber:

También son importantes los empleados y los programas de alta calidad:

  • Los proveedores de cuidado infantil de alta calidad tendrán una formación educativa sólida, la cual incluye capacitación en desarrollo infantil, y habrán adquirido años de experiencia trabajando con niños. Los programas de cuidados grupales deberían tener un bajo recambio de maestros. Los cuidadores deberían ser cálidos y sensibles con los niños.
  • La proporción segura de niño por empleado variará según la edad del grupo. Los centros de alta calidad tendrán pocos niños por empleado y un grupo de tamaño total pequeño. Generalmente, los niños se agrupan por edad: bebés (del nacimiento a 12 meses), niños pequeños (13 a 35 meses), de edad preescolar (36 a 59 meses) y de edad de escuela primaria (5 a 12 años de edad).
  • Los programas y actividades educativos deberían ofrecer variedad y actividades adecuadas para realizar adentro y al aire libre según la edad y el nivel de desarrollo de los niños.
  • La autorización para funcionar debería ser tenida en cuenta. Aunque cualquier programa que usted considere debería estar autorizado por su estado, en sí misma, no significa que el cuidado brindado sea de alta calidad. Cada estado tiene diferentes requisitos de autorización de servicios de cuidado infantil y procedimientos para hacerlos cumplir.
  • La acreditación es un factor adicional de seguridad de que un establecimiento de cuidado infantil es de alta calidad. Busque aquellos programas que tengan o estén en proceso de obtener acreditación de la Asociación Nacional para la Educación de Niños Pequeños (National Association for the Education of Young Children o NAEYC, por sus siglas en inglés) y la Asociación Nacional para el Cuidado Infantil Familiar (National Association for Family Child Care o NAFCC, por sus siglas en inglés).

Cómo elegir el cuidado infantilSaltar a la barra de navegación

Cómo ayudar a su hijo a empezar

Al comienzo de una nueva rutina de cuidado infantil, es común que un niño manifieste algunas señales de ansiedad, como llorar o tratar de impedir que usted se vaya. Trate de facilitar la transición teniendo en cuenta las necesidades de su hijo.

  • Prepárese a sí mismo y prepare a su hijo. Si está matriculando a su hijo en un centro por primera vez, podría ser útil para ambos que se acostumbren a pasar un tiempo separados. Contrate a una niñera por horas o pídale a un amigo o a un familiar que cuide a su hijo por períodos de tiempo cortos, y alargue estas sesiones gradualmente.
  • Explíquele a su hijo lo que va a pasar. Un niño pequeño de más edad o de edad preescolar puede entender al menos parte de lo que usted le dice acerca de la nueva situación. Hable acerca de jugar con nuevos amigos y las clases de actividades que hará. Recuérdele a su hijo que usted volverá para recogerlo.
  • Comience la nueva rutina gradualmente. Puede hacer que la primera visita sea corta y quedarse con su hijo, y extender el tiempo lentamente. En el transcurso de unos días, usted y su hijo podrían sentirse más cómodos cuando usted se vaya. Pero siga a su hijo. Trate de concentrarse en atender por separado la propia ansiedad que usted podría sentir por dejar a su hijo.
  • Pase más tiempo despidiéndose los primeros días. Algunos niños estarán listos y ansiosos de comenzar la nueva rutina. Es posible que todo lo que se necesite sea simplemente uno o dos minutos adicionales para que su hijo se interese en un nuevo proyecto o se una a un grupo de niños.
  • Permítale a su hijo que lleve algo de su casa (como una foto familiar o un juguete pequeño), si lo permiten en el establecimiento.

Asegúrese de que su hijo esté vacunado. Las enfermedades se contagian fácilmente en un grupo de niños. Mantenga al día las vacunaciones de su hijo y entréguele una copia de la cartilla de vacunaciones (¿Qué es un documento PDF ?) al cuidador de su hijo. Para obtener más información sobre las vacunas en la infancia, vea el tema Vacunaciones.

Nota:

Si en algún momento usted sospecha que su hijo podría no estar seguro, sáquelo inmediatamente de la situación. Informe a las autoridades competentes si usted sospecha de abuso.

Cómo elegir el cuidado infantilSaltar a la barra de navegación

Cómo pagar por cuidado infantil

Calcular un presupuesto para el cuidado infantil requiere esfuerzo. Planee por adelantado y piense en sus costos futuros de cuidado infantil con la mayor anticipación posible. Tenga en cuenta que puede llevar tiempo para que se procesen las solicitudes y podría haber una lista de espera, especialmente si está tratando de obtener asistencia económica.

Las entidades de referencia de cuidado infantil u otros expertos (como algunos organismos del gobierno federal o estatal) pueden ayudarle a averiguar sus opciones para conseguir ayuda económica para cuidado infantil. Algunas opciones generales pueden incluir:nota 1

  • Subsidios estatales para cuidado infantil. Las pautas varían por estado, pero, generalmente, las familias de bajos ingresos que trabajan o estudian pueden reunir los requisitos para conseguir asistencia económica.
  • Programas locales. United Way, las autoridades locales, grupos comunitarios y organizaciones religiosas son todas fuentes posibles de ayuda económica.
  • Apoyo del empleador o de la universidad. Algunos empleadores y universidades ofrecen becas y descuentos para cuidado infantil o precios reducidos en establecimientos en el lugar.
  • Asistencia para programas de cuidado infantil. Algunos proveedores de cuidado infantil grupal ofrecen becas, descuentos o precios según su ingreso.
  • Programas de jardín de infantes ("Pre-Kindergarten" o "Pre-K"). Muchos distritos escolares ofrecen programas educativos gratuitos o a bajo costo para niños de 3 y 4 años.
  • Programas "Head Start" y "Early Start". Los programas con patrocinio federal y estatal pueden ofrecer cuidado infantil gratuito de tiempo parcial o completo y otros servicios para familias que cumplen con los requisitos federales de ingreso.
  • Créditos impositivos. Es posible que le permitan créditos impositivos estatales y federales por gastos de cuidado infantil. Los programas y las cantidades específicas dependen de los ingresos y tamaño de su familia, y otros factores.
  • Programas de Asistencia para el Cuidado de Dependientes. Este es un programa ofrecido por algunos empleadores que permite que le retengan dinero de su salario en forma libre de impuestos cada año. El dinero se deposita en una cuenta especial para usted como reembolso por costos de cuidado infantil cuando le envían la factura.

Piense en ideas de cómo podría reducir la cantidad de horas de cuidado infantil que necesita o de cómo pagarlo, por ejemplo:

  • Compartir una niñera profesional con un vecino o un amigo.
  • Tratar de conseguir un horario flexible de trabajo que le permita combinarlo con el cuidado infantil y gastar menos. Por ejemplo, podría preguntar si puede trabajar 4 días a la semana por 10 horas y tener un día libre adicional.
  • Cooperativas de cuidado infantil. Si solo necesita cuidado infantil de tiempo parcial, tal vez pueda trabajar algunas horas cuidando a otros niños al mismo tiempo que usted cuida al suyo.

Cómo elegir el cuidado infantilSaltar a la barra de navegación

Otras inquietudes

Cómo ayudar a evitar dificultades en el cuidado

Pregúnteles a los proveedores si necesitan un contrato por escrito. Si elige un proveedor que no usa un contrato, prepare uno usted mismo. Incluya las horas de cuidado, pagos y otros detalles que sean importantes para usted. Guarde una copia con su documentación.

Tanto si elige un proveedor de cuidado individual como un entorno de cuidado grupal, asegúrese de comunicarse y de tener un acuerdo con su proveedor de cuidado acerca de la conducta esperada, los métodos de disciplina y actividades apropiadas.

Cómo cambiar o terminar el cuidado infantil

Ocurrirán cambios en el cuidado infantil, lo que requerirá una planificación detallada. A medida que crecen los niños, cambian sus necesidades. Asimismo, las preferencias personales, una mudanza u otros acontecimientos de la vida pueden requerir un arreglo diferente. Dedique tiempo para que tanto usted como su hijo se adapten hablando sobre esto con antelación. Tal vez quiera planear algo especial para el último día de su hijo en el centro de cuidado infantil, como llevar golosinas y sacar fotos.

Hable con su hijo acerca de lo que se espera. Haga hincapié en las partes positivas del cambio, pero reconozca los desafíos.

Inquietudes sobre los efectos del cuidado infantil

A algunos padres les preocupa si la relación con su hijo sufrirá por tener otro cuidador. Otra inquietud común de los padres es si los niños se desarrollarán y aprenderán según su potencial en un entorno de cuidado infantil.

La calidad del cuidado infantil, el tipo de cuidado (por ejemplo, grupal o individual), y cuánto tiempo pasa un niño bajo cuidado infantil, tienen un efecto en el desarrollo de un niño. Pero no es tan grande como el efecto que usted tiene en su hijo.nota 2 Usted tiene un gran impacto en los momentos en que usted está con su hijo. Pase tiempo productivo con su hijo siempre que pueda. Por ejemplo, coman juntos y hagan cosas divertidas que ayuden a su hijo a aprender y a crecer de manera saludable.

Cómo prevenir las enfermedades

Es más probable que su hijo se enferme si a menudo está con otros niños. El contagio de muchas enfermedades puede reducirse practicando hábitos de higiene saludables independientemente del tipo de arreglo de cuidado infantil que tenga.

Contar con un plan de respaldo

Planee qué hará si su cuidador regular no puede ocuparse de su hijo o si su hijo está enfermo. Los niños con enfermedades leves de las vías respiratorias altas, como resfriados leves, suelen poder asistir al centro de cuidado infantil. (Generalmente, las enfermedades leves de las vías respiratorias altas se contagian antes de que aparezcan los síntomas). Haga que su hijo se quede en el hogar si tiene una afección que impida que el niño vaya al centro de cuidado infantil, como fiebre o salpullido.

Algunas ciudades tienen centros de cuidado infantil solamente para niños enfermos.

Cómo elegir el cuidado infantilSaltar a la barra de navegación

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

HealthyChildren.org
www.healthychildren.org
National Association for Family Child Care (NAFCC) (U.S.)
www.NAFCC.org

Cómo elegir el cuidado infantilSaltar a la barra de navegación

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Child Care Aware (2009). Finding Help Paying for Child Care. Available online: http://ccapub.childcareaware.org/docs/pubs/110e.pdf.
  2. Sosinsky LS, Gilliam WS (2011). Child care: How pediatricians can support children and families. In RM Kleigman et al., eds., Nelson Textbook of Pediatrics, 19th ed., online chap. 15. Philadelphia: Saunders. Available online: http://www.expertconsult.com.

Otras obras consultadas

  • American Academy of Pediatrics (2009). Early education and child care. In SP Shelov et al., eds., Caring For Your Baby and Young Child: Birth to Age 5, 5th ed., pp. 421–456. New York: Bantam.
  • American Academy of Pediatrics (2013). Finding a sitter. Available online: http://www.healthychildren.org/English/family-life/work-play/Pages/Finding-a-Sitter.aspx.
  • Bauer NS (2011). Nonparental childcare. In CD Rudolph et al., eds., Rudolph's Pediatrics, 22nd ed., pp. 364–366. New York: McGraw-Hill.
  • Committee on Early Childhood, Adoption, and Dependent Care, American Academy of Pediatrics (2005, reaffirmed 2009). Quality early education and child care from birth to kindergarten. Pediatrics, 115(1): 187–191.
  • Moran D (2009). Childcare. In WB Carey et al., eds., Developmental-Behavioral Pediatrics, 4th ed., pp. 159–163. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  • National Institute of Child Health and Human Development (2006). The NICHD Study of Early Child Care and Youth Development. Available online: http://www.nichd.nih.gov/publications/pubs/upload/seccyd_06.pdf.

Cómo elegir el cuidado infantilSaltar a la barra de navegación

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario John Pope, MD - Pediatría
Revisor médico especializado Susan C. Kim, MD - Pediatría

Revisado9 septiembre, 2014

Revisado: 9 septiembre, 2014