Extracción de una muela del juicio

Generalidades de la cirugía

Un cirujano oral y maxilofacial o un dentista pueden extraer una muela del juicio. El procedimiento a menudo puede hacerse en el consultorio del dentista o del cirujano. Es posible que lo operen en el hospital, especialmente si le van a sacar todas las muelas del juicio al mismo tiempo o si usted corre un alto riesgo de tener complicaciones.

Si tiene cualquier infección, generalmente se retrasará la cirugía hasta que la infección haya desaparecido. Es posible que su médico o su dentista le indiquen que tome antibióticos para ayudar a curar la infección.

Antes de extraer una muela del juicio, el dentista le administrará un anestésico local para adormecer la zona de la que se extraerá la muela. Se puede usar anestesia general, en particular si se van a extraer varias o todas las muelas del juicio al mismo tiempo. La anestesia general previene el dolor en todo el cuerpo y hará que usted duerma durante el procedimiento. El dentista probablemente le recomendará que no coma ni beba nada después de medianoche la noche anterior al procedimiento para que esté preparado para la anestesia.

Para sacar la muela del juicio, el dentista abrirá el tejido de la encía sobre la muela y extraerá cualquier hueso que esté cubriendo la muela. Él o ella separará el tejido que conecta la muela con el hueso y luego le extraerá la muela. A veces, el dentista cortará la muela en pedazos más pequeños para que sea más fácil de extraer.

Después de que se haya extraído la muela, es posible que necesite puntos de sutura. Algunos puntos se disuelven con el tiempo y otros tienen que extraerse después de unos pocos días. Su dentista le dirá si es necesario quitarle los puntos de sutura. Se colocará una gasa de algodón doblada sobre la herida para ayudar a detener el sangrado.

Qué esperar después de la cirugía

En la mayoría de los casos, el tiempo de recuperación es de solo unos pocos días. Tome analgésicos (medicamentos para el dolor) según se los recete el dentista o el cirujano oral. Los siguientes consejos ayudarán a acelerar su recuperación.

  • Muerda ligeramente la gasa periódicamente, y cambie la gasa a medida que se empape de sangre. Llame a su dentista o cirujano oral si todavía está sangrando 24 horas después de la cirugía.
  • Mientras la boca está adormecida, tenga cuidado de no morderse el interior de la mejilla o el labio, o la lengua.
  • No se acueste horizontalmente. Esto puede prolongar el sangrado. Eleve la cabeza con almohadas.
  • Pruebe a usar una compresa de hielo en la parte externa de la mejilla. Aplíquesela por entre 15 y 20 minutos cada vez durante las primeras 24 horas. Puede usar calor húmedo, como una toallita empapada en agua templada y escurrida, durante los siguientes 2 o 3 días.
  • Relájese después de la cirugía. La actividad física puede aumentar el sangrado.
  • Coma alimentos blandos, como gelatina, pudin o una sopa aguada. Poco a poco, añada alimentos sólidos a su dieta a medida que sane.
  • No utilice una pajita (popote) los primeros días. Sorber por medio de una pajita puede aflojar el coágulo de sangre y retrasar la sanación.
  • Después del primer día, enjuáguese la boca suavemente con agua tibia y salada varias veces al día para reducir la hinchazón y aliviar el dolor. Puede preparar su propia agua salada mezclando 1 cucharadita(5 g) de sal en un vaso de tamaño mediano [8 onzas líquidas (240 mL)] de agua tibia.
  • No fume por al menos 24 horas después de la cirugía. El movimiento de succión puede aflojar el coágulo y retrasar la curación. Además, fumar disminuye el suministro de sangre y puede llevar microbios y contaminantes a la zona de la cirugía.
  • Evite frotarse la zona con la lengua o tocarla con los dedos.
  • Continúe cepillándose los dientes y la lengua con cuidado.

El dentista retirará los puntos de sutura después de unos días, si es necesario.

Por qué se hace

La muela del juicio se extrae para corregir un problema actual o para prevenir problemas que puedan presentarse en el futuro. Estos son algunos de los problemas que pueden ocurrir cuando comienzan a salir las muelas del juicio:

  • Su mandíbula podría no ser lo suficientemente grande para ellas, por lo que se pueden quedar retenidas y no poder salir a través de las encías.
  • Las muelas del juicio podrían salir solo parcialmente a través de las encías, lo que hace que un colgajo de tejido de las encías crezca sobre ellas. Comida y microbios pueden quedar atrapados bajo el colgajo y hacer que las encías se vuelvan enrojecidas, hinchadas y adoloridas. Estas son señales de infección.
  • Pueden presentarse problemas más graves a causa de los dientes retenidos, como infección, daño a otros dientes o al hueso, o un quiste.
  • Una o más muelas del juicio pueden comenzar a salir a un ángulo incómodo, con la parte superior de la muela mirando hacia adelante, hacia atrás o hacia cualquiera de los lados.

Eficacia

La extracción de las muelas del juicio suele ser eficaz para evitar lo siguiente:

  • El apiñamiento de los dientes posteriores.
  • Una muela del juicio que queda atascada en la mandíbula (retenida) y que nunca sale a través de las encías.
  • Encías enrojecidas, hinchadas y adoloridas a causa de un colgajo de piel alrededor de una muela del juicio que solo ha salido parcialmente.
  • Enfermedad de las encías y caries en la muela del juicio, la cual puede ser más difícil de limpiar que otros dientes, o en los dientes y la mandíbula en la zona de la muela del juicio.

Riesgos

Una vez que se extraiga la muela del juicio, usted puede sentir:

  • Dolor e hinchazón en las encías y un hueco dental en el lugar de donde se extrajo la muela.
  • Sangrado que no se detendrá durante, aproximadamente, 24 horas.
  • Dificultad para abrir la boca o dolor al hacerlo (trismo).
  • Cicatrización lenta de las encías.
  • Daños en el trabajo dental existente, como coronas o puentes, o en las raíces de un diente cercano.
  • Una inflamación dolorosa llamada alveolitis seca, que se produce cuando el coágulo de sangre de protección se pierde demasiado pronto.
  • Entumecimiento en la boca y en los labios una vez que la anestesia local deje de tener efecto, debido a lesión o inflamación en los nervios de la mandíbula.
  • Efectos secundarios poco comunes, que incluyen:
    • Entumecimiento en la boca o en los labios que no desaparece.nota 1
    • Mandíbula fracturada si la muela estaba firmemente unida al hueso de la mandíbula.
    • Una abertura en la cavidad del seno paranasal si se extrae una muela del juicio del maxilar superior.

La cirugía dental puede hacer que las bacterias que están presentes en la boca ingresen en el torrente sanguíneo y causen infecciones en otras partes del cuerpo. Las personas que tienen dificultades para luchar contra las infecciones podrían necesitar antibióticos antes y después de una cirugía dental. Estas personas incluyen aquellas que tienen válvulas cardíacas artificiales o que nacieron con anomalías congénitas.

Casi siempre se utiliza anestesia (local y/o general) durante un procedimiento de extracción. Todas las cirugías, incluida la cirugía oral, que utilizan anestesia general conllevan un pequeño riesgo de muerte o de otras complicaciones.

Para pensar

Si las muelas del juicio no le están causando problemas, tal vez sea difícil decidir si debe extraérselas para prevenir posibles problemas dentales en el futuro. Piense en lo siguiente:

  • Es posible que nunca tenga problemas con las muelas del juicio.
  • Extraer las muelas del juicio rara vez es perjudicial para su salud, pero hay riesgos leves involucrados con cualquier cirugía.
  • En personas jóvenes (últimos años de la adolescencia o antes de los 25 años) las raíces de la muela del juicio no se han desarrollado completamente y el hueso de la mandíbula no es tan denso, por lo que es más fácil de extraer la muela. Cuanto más fácil sea extraer la muela, más probabilidades hay de que su recuperación sea sencilla.
  • La mayoría de los problemas con las muelas del juicio se presentan entre los 15 y los 25 años.
  • Si usted tiene más de 30 años, solo corre un pequeño riesgo de tener problemas con las muelas del juicio. Pocas personas mayores de 30 años llegan a tener problemas que requieren la extracción de las muelas del juicio.
  • El seguro médico no siempre cubre este procedimiento.
  • Si usted tiene otra afección médica que pudiera empeorar con el tiempo y las muelas le pueden causar problemas, piense en sacarse las muelas del juicio mientras está sano.
  • Las posibles complicaciones incluyen alveolitis seca (osteítis alveolar), infección, sangrado y entumecimiento.

Las mujeres que toman pastillas anticonceptivas y que deciden sacarse las muelas del juicio deberían tratar de programar la cirugía hacia el final de su ciclo menstrual (generalmente entre los días 23 y 28). Parece que hay un menor riesgo de alveolitis seca durante este tiempo.nota 2

Una vez que se extraiga la muela del juicio, usted puede tener o notar:

  • Dolor e hinchazón en las encías y un hueco dental en el lugar de donde se extrajo la muela.
  • Sangrado que no se detendrá durante, aproximadamente, 24 horas.
  • Dificultad para abrir la boca o dolor al hacerlo (trismo).
  • Cicatrización lenta de las encías.
  • Daños en el trabajo dental existente, como coronas o puentes, o en las raíces de un diente cercano.
  • Una inflamación dolorosa llamada alveolitis seca.
  • Entumecimiento en la boca y en los labios una vez que la anestesia local deje de tener efecto, debido a lesión o inflamación en los nervios de la mandíbula. El entumecimiento desaparecerá por lo general, pero en casos poco comunes puede ser permanente.nota 1

La cirugía dental puede hacer que las bacterias que están presentes en la boca ingresen en el torrente sanguíneo y causen infecciones en otras partes del cuerpo. Las personas que tienen dificultades para luchar contra las infecciones podrían necesitar antibióticos antes y después de la cirugía dental. Estas personas incluyen aquellas que tienen válvulas cardíacas artificiales o que nacieron con anomalías congénitas.

Muelas del juicio: ¿Debería extraerme las muelas del juicio?

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Dodson TB, Susarla SM (2010). Impacted wisdom teeth, search date August 2009. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.
  2. Academy of General Dentistry (2008). Check menstrual calendar for tooth extraction. Available online: http://www.knowyourteeth.com/infobites/abc/article/?abc=c&iid=340&aid=1365.

Otras obras consultadas

  • Dodson TB, Susarla SM (2014). Impacted wisdom teeth. BMJ Clinical Evidence. http://clinicalevidence.bmj.com/x/systematic-review/1302/overview.html. Accessed October 2, 2014.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Arden Christen, DDS, MSD, MA, FACD - Odontología

Revisado14 noviembre, 2014