Reparación del manguito de los rotadores

Generalidades de la cirugía

Puede operarse un manguito de los rotadores desgarrado si la lesión es muy grave o si el tratamiento no quirúrgico no ha podido mejorar lo suficiente la fuerza y el movimiento del hombro.

La cirugía para reparar un tendón desgarrado del manguito de los rotadores suele consistir en lo siguiente:

  • Extraer fragmentos sueltos de tendón, bursa, y otras partículas del espacio en el hombro donde se mueve el manguito de los rotadores (desbridamiento).
  • Hacer más lugar para el tendón del manguito de los rotadores a fin de evitar el pinzamiento o la irritación del mismo. Si es necesario, esto incluye rasurar hueso o extraer espolones óseos del punto del omóplato (alisado subacromial).
  • Coser los bordes desgarrados del tendón supraespinoso para unirlos entre sí y a la parte superior del húmero.

La artroscopia es la manera más común de hacer esta operación. Pero en algunos casos, el cirujano tiene que hacer una cirugía abierta de hombro, la cual requiere una incisión más grande.

Qué esperar después de la cirugía

Las molestias después de la operación pueden disminuir con analgésicos (medicamentos para el dolor) recetados por el médico.

Tendrá el brazo protegido en un cabestrillo por un período de tiempo determinado.

La fisioterapia después de la cirugía es crucial para una recuperación exitosa. Un programa de rehabilitación puede incluir lo siguiente:

  • En cuanto se despierte de la anestesia, usted puede comenzar a hacer ejercicios de flexión y extensión del codo, de la muñeca y de la mano.
  • Al día siguiente de la operación, un fisioterapeuta o una máquina pueden ayudarle a mover la articulación por su amplitud de movimiento.
  • El ejercicio activo (mueve el brazo usted mismo) y estiramientos, con la ayuda de un fisioterapeuta, pueden comenzar entre 6 y 8 semanas después de la cirugía. Esto depende de la gravedad de su desgarro y de la complejidad de la reparación quirúrgica.
  • Se le enseñarán ejercicios de fortalecimiento unos meses después de la cirugía. Comenzará con pesas livianas e irá progresando a levantar pesas más pesadas.

Por qué se hace

Se opera para reparar el manguito de los rotadores cuando:

  • Un desgarro del manguito de los rotadores ha sido causado por una lesión repentina. En estos casos, es mejor operar poco después de la lesión.
  • Un desgarro completo del manguito de los rotadores provoca debilidad importante del hombro.
  • El manguito de los rotadores no ha mejorado después de 3 a 6 meses de un tratamiento conservador no quirúrgico solamente (como fisioterapia).
  • Usted necesita fuerza y funcionamiento plenos del hombro para su trabajo o sus actividades, o es una persona joven.
  • Usted se encuentra lo suficientemente en buena forma como para recuperarse de la cirugía y está dispuesto a completar un programa de rehabilitación física.

Eficacia

La operación para reparar el manguito de los rotadores por un desgarro a causa de una lesión repentina funciona mejor si se hace dentro de unas pocas semanas de la cirugía.1 Pero las reparaciones de desgarros muy grandes no siempre tienen éxito.

La operación del manguito de los rotadores para reparar un tejido de tendón desgastado o deteriorado tiene menos probabilidades de funcionar que la cirugía para reparar una lesión en un tendón sano.

Riesgos

Además de los riesgos de la cirugía en general, como pérdida de sangre o problemas relacionados con la anestesia, las complicaciones de la operación del manguito de los rotadores pueden incluir:

  • Infección de la incisión o de la articulación del hombro.
  • Dolor o rigidez que no desaparecen.
  • Daño al tendón o al músculo deltoides (si el deltoides se ha desprendido, una cirugía adicional podría ser necesaria para repararlo).
  • La necesidad de repetidas cirugías porque los tendones no sanan correctamente o vuelven a desgarrarse.
  • Daño nervioso o de los vasos sanguíneos (poco frecuente).
  • Síndrome de dolor regional complejo (raro).

Para pensar

Los desgarros muy grandes [de más de 2 pulgadas (5 cm) o que comprometen a más de un tendón del manguito de los rotadores] a menudo no pueden repararse con este tipo de cirugía. Es posible realizar procedimientos de injerto y de colocación de parches. Pero no son mucho mejores para restablecer la fuerza que el desbridamiento y el alisado, los cuales son menos riesgosos y requieren menos rehabilitación.

Las personas menos activas (generalmente aquellas de más de 60 años) con desgarros confirmados del manguito de los rotadores que no causan dolor, debilidad significativa ni problemas para dormir pueden optar tranquilamente por no operarse a menos que empeoren los síntomas.

  • Algunas personas que no se operan para reparar desgarros importantes del manguito de los rotadores llegan a tener artropatía por desgarro del manguito, una afección de artritis progresiva, dolor y pérdida significativa de fuerza, flexibilidad y funcionamiento.
  • En algunos casos, el desbridamiento y alisado artroscópico alivia el dolor en forma adecuada y restablece el funcionamiento lo suficiente como para permitir actividades diarias. No se necesita operar para reparar el manguito de los rotadores.
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Problemas del manguito de los rotadores: ¿Debería operarme?

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Academy of Orthopaedic Surgeons and American Academy of Pediatrics (2010). Rotator cuff tears. In JF Sarwark, ed., Essentials of Musculoskeletal Care, 4th ed., pp. 311–316. Rosemont, IL: American Academy of Orthopaedic Surgeons.

Otras obras consultadas

  • Beasley Vidal LS, et al. (2007). Shoulder injuries. In PJ McMahon, ed., Current Diagnosis and Treatment in Sports Medicine, pp. 118–145. New York: McGraw-Hill.
  • Lin KC, et al. (2010). Rotator cuff: 1. Impingement lesions in adult and adolescent athletes. In JC DeLee et al., eds., DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine, Principles and Practice, 3rd ed., vol. 1, pp. 986–1015. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  • Murphy RJ, Carr AJ (2010). Shoulder pain, search date August 2009. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Timothy Bhattacharyya, MD

Revisado4 junio, 2014