• English

Cómo detener una hemorragia nasal

Generalidades del tema

La mayoría de las hemorragias (sangrados) nasales se presentan en la parte frontal de la nariz y afectan a una sola fosa nasal. Es posible que algo de sangre drene hacia la parte posterior de la nariz y llegue a la garganta. Típicamente, estas hemorragias nasales no son graves y, por lo general, puede tratarlas usted mismo en el hogar.

Un tipo de hemorragia nasal menos común, pero más grave, se origina en la parte posterior de la nariz y, con frecuencia, afecta a ambas fosas nasales. Es posible que grandes cantidades de sangre vayan hacia la parte de atrás de la garganta. Este tipo de hemorragia nasal puede presentarse con mayor frecuencia en adultos mayores debido a las afecciones de salud que podrían tener. Para controlar el sangrado que se presenta como consecuencia de este tipo de hemorragia nasal, necesitará tratamiento de un médico.

Hombre tapándose la nariz para detener una hemorragia nasal

Cómo detener una hemorragia nasal

Siga estos pasos para detener una hemorragia nasal:

  • Siéntese derecho e incline la cabeza ligeramente hacia adelante.
    Nota: No incline la cabeza hacia atrás. Esto puede hacer que la sangre vaya hacia la parte de atrás de la garganta, y usted podría tragarla. Tragar sangre puede irritar el estómago y causar vómito. Además, el vómito podría hacer que el sangrado empeore o hacer que este se origine nuevamente. Escupa la sangre que se acumula en la boca y en la garganta en lugar de tragarla.
  • Use el pulgar y el dedo índice para apretarse con firmeza la parte blanda de su nariz. La nariz se compone de una parte ósea dura y de una parte blanda, compuesta por cartílago. Por lo general, las hemorragias nasales se presentan en la parte blanda de la nariz. Rociar la nariz con un aerosol nasal medicinal (como Afrin) antes de aplicar presión podría ayudar a detener una hemorragia nasal. Deberá respirar por la boca.
  • Aplíquese una compresa de hielo en la nariz y en las mejillas. El frío contraerá los vasos sanguíneos y ayudará a detener la hemorragia nasal.
  • Continúe apretándose la nariz durante 10 minutos. Use un reloj para calcular los 10 minutos. Puede parecer un largo tiempo. Resista la necesidad de mirar después de unos minutos para ver si la nariz ha dejado de sangrar.
  • Controle si la nariz todavía sangra después de los 10 minutos. Si es así, manténgala apretada durante otros 10 minutos. La mayoría de las hemorragias nasales se detienen después de los 10 a 20 minutos de aplicar presión directa.
  • Aplíquese una capa delgada de pomada humectante (como vaselina) o una crema nasal antiséptica dentro de la nariz. No se suene la nariz ni se coloque nada dentro de la nariz durante al menos 12 horas después de que la hemorragia nasal se haya detenido.
  • Descanse tranquilamente durante algunas horas.

Cómo prevenir las hemorragias nasales

Después de que haya detenido una hemorragia nasal, los siguientes consejos podrían prevenir que la hemorragia nasal se presente nuevamente:

  • Evite sonarse la nariz con fuerza.
  • No se hurgue la nariz.
  • Evite levantar objetos o esforzarse después de una hemorragia nasal.
  • Eleve la cabeza con almohadas mientras duerme.
  • Aplíquese una capa delgada de pomada humectante (como vaselina) o una crema nasal antiséptica dentro de la nariz.
  • No use aspirina ni otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como ibuprofeno o naproxeno por 3 o 4 días. Podría usarse acetaminofén, como Tylenol, para aliviar el dolor. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta. Hable con su médico acerca de dejar de tomar cualquier medicamento que esté tomando actualmente.
  • No use antihistamínicos, descongestivos, ni aerosoles nasales medicinales sin receta.

Las hemorragias nasales pueden producirse en las personas que tienen resfriados o síntomas de fiebre del heno (rinitis) crónica (goteo de la parte de atrás de la nariz, estornudos, o goteo, congestión o picazón nasal) debido a que los tejidos nasales se inflaman y se irritan. Usar medicamentos podría aliviar los síntomas, lo que puede dar lugar a menos inflamación e irritación y a menos hemorragias nasales. Pero el uso excesivo de medicamentos para la alergia podría provocar hemorragias nasales debido a sus efectos secundarios, que ocasionan sequedad excesiva. Si tiene muchas hemorragias nasales, hable con su médico acerca del uso correcto de los medicamentos para el resfriado y para la alergia.

Si está ayudando a otra persona a detener una hemorragia nasal, evite tocar la sangre de la otra persona. Use guantes, si están disponibles, o capas de tela o una bolsa de plástico para protegerse.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Emergency Medicine
Revisor médico especializado David Messenger, MD
Última revisión 25 marzo, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.

Información relacionada