• English

Enfermedad de los riñones: Cómo cambiar su dieta

Medida práctica

Introducción

Cuando usted tiene enfermedad de los riñones, sus riñones ya no funcionan tan bien como es necesario. Cambiar su dieta puede ayudar a proteger sus riñones. Además, puede ayudarle a controlar otras enfermedades, como la diabetes y la presión arterial alta, que pueden empeorar la enfermedad de los riñones.

Este tema puede darle algunas ideas generales acerca de cómo seguir la dieta recomendada por su médico o dietista.

Nota: Estos consejos sobre dieta no son para usted si está en diálisis o ha tenido un trasplante de riñón. Siga la dieta especial que le dio su médico.

Puntos clave

  • La mayoría de las personas que tienen enfermedad de los riñones deben limitar el consumo de sal (sodio), líquidos y proteínas. Algunas también tienen que limitar el consumo de potasio y fósforo.
  • No existe una dieta adecuada para todas las personas que tienen enfermedad de los riñones. Su médico o dietista pueden adaptar una dieta para usted según cuán bien estén funcionando sus riñones.
  • Podría ser difícil cambiar su dieta. Es posible que tenga que dejar de comer muchos alimentos que le gustan. Sin embargo, es muy importante realizar los cambios recomendados para poder mantenerse saludable durante la mayor cantidad de tiempo posible.
  • Es necesario que obtenga suficientes calorías para estar saludable y tener energía. Si tiene dificultades para comer lo suficiente, hable con su médico o dietista sobre cómo puede añadir calorías a su dieta.
  • Su dieta podría cambiar con el tiempo a medida que cambia su enfermedad. Consulte a su médico para hacerse pruebas regulares y trabaje con un dietista para adaptar su dieta cuando sea necesario.
 

La mayoría de las personas con enfermedad de los riñones necesitan limitar el consumo de sal (sodio), proteínas y líquidos. Algunas también tienen que limitar minerales como el potasio y el fósforo.

No existe una dieta adecuada para todas las personas con enfermedad de los riñones. Su médico o dietista pueden adaptar una dieta para usted según cuán bien estén funcionando sus riñones.

Para lograr tener éxito con su dieta, usted necesitará:

  • Leer las etiquetas de los alimentos y buscar el sodio oculto. Por ejemplo, el sodio podría aparecer en la lista de ingredientes como glutamato monosódico ("monosodium glutamate" o MSG, por sus siglas en inglés) o fosfato disódico ("disodium phosphate").
  • Aprender acerca de las fuentes de proteína. La mayoría de las personas saben que las carnes, el pescado y los productos lácteos son alimentos ricos en proteínas. Sin embargo, es posible que no sepan que algunos alimentos, como los panes, los cereales y las verduras también contienen proteínas.
  • Saber qué alimentos tienen los minerales que usted debe limitar. Por ejemplo, los productos lácteos, las nueces, las semillas y los frijoles (habichuelas) tienen mucho fósforo. Las papas y las bananas (plátanos) son fuentes de potasio, pero este también se encuentra en otras frutas y verduras así como en muchas carnes, granos y en la leche.

Es posible que parezca que hay mucho por aprender, pero su médico o dietista pueden ayudar. Un dietista puede planificar comidas que sean saludables para usted y darle las cantidades adecuadas de alimentos que usted necesita limitar.

Podría ser difícil cambiar su dieta. Es posible que tenga que dejar de comer muchos alimentos que le gustan. Sin embargo, es muy importante realizar los cambios recomendados para poder mantenerse saludable durante la mayor cantidad de tiempo posible.

Evalúe su conocimiento

Mi madre también tiene enfermedad de los riñones, así que simplemente puedo usar la dieta que prepararon para ella.

  • Verdadero
    Esta respuesta es incorrecta.

    Es necesario adaptar la dieta a usted según lo bien que funcionen sus riñones. Es muy importante trabajar con un dietista para planificar una dieta adecuada para usted.

  • Falso
    Esta respuesta es correcta.

    Es necesario adaptar la dieta a usted según lo bien que funcionen sus riñones. Es muy importante trabajar con un dietista para planificar una dieta adecuada para usted.

  •  

Siga a ¿Por qué?

 

Lo que come tiene un gran impacto en la salud de los riñones. Las proteínas, el sodio, los líquidos y ciertos minerales son especialmente importantes.

  • Cuando la proteína se descompone en el cuerpo, forma productos de desecho. Si tiene enfermedad de los riñones, los riñones tienen problemas para deshacerse de los productos de desecho. Comer más proteínas de las que el cuerpo puede manejar puede hacer que se sienta muy mal.
  • El sodio le ayuda a mantener el equilibrio adecuado de líquidos en el cuerpo. Cuando tiene enfermedad de los riñones, los riñones tienen problemas para eliminar el sodio adicional del cuerpo. Comer demasiado sodio puede hacer que se acumule líquido.
  • Los riñones saludables eliminan el exceso de líquido del cuerpo. Cuando usted tiene enfermedad de los riñones, los riñones tienen problemas para deshacerse del líquido adicional. El líquido adicional puede elevar la presión arterial y hacer que el corazón trabaje más.
  • Los riñones saludables mantienen el equilibrio adecuado de los minerales, como el fósforo y el potasio, en la sangre. Si tiene enfermedad de los riñones, es posible que deba llevar un registro de estos minerales en su dieta para que no haya demasiado ni muy poco.

Un dietista puede ayudarle a elaborar un plan de alimentación que le brinde los nutrientes que usted necesita, pero que limite aquellos que pueden causarle problemas. Seguir su plan de alimentación puede reducir la carga de trabajo sobre los riñones y ayudarle a mantenerse saludable por más tiempo.

Evalúe su conocimiento

Probablemente podré mantener los mismos hábitos de alimentación que tenía.

  • Verdadero
    Esta respuesta es incorrecta.

    Si tiene enfermedad de los riñones, probablemente sea necesario cambiar su dieta. Un dietista puede ayudarle a planificar una dieta que le dé el equilibrio adecuado de nutrientes y minerales que usted necesita para aliviar la carga de trabajo de los riñones.

  • Falso
    Esta respuesta es correcta.

    Si tiene enfermedad de los riñones, probablemente sea necesario cambiar su dieta. Un dietista puede ayudarle a planificar una dieta que le dé el equilibrio adecuado de nutrientes y minerales que usted necesita para aliviar la carga de trabajo de los riñones.

  •  

Siga a ¿Cómo?

 

A continuación, se proporcionan pautas generales de alimentación para personas con enfermedad de los riñones. Asegúrese de seguir la dieta que le dieron su médico o dietista.

Proteína

Comer demasiada proteína puede hacer que los riñones trabajen en exceso. Sin embargo, si no consume lo suficiente, se puede volver débil, cansado y más propenso a tener infecciones. Para obtener la cantidad adecuada de proteínas:

  • Sepa cuál es la cantidad de proteínas que usted puede consumir cada día. Limite el consumo de alimentos ricos en proteínas de 5 a 7 onzas (142 a 198 g) al día o menos si su médico o dietista se lo indican. Una porción de proteínas de 3 onzas (85 g) es aproximadamente del tamaño de una baraja de naipes.
  • Aprenda qué alimentos contienen proteínas. Los alimentos ricos en proteínas incluyen carne, aves, mariscos y huevos. La leche y los productos lácteos, los frijoles (habichuelas), las nueces, los panes, las pastas, los cereales y las verduras también contienen proteínas.

Sodio

Para limitar el sodio:

  • No le agregue sal a sus comidas. Evite alimentos en los que aparezcan la sal ("salt"), el sodio ("sodium") o el glutamato monosódico ("MSG") en la lista de ingredientes. Compre alimentos cuya etiqueta diga "sin sal adicional" ("no salt added"), "libre de sodio" ("sodium-free") o "bajo en sodio" ("low-sodium"). A pesar de que algunos alimentos indican "sodio reducido" ("reduced-sodium") y "ligero en sodio" ("light sodium") en su etiqueta, aún podrían contener demasiado sodio.
  • Evite los refrigerios salados como los pretzels, los "chips" (como papas fritas) y las palomitas de maíz.
  • Evite carnes, pescados y aves ahumados, curados, salados y enlatados. Esto incluye jamón, tocino, salchichas y embutidos.
  • No use un sustituto de la sal o sal "lite" a menos que su médico o dietista se lo permitan. La mayoría de los sustitutos de la sal tienen un alto contenido de potasio. Use limón, hierbas y otras especias para darle sabor a las comidas.
  • Limite la frecuencia con que consume comida de restaurantes. La mayor parte del sodio que comemos está oculto en alimentos procesados y platillos de restaurante, especialmente en los lugares de comida rápida y de comida para llevar.

Líquidos

Si necesita limitar los líquidos:

  • Tenga en cuenta cuánto líquido puede tomar. Llene cada día una jarra con esa cantidad de agua. Si bebe otro líquido durante el día, como café, saque una cantidad equivalente de agua de la jarra. Cuando la jarra esté vacía, usted puede dejar de beber por ese día.
  • Recuerde que las sopas y los alimentos líquidos a temperatura ambiente, como el postre de gelatina (por ejemplo, Jell-O) y el helado, cuentan como líquidos.
  • Tenga en cuenta que algunas frutas y verduras contienen mucha agua y cuentan para su consumo de líquido. Entre los ejemplos pueden mencionarse las uvas, las naranjas, las manzanas, la lechuga y el apio.
  • Cuente el líquido en las frutas y verduras enlatadas como parte de su consumo diario o escúrralos bien antes de servir.

Potasio

Si necesita limitar el potasio:

  • Escoja frutas bajas en potasio como las manzanas, los arándanos azules ("blueberries"), las peras, las ciruelas y las mandarinas. También puede comer frutas enlatadas, como cóctel de frutas, duraznos y piña.
  • Escoja verduras bajas en potasio como los espárragos, los brotes de frijoles, el repollo, el pepino, los ejotes (judías verdes) y la lechuga.

Fósforo

Si necesita limitar el fósforo:

  • Siga su plan de alimentación para saber qué cantidad de leche y productos lácteos puede incluir.
  • Limite las nueces, la mantequilla de cacahuate (maní), las semillas, las lentejas, los frijoles, las vísceras y las sardinas. Además, limite carnes curadas como los embutidos, la mortadela y los perros calientes.
  • Evite las bebidas cola y las sodas con fosfato o ácido fosfórico.
  • Evite los panes de salvado y los cereales de salvado.

Sugerencias generales

  • No salte las comidas ni pase muchas horas sin comer. Si no siente mucha hambre, intente comer 4 o 5 comidas pequeñas en lugar de 1 o 2 abundantes.
  • Si tiene problemas para mantener su peso, hable con su médico o dietista acerca de cómo puede añadir calorías a su dieta. Las grasas saludables como el aceite de oliva y de canola (colza) podrían ser buenas opciones. A menos que tenga diabetes, puede consumir miel y azúcar para agregar calorías y aumentar su energía.
  • No tome ninguna vitamina ni minerales, suplementos o productos herbales sin hablar primero con su médico.
  • Consulte con su médico si es seguro tomar alcohol. Si de hecho bebe alcohol, no beba más de 1 bebida al día. Cuéntelo como parte de su consumo de líquidos para el día.

Evalúe su conocimiento

La proteína puede dañar los riñones, por eso no debo comer nada de proteína.

  • Verdadero
    Esta respuesta es incorrecta.

    Comer demasiada proteína puede hacer que los riñones trabajen en exceso. Sin embargo, si no consume lo suficiente, se puede volver débil, cansado y más propenso a tener infecciones. La mejor dieta limita el consumo de proteínas para facilitar el trabajo de los riñones, pero al mismo tiempo le proporciona lo suficiente como para mantenerle fuerte y saludable.

  • Falso
    Esta respuesta es correcta.

    Comer demasiada proteína puede hacer que los riñones trabajen en exceso. Sin embargo, si no consume lo suficiente, se puede volver débil, cansado y más propenso a tener infecciones. La mejor dieta limita el consumo de proteínas para facilitar el trabajo de los riñones, pero al mismo tiempo le proporciona lo suficiente como para mantenerle fuerte y saludable.

  •  

Siga a ¿Dónde?

 

Ahora que ha leído esta información, está listo para seguir su dieta para la enfermedad de los riñones.

Consulte con su médico

Si tiene preguntas con respecto a esta información, comuníqueselas a su médico o dietista en su próxima visita. Es posible que quiera marcar temas o hacer notas en los márgenes donde tenga preguntas.

Si le gustaría obtener más información acerca de la enfermedad de los riñones, están disponibles los siguientes recursos:

Organizaciones

National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse
3 Information Way
Bethesda, MD  20892-3580
Teléfono: 1-800-891-5390
TDD: 1-866-569-1162
Fax: (703) 738-4929
Correo electrónico: nkudic@info.niddk.nih.gov
Dirección del sitio web: www.kidney.niddk.nih.gov
 

El Repositorio Nacional de Información sobre Enfermedades Renales y Urológicas (NKUDIC, por sus siglas en inglés) brinda información sobre enfermedades de los riñones y el aparato urológico a personas con estos problemas y a sus familias, a profesionales de la salud y al público en general. NKUDIC responde preguntas; crea, revisa y distribuye publicaciones; y trabaja estrechamente con grupos de profesionales y de pacientes y entidades del gobierno para coordinar recursos sobre enfermedades renales y urológicas.

NKUDIC, una entidad federal, es un servicio del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés). NIDDK es parte de los Institutos Nacionales de Salud que depende del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.


National Kidney Foundation
30 East 33rd Street
New York, NY  10016
Teléfono: 1-800-622-9010
Teléfono: (212) 889-2210
Fax: (212) 689-9261
Dirección del sitio web: www.kidney.org
 

La National Kidney Foundation (Fundación Nacional del Riñón) trabaja para prevenir las enfermedades de los riñones y del tracto urinario, y ayudar a las personas que tienen estas afecciones. Su sitio web tiene mucha información sobre afecciones en adultos y en niños. El sitio tiene herramientas interactivas, información de donantes, recetas para pacientes con enfermedad de los riñones y foros de mensajes con respecto a muchos temas de los riñones. Se encuentran disponibles materiales gratuitos, como folletos y boletines.


Regrese al tema:

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializado Mitchell H. Rosner, MD - Nephrology
Última revisión 10 mayo, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.