Embolización de fibromas uterinos

Generalidades del tratamiento

La embolización de fibromas uterinos (UFE, por sus siglas en inglés) es un procedimiento realizado por un radiólogo. Obstruye el flujo de sangre a los fibromas en el útero. (También se llama embolización de las arterias uterinas). Para mujeres que no están planeando un embarazo en el futuro, la UFE es una posible opción en lugar de la cirugía para los fibromas.

Siga en forma precisa las instrucciones de su médico acerca del momento en que debe dejar de comer y beber, o el procedimiento podría ser cancelado. Si el médico le indicó que tome sus medicamentos el día del procedimiento, hágalo bebiendo un solo sorbo de agua. Alrededor de una hora antes del procedimiento, es posible que se le dé un sedante para ayudarla a relajarse. No la adormecerá, dado que es importante que esté despierta para seguir las instrucciones durante el procedimiento.

Primero, se coloca un tubo delgado y flexible llamado catéter en un vaso sanguíneo de la parte superior del muslo (arteria femoral). Luego se inyecta una sustancia llamada material de contraste en el catéter. Tal vez tenga una sensación de calor a medida que esta sustancia se desplaza hasta el útero. El radiólogo utiliza una radiografía en tiempo real en una pantalla de video (radioscopia) para ver las arterias y entonces guía el catéter a las arterias que irrigan sangre hacia el fibroma. Se inyecta una solución de partículas de alcohol polivinílico (PVA, por sus siglas en inglés) en esas arterias uterinas a través del catéter. Estas partículas se acumulan en las arterias a las que están dirigidas y obstruyen el flujo de sangre hacia el fibroma.

Fibromas uterinos: ¿Debería realizarme una embolización de fibromas uterinos?

Qué esperar después del tratamiento

La embolización de fibromas uterinos suele durar entre 1 y 3 horas, dependiendo del tiempo que se necesite para colocar el catéter y de lo fácil que sea colocar el catéter en las arterias uterinas. Cuando ha terminado el procedimiento, se retira el catéter y se aplica presión en el sitio de punción por entre 10 y 15 minutos, a menos que haya problemas de sangrado. A continuación, se aplica un vendaje. Puede esperar tener que reposar en cama durante al menos 6 horas después del procedimiento.

Es posible que la envíen a casa después del período de reposo en cama si el dolor está bajo control, o tal vez pase la noche en el hospital para observación o control del dolor adicionales. Esto dependerá de la práctica habitual de su radiólogo. Y dependerá de lo bien que le vaya a usted después del procedimiento.

Es normal tener dolor pélvico de moderado a grave por un período de 6 a 12 horas después de este procedimiento. Si es necesario, se utilizarán una estancia hospitalaria y narcóticos para controlar el dolor. También puede pedir antieméticos si tiene náuseas o vómitos. Algunas mujeres pueden controlar su dolor con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como ibuprofeno o aspirina. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.

Quizás tenga algo de sangrado vaginal durante un par de semanas. Esto es causado por un fibroma que se está descomponiendo y sangrando.

En algunos casos, el sangrado o el dolor persisten durante varios meses. Algunas mujeres también expulsan un fibroma de la vagina, generalmente de 6 semanas a 3 meses después de la UFE. Esto puede ocurrir incluso un año después. Si en efecto expulsa un fibroma, visite al médico de inmediato para asegurarse de que no llegue a tener una infección o sangrado problemático.

Debería poder regresar a sus actividades habituales al cabo de 7 a 10 días.

La atención de seguimiento que se recomienda después de la UFE incluye un control entre 1 y 3 semanas después y una ecografía o una resonancia magnética entre 3 y 6 meses más tarde.

Por qué se hace

La embolización de fibromas uterinos se utiliza para reducir o destruir los fibromas uterinos. Se utiliza en mujeres con problemas de fibromas que no desean tratarlos por medio de una histerectomía, que no planean quedar embarazadas en el futuro y que no han llegado a la menopausia. Aunque no hay límites de tamaño, la UFE no se recomienda para todos los tipos de fibromas.

Si está absolutamente en contra de hacerse una histerectomía en su vida, la UFE puede no ser una opción razonable para usted. En algunos casos de infección o daño uterino, la UFE ha hecho que se requiera una histerectomía.

Eficacia

La UFE es un tratamiento eficaz, pero los fibromas pueden recurrir.

  • La embolización de fibromas uterinos reduce el tamaño de los fibromas en un promedio de aproximadamente un 50%.nota 1
  • Alrededor de 80 de cada 100 mujeres tratadas con UFE para los fibromas uterinos informan que sus síntomas mejoraron.nota 1
  • La UFE no siempre cura los fibromas. En un estudio, cerca de 1 de cada 5 mujeres que se sometieron a UFE tuvieron que hacerse otra UFE o una histerectomía durante los próximos años.nota 2

Riesgos

La tasa de complicaciones después de la UFE es baja pero incluye:

  • Infección. Esta es la complicación más grave y potencialmente mortal de la UFE. En raras ocasiones, es necesaria una histerectomía para tratar un útero infectado.
  • Menopausia prematura. Parece ser más probable que esto suceda en mujeres mayores de 40 años que en mujeres más jóvenes.
  • Falta de períodos menstruales (amenorrea).
  • Formación de tejido cicatricial (adherencias).
  • Dolor que puede durar meses.

Para pensar

Es posible que la UFE no sea una buena opción si desea quedar embarazada. Usted puede quedar embarazada después de este procedimiento, pero no hay certeza de lo buenas que sean las probabilidades. Este procedimiento tiene un riesgo de dañar un ovario o el útero, lo que dificultaría mucho más el quedar embarazada. Podría haber un riesgo más alto de tener problemas con el embarazo.

Para una embolización de fibromas uterinos, asegúrese de que cuenta con un radiólogo intervencionista especialmente capacitado que tenga mucha experiencia con el procedimiento.

La embolización de fibromas uterinos puede ser una buena opción de tratamiento para mujeres que no desean recibir transfusiones de sangre (que pueden ser necesarias después de una miomectomía) o que tienen otras afecciones graves de salud que hacen que la anestesia general sea peligrosa. La UFE no es segura para las mujeres que son alérgicas al material de contraste (que se usa para la radioscopia durante la UFE).

La UFE tiene varias ventajas en comparación con la histerectomía, la miomectomía y el tratamiento con agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH-a, por sus siglas en inglés), el inhibidor de hormonas que se usa para reducir los fibromas.

  • No se requiere anestesia general ni una incisión abdominal.
  • No hay pérdida de sangre, así que no hay necesidad de transfusiones de sangre.
  • Todos los fibromas pueden tratarse al mismo tiempo.
  • No causa adelgazamiento óseo (osteopenia) ni otros efectos secundarios graves asociados con la terapia con GnRH-a.

Las desventajas de la UFE incluyen:

  • El costo. La UFE es tan costosa como la histerectomía.
  • Un efecto impredecible en la fertilidad. No se recomienda para mujeres que tienen la esperanza de quedar embarazadas.
  • La posibilidad de infección tardía en algún momento durante el primer año, la cual puede ser mortal si no se trata.
  • No ser una cura certera. En un estudio, cerca de 1 de cada 5 mujeres que se sometieron a una UFE tuvieron que hacerse otra UFE o una histerectomía.nota 2
  • La posibilidad de que algunos planes de seguros no cubran este procedimiento.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Practice Committee of the American Society for Reproductive Medicine, Society of Reproductive Surgeons (2008). Myomas and reproductive function. Fertility and Sterility, 90(3): S125–S130.
  2. Lethaby A, Vollenhoven B (2011). Fibroids (uterine myomatosis, leiomyomas), search date June 2009. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Divya Gupta, MD - Obstetricia y ginecología, Oncología de Ginecología

Revisado20 febrero, 2015