Cirugía de juanetes

Generalidades de la cirugía

La cirugía de juanetes suele consistir en una incisión arriba o al costado de la articulación del dedo gordo del pie y la extracción o realineación del tejido blando y del hueso. Esto se hace para aliviar el dolor y restablecer la alineación normal de la articulación. Es posible que se usen pequeños alambres, tornillos o placas para mantener los huesos en su lugar. No hay garantías de que operarse de los juanetes le vaya a aliviar el dolor completamente.

  • Para la cirugía de juanetes suele usarse un anestésico regional que afecta solamente el pie. También puede usarse un sedante durante el procedimiento.
  • El procedimiento suele durar una hora o más, según el tipo de cirugía.
  • Las reparaciones de juanetes suelen hacerse de modo ambulatorio.

Hay más de 100 cirugías para los juanetes. Las investigaciones no indican qué tipo de cirugía es la mejor; la cirugía debe ser específica para su afección. Podría realizarse más de un procedimiento al mismo tiempo.

Tipos de cirugía de juanetes

  • Extracción de parte de la cabeza del metatarsiano (la parte del pie que está abultada). Este procedimiento se llama exostectomía o extirpación del juanete.
  • Realineación de los tejidos blandos (ligamentos) alrededor de la articulación del dedo gordo
  • Hacer pequeños cortes en los huesos (osteotomía) y mover los huesos a una posición más normal
  • Extracción de hueso del extremo del primer hueso metatarsiano, el cual se une con la base del dedo gordo (articulación metatarsofalángica). En la articulación metatarsofalángica, se les da una nueva forma tanto al dedo gordo como a los huesos metatarsianos (artroplastia de resección).
  • Fusión (artrodesis) de la articulación del dedo gordo
  • Fusión de la articulación donde el hueso metatarsiano se une con la parte media del pie (procedimiento de Lapidus)
  • Inserción de implante de toda o una parte de una articulación artificial

Qué esperar después de la cirugía

El período habitual de recuperación después de una cirugía de juanetes es de 6 semanas a 6 meses, según la cantidad de tejido blando y de hueso afectado. La sanación completa podría tardar hasta 1 año.

  • Cuando se duche o bañe, debe mantener el pie cubierto para evitar que se mojen los puntos de sutura.
  • Los puntos de sutura se extraen al cabo de 7 a 21 días.
  • Las clavijas que sobresalen del pie suelen retirarse al cabo de 3 a 4 semanas. Pero en algunos casos se dejan colocadas por hasta 6 semanas.
  • A veces se usan yesos en el pie, férulas, calzado especial o zapatos de madera. En ocasiones pueden usarse zapatos comunes después de alrededor de 4 a 5 semanas, pero algunos procedimientos requieren el uso de calzado especial por aproximadamente 8 semanas después de la operación. En algunos casos, pueden pasar entre 3 y 4 meses antes de que pueda usar zapatos comunes. Muchas actividades pueden retomarse en alrededor de 6 a 8 semanas.
  • Después de algunos procedimientos, no puede cargarse peso en el pie por un período de 6 a 8 semanas. Luego, hay algunas semanas más en las que se puede cargar peso en el pie en forma parcial pero usando un zapato o bota especial para mantener los huesos y los tejidos firmes mientras sanan.

Por qué se hace

Tal vez quiera considerar operarse si:

  • Los tratamientos no quirúrgicos no le han aliviado el dolor a causa del juanete.
  • Tiene dificultades para caminar o hacer actividades normales diarias.
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Juanetes: ¿Debería operarme?

Eficacia

Después de la cirugía, su capacidad para caminar y hacer otras actividades probablemente vaya a mejorar. La articulación del dedo gordo generalmente duele menos y, como resultado, se mueve mejor. Después de que la incisión haya sanado y de que la hinchazón haya disminuido, el dedo podría verse más normal que antes.

Riesgos

Los riesgos de la cirugía incluyen:

  • Infección en el tejido blando o el hueso del pie.
  • Efectos secundarios de los medicamentos anestésicos o de otros medicamentos usados para controlar el dolor y la hinchazón.
  • Recurrencia del juanete.
  • Una curvatura del dedo gordo del pie hacia afuera o hacia arriba.
  • Disminución en la sensibilidad, entumecimiento u hormigueo o sensación de ardor en el dedo a causa del daño a los nervios.
  • Daño a los tendones que tiran el dedo gordo del pie hacia arriba o hacia abajo.
  • Un dedo gordo más corto, si hay extracción de hueso.
  • Restricción en el movimiento o rigidez de la articulación del dedo gordo (puede ser un resultado previsto para algunos tipos de cirugía).
  • Dolor e hinchazón persistente.
  • Enfermedad articular degenerativa (artritis) o necrosis avascular (interrupción de irrigación de sangre al hueso) después de la cirugía.
  • Desarrollo de un callo en la planta del pie.

Para pensar

Piense en lo siguiente al decidir si se va a operar de un juanete:

  • Los juanetes pueden volver después de la cirugía, especialmente si continúa usando zapatos angostos o de tacones altos.
  • El tipo de cirugía que se hace depende de la gravedad del juanete y de la experiencia del cirujano. Busque un cirujano que haga muchos tipos distintos de cirugía de juanetes con regularidad. Cada juanete es diferente, y la cirugía necesita adaptarse a cada caso.
  • Sus expectativas pueden influir en su satisfacción con la cirugía. Por ejemplo, a pesar de que la cirugía puede mejorar el aspecto del pie, aquellos para quienes la apariencia es el principal motivo de la cirugía suelen desilusionarse con los resultados. Hable de sus expectativas con su médico.
  • La cirugía puede reducir la flexibilidad de la articulación del dedo gordo, lo cual podría ser una inquietud para las personas activas que necesitan una amplitud de movimiento plena en el dedo gordo.
  • Después de la cirugía, no podrá pisar con el pie por un tiempo.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Gavin W.G. Chalmers, DPM - Podólogo y cirugía podológica

Revisado14 noviembre, 2014