• English

Embarazo: ¿Debería realizarme una amniocentesis?

Guía para decidir

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Embarazo: ¿Debería realizarme una amniocentesis?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Hacerse una amniocentesis.
  • No hacerse una amniocentesis.

Puntos clave para recordar

  • Su médico podría recomendarle la amniocentesis si sus probabilidades de tener un bebé con un trastorno genético o un defecto congénito son más altas que el promedio.
  • Aunque la amniocentesis puede detectar algunos problemas, no puede garantizar que su bebé nacerá sano. Ninguna prueba puede hacerlo.
  • Si la prueba muestra que su bebé podría nacer con un problema grave, usted y su pareja pueden usar esa información para planificar para el futuro.
  • La amniocentesis, por lo general, es muy segura. Pero tiene algunos riesgos, incluyendo una pequeña probabilidad de causar un aborto espontáneo.
PMCs

¿Qué es la amniocentesis?

La amniocentesis es una prueba para analizar el líquido amniótico que rodea a su bebé. Este líquido tiene células y otras sustancias que pueden dar indicios sobre la salud de su bebé.

Durante la prueba, el médico introduce una aguja en el útero a través del vientre. Extrae aproximadamente 2 cucharadas (30 mL) de líquido amniótico para enviarlo a un laboratorio. Las células en el líquido se examinan para ver si su bebé tiene señales de algún problema de salud grave.

¿Cuándo se hace la amniocentesis?

La amniocentesis se hace, generalmente, entre las semanas 15 y 20 del embarazo para verificar si hay ciertos problemas de salud. No es una prueba de rutina. Sin embargo, su médico podría recomendarla si una ecografía fetal y un análisis de sangre indican que las probabilidades de tener un bebé con un trastorno genético o con un defecto congénito son más altas que el promedio. O es posible que usted ya sepa que sus probabilidades son más altas debido a su edad y antecedentes familiares.

Algunas mujeres no quieren esperar hasta el segundo trimestre para ver si su bebé pudiera tener algún problema. Podrían tomar la decisión de hacerse la prueba de muestra de vellosidades coriónicas (MVC) en lugar de la amniocentesis. La MVC se puede hacer entre las semanas 10 y 12 del embarazo para detectar el síndrome de Down y otros problemas de salud graves. Pero no puede detectar ciertos problemas, como defectos congénitos del corazón, del estómago, de los intestinos o del cerebro y de la columna vertebral (defectos del tubo neural).

La amniocentesis también se puede hacer durante el tercer trimestre del embarazo para ver si los pulmones del bebé están completamente formados. Esta prueba puede ser recomendable si necesita que le induzcan el parto debido a un problema con su embarazo. También se puede hacer esta prueba para detectar alguna infección en el líquido amniótico.

¿Qué información puede proporcionar la amniocentesis?

La amniocentesis puede decirle si su bebé está en riesgo de tener:

Cuando la amniocentesis se hace durante el tercer trimestre, puede indicar si los pulmones del bebé están completamente formados. La prueba también puede mostrar si hay una infección en el líquido amniótico.

Aun si los resultados de la amniocentesis son normales, no garantiza que su bebé nazca sano. Por ejemplo, esta prueba no puede detectar muchos defectos congénitos comunes, como el labio leporino, el paladar hendido o problemas cardíacos. Ninguna prueba puede encontrar todos los problemas.

¿Cuáles son los beneficios de hacerse una amniocentesis?

Esta prueba le puede decir si su bebé pudiera nacer con un problema de salud grave. Muchos padres no están preparados para cuidar a un bebé enfermo o que tenga un defecto congénito. La información que obtenga de esta prueba puede ayudarlos a usted y a su pareja a planear el futuro.

Si la prueba detecta que su bebé tiene una enfermedad genética o un defecto congénito, usted y su pareja pueden enfrentarse a una decisión difícil sobre si continuar o no con el embarazo. Podría resultarle útil hablar con su médico y con un asesor genético. Ellos pueden ayudarla a entender el problema de salud de su bebé y qué esperar cuando nazca.

Los resultados de la prueba también pueden ayudarla a decidir dónde tener a su bebé. Si su bebé va a necesitar una cirugía o cuidados especiales, usted puede planear tenerlo en un hospital que cuente con servicios especiales para recién nacidos, como una unidad neonatal de cuidados intensivos.

¿Cuáles son los riesgos de hacerse la amniocentesis?

La amniocentesis, por lo general, es muy segura. Pero la prueba tiene algunos riesgos. Usted tendrá que considerar si los riesgos son menores que los beneficios de saber si algo pudiera estar mal con su bebé.

Existe la posibilidad de que la prueba pueda hacer que tenga usted un aborto espontáneo. Esto significa que podría perder a su bebé después de la prueba. Pero cuando la prueba se lleva a cabo con médicos altamente capacitados, el riesgo de tener un aborto espontáneo es pequeño.

  • En un estudio de mujeres que se hicieron la amniocentesis con un médico altamente capacitado, aproximadamente 1 de cada 400 tuvo un aborto espontáneo después de la prueba. Esto significa que 399 mujeres no tuvieron un aborto espontáneo.1
  • Otro estudio demostró que de 2 a 4 mujeres de cada 400 tuvieron un aborto espontáneo después de la prueba. Esto significa que 396 a 398 mujeres no tuvieron un aborto espontáneo. Este mayor riesgo puede ser más probable en centros médicos en los que los médicos tienen menos experiencia en hacer la prueba.2

Otros riesgos incluyen:

  • Infección. Existe una posibilidad muy baja de que el líquido amniótico pueda infectarse.3
  • Lesión. Existe la posibilidad de que su bebé sufra un pinchazo con la aguja durante la prueba. Pero esto es poco común cuando se utiliza ecografía para guiar la aguja. La lesión más común es un desgarro en la placenta. Esto, generalmente, se cura sin ningún problema.
  • Sangrado. Existe una pequeña posibilidad de que usted sangre durante la prueba. Si esto ocurre, su sangre podría mezclarse con la sangre de su bebé. Esto solo es un problema si su sangre es Rh negativo y su bebé es Rh positivo, ya que podría haber una respuesta del sistema inmunitario llamada sensibilización al Rh. Si usted está en riesgo de sensibilización al Rh, se le dará una vacuna para prevenirla.
  • Defecto en el pie. Hay un aumento en el riesgo de que su bebé pudiera nacer con un pie zambo cuando se hace la amniocentesis antes de las 15 semanas de embarazo.

¿Qué debe considerar antes de hacerse la amniocentesis?

Todas las decisiones de los pacientes son personales. Podría considerar:

  • La probabilidad de transmitir a su bebé una enfermedad hereditaria.
  • Su edad. A medida que envejece, aumenta la probabilidad de tener un bebé con un defecto congénito. Muchos médicos consideran la edad de 35 años o más como la edad en que aumenta el riesgo.
  • Su necesidad de saber acerca de cualquier problema con su bebé.
  • Qué podría hacer si la prueba muestra un problema.
  • Si puede pagar el costo de la prueba. La amniocentesis puede ser costosa. La mayoría de las compañías de seguros cubrirán el costo de la prueba si tiene usted ciertos factores de riesgo que pueden elevar la probabilidad de que su bebé tenga un problema de salud grave. Un factor de riesgo es algo, como su edad o antecedentes familiares, que aumenta su riesgo de tener un problema de salud determinado.

¿Por qué su médico le recomendaría la amniocentesis?

Su médico le podría aconsejar que se haga la amniocentesis si:

  • Otras pruebas sugieren que la probabilidad de tener un bebé con un trastorno genético o con un defecto congénito es más alta que el promedio.
  • Usted o su pareja tienen antecedentes familiares de defectos congénitos.
  • Usted o su pareja llevan un gen anormal que se sabe que causa una determinada enfermedad.
  • Quiere saber si su bebé tiene un problema grave de salud para que pueda decidir a tiempo si quiere continuar con su embarazo o hacer planes para cuidar a un niño enfermo.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Hacerse una amniocentesis Hacerse una amniocentesis
  • Usted se acuesta boca arriba, mientras su médico le introduce una aguja larga en el vientre.
  • Es posible que sienta algunas molestias, pero la prueba solo dura unos minutos.
  • Después de la prueba se va a casa.
  • Usted detecta tempranamente en su embarazo si su bebé tiene un trastorno genético o defecto congénito.
  • La información que obtiene de la prueba puede ayudarla a:
    • Decidir si desea continuar con su embarazo.
    • Hacer planes para cuidar a un bebé enfermo o con un defecto congénito.
    • Elegir un hospital que se especialice en el cuidado de recién nacidos con problemas graves de salud.
  • Los posibles riesgos incluyen:
    • Un aborto espontáneo.
    • Una infección.
    • Una lesión a su bebé causada por la aguja.
    • Sangrado.
    • Un defecto en el pie.
No hacerse una amniocentesis No hacerse una amniocentesis
  • Se hace exámenes prenatales y análisis de sangre regulares para ver si hay señales de problemas.
  • Evita los costos de la amniocentesis.
  • Evita los riesgos de la amniocentesis.
  • Usted no sabrá si su bebé tiene un defecto congénito grave hasta después de que nazca.
  • El parto podría ser más difícil para usted o su bebé si el médico no sabe de antemano que hay un problema.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de considerar la amniocentesis

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Tengo una amiga cuyo hijo nació con síndrome de Down. No sabía acerca del síndrome de Down de su bebé hasta después de que nació, y para ella fue emocionalmente difícil manejar el diagnóstico. Recuerdo lo difícil que fue para ella y para su familia adaptarse a una nueva vida con un niño con necesidades especiales. Deseo saber antes de dar a luz si voy a tener un hijo con una discapacidad. Esto me dará tiempo para prepararme emocionalmente, así como para prepararme para tener a mi bebé en un hospital que esté equipado para cuidar a bebés enfermos.

Darla, 35 años

Estoy preparada para aceptar a mi hijo, independientemente de si tiene o no un defecto congénito, incluso un defecto congénito grave. Aunque corra un riesgo más alto de tener un hijo con un defecto congénito debido a mi edad, continuaré con el embarazo independientemente de los resultados de una amniocentesis. Mi médico y mi hospital están bien equipados para manejar mi embarazo y el parto, por eso siento que he tomado la mejor decisión para mi familia y para mí.

Sarah, 39 años

No tengo antecedentes familiares de defectos congénitos. Pero tengo 42 años, lo que me hace correr un riesgo más alto de tener un bebé con un defecto congénito. Ya tengo dos hijos y siento que mi tiempo, mi energía y mis recursos financieros escasean. No puedo afrontar el costo, financiero ni emocional, de tener un hijo con un defecto congénito grave. Decido realizarme una amniocentesis para ayudar a detectar un defecto congénito. Si los resultados son anormales, creo que interrumpir el embarazo es lo mejor para mí (y para mi familia).

Ana, 42 años

Tenía 35 años cuando quedé embarazada de mi primer hijo. Estaba nerviosa acerca del embarazo de todos modos, y me preocupaba especialmente que el bebé pudiera tener algo malo. Decidí realizarme un análisis de muestra de vellosidades coriónicas en lugar de esperar a una amniocentesis debido a que me permitía averiguar en el primer trimestre si el bebé tenía problemas genéticos. Si la respuesta hubiese sido afirmativa, habría interrumpido el embarazo. En mi caso, la respuesta fue negativa, y pude continuar con el resto de mi embarazo sintiéndome más tranquila.

Liza, 45 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Razones para hacerse la amniocentesis

Razones para no hacerse la amniocentesis

Estoy preocupada de que mi bebé pudiera tener algún problema.

No estoy preocupada de que mi bebé pudiera tener algún problema.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Quiero saber si mi bebé tiene algún defecto congénito, para tener tiempo de prepararme para cuidar a un niño con necesidades especiales.

Saber que mi bebé tiene un defecto congénito no cambiará la forma en que planeo cuidarlo.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Quiero saber si mi bebé tiene un defecto congénito, para tener tiempo de decidir si quiero continuar con mi embarazo.

Saber que mi bebé tiene un defecto congénito no cambiará mis planes de llegar al término del embarazo.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No tengo miedo de la aguja que se utiliza para hacer la prueba.

No me gustan las agujas.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No estoy preocupada por el costo de esta prueba.

No tengo seguro, y no puedo pagar el costo de la prueba yo misma.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Hacerse la amniocentesis

NO hacerse la amniocentesis

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

¿Puede garantizar una prueba de amniocentesis que su bebé nacerá sano?

  • Lo lamento, eso no es correcto. Aunque la amniocentesis puede detectar algunos problemas, no puede garantizar que su bebé nacerá sano. Ninguna prueba puede hacerlo.
  • NoEso es correcto. Aunque la amniocentesis puede detectar algunos problemas, no puede garantizar que su bebé nacerá sano. Ninguna prueba puede hacerlo.
  • No estoy seguraEs posible que volver atrás y leer la sección "Obtenga la información" la ayude. Aunque la amniocentesis puede detectar algunos problemas, no puede garantizar que su bebé nacerá sano. Ninguna prueba puede hacerlo.
2.

¿Tiene riesgos la amniocentesis?

  • Eso es correcto. La amniocentesis, por lo general, es muy segura. Pero tiene algunos riesgos, incluyendo una pequeña probabilidad de causar un aborto espontáneo.
  • NoLo lamento, eso no es correcto. La amniocentesis, por lo general, es muy segura. Pero tiene algunos riesgos, incluyendo una pequeña probabilidad de causar un aborto espontáneo.
  • No estoy seguraEs posible que la ayude volver atrás y leer "Obtenga la información". La amniocentesis, por lo general, es muy segura. Pero tiene algunos riesgos, incluyendo una pequeña probabilidad de causar un aborto espontáneo.
3.

¿Deben hacerse la amniocentesis todas las mujeres embarazadas?

  • Lo lamento, eso no es correcto. Su médico podría recomendarle la amniocentesis si sus probabilidades de tener un bebé con un trastorno genético o un defecto congénito son más altas que el promedio.
  • NoEso es correcto. Su médico podría recomendarle la amniocentesis si sus probabilidades de tener un bebé con un trastorno genético o un defecto congénito son más altas que el promedio.
  • No estoy seguraEs posible que la ayude volver atrás y leer "Obtenga la información". Su médico podría recomendarle la amniocentesis si sus probabilidades de tener un bebé con un trastorno genético o un defecto congénito son más altas que el promedio.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioSarah Marshall, MD - Family Medicine
Revisor médico especializadoSiobhan M. Dolan, MD, MPH - Reproductive Genetics

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Caughey AB, et al. (2006). Chorionic villus sampling compared with amniocentesis and the difference in the rate of pregnancy loss. Obstetrics and Gynecology, 108(3): 612–616.
  2. Seeds JW (2004). Diagnostic mid trimester amniocentesis: How safe? American Journal of Obstetrics and Gynecology, 191: 608–616.
  3. Cunningham FG, et al. (2010). Prenatal diagnosis and fetal therapy. In Williams Obstetrics, 23rd ed., pp. 287–311. New York: McGraw-Hill Medical.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Embarazo: ¿Debería realizarme una amniocentesis?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Hacerse una amniocentesis.
  • No hacerse una amniocentesis.

Puntos clave para recordar

  • Su médico podría recomendarle la amniocentesis si sus probabilidades de tener un bebé con un trastorno genético o un defecto congénito son más altas que el promedio.
  • Aunque la amniocentesis puede detectar algunos problemas, no puede garantizar que su bebé nacerá sano. Ninguna prueba puede hacerlo.
  • Si la prueba muestra que su bebé podría nacer con un problema grave, usted y su pareja pueden usar esa información para planificar para el futuro.
  • La amniocentesis, por lo general, es muy segura. Pero tiene algunos riesgos, incluyendo una pequeña probabilidad de causar un aborto espontáneo.
PMCs

¿Qué es la amniocentesis?

La amniocentesis es una prueba para analizar el líquido amniótico que rodea a su bebé. Este líquido tiene células y otras sustancias que pueden dar indicios sobre la salud de su bebé.

Durante la prueba, el médico introduce una aguja en el útero a través del vientre. Extrae aproximadamente 2 cucharadas (30 mL) de líquido amniótico para enviarlo a un laboratorio. Las células en el líquido se examinan para ver si su bebé tiene señales de algún problema de salud grave.

¿Cuándo se hace la amniocentesis?

La amniocentesis se hace, generalmente, entre las semanas 15 y 20 del embarazo para verificar si hay ciertos problemas de salud. No es una prueba de rutina. Sin embargo, su médico podría recomendarla si una ecografía fetal y un análisis de sangre indican que las probabilidades de tener un bebé con un trastorno genético o con un defecto congénito son más altas que el promedio. O es posible que usted ya sepa que sus probabilidades son más altas debido a su edad y antecedentes familiares.

Algunas mujeres no quieren esperar hasta el segundo trimestre para ver si su bebé pudiera tener algún problema. Podrían tomar la decisión de hacerse la prueba de muestra de vellosidades coriónicas (MVC) en lugar de la amniocentesis. La MVC se puede hacer entre las semanas 10 y 12 del embarazo para detectar el síndrome de Down y otros problemas de salud graves. Pero no puede detectar ciertos problemas, como defectos congénitos del corazón, del estómago, de los intestinos o del cerebro y de la columna vertebral (defectos del tubo neural).

La amniocentesis también se puede hacer durante el tercer trimestre del embarazo para ver si los pulmones del bebé están completamente formados. Esta prueba puede ser recomendable si necesita que le induzcan el parto debido a un problema con su embarazo. También se puede hacer esta prueba para detectar alguna infección en el líquido amniótico.

¿Qué información puede proporcionar la amniocentesis?

La amniocentesis puede decirle si su bebé está en riesgo de tener:

Cuando la amniocentesis se hace durante el tercer trimestre, puede indicar si los pulmones del bebé están completamente formados. La prueba también puede mostrar si hay una infección en el líquido amniótico.

Aun si los resultados de la amniocentesis son normales, no garantiza que su bebé nazca sano. Por ejemplo, esta prueba no puede detectar muchos defectos congénitos comunes, como el labio leporino, el paladar hendido o problemas cardíacos. Ninguna prueba puede encontrar todos los problemas.

¿Cuáles son los beneficios de hacerse una amniocentesis?

Esta prueba le puede decir si su bebé pudiera nacer con un problema de salud grave. Muchos padres no están preparados para cuidar a un bebé enfermo o que tenga un defecto congénito. La información que obtenga de esta prueba puede ayudarlos a usted y a su pareja a planear el futuro.

Si la prueba detecta que su bebé tiene una enfermedad genética o un defecto congénito, usted y su pareja pueden enfrentarse a una decisión difícil sobre si continuar o no con el embarazo. Podría resultarle útil hablar con su médico y con un asesor genético. Ellos pueden ayudarla a entender el problema de salud de su bebé y qué esperar cuando nazca.

Los resultados de la prueba también pueden ayudarla a decidir dónde tener a su bebé. Si su bebé va a necesitar una cirugía o cuidados especiales, usted puede planear tenerlo en un hospital que cuente con servicios especiales para recién nacidos, como una unidad neonatal de cuidados intensivos.

¿Cuáles son los riesgos de hacerse la amniocentesis?

La amniocentesis, por lo general, es muy segura. Pero la prueba tiene algunos riesgos. Usted tendrá que considerar si los riesgos son menores que los beneficios de saber si algo pudiera estar mal con su bebé.

Existe la posibilidad de que la prueba pueda hacer que tenga usted un aborto espontáneo. Esto significa que podría perder a su bebé después de la prueba. Pero cuando la prueba se lleva a cabo con médicos altamente capacitados, el riesgo de tener un aborto espontáneo es pequeño.

  • En un estudio de mujeres que se hicieron la amniocentesis con un médico altamente capacitado, aproximadamente 1 de cada 400 tuvo un aborto espontáneo después de la prueba. Esto significa que 399 mujeres no tuvieron un aborto espontáneo.1
  • Otro estudio demostró que de 2 a 4 mujeres de cada 400 tuvieron un aborto espontáneo después de la prueba. Esto significa que 396 a 398 mujeres no tuvieron un aborto espontáneo. Este mayor riesgo puede ser más probable en centros médicos en los que los médicos tienen menos experiencia en hacer la prueba.2

Otros riesgos incluyen:

  • Infección. Existe una posibilidad muy baja de que el líquido amniótico pueda infectarse.3
  • Lesión. Existe la posibilidad de que su bebé sufra un pinchazo con la aguja durante la prueba. Pero esto es poco común cuando se utiliza ecografía para guiar la aguja. La lesión más común es un desgarro en la placenta. Esto, generalmente, se cura sin ningún problema.
  • Sangrado. Existe una pequeña posibilidad de que usted sangre durante la prueba. Si esto ocurre, su sangre podría mezclarse con la sangre de su bebé. Esto solo es un problema si su sangre es Rh negativo y su bebé es Rh positivo, ya que podría haber una respuesta del sistema inmunitario llamada sensibilización al Rh. Si usted está en riesgo de sensibilización al Rh, se le dará una vacuna para prevenirla.
  • Defecto en el pie. Hay un aumento en el riesgo de que su bebé pudiera nacer con un pie zambo cuando se hace la amniocentesis antes de las 15 semanas de embarazo.

¿Qué debe considerar antes de hacerse la amniocentesis?

Todas las decisiones de los pacientes son personales. Podría considerar:

  • La probabilidad de transmitir a su bebé una enfermedad hereditaria.
  • Su edad. A medida que envejece, aumenta la probabilidad de tener un bebé con un defecto congénito. Muchos médicos consideran la edad de 35 años o más como la edad en que aumenta el riesgo.
  • Su necesidad de saber acerca de cualquier problema con su bebé.
  • Qué podría hacer si la prueba muestra un problema.
  • Si puede pagar el costo de la prueba. La amniocentesis puede ser costosa. La mayoría de las compañías de seguros cubrirán el costo de la prueba si tiene usted ciertos factores de riesgo que pueden elevar la probabilidad de que su bebé tenga un problema de salud grave. Un factor de riesgo es algo, como su edad o antecedentes familiares, que aumenta su riesgo de tener un problema de salud determinado.

¿Por qué su médico le recomendaría la amniocentesis?

Su médico le podría aconsejar que se haga la amniocentesis si:

  • Otras pruebas sugieren que la probabilidad de tener un bebé con un trastorno genético o con un defecto congénito es más alta que el promedio.
  • Usted o su pareja tienen antecedentes familiares de defectos congénitos.
  • Usted o su pareja llevan un gen anormal que se sabe que causa una determinada enfermedad.
  • Quiere saber si su bebé tiene un problema grave de salud para que pueda decidir a tiempo si quiere continuar con su embarazo o hacer planes para cuidar a un niño enfermo.

2. Compare sus opciones

 Hacerse una amniocentesisNo hacerse una amniocentesis
¿Qué implica generalmente?
  • Usted se acuesta boca arriba, mientras su médico le introduce una aguja larga en el vientre.
  • Es posible que sienta algunas molestias, pero la prueba solo dura unos minutos.
  • Después de la prueba se va a casa.
  • Se hace exámenes prenatales y análisis de sangre regulares para ver si hay señales de problemas.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Usted detecta tempranamente en su embarazo si su bebé tiene un trastorno genético o defecto congénito.
  • La información que obtiene de la prueba puede ayudarla a:
    • Decidir si desea continuar con su embarazo.
    • Hacer planes para cuidar a un bebé enfermo o con un defecto congénito.
    • Elegir un hospital que se especialice en el cuidado de recién nacidos con problemas graves de salud.
  • Evita los costos de la amniocentesis.
  • Evita los riesgos de la amniocentesis.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Los posibles riesgos incluyen:
    • Un aborto espontáneo.
    • Una infección.
    • Una lesión a su bebé causada por la aguja.
    • Sangrado.
    • Un defecto en el pie.
  • Usted no sabrá si su bebé tiene un defecto congénito grave hasta después de que nazca.
  • El parto podría ser más difícil para usted o su bebé si el médico no sabe de antemano que hay un problema.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de considerar la amniocentesis

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Tengo una amiga cuyo hijo nació con síndrome de Down. No sabía acerca del síndrome de Down de su bebé hasta después de que nació, y para ella fue emocionalmente difícil manejar el diagnóstico. Recuerdo lo difícil que fue para ella y para su familia adaptarse a una nueva vida con un niño con necesidades especiales. Deseo saber antes de dar a luz si voy a tener un hijo con una discapacidad. Esto me dará tiempo para prepararme emocionalmente, así como para prepararme para tener a mi bebé en un hospital que esté equipado para cuidar a bebés enfermos."

— Darla, 35 años

"Estoy preparada para aceptar a mi hijo, independientemente de si tiene o no un defecto congénito, incluso un defecto congénito grave. Aunque corra un riesgo más alto de tener un hijo con un defecto congénito debido a mi edad, continuaré con el embarazo independientemente de los resultados de una amniocentesis. Mi médico y mi hospital están bien equipados para manejar mi embarazo y el parto, por eso siento que he tomado la mejor decisión para mi familia y para mí."

— Sarah, 39 años

"No tengo antecedentes familiares de defectos congénitos. Pero tengo 42 años, lo que me hace correr un riesgo más alto de tener un bebé con un defecto congénito. Ya tengo dos hijos y siento que mi tiempo, mi energía y mis recursos financieros escasean. No puedo afrontar el costo, financiero ni emocional, de tener un hijo con un defecto congénito grave. Decido realizarme una amniocentesis para ayudar a detectar un defecto congénito. Si los resultados son anormales, creo que interrumpir el embarazo es lo mejor para mí (y para mi familia)."

— Ana, 42 años

"Tenía 35 años cuando quedé embarazada de mi primer hijo. Estaba nerviosa acerca del embarazo de todos modos, y me preocupaba especialmente que el bebé pudiera tener algo malo. Decidí realizarme un análisis de muestra de vellosidades coriónicas en lugar de esperar a una amniocentesis debido a que me permitía averiguar en el primer trimestre si el bebé tenía problemas genéticos. Si la respuesta hubiese sido afirmativa, habría interrumpido el embarazo. En mi caso, la respuesta fue negativa, y pude continuar con el resto de mi embarazo sintiéndome más tranquila."

— Liza, 45 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Razones para hacerse la amniocentesis

Razones para no hacerse la amniocentesis

Estoy preocupada de que mi bebé pudiera tener algún problema.

No estoy preocupada de que mi bebé pudiera tener algún problema.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Quiero saber si mi bebé tiene algún defecto congénito, para tener tiempo de prepararme para cuidar a un niño con necesidades especiales.

Saber que mi bebé tiene un defecto congénito no cambiará la forma en que planeo cuidarlo.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Quiero saber si mi bebé tiene un defecto congénito, para tener tiempo de decidir si quiero continuar con mi embarazo.

Saber que mi bebé tiene un defecto congénito no cambiará mis planes de llegar al término del embarazo.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No tengo miedo de la aguja que se utiliza para hacer la prueba.

No me gustan las agujas.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No estoy preocupada por el costo de esta prueba.

No tengo seguro, y no puedo pagar el costo de la prueba yo misma.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Hacerse la amniocentesis

NO hacerse la amniocentesis

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. ¿Puede garantizar una prueba de amniocentesis que su bebé nacerá sano?

  • No
  • No estoy segura
Eso es correcto. Aunque la amniocentesis puede detectar algunos problemas, no puede garantizar que su bebé nacerá sano. Ninguna prueba puede hacerlo.

2. ¿Tiene riesgos la amniocentesis?

  • No
  • No estoy segura
Eso es correcto. La amniocentesis, por lo general, es muy segura. Pero tiene algunos riesgos, incluyendo una pequeña probabilidad de causar un aborto espontáneo.

3. ¿Deben hacerse la amniocentesis todas las mujeres embarazadas?

  • No
  • No estoy segura
Eso es correcto. Su médico podría recomendarle la amniocentesis si sus probabilidades de tener un bebé con un trastorno genético o un defecto congénito son más altas que el promedio.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioSarah Marshall, MD - Family Medicine
Revisor médico especializadoSiobhan M. Dolan, MD, MPH - Reproductive Genetics

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Caughey AB, et al. (2006). Chorionic villus sampling compared with amniocentesis and the difference in the rate of pregnancy loss. Obstetrics and Gynecology, 108(3): 612–616.
  2. Seeds JW (2004). Diagnostic mid trimester amniocentesis: How safe? American Journal of Obstetrics and Gynecology, 191: 608–616.
  3. Cunningham FG, et al. (2010). Prenatal diagnosis and fetal therapy. In Williams Obstetrics, 23rd ed., pp. 287–311. New York: McGraw-Hill Medical.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.