• English

Lesión de LCA: Ejercicios para hacer antes del tratamiento

Medida práctica

Introducción

Después de una lesión del ligamento cruzado anterior (LCA), usted pierde fuerza y movilidad en la pierna y pierde estabilidad en la rodilla. Es importante que recupere la fuerza y la movilidad de la pierna tan pronto como sea posible, ya sea que elija realizarse una cirugía para su lesión del LCA o no. Los ejercicios para recuperar la fuerza muscular y la movilidad de la rodilla deben comenzarse antes de que empiece el tratamiento, independientemente de si el tratamiento implica solo un programa de rehabilitación o una cirugía más rehabilitación.

Puntos clave

  • Después de una lesión del LCA, la rodilla no estará estable, podría estar dolorida y podría tener una amplitud de movimiento limitada. Finalmente, usted podría desarrollar osteoartritis en la rodilla.
  • Si hace ejercicio para fortalecer los músculos del muslo (cuádriceps e isquiotibiales) y recupera la movilidad de la rodilla poco después de una lesión del LCA, estará mejor preparado para un programa de rehabilitación o para una cirugía con un programa de rehabilitación.
  • Debe comenzar lentamente y aumentar, en forma gradual, la intensidad de los ejercicios. No se exija hasta el punto de sentir dolor. Hable con su médico acerca de cuál es la mejor manera de avanzar con los ejercicios.

Los ejercicios que se describen aquí son ejercicios comunes que se hacen después de una lesión del LCA. Sin embargo, es posible que su médico elabore una serie específica de ejercicios para usted. Consulte con su médico antes de hacer cualquier ejercicio.

Regrese al tema:

¿Cómo puedo hacer los ejercicios para el LCA?

Los ejercicios de cuádriceps, las elevaciones de la pierna estirada y los deslizamientos del talón son ejercicios comunes que se usan después de una lesión del LCA. A medida que los síntomas disminuyen y que usted puede soportar peso, podrían agregarse levantamientos de piernas en posición acostada de lado, ejercicios de glúteos, puentes, mini sentadillas, elevaciones del talón y ejercicios de flexión y extensión de los isquiotibiales (corva) en posición de decúbito prono. Sin embargo, su médico podría recomendarle que adapte los ejercicios para su lesión específica. Consulte con su médico antes de hacer cualquier ejercicio.

Debe comenzar lentamente y aumentar, en forma gradual, la intensidad de los ejercicios. No se exija hasta el punto de sentir dolor. Hable con su médico acerca de la mejor manera de avanzar con los ejercicios.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Freddie H. Fu, MD - Cirugía ortopédica
Revisado 23 mayo, 2014

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


La Enciclopedia de la Salud contiene información general de salud. No todos los tratamientos o servicios descritos son beneficios cubiertos para los miembros de Kaiser Permanente ni se ofrecen como servicios de Kaiser Permanente. Para obtener una lista de los beneficios cubiertos, consulte su Evidencia de Cobertura (Evidence of Coverage) o el Resumen de la Descripción del Plan (Summary Plan Description). Para saber más acerca de los tratamientos recomendados, consulte a su proveedor de atención médica.