• English

Pruebas para detectar herpes

Generalidades de la prueba

Las pruebas para detectar herpes se hacen a fin de encontrar el virus del herpes simple (HSV, por sus siglas en inglés). Una infección por el HSV puede causar llagas pequeñas y dolorosas que parecen ampollas en la piel o en el revestimiento de tejido (membranas mucosas) de la garganta, la nariz, la boca, la uretra, el recto y la vagina. Una infección por herpes puede causar un único brote de herpes, pero, en muchos casos, la persona infectada presentará más brotes.

Existen dos tipos de HSV.

  • El HSV tipo 1 causa herpes labial (en los labios), también llamado ampollas febriles. El HSV-1 suele transmitirse por besar o por compartir cubiertos (como cucharas o tenedores) cuando hay presencia de llagas. El HSV-1 también puede causar llagas alrededor de los genitales.
  • El HSV tipo 2 causa llagas en la zona genital (herpes genital), por ejemplo, en la vagina o en el pene, o alrededor de ellos. El HSV-2 también provoca la infección por herpes que se ve en bebés que nacen por vía vaginal de mujeres que tienen herpes genital. El HSV-2 suele transmitirse por contacto sexual. Algunas veces, el HSV-2 puede causar llagas en la boca.

En raras ocasiones, el HSV puede infectar otras partes del cuerpo, como los ojos y el cerebro.

Las pruebas para detectar el HSV suelen realizarse solo para llagas en la zona genital. También se pueden hacer con otros tipos de muestras, como líquido cefalorraquídeo, sangre, orina o lágrimas. Para ver si las úlceras son causadas por el HSV, se pueden realizar diferentes tipos de pruebas.

  • Cultivo viral de herpes. Las células o el líquido de una llaga reciente se recogen con un hisopo de algodón y se colocan en un recipiente para cultivo. A menudo, no se detecta el virus en el cultivo, incluso cuando está presente (resultados negativos falsos).
  • Prueba de detección del antígeno del virus del herpes. Las células de una llaga reciente se raspan y luego se esparcen sobre el portaobjetos de un microscopio. Esta prueba detecta los marcadores (llamados antígenos) en la superficie de las células infectadas con el virus del herpes. Esta prueba se puede realizar junto con un cultivo viral o en su lugar.
  • Prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés). Una prueba de PCR se puede hacer en las células o en el líquido de una llaga o en la sangre, o en otro líquido, como, por ejemplo, el líquido cefalorraquídeo. La PCR detecta el material genético (ADN) del virus HSV. Esta prueba puede señalar la diferencia entre el HSV-1 y el HSV-2. Usar la prueba de PCR sobre las llagas de la piel no es común. La PCR se usa principalmente para analizar líquido cefalorraquídeo en casos raros cuando el herpes puede haber causado una infección en el cerebro o alrededor de este.
  • Pruebas de anticuerpos. Los análisis de sangre pueden detectar anticuerpos que el sistema inmunitario genera para combatir una infección por herpes. Las pruebas de anticuerpos se hacen algunas veces, pero no son tan precisas como el cultivo viral para encontrar la causa de una llaga específica o de una úlcera específica. Las pruebas de anticuerpos no siempre pueden señalar la diferencia entre una infección por herpes activa y una infección por herpes que ocurrió en el pasado. Debido a que a los anticuerpos les lleva tiempo desarrollarse después de la primera infección, la prueba de anticuerpos podría arrojar un resultado negativo si se ha infectado recientemente. Algunos análisis de sangre pueden señalar la diferencia entre el HSV-1 y el HSV-2.

Aproximadamente 1 de cada 6 adultos en los Estados Unidos tiene anticuerpos contra el HSV-2, el virus que suele estar vinculado con el herpes genital.1

Una infección por herpes es incurable. Una vez que ha sido infectado por el HSV, el virus permanece en el cuerpo toda la vida. Se "esconde" en un cierto tipo de células nerviosas y causa más brotes de llagas en algunas personas. Las infecciones recurrentes pueden ser desencadenadas por estrés, fatiga, luz solar u otra infección, como un resfriado o una gripe. Los medicamentos pueden aliviar los síntomas y acortar la duración de los brotes, pero no pueden curar la infección.

Un virus diferente del herpes (llamado varicela zóster) causa la varicela y la culebrilla.

Por qué se hace

Una prueba para el herpes se puede hacer con los siguientes objetivos:

  • Averiguar si el HSV está causando llagas alrededor de la boca o en la zona genital.
  • Averiguar qué tipo de virus (HSV-1 o HSV-2) está causando llagas alrededor de la boca o en la zona genital.
  • Averiguar si la pareja sexual de una persona con herpes genital puede estar infectada con el HSV.
  • Diagnosticar una infección por herpes en un recién nacido cuya madre tiene herpes genital.

Cómo prepararse

Si existe la posibilidad de que tenga herpes genital, no tenga contacto sexual hasta que sepa los resultados de la prueba. Usted puede reducir las probabilidades de contagiar la enfermedad a su(s) pareja(s).

Cómo se hace

Para un cultivo viral, una prueba de antígeno viral o una prueba de PCR, le frotan un hisopo limpio de algodón contra la llaga del herpes para recoger líquido y células para su análisis. Las muestras se pueden tomar de la vagina, el cuello uterino, el pene, la uretra, los ojos, la garganta o la piel. Los médicos suelen recoger una muestra de llagas pequeñas que hayan aparecido hace pocos días. Los virus tienen más probabilidades de encontrarse en lesiones pequeñas de reciente formación.

Para una prueba de anticuerpos, el profesional de la salud que le extraiga la sangre:

  • Le ajustará una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo para detener el flujo de sangre. Esto hace que las venas por debajo de la banda se hagan más grandes y sea más fácil insertar la aguja en la vena.
  • Limpiará con alcohol el lugar de inserción de la aguja.
  • Insertará la aguja en la vena. Es posible que necesite más de un pinchazo con la aguja.
  • Conectará un tubo a la aguja para llenarlo de sangre.
  • Le quitará la banda del brazo cuando haya recogido la sangre necesaria.
  • Colocará una almohadilla de gasa o una bolita de algodón en el sitio de la punción al extraer la aguja.
  • Presionará el lugar de inserción y luego le pondrá una venda.

Qué se siente

Es probable que sienta una leve molestia o dolor cuando le raspen las llagas para recoger una muestra para la prueba.

La muestra de sangre se toma de una vena del brazo. Se coloca una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo. Es posible que la sienta apretada. Es posible que no sienta en absoluto la aguja o que solo sienta un rápido piquete o pinchazo.

Riesgos

Si le hacen una prueba de anticuerpos, hay muy pocas probabilidades de tener problemas debido a que le tomen una muestra de sangre de una vena.

  • Le puede salir un pequeño moretón en el sitio de la punción. Usted puede reducir las probabilidades de que se le haga un moretón aplicando presión en el lugar durante varios minutos.
  • En casos poco comunes, la vena puede hincharse después de que le tomen la muestra de sangre. Este problema se llama flebitis. Para tratarlo, se puede aplicar una compresa tibia varias veces al día.
  • Un sangrado continuo puede ser un problema para las personas con trastornos de sangrado. La aspirina, la warfarina (Coumadin) y otros medicamentos anticoagulantes pueden aumentar las probabilidades de sangrado. Si usted tiene problemas de sangrado o de coagulación, o si está tomando anticoagulantes, dígaselo a su médico antes de que le saquen la muestra de sangre.

Resultados

Las pruebas para detectar herpes se hacen a fin de localizar el virus del herpes simple (HSV). Los resultados de un cultivo viral rápido pueden tardar de 2 a 3 días, mientras que los resultados de un cultivo estándar pueden tardar hasta 14 días. Los resultados de las pruebas de detección de antígeno están listos en un día. Los resultados de la prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) tardan entre 1 y 3 días. Los resultados de una prueba de anticuerpos en la sangre están listos en 2 días. Los resultados de una prueba de anticuerpos, llamada enzimoinmunoanálisis de adsorción (ELISA o EIA, por sus siglas en inglés), podrían estar listos en aproximadamente 2 horas.

Pruebas para detectar herpes
Normal:

El resultado normal se llama negativo.

No crece HSV en el cultivo viral.

No se encontraron antígenos virales ni ADN viral.

No hay presencia de anticuerpos del herpes en la sangre.

Anormal:

Los resultados anormales que muestran el HSV se llaman positivos.

El HSV crece en el cultivo viral.

Se encontraron antígenos o ADN del HSV.

Los anticuerpos contra el virus del herpes están presentes en la sangre.

Las muestras tomadas de llagas recién formadas que contienen líquido (ampollas) suelen ser mejores que las muestras obtenidas de llagas más antiguas y con costras.

Un resultado normal (negativo) de la prueba no significa que usted no tenga una infección por herpes. Si la primera prueba es negativa, pero usted tiene síntomas de herpes, se pueden hacer más pruebas.

Qué afecta esta prueba

Es posible que usted no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles por los siguientes motivos:

  • Si se toma una muestra de un cultivo de una llaga antigua con costra.
  • Si se toma una muestra de sangre antes de que se hayan formado los anticuerpos contra el HSV. Este período se llama período de ventana o período de seroconversión.
  • Si está tomando medicamentos antivirales, como aciclovir, famciclovir, ganciclovir o valaciclovir.

Para pensar

  • El hecho de que la prueba arroje resultados normales no significa necesariamente que usted no tenga una infección por herpes.
  • Con frecuencia, el herpes se diagnostica por los síntomas y por conocimiento de si la persona ha tenido contacto con un individuo infectado. A veces no es necesaria una prueba. Una persona que tiene herpes genital tiene que aprender a evitar la propagación de la enfermedad, ya que es más probable contagiar la enfermedad cuando se tienen llagas. Si tiene brotes recurrentes, especialmente en momentos de estrés o de enfermedad, también puede transmitir la enfermedad.
  • Tal vez le convenga saber si una infección por herpes se debe al HSV-1 o al HSV-2 para que pueda tomar las medidas necesarias a fin de prevenir o tratar los brotes.
  • Una madre puede transmitir una infección por herpes genital a su bebé durante el parto vaginal. En un recién nacido, el herpes puede causar insuficiencia orgánica, infección cerebral y la muerte. Cuando hay herpes activo cerca del momento del parto, se puede realizar un parto por cesárea para evitar infectar al bebé.
  • Hay pruebas rápidas disponibles en algunas clínicas que analizan la sangre pinchando un dedo para detectar anticuerpos contra el HSV-2. Por lo general, los resultados están listos en unos 10 minutos. Estas pruebas son más caras que otras y pueden no estar disponibles en todas partes.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Centers for Disease Control and Prevention (2010). Seroprevalence of herpes simplex virus type 2 among persons aged 14–49 years—United States, 2005–2008. MMWR, 59(15): 456–459. Also available online: http://www.cdc.gov/mmwr/pdf/wk/mm5915.pdf.

Otras obras consultadas

  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2007, reaffirmed 2009). Management of herpes in pregnancy. ACOG Practice Bulletin No. 82. Obstetrics and Gynecology, 109(6): 1489–1498.
  • Chernecky CC, Berger BJ (2008). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 5th ed. St. Louis: Saunders.
  • Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Family Medicine
Revisor médico especializado Jeanne Marrazzo, MD, MPH - Infectious Disease
Última revisión 20 diciembre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.

Obtenga información de salud en español