Colocación de un marcapasos: Qué esperar en el hogar

Saltar a la barra de navegación

Su recuperación

El corazón y la ubicación del marcapasos

La colocación de un marcapasos en el pecho se hace mediante una cirugía. Un marcapasos es un pequeño dispositivo que funciona con pilas y que envía señales eléctricas al corazón para mantener estables los latidos. Unos cables delgados, llamados conductores o guías, transportan las señales entre el marcapasos y el corazón. Un marcapasos puede prevenir o reducir el mareo, los desmayos y la falta de aire causada por los latidos del corazón lentos o inestables.

Es posible que le duela el pecho en el lugar donde el médico hizo el corte (incisión) y colocó el marcapasos. También podría tener un moretón e hinchazón leve. Estos síntomas suelen mejorar en 1 o 2 semanas. Es posible que sienta un borde duro a lo largo de la incisión. Este generalmente se suaviza unos meses después de la cirugía. Es posible que pueda ver o sentir el contorno del marcapasos debajo de su piel.

Probablemente pueda volver a su trabajo o rutina normal 1 o 2 semanas después de la cirugía.

Las pilas de los marcapasos generalmente duran entre 5 y 15 años. Su médico le hablará sobre la frecuencia con la que necesitará hacer revisar su marcapasos.

Cuando se tiene un marcapasos, es importante evitar los aparatos eléctricos que pudieran hacer que el marcapasos no funcione bien. Pregúntele a su médico a qué cosas no debe acercarse, qué debe usar con cuidado y qué es seguro para usted. Será necesario que evite las cosas que tengan campos magnéticos y eléctricos intensos como una máquina de resonancia magnética (a menos que su marcapasos sea seguro para una resonancia magnética), los equipos de soldadura y los generadores eléctricos. Puede usar un teléfono móvil (celular) pero manténgalo alejado de su marcapasos al menos 6 pulgadas (15 cm). Puede usar la mayoría de los equipos eléctricos y electrodomésticos, como los de cocina, las herramientas eléctricas y las computadoras.

Esta hoja de cuidados le da una idea general del tiempo que le llevará recuperarse. Sin embargo, cada persona se recupera a un ritmo diferente. Siga los pasos que se mencionan a continuación para recuperarse lo más rápido posible.

¿Cómo puede cuidarse en el hogar?

Actividad

  • Descanse cuando se sienta fatigado. Dormir lo suficiente le ayudará a recuperarse.
  • Intente caminar todos los días. Comience caminando un poco más de lo que caminó el día anterior. Poco a poco, aumente la distancia. Caminar aumenta el flujo de sangre y ayuda a prevenir la neumonía y el estreñimiento.
  • Por entre 4 y 6 semanas:
    • Evite las actividades que causen esfuerzo en el pecho o en los músculos de la parte superior de los brazos. Esto incluye empujar una cortadora de césped o una aspiradora, trapear pisos, nadar, o utilizar un palo de golf o una raqueta de tenis.
    • No levante el brazo por encima del hombro en el lado del cuerpo donde está ubicado su marcapasos.
    • Evite las actividades intensas, como montar en bicicleta, trotar, levantar pesas o hacer ejercicio aeróbico intenso.
    • Evite levantar objetos que pudieran implicar un esfuerzo. Esto podría incluir bolsas de compras y recipientes para leche pesados, mochilas o maletines pesados, bolsas de arena para excrementos de gato o alimento para perros, o un niño.
  • Pregúntele a su médico cuándo puede volver a conducir.
  • Es probable que necesite ausentarse del trabajo durante más o menos 1 o 2 semanas. Esto depende del tipo de trabajo que haga y de cómo se sienta.
  • Pregúntele a su médico cuándo puede tener relaciones sexuales.

Alimentación

  • Puede continuar con su dieta normal. Si tiene malestar estomacal, coma alimentos suaves bajos en grasa, como arroz sin condimentar, pollo a la parrilla, pan tostado y yogur.
  • Beba abundantes líquidos (a menos que su médico le indique lo contrario).

Medicamentos

  • Tome los analgésicos (medicamentos para el dolor) exactamente como le fueron indicados.
    • Si el médico le recetó un analgésico, tómelo según las indicaciones.
    • Si no está tomando un analgésico recetado, pregúntele a su médico si puede tomar uno de venta libre.
    • No tome aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Aleve) u otros antiinflamatorios no esteroideos (AINE) a menos que su médico le diga que puede hacerlo.
  • Si le parece que el analgésico le está produciendo malestar estomacal:
    • Tome el medicamento después de las comidas (a menos que su médico le haya indicado lo contrario).
    • Pídale al médico un analgésico diferente.
  • Si su médico le recetó antibióticos, tómelos según las indicaciones. No deje de tomarlos por el hecho de sentirse mejor. Debe tomar todos los antibióticos hasta terminarlos.

Cuidado de la incisión

  • Si tiene tiras de cinta adhesiva sobre la incisión, déjeselas puestas una semana o hasta que se caigan por sí solas.
  • Mantenga seca la incisión mientras sana. Su médico puede recomendarle que se lave con una esponja durante aproximadamente 7 días para evitar que la incisión se moje. El médico le dirá cuándo puede ducharse. Después de ducharse, seque la incisión con toques suaves de toalla.
  • No use peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) ni alcohol sobre la incisión ya que pueden retrasar la sanación. Puede cubrir la zona con un vendaje de gasa si supura o roza contra la ropa. Cambie el vendaje todos los días.
  • No se bañe en una tina ni en una bañera de hidromasaje las primeras 2 semanas o hasta que su médico le diga que puede hacerlo.

Otras instrucciones

  • Lleve una tarjeta de identificación médica todo el tiempo que indique que usted tiene un marcapasos. La tarjeta debe incluir información sobre el fabricante y el modelo.
  • Use un brazalete o collar de alerta médica que indique que tiene un marcapasos. Estos productos pueden comprarse en la mayoría de las farmacias.
  • Revise su pulso siguiendo las indicaciones de su médico.
  • Haga revisar el marcapasos tan frecuentemente como su médico lo recomiende. En algunos casos, esto puede hacerse por teléfono o por Internet. Su médico le dará instrucciones de cómo hacerlo.

La atención de seguimiento es una parte clave de su tratamiento y seguridad. Asegúrese de hacer y acudir a todas las citas, y llame a su médico si está teniendo problemas. También es una buena idea saber los resultados de los exámenes y mantener una lista de los medicamentos que toma.

¿Cuándo debe pedir ayuda?

Llame al 911 en cualquier momento que considere que puede necesitar atención de urgencia. Por ejemplo, llame si:

  • Se desmayó (perdió el conocimiento).
  • Tiene grave dificultad para respirar.
  • Tiene dolor repentino en el pecho y falta de aire, o tose sangre.
  • Tiene síntomas de un ataque al corazón. Estos pueden incluir:
    • Dolor, presión o una sensación extraña en el pecho.
    • Sudoración.
    • Falta de aire.
    • Náuseas o vómito.
    • Dolor, presión o una sensación extraña en la espalda, el cuello, la mandíbula o la parte superior del abdomen, o en uno o ambos hombros o brazos.
    • Aturdimiento (sensación de que se va a desmayar) o debilidad repentinas.
    • Latidos cardíacos rápidos o irregulares.
    Después de llamar al 911, es posible que el operador le diga que mastique 1 aspirina para adultos o entre 2 y 4 aspirinas de dosis baja. Espere a la ambulancia. No trate de conducir usted mismo.
  • Tiene señales de un ataque cerebral. Estas pueden incluir:
    • Entumecimiento, parálisis o debilidad repentinos en la cara, el brazo o la pierna, sobre todo si ocurre en un solo lado del cuerpo.
    • Problemas nuevos para caminar o mantener el equilibrio.
    • Cambios repentinos en la vista.
    • Problemas nuevos para hablar o comprender frases sencillas, o sentirse confuso.
    • Dolor de cabeza intenso y repentino que es distinto a los dolores de cabeza anteriores.

Llame a su médico ahora mismo o busque atención médica inmediata si:

  • Los latidos del corazón son muy rápidos o muy lentos, tiene latidos irregulares o aleteo en el pecho.
  • Siente mareos o aturdimiento, o que está a punto de desmayarse.
  • Presenta nueva o mayor falta de aire.
  • Tiene dolor que no mejora después de tomar analgésicos.
  • Tiene puntos de sutura flojos o se abre la herida.
  • El vendaje sobre la incisión está empapado con sangre de color rojo vivo.
  • Tiene señales de infección, tales como:
    • Aumento del dolor, la hinchazón, el enrojecimiento o la temperatura.
    • Vetas rojizas que salen de la herida.
    • Pus que sale de la herida.
    • Fiebre.
  • Tiene señales de un coágulo de sangre, tales como:
    • Dolor en la pantorrilla, el muslo, la ingle o detrás de la rodilla.
    • Enrojecimiento e hinchazón en la pierna o la ingle.

Vigile de cerca los cambios en su salud y asegúrese de comunicarse con su médico si:

  • Tiene problemas con su marcapasos.