• English

Cirugía de catarata

Generalidades de la cirugía

Una catarata es una zona nublada y no dolorosa en el cristalino del ojo. El cristalino está contenido dentro de un revestimiento llamado cápsula cristaliniana. La cirugía de catarata separa la catarata de la cápsula cristaliniana. En la mayoría de los casos, el cristalino se reemplaza con una lente intraocular (IOL, por sus siglas en inglés). Si no se puede usar una IOL, pueden usarse lentes de contacto o gafas para compensar la falta del cristalino.

La facoemulsificación y la extracción estándar de la catarata extracapsular (ECCE, por sus siglas en inglés) son métodos quirúrgicos para extraer la catarata así como la porción delantera de la cápsula cristaliniana (cápsula anterior). La parte trasera de la cápsula cristaliniana (cápsula posterior) se deja dentro del ojo para evitar que el humor vítreo en el fondo del ojo exude hacia la pupila y cause problemas. La cápsula posterior también sostiene la IOL y ayuda a mantenerla en la posición correcta. Estos tipos de cirugía suelen hacerse de forma ambulatoria y no requieren hospitalización.

La facoemulsificación (cirugía de incisión pequeña) es el tipo más común de cirugía de catarata. Se hace más a menudo que la ECCE estándar, aunque son procedimientos similares.

Durante la cirugía de facoemulsificación:

  • Se hacen dos pequeñas incisiones en el ojo donde la cobertura transparente delantera (córnea) se une con la parte blanca del ojo (esclerótica).
  • Se hace un corte circular en la superficie del cristalino (cápsula).
  • Se inserta dentro del ojo un instrumento quirúrgico pequeño (facoemulsificador).
  • Se usan ondas sonoras (ultrasonido) para romper la catarata en partes pequeñas. A veces, también se usa un láser. Se extraen los fragmentos de la catarata y del cristalino del ojo mediante succión.
  • Luego, se puede implantar una lente intraocular (IOL) dentro de la cápsula cristaliniana.
  • Generalmente, las incisiones se sellan solas sin suturas.

Durante la ECCE estándar:

  • Se hace una incisión de entre 8 mm a 10 mm en el ojo donde la cubierta transparente delantera del ojo (córnea) se une con la parte blanca del ojo (esclerótica).
  • Se hace otra incisión pequeña dentro de la porción delantera de la cápsula cristaliniana. El cristalino se extrae, junto con cualquier parte restante de material cristaliniano.
  • Puede colocarse entonces una IOL dentro de la cápsula cristaliniana. Y se cierra la incisión.

Anestesia

La mayoría de las cirugías de catarata se hacen con un anestésico tópico (gotas para los ojos) o un anestésico local. El anestésico local puede consistir en un sedante para relajación seguido de una inyección al lado, debajo o dentro del ojo para adormecer los nervios y prevenir el parpadeo o el movimiento del ojo durante la cirugía.

El anestésico general puede necesitarse para:

  • Las personas con ansiedad extrema que no puede controlarse con sedación sencilla ni con asesoramiento.
  • Las personas que no pueden seguir instrucciones durante el procedimiento.
  • Las personas que son alérgicas a ciertos anestésicos locales.
  • Las personas con otras afecciones médicas que requieren el uso de un anestésico general.
  • Los niños.

Qué esperar después de la cirugía

Antes de dejar el centro para pacientes ambulatorios, usted recibirá la atención inmediata del ojo que necesitará después de la operación. El cirujano revisará los síntomas de complicaciones posibles, protección del ojo, actividades, medicamentos y visitas requeridas (vea abajo). También le dirá lo que tiene que hacer como atención de urgencia si la necesita. Partes del seguimiento las puede hacer otro profesional de la salud, como un optometrista o una enfermera de salud de la comunidad.

El ojo que fue operado puede estar vendado por 1 noche después de la cirugía. Usted usará un parche protector sobre el ojo por la noche por aproximadamente una semana. Normalmente, no hay un dolor significativo después de la cirugía.

Es muy probable que tenga que ver al médico para controles 1 o 2 días después de la cirugía y, nuevamente, al cabo de unas semanas después de la cirugía. Si se produce alguna complicación, las visitas deberían hacerse antes y con más frecuencia.

Los controles después de la cirugía de catarata incluyen:

  • Oftalmoscopia, para evaluar el interior del ojo.
  • Medición de la agudeza visual y la presión ocular (tonometría).
  • Un examen con lámpara de hendidura, para revisar la transparencia del cristalino.

A la mayoría de las personas se les recetan nuevas gafas aproximadamente 6 semanas después de la cirugía.

Comúniquese con su médico inmediatamente si nota cualquier señal de complicación después de la cirugía de catarata, como:

  • Disminución de la visión.
  • Aumento del dolor.
  • Aumento del enrojecimiento.
  • Hinchazón alrededor del ojo.
  • Secreción del ojo.
  • Nuevas moscas volantes, destellos de luz o cambios en el campo visual.

Por qué se hace

La decisión de hacerse este procedimiento se basa en si:

  • Los problemas de la vista causados por la catarata afectan su trabajo o su estilo de vida.
  • El deslumbramiento por luces brillantes es un problema.
  • No puede pasar un examen de la vista requerido para conseguir una licencia de conducir.
  • Ve doble.
  • Nota una gran diferencia para ver cuando compara un ojo con el otro.
  • Tiene otra enfermedad ocular peligrosa para la vista, como retinopatía diabética o degeneración macular.

El cirujano podría tener que hacer una extracción estándar de catarata extracapsular (ECCE, por sus siglas en inglés) en lugar de la facoemulsificación si la catarata es demasiado dura para fragmentarla con ondas de sonido (ultrasonido).

Eficacia

La cirugía de catarata tiene éxito para entre 85 y 92 de cada 100 adultos. La cirugía también puede mejorarles la vista a bebés que tienen cataratas.

En un estudio grande, 95 de cada 100 adultos quedaron satisfechos con los resultados de su cirugía. Las personas que no quedaron satisfechas fueron adultos mayores que tenían otros problemas oculares junto con las cataratas.1

Las personas que se operan de cataratas suelen:

  • Ver mejor.
  • Tener mayor movilidad e independencia.
  • Aliviarse del miedo de quedarse ciegos.

Los estudios hechos con adultos 1 año después de la cirugía indican que la facoemulsificación funciona mejor que la extracción estándar de catarata extracapsular (ECCE, por sus siglas en inglés) para mejorar la visión.2 Además, la recuperación de la vista ocurre más rápido después de la cirugía con facoemulsificación. Y es menos probable que necesite gafas para ver de lejos después de una cirugía con facoemulsificación.

Riesgos

Menos de 10 de cada 100 personas tienen complicaciones por la cirugía de catarata que podrían poner su vista en peligro o requerir más operaciones.3 El índice de complicaciones aumenta en personas que tienen otras enfermedades oculares además de la catarata.

A pesar de que el riesgo es bajo, la cirugía de catarata efectivamente implica el riesgo de ceguera parcial o total si la cirugía no tiene éxito o si hay complicaciones. Algunas complicaciones pueden tratarse y la ceguera puede revertirse, pero en otras ocasiones, no. Las complicaciones que pueden suceder con la cirugía de catarata incluyen:

  • Infección en el ojo (endoftalmitis).
  • Hinchazón y líquido en el centro de la capa nerviosa (edema macular quistoide).
  • Hinchazón del recubrimiento transparente del ojo (edema corneal).
  • Sangrado en la parte delantera del ojo (hipema).
  • Desprendimiento de la capa nerviosa en la parte posterior del ojo (desprendimiento de retina).

Las complicaciones que pueden suceder un tiempo después de la cirugía incluyen:

  • Problemas de deslumbramiento.
  • Dislocación de la lente intraocular.
  • Enturbiamiento de la porción del recubrimiento de la lente (cápsula) que se deja después de la cirugía, a menudo llamado catarata secundaria (opacificación capsular posterior). Esto no suele ser un gran problema y puede tratarse con cirugía con láser, si es necesario. El tipo de IOL puede afectar la probabilidad de tener opacidad después de la cirugía.
  • Desprendimiento de la retina.
  • Glaucoma.
  • Astigmatismo o estrabismo.
  • Deslizamiento hacia abajo del párpado superior (ptosis palpebral).

Para pensar

Antes de realizarse una cirugía para tratar las cataratas, dígale a su médico todos los medicamentos que esté tomando. De este modo, su médico puede prepararse para manejar cualquier problema que se presente. Por ejemplo, los alfabloqueantes (como tamsulosina o terazosina) y medicamentos para prevenir la formación de coágulos de sangre (como aspirina o warfarina) pueden causar problemas durante la cirugía.

Se prefiere la extracción de las cataratas mediante la facoemulsificación a la cirugía extracapsular estándar porque:

  • La cirugía puede hacerse más rápidamente.
  • Hay menos astigmatismo después de la cirugía.
  • La recuperación de la vista después de la cirugía es más rápida.
  • El riesgo de tener complicaciones después de la cirugía es menor.

La mejoría de la vista es la misma para los dos procedimientos. Pero el proceso de sanación es más rápido con la facoemulsificación.

Mientras más experiencia tenga su cirujano, menos probabilidades hay de que usted tenga problemas. Pídale a su médico familiar u optometrista que le sugiera un cirujano.

Las personas suelen necesitar gafas después de la cirugía de catarata, independientemente del tipo de cirugía que se haga. Pero la necesidad de gafas y el tipo de gafas que necesite dependerá del tipo de lente intraocular, o IOL, por sus siglas en inglés, que elija. Hable con su médico acerca de las ventajas y desventajas de cada tipo de IOL.

Si tiene astigmatismo, su operación podría costar más. Hable con su médico sobre sus opciones y los costos de tratamiento.

Niños y bebés

En algunos niños, la cirugía para extraer una catarata que causa una gran disminución de la visión puede ser muy importante para prevenir la ceguera. El período más crítico para el desarrollo de la vista es desde el nacimiento hasta los 3 meses. Mientras antes se diagnostiquen y traten las cataratas en los niños, más probable es que se les resguarde la vista.

Los bebés tienen el riesgo más alto (casi 100%) de que la parte posterior de la cápsula cristaliniana se vuelva opaca después de una cirugía de catarata. Si la opacificación de la cápsula posterior sucede después de la cirugía de catarata, es posible que se necesite una cirugía con láser llamada Nd:YAG o una vitrectomía para extraer la cápsula posterior. Por esa razón, la mayoría de las cirugías de catarata pediátricas extraen la porción central de esta cápsula posterior durante la primera operación. Esto puede permitir ver mejor y reducir la necesidad de una segunda cirugía.

Si un niño tiene cataratas que estén causando gran disminución de la visión en ambos ojos, la cirugía en el segundo ojo debe hacerse dentro de unas pocas semanas. Al igual que en adultos, solo se opera un ojo en cada cirugía. Esto reduce la probabilidad de que se produzcan complicaciones en ambos ojos al mismo tiempo.

Debido al rápido crecimiento del globo ocular en los bebés y a otras razones, algunos cirujanos no usan IOL en bebés. En cambio, un bebé usará una lente de contacto para reemplazar el cristalino que se extrajo del ojo. Si puede retrasarse la cirugía hasta que el niño tenga de 1 a 2 años, el cirujano tal vez pueda usar una IOL para reemplazar el cristalino en el ojo del niño. No obstante, la cirugía no siempre puede retrasarse, debido al riesgo de ambliopía y ceguera permanente.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Academy of Ophthalmology (2011). Cataract in the Adult Eye (Preferred Practice Pattern). San Francisco: American Academy of Ophthalmology. Available online: http://one.aao.org/CE/PracticeGuidelines/PPP_Content.aspx?cid=a80a87ce-9042-4677-85d7-4b876deed276.
  2. Allen D (2011). Cataract, search date May 2010. Online version of BMJ Clinical Evidence. Also available online: http://www.clinicalevidence.com.
  3. Harper RA, Shock JP (2011). Lens. In P Riordan-Eva, JP Whitcher, eds., Vaughan and Asbury's General Ophthalmology, 18th ed., pp. 174–182. New York: McGraw-Hill.

Otras obras consultadas

  • Riaz Y, et al. (2006). Surgical interventions for age-related cataract. Cochrane Database of Systematic Reviews (4).

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Carol L. Karp, MD - Oftalmología
Revisado 8 agosto, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


La Enciclopedia de la Salud contiene información general de salud. No todos los tratamientos o servicios descritos son beneficios cubiertos para los miembros de Kaiser Permanente ni se ofrecen como servicios de Kaiser Permanente. Para obtener una lista de los beneficios cubiertos, consulte su Evidencia de Cobertura (Evidence of Coverage) o el Resumen de la Descripción del Plan (Summary Plan Description). Para saber más acerca de los tratamientos recomendados, consulte a su proveedor de atención médica.

Obtenga información de salud en español