Cirugía pulmonar para el cáncer de pulmón

Generalidades de la cirugía

El cáncer de pulmón es el crecimiento rápido de células anormales en el tejido pulmonar. La cirugía para extirpar un pulmón entero o parte de él puede realizarse haciendo un corte en un lado del pecho (tórax) durante un procedimiento llamado toracotomía. La operación que usa este método evita las zonas en el pecho que contienen el corazón y la médula espinal.

Después de que se hace el corte entre las costillas, se extrae todo el pulmón o una parte del mismo según cuáles sean la ubicación, el tamaño y el tipo de cáncer que esté presente.

Los tipos de cirugía pulmonar son:

  • Resección en cuña (segmentectomía). El cirujano extrae una pequeña porción del pulmón con forma de cuña que contiene el cáncer de pulmón y un margen de tejido sano alrededor del cáncer. Es probable que esto se haga cuando su funcionamiento pulmonar se vería demasiado reducido con la extracción de un lóbulo del pulmón (lobulectomía). El riesgo de que reaparezca (recurra) el cáncer de pulmón es más alto con este método.
  • Lobulectomía. El pulmón derecho tiene tres lóbulos y el pulmón izquierdo tiene dos lóbulos. En una lobulectomía se extrae el lóbulo completo del pulmón que contiene el cáncer. Sus pulmones pueden funcionar con los lóbulos que quedan.
  • Neumonectomía. En una neumonectomía se extrae el pulmón completo que contiene el cáncer. Una neumonectomía se hace solamente cuando es necesario, porque reduce en gran medida el funcionamiento pulmonar general.
  • Resección en manga. El cirujano extirpa la parte cancerosa del bronquio y reconecta los extremos sanos. El bronquio es la parte de la tráquea que se ramifica en cada lado de los pulmones.

Después de la cirugía de pulmón se usa una sonda pleural para drenar líquido y sangre de la cavidad torácica y ayudar al pulmón a volver a llenarse con aire.

Puede hacerse una cirugía toracoscópica videoasistida (VATS, por sus siglas en inglés) antes o en vez de una toracotomía. Este procedimiento consiste en introducir un tubo largo y delgado (videoscopio) con una cámara adherida y pequeños instrumentos quirúrgicos dentro del pecho a través de cortes pequeños que se hacen entre las costillas.

Qué esperar después de la cirugía

La cirugía pulmonar requiere una estancia en el hospital después del procedimiento. Cuánto tiempo se quedará depende de:

  • El funcionamiento pulmonar que le queda.
  • Su salud en general antes de la cirugía.
  • El tipo de cirugía que se haya hecho.

Dolor

El dolor es una inquietud común después de esta cirugía. Según el tipo de cirugía a la que se someta, puede tener dolorida la zona torácica por entre varias semanas y meses después de la operación. Su médico le recetará analgésicos (medicamentos para el dolor) que puede usar para el dolor después de la cirugía. Usted también puede hablar con su médico acerca de las cosas que puede hacer en el hogar para ayudar a aliviar el dolor.

Sondas pleurales

Después de la cirugía se usan una o más sondas pleurales para drenar la cavidad torácica de líquido y sangre, los cuales están presentes después de la cirugía pulmonar. Las sondas pleurales también ayudan a los pulmones a volverse a llenar con aire. Las sondas pleurales se colocan en la cavidad torácica y se extienden por la pared torácica y la piel a través de cortes pequeños entre las costillas del mismo lado que la cirugía. Las sondas se conectan a una máquina que crea una succión suave, la cual ayuda a drenar el líquido del pecho. El líquido se recolecta en un recipiente que mide la cantidad de líquido que drena del pecho. Se extraerán las sondas pleurales cuando se haya detenido el drenaje del pecho y no haya fugas de aire de la incisión en el pecho, lo que suele suceder después de unos pocos días.

Tratamientos respiratorios

Un terapeuta respiratorio le ayudará con tratamientos respiratorios para mejorar su funcionamiento pulmonar después de la cirugía. Los tratamientos suelen consistir en respiración profunda y el uso de un espirómetro. También pueden usarse medicamentos para ayudar a abrir las vías respiratorias y ayudarle a respirar más fácilmente.

Por qué se hace

Es posible que se haga una toracotomía para:

  • Confirmar el diagnóstico de cáncer de pulmón.
  • Extirpar un cáncer de pulmón.
  • Extraer tejido cicatricial o corregir una fuga de aire en el pulmón.

Una VATS puede hacerse para:

  • Confirmar el diagnóstico de cáncer de pulmón.
  • Realizar una biopsia de los ganglios linfáticos en la parte central del pecho (mediastino).
  • Hacer una resección en cuña del cáncer de pulmón. Esto extirpa el cáncer y el tejido pulmonar que rodea el cáncer.
  • Extirpar el segmento (lóbulo) del pulmón que contiene el cáncer.

Eficacia

La cirugía es más eficaz en la etapa inicial del cáncer de células no pequeñas (no microcítico) de pulmón cuando el cáncer se puede extirpar completamente y el cáncer no se ha extendido a los ganglios linfáticos ni al exterior de la cavidad torácica.

A veces se usa la cirugía en el cáncer de pulmón de células pequeñas (microcítico) en estadio limitado, cuando hay un solo tumor y el cáncer no se ha propagado a los ganglios linfáticos. Pero los cánceres de pulmón de células pequeñas no se diagnostican a menudo en esta etapa temprana.

Los estudios hechos en centros médicos que hacen muchos procedimientos de VATS han revelado que este tipo de operación funciona tan bien como la cirugía a tórax abierto (toracotomía) para el tratamiento del cáncer.nota 1 Las personas sometidas a VATS también tuvieron menos dolor, una estancia hospitalaria más breve y una recuperación más rápida.

Riesgos

Los riesgos de la cirugía pulmonar incluyen:

  • Sangrado.
  • Infección.
  • Una fuga de aire en el pulmón que no cierra.
  • Daño en el corazón, los pulmones, los vasos sanguíneos o los nervios en el tórax.
  • Dolor continuo en la pared torácica.
  • Riesgos de la anestesia general.

Para pensar

La cirugía de pulmón es más eficaz para los cánceres de pulmón en etapa temprana, especialmente el cáncer de pulmón de células no pequeñas.

Las pruebas de funcionamiento pulmonar, con la posible inclusión de una gammagrafía pulmonar, suelen hacerse antes de que se considere la cirugía. Es posible que usted no sea un buen candidato para la cirugía de extracción total o parcial de un pulmón si tiene un funcionamiento pulmonar deficiente. También pueden hacerse estudios cardíacos si usted tiene algún factor de riesgo de sufrir complicaciones debido a problemas del corazón.

Pruebas de funcionamiento pulmonar
Gammagrafía pulmonar

La cirugía de pulmón puede hacerse para confirmar un diagnóstico de cáncer de pulmón. Una cirugía adicional, como extirpar el lóbulo afectado (lobulectomía) o biopsias de los ganglios linfáticos, puede hacerse al mismo tiempo con fines de tratamiento.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. National Comprehensive Cancer Network (2010). Non–Small Cell Lung Cancer, version 2.2010. Available online: http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Michael Seth Rabin, MD - Oncología medica

Revisado14 noviembre, 2014