• English

Cirrosis: Después de la consulta

Instrucciones de cuidado

La cirrosis ocurre cuando el tejido sano del hígado es reemplazado por tejido cicatrizal. Esto impide el buen funcionamiento del hígado. Por lo general, la cirrosis aparece después de años de inflamación hepática. Es causado con mayor frecuencia por el abuso prolongado del alcohol o una infección con el virus de la hepatitis B o C. Algunos medicamentos, demasiada grasa en el hígado, algunos problemas médicos hereditarios y otros trastornos también pueden causar cirrosis. A veces, no se puede descubrir lo que causó la cirrosis.

El tratamiento no puede reparar completamente el daño hepático, pero usted podría retardar o prevenir daños mayores si no bebe alcohol ni usa drogas que dañen el hígado.

La atención de seguimiento es una parte clave de su tratamiento y seguridad. Asegúrese de hacer y acudir a todas las citas, y llame a su médico si está teniendo problemas. También es una buena idea saber los resultados de los exámenes y mantener una lista de los medicamentos que toma.

¿Cómo puede cuidarse en el hogar?

  • No beba nada de alcohol. Puede dañar su hígado. Hable con su médico si necesita ayuda para dejar de tomar.
  • Tome los medicamentos exactamente como le fueron recetados. Llame a su médico si cree estar teniendo un problema con su medicamento.
  • No tome ningún otro medicamento, incluidos los de venta libre y los productos herbales, sin consultar con su médico primero.
  • Tenga cuidado con el acetaminofén (Tylenol), ibuprofeno (Advil, Motrin) o naproxeno (Aleve). Estos medicamentos pueden dañar aún más el hígado. Hable con su médico si tiene alguna duda sobre la seguridad de tomar estos medicamentos.
  • Si la cirrosis le causa retención de líquidos en el cuerpo, siga una dieta baja en sal. Use menos sal en la mesa y al cocinar. No coma comida rápida ni refrigerios con mucha sal. La acumulación de líquidos en el estómago, las piernas y el pecho puede causarle problemas graves.
  • Siga las instrucciones de su médico para comer las cantidades adecuadas de carbohidratos, proteínas y grasas.
  • Limite el consumo de líquidos si su médico se lo ordena.
  • Si su médico se lo recomienda, haga más ejercicio. Caminar es una buena opción. Poco a poco, aumente la distancia que camina todos los días. Intente hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio la mayoría de los días de la semana. Quizás también quiera nadar, montar en bicicleta o hacer otras actividades.

¿Cuándo debe pedir ayuda?

Llame al 911 en cualquier momento que considere que necesita atención de emergencia. Por ejemplo, llame si:

  • Vomita sangre o algo parecido a granos de café molido.
  • Las heces son de color rojizo o muy sanguinolentas (con sangre).
  • Se desmayó (perdió el conocimiento).
  • Se siente muy confuso y desorientado. Es un signo de problemas cerebrales por daño hepático grave.
  • Tiene graves dificultades para respirar.

Llame a su médico ahora mismo o busque atención médica inmediata si:

  • Experimenta cambios mentales, tales como somnolencia (sueño), confusión, irritabilidad o mala memoria.
  • Tiene nuevo dolor de estómago o hinchazón.
  • Tiene muchas hemorragias (sangrados) nasales o sangra por las encías o el recto.
  • Tiene fiebre.
  • Sus heces son negruzcas y parecidas al alquitrán o tienen rastros de sangre.

Preste especial atención a los cambios en su salud y asegúrese de comunicarse con su médico si:

  • Su piel o la parte blanca de los ojos se ponen amarillentas o están más amarillentas que antes.
  • No puede controlar su comezón.

Última revisión: 13 octubre, 2011

© 2006-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.

Instrucciones de cuidado adaptadas bajo licencia por Kaiser Permanente. Estas instrucciones de cuidado son para usarlas con su profesional clínico registrado. Si tiene preguntas acerca de una afección médica o de estas instrucciones, pregunte siempre a su profesional de la salud. Healthwise, Incorporated niega cualquier garantía o responsabilidad por su uso de esta información.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.

Obtenga información de salud en español