Cómo envejecer bien: Cómo elegir un hogar para ancianos

Medida práctica

Introducción

Encontrar el hogar para ancianos adecuado puede ayudarle a usted o a su ser querido a que se sienta seguro y atendido.

Un buen paso al elegir un hogar para ancianos es hacer una lista de hogares en los que usted podría estar interesado. Hable con su familia, amigos, médicos y otros para que le den recomendaciones de buenos hogares para ancianos.

Si puede, es bueno planear con antelación de modo que tenga tiempo de averiguar todo lo que pueda sobre los hogares para ancianos que le interesan. Si tiene que tomar una decisión rápida, trate de visitar los hogares para ancianos de su lista al menos una vez antes de decidir. Asegúrese de entender los costos y las opciones de pago para cada hogar para ancianos.

Regrese al tema:

¿Cómo puede asegurarse de que está eligiendo el hogar para ancianos apropiado para usted?

Mientras mira las opciones que tiene delante de usted o de su ser querido, preste especial atención al costo de cada hogar para ancianos, qué le parece cada uno, dónde está ubicado y los niveles de cuidado de enfermería que ofrece. El hogar de ancianos, ¿brinda la ayuda necesaria con tareas de todos los días? ¿Hay atención de enfermería las 24 horas?

Contestar las siguientes preguntas puede ayudarle a tomar la mejor decisión posible:

  • El hogar para ancianos, ¿le parece bien para usted o para su ser querido?
    • El hogar para ancianos, ¿es limpio y sin olor? ¿Hay detectores de humo y rociadores? ¿Hay agarraderas donde usted las necesitaría?
    • Los residentes, ¿parecen limpios y cómodos? El personal, ¿es sensible y simpático con ellos? ¿Cuánto tiempo lleva para que se responda a las luces de los llamados de los residentes?
    • ¿Hay habitaciones individuales disponibles, o tendrá que compartir su cuarto con otro residente? ¿Puede traer sus propios muebles? ¿Tendrá su propio baño o estos son compartidos?
    • Los residentes con necesidades especiales, como aquellos que tienen demencia o la enfermedad de Alzheimer, ¿viven en áreas separadas?
    • El hogar para ancianos, ¿tiene un director de actividades sociales que planea eventos para los residentes? ¿Se celebran servicios religiosos? ¿Hay disponible un peluquero o un barbero?
  • El hogar para ancianos, ¿puede brindar la clase de atención que usted necesita?
    • Su médico, ¿podrá dirigir su cuidado? Si no, averigüe la frecuencia con la que el director médico del hogar para ancianos visita en persona a cada residente.
    • ¿Puede ver las licencias estatales tanto para el hogar para ancianos como para el administrador? Ambos deben tener licencias del estado donde se encuentra el hogar de ancianos.
    • ¿Puede ver una copia del informe más reciente de la inspección estatal?
  • El hogar para ancianos, ¿tiene un personal adecuado y calificado?
    • El personal del hogar para ancianos, ¿tiene experiencia atendiendo a personas con sus necesidades particulares?
    • El hogar para ancianos, ¿es capaz de retener miembros del personal calificados? Una buena manera de averiguar es preguntar cuánto recambio de personal hay.
    • ¿Cuál es el nivel educativo del personal? El personal, ¿recibe capacitación educacional con regularidad?
    • El hogar para ancianos, ¿verifica los antecedentes de los posibles empleados para asegurarse de no contratar personas con antecedentes de maltratar a otros?
  • ¿Cómo pagará por su estadía?
    • ¿Cuánto cuesta el hogar para ancianos? El precio puede variar según el hogar para ancianos y el tipo de cuidado que se ofrece. Hable con su familia, trabajadores sociales y agencias de cuidados de personas mayores de su comunidad sobre sus opciones de pago. Si tiene alguna inquietud sobre cómo va a pagar por un hogar para ancianos, hable con agentes de Medicare o de Medicaid.
    • Piense en sus opciones de pago:
      • Muchas personas pagan por servicios de un hogar para ancianos con su propio dinero.
      • Algunas personas tienen seguro a largo plazo que ayuda a cubrir algunos costos.
      • Medicaid y Medicare ofrecen recursos para personas que cumplen con los requisitos.
    • No cancele su seguro de salud. Usted puede usarlo para pagar por atención hospitalaria, servicios médicos o suministros médicos en el hogar para ancianos.
  • ¿Es conveniente la ubicación?
    • Si usted planea que sus familiares y amigos lo visiten, piense en elegir un hogar para ancianos que les quede cerca y que visitarlo sea fácil para ellos.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Shelly R. Garone, MD, FACP - Medicina Paliativa

Revisado14 noviembre, 2014