Meniscectomía para un desgarro de menisco

Generalidades de la cirugía

La meniscectomía es la extracción quirúrgica de la totalidad o una parte de un menisco desgarrado. Un desgarro de menisco es una lesión común de la articulación de la rodilla. Los cirujanos que realizan meniscectomías (cirujanos ortopédicos) tomarán decisiones quirúrgicas basadas en la capacidad del menisco de sanar, así como también su edad, salud y nivel de actividad.

Es probable que su médico le recomiende el tratamiento que él o ella piense que dará mejor resultado para usted, según la ubicación, el patrón y el tamaño del desgarro. Su edad, su salud y su nivel de actividad también podrían afectar sus opciones de tratamiento. En algunos casos, el cirujano toma la decisión final durante la operación, cuando puede ver la fuerza del menisco, la ubicación y el tamaño del desgarro.

  • Si tiene un desgarro pequeño en el borde externo del menisco (en lo que los médicos llaman la zona roja), tal vez quiera probar tratamiento en el hogar. Estos desgarros a menudo sanan con reposo.
  • Si usted tiene un desgarro de moderado a grande en el borde externo del menisco (zona roja), tal vez quiera considerar operarse. Estas clases de desgarros tienden a sanar bien después de la cirugía.
  • Si usted tiene un desgarro que se extiende desde la zona roja a los dos tercios internos del menisco (llamada la zona blanca), su decisión es más difícil. La cirugía para reparar estas clases de desgarros tal vez no funcione.
  • Si usted tiene un desgarro en la zona blanca del menisco, no suele hacerse una cirugía reparadora, porque tal vez no sane el menisco. Pero la meniscectomía parcial puede hacerse si las partes desgarradas del menisco están causando dolor e hinchazón.

Existen diferentes tipos de desgarro de menisco. El patrón del desgarro puede determinar si un desgarro puede repararse o no. Los desgarros horizontales y en colgajo suelen requerir la extracción quirúrgica de al menos parte del menisco.

Cómo se hace

La elección del tipo de operación se basa en el tamaño y la ubicación del desgarro, su edad y su nivel de actividad, la experiencia del cirujano y sus preferencias. Los cirujanos ortopédicos la mayoría de las veces operan los meniscos con artroscopia, un procedimiento usado tanto para examinar como para reparar el interior de una articulación. A través de pequeñas incisiones cerca de la articulación se introduce un tubo delgado (artroscopio) que contiene una cámara y una luz. Se introducen instrumentos quirúrgicos a través de otras incisiones pequeñas. La cirugía artroscópica puede limitar el daño a la rodilla a causa de la cirugía y puede estimular una recuperación más completa. Pero algunos desgarros pueden requerir una cirugía abierta de rodilla.

En una meniscectomía total, se extrae el menisco entero. En una meniscectomía parcial, el cirujano extrae lo menos posible del menisco. Se extraen los fragmentos inestables, y los bordes restantes del menisco se alisan para que no tengan bordes raídos.

Es posible que le administren anestesia general o regional para una meniscectomía. La meniscectomía artroscópica parcial se hace con más frecuencia en un centro quirúrgico ambulatorio.

Qué esperar después de la cirugía

La rehabilitación varía según la lesión, el tipo de cirugía, la preferencia de su cirujano ortopédico, y su edad, estado de salud y actividades. Los períodos de tiempo varían, pero después de la cirugía de menisco suele haber un período de descanso, de caminata y de ejercicios específicos. La mayoría de las personas que se hacen una meniscectomía artroscópica pueden cargar peso en la rodilla uno o dos días después de la cirugía y pueden volver a la actividad total al cabo de 2 a 4 semanas. Después de que una amplitud de movimiento total sin dolor sea posible, usted puede volver a su nivel de actividad anterior.

Los plazos para volver a caminar, conducir y realizar actividades más intensas dependerán del tipo y el alcance de la operación y de su éxito en la rehabilitación.

Para saber más sobre ejercicios que puede hacer en el hogar (con la aprobación de su médico), vea:

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Desgarro de menisco: Ejercicios de rehabilitación.

Por qué se hace

Una decisión para extraer la totalidad o parte de su menisco tendrá en cuenta la ubicación, el largo, el patrón del desgarro y la estabilidad del desgarro, así como también el estado de todo el menisco. Su cirujano también considerará el estado de la rodilla entera, su edad y cualquier degeneración relacionada con la edad o lesión.

Si un desgarro de menisco está causando dolor o hinchazón, probablemente significa que es necesario extraer fragmentos desgarrados del menisco y que los bordes deben ser alisados quirúrgicamente para dejar liso el resto del menisco. Su cirujano ortopédico tratará de conservar lo más posible del tejido meniscal para prevenir degeneración a largo plazo de su rodilla y permitirle volver completamente a sus actividades.

Eficacia

Extraer el menisco completo generalmente reduce algunos síntomas. Pero perder el menisco reduce la absorción de impacto en la articulación y su estabilidad. La mayoría de las personas, especialmente si son jóvenes o activas, no quedan satisfechas con una meniscectomía total. Es por esto que los cirujanos tratan de extirpar tan poco menisco como sea posible.

Estudios de meniscectomía parcial han demostrado que de un 78% a un 88% de las personas obtienen buenos resultados de la meniscectomía parcial. Esto significa que de 78 a 88 de cada 100 personas que se hacen la cirugía tienen síntomas reducidos y pueden regresar a la mayoría de sus actividades o a todas ellas.1

Riesgos

La meniscectomía suele ser bien tolerada y generalmente no causa complicaciones. Pero existe un riesgo de dañar los nervios durante la operación.

Hay una relación directa entre la cantidad de tejido meniscal que se extrae quirúrgicamente y la distribución de carga en toda la rodilla. Si se extrae más tejido, la rodilla es menos capaz de sostener la carga de caminar, correr o de otras actividades. Con una distribución de carga desigual, puede ocurrir degeneración de la articulación de la rodilla más rápidamente que con un menisco intacto.

En cualquier cirugía, hay riesgo de infección o de sangrado. Y hay riesgos con la anestesia general o regional.

Para pensar

La reparación quirúrgica suele preferirse a una meniscectomía parcial o total. Si el menisco puede repararse satisfactoriamente, esto reduce el riesgo de degeneración articular de la rodilla que puede suceder con la extracción de la totalidad o parte del menisco.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Beynnon BD, et al. (2010). Meniscal injuries. In JC DeLee et al., eds., DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine: Principles and Practice, 3rd ed., vol. 2, pp. 1596–1623. Philadelphia: Saunders Elsevier.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Patrick J. McMahon, MD - Cirugía ortopédica

Revisado14 noviembre, 2014