Antecedentes médicos y examen físico para la lumbalgia

Generalidades del examen

Los antecedentes médicos detallados para evaluar la lumbalgia (dolor en la parte baja de la espalda) incluyen una evaluación de:

  • Su descripción de cómo comenzó el dolor. Esto incluye si fue repentina o gradualmente.
  • El patrón, la intensidad y la duración del episodio actual de lumbalgia. Se le puede pedir que complete un dibujo del dolor para identificar los sitios y los síntomas del dolor.
  • Lo que provoca o aumenta su dolor y lo que hace que se sienta mejor. Esto incluye si usted se siente mejor con actividad o con reposo.
  • Síntomas relacionados, como dolor, debilidad o entumecimiento en las piernas; o problemas con los intestinos o la vejiga.
  • Problemas de la columna vertebral que haya tenido desde el nacimiento (problemas vertebrales congénitos).
  • Cualquier clase de artritis en la columna vertebral.
  • Episodios previos de lumbalgia y su tratamiento.
  • Accidentes o lesiones anteriores relacionadas con la espalda.
  • Antecedentes familiares de dolor en la parte baja de la espalda.
  • Historial de trabajo. Esto incluye cualquier conexión entre su trabajo y su dolor de espalda actual.
  • Participación en deportes y otras actividades de ocio.
  • Acciones legales relacionadas con su dolor de espalda.
  • Antecedentes de cáncer y otras enfermedades, como enfermedad abdominal, enfermedad pélvica u osteoporosis.
  • Pérdida de peso o fiebre recientes que no tienen explicación.
  • Uso de corticosteroides.
  • Sus antecedentes de consumo de cigarrillos.

Su médico o enfermera también pueden darle un cuestionario escrito para detectar si tiene depresión o para determinar de qué manera afecta su vida la lumbalgia, para evaluar su satisfacción laboral y para describir su sistema de apoyo en casa y en el trabajo.

Durante el examen físico, su médico le pedirá que realice una serie de movimientos mientras se pone de pie, se sienta y se acuesta. Esto posibilita la evaluación de los problemas musculares y sensoriales que estén contribuyendo a su lumbalgia. El examen físico también incluirá:

Los resultados de estas pruebas ayudarán a su médico a ver si su dolor de espalda y otros síntomas están relacionados con la presión sobre un nervio y qué nervio o nervios pueden estar comprimidos. Su médico utilizará esta información para ayudar a determinar qué tipo de tratamiento tiene una mayor probabilidad de ser eficaz.

Por qué se hace

Los antecedentes médicos y el examen físico son la primera parte del chequeo para evaluar los problemas en la parte baja de la espalda. Su médico puede cambiar u omitir algunas de las pruebas para evitar causarle más lesiones en la espalda.

Resultados

Los antecedentes médicos y el examen físico para la lumbalgia pueden proporcionar estos resultados:

Normales

Los antecedentes médicos no revelan una causa evidente de la lumbalgia.

El examen físico no provoca el mismo tipo de dolor, debilidad muscular ni síntomas nerviosos que usted ha estado teniendo.

Es posible que su médico le recomiende lo siguiente:

  • Tratamiento no quirúrgico (reposo, analgésicos, calor o hielo, ejercicio).
  • Más pruebas y exámenes para determinar si algún otro problema médico es la causa de su lumbalgia.

Anormales

Es probable que los antecedentes médicos y el examen físico puedan distinguir entre un problema en la parte baja de la espalda relacionado con una distensión muscular o uso excesivo y un problema causado por presión sobre un nervio u otro problema algo menos común.

  • Si su dolor de espalda parece estar relacionado con una distensión muscular o uso excesivo, o si los síntomas nerviosos no son graves, es probable que su médico le recomiende un tratamiento conservador (reposo, analgésicos, calor o hielo, ejercicio) por un período de tiempo para ver si sus síntomas mejoran.
  • Si sus síntomas nerviosos son más graves o si el médico sospecha que hay un problema más serio, puede recomendarle más pruebas, como una radiografía, una resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés), una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés), o análisis de sangre.

Para pensar

El dolor puede tener causas tanto físicas como emocionales. Por ejemplo, cuando usted está estresado, pueden aparecer tensión o espasmos musculares en la espalda, provocando dolor o empeorándolo. De igual manera, las emociones inquietantes pueden hacer que el dolor empeore. Si usted o su médico creen que su dolor está siendo causado o agravado por el estrés, la ira u otras emociones difíciles, asegúrese de hacer planes para obtener tratamiento especializado. La terapia cognitivo-conductual y la biorretroalimentación son dos tipos de tratamiento que pueden ofrecerle herramientas para controlar su dolor.

Complete el formulario de información sobre pruebas médicas (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta prueba.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Robert B. Keller, MD - Ortopedia

Revisado30 septiembre, 2014