• English

Alergias alimentarias

Generalidades del tema

¿Es para usted este tema?

Este tema contiene información general sobre las alergias alimentarias. Si desea información más específica sobre la alergia al cacahuate, vea el tema Alergia al cacahuate (maní).

¿Qué es una alergia alimentaria?

Cuando usted tiene una alergia alimentaria, su cuerpo piensa que ciertos alimentos están tratando de hacerle daño. Su cuerpo contraataca desencadenando una reacción alérgica. En la mayoría de los casos, los síntomas son leves: un salpullido o malestar estomacal. Una reacción leve no es agradable, pero no es peligrosa. Una reacción grave puede ser mortal. Pero el tratamiento rápido puede detener una reacción peligrosa.

Las alergias tienden a ser hereditarias. Es más probable que tenga una alergia alimentaria si otras personas en su familia tienen alergias, como fiebre del heno (rinitis), asma o eccema (dermatitis atópica).

Las alergias alimentarias son más comunes en niños que en adultos. Los niños a veces superan sus alergias alimentarias, especialmente las alergias a la leche, los huevos o la soya. Pero si usted de pronto tiene una alergia a algún alimento siendo ya adulto, lo más probable es que la tenga de por vida.

Alergia alimentaria o intolerancia alimentaria

Las intolerancias alimentarias son mucho más comunes que las alergias alimentarias. Las verdaderas alergias son una reacción a alimentos o a aditivos alimentarios del sistema inmunitario del organismo.

Muchas personas creen que tienen una alergia alimentaria, aunque lo que tienen en realidad es una intolerancia alimentaria. La intolerancia alimentaria es mucho más común. Puede causar algunos síntomas similares a una alergia alimentaria leve, como malestar estomacal. Pero una intolerancia alimentaria no causa una reacción alérgica. Una intolerancia alimentaria puede hacer que se sienta mal, pero no es peligrosa. Una alergia alimentaria grave puede ser peligrosa.

¿Cuáles son los síntomas?

Las alergias alimentarias pueden causar muchos síntomas diferentes. Pueden variar entre leves y graves. Si consume algún alimento al que es alérgico:

  • Podría sentir una sensación de hormigueo en la boca y los labios pueden hincharse cuando usted comienza a comer el alimento.
  • Podría tener la nariz congestionada, sibilancias (silbidos), o tener dificultad para respirar cuando los alérgenos alcanzan la boca y los pulmones.
  • Podría tener calambres, malestar estomacal o diarrea mientras se digiere el alimento.
  • Podría sentir mareo o aturdimiento si su presión arterial cae a medida que los alérgenos circulan por el torrente sanguíneo.
  • Podría tener comezón en la piel con unos bultos rojizos llamados ronchas cuando los alérgenos llegan a su piel.

Por lo general, los niños tienen los mismos síntomas que los adultos. Pero algunas veces, un niño pequeño solo llora mucho, vomita, tiene diarrea o no crece como se esperaba. Si su hijo tiene estos síntomas, consulte a su médico.

Algunas personas tienen síntomas después de comer incluso un pequeño bocado de algún alimento problemático. Por regla general, cuanto más pronto se inicia la reacción, peor será.

La reacción más grave se llama anafilaxia. Afecta a todo el cuerpo. La anafilaxia puede comenzar en pocos minutos o algunas horas después de comer el alimento. Y los síntomas pueden desaparecer y volver horas más tarde. Si tiene anafilaxia:

  • La garganta y la lengua se le podrían inflamar rápidamente.
  • Podría comenzar repentinamente con sibilancias o tener problemas para respirar.
  • Podría tener malestar estomacal o vómito.
  • Podría desmayarse o perder el conocimiento.

La anafilaxia puede ser mortal. Si tiene alguno de estos síntomas (o ve a alguien que los tenga), llame al 911 de inmediato.

¿Qué alimentos causan alergia con más frecuencia?

Unos pocos alimentos causan la mayoría de las alergias. La proteína en un alimento que causa alergia se llama alérgeno.

  • La leche, los huevos, los cacahuates (maní), los frutos secos, el pescado, los mariscos, el trigo y la soya causan la mayoría de los problemas en los niños.
  • La leche, los cacahuates (maní), los frutos secos, el pescado y los mariscos son los que más problemas causan en los adultos.

Si es alérgico a un alimento, también podría ser alérgico a otros alimentos similares. Así que si usted es alérgico a los camarones, también podría ser alérgico a la langosta o al cangrejo.

¿Cómo se diagnostica una alergia alimentaria?

Su médico le preguntará acerca de sus antecedentes de salud y de cualquier alergia alimentaria en su familia. Y le hará un examen físico. También le preguntará qué síntomas tiene. Es posible que quiera que anote todo lo que come y las reacciones que tiene. Su médico tendrá en cuenta otras posibilidades que pueden confundirse con alergias alimentarias, como una intolerancia alimentaria.

Dado que las alergias alimentarias pueden confundirse con otros problemas, es importante que su médico haga una prueba para confirmar que usted tiene una alergia alimentaria. Su médico puede empezar con pruebas cutáneas o un análisis de sangre para determinar a qué es alérgico. Pero una prueba oral de alimentos es la mejor manera de diagnosticar una alergia alimentaria. En una prueba oral de alimentos, usted come una variedad de alimentos que pueden causar o no una reacción alérgica. Su médico lo observa para ver si se produce una reacción alérgica y cuándo ocurre.

Una prueba de punción cutánea puede ayudar a averiguar qué alimentos causarán una reacción. El médico le pondrá un poco de líquido sobre la piel y luego le dará un pinchazo. El líquido contiene algunos de los posibles alérgenos de los alimentos. Si su piel se hincha como una picadura de mosquito, su médico sabrá que es alérgico a ese alimento. Su médico también podría hacer análisis de sangre en busca de las sustancias químicas en la sangre que causan una reacción alérgica.

¿Cómo se trata?

El mejor tratamiento es no comer los alimentos a los que usted es alérgico. Aprenda a leer las etiquetas de los alimentos e identifique otros nombres de alimentos problemáticos. Por ejemplo, la leche puede aparecer como "caseinato", el trigo como "gluten" y los cacahuates como "proteína vegetal hidrolizada". Cuando coma fuera de casa o en casa de otras personas, pregunte acerca de los alimentos que le sirvan.

Si tiene alergias graves a los alimentos, su médico le recetará un kit de alergias que contiene epinefrina y antihistamínicos. Una inyección de epinefrina puede retardar o detener una reacción alérgica. Su médico puede enseñarle a aplicarse una inyección.

Usted puede tener síntomas nuevamente incluso después de aplicarse una inyección. Así que vaya a la sala de urgencias cada vez que tenga una reacción grave. Usted tendrá que estar en observación varias horas después de la reacción.

Si usted ha tenido una reacción grave anteriormente, sus probabilidades de tener otra son altas. Esté preparado.

  • Lleve siempre consigo el kit de alergias.
  • Use un brazalete de alerta médica para que los demás sepan de su alergia alimentaria.
  • Verifique la fecha de caducidad de los medicamentos en su kit y sustituya los medicamentos cuando sea necesario.

Si su hijo tiene alergia a un alimento, ¿qué más debería considerar?

Hable con los maestros y los cuidadores de su hijo. Ellos deberían saber cómo mantener los alimentos problemáticos fuera del alcance de su hijo. Enséñeles qué hacer si su hijo come uno de estos alimentos por error.

Si su hijo ha tenido alguna vez una reacción grave, tenga un kit de alergias a mano en todo momento. Algunos niños llevan su kit en una bolsa de cintura. Haga que su hijo use un brazalete de alerta médica. Enseñe a todos los cuidadores a actuar rápidamente. Ellos deben:

  • Conocer los signos de una reacción grave.
  • Saber cómo aplicar una inyección de epinefrina.
  • Llamar al 911 de inmediato.

Preguntas frecuentes

Aprender sobre las alergias alimentarias:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Herramientas de salud Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Alergias en los niños: Cómo aplicarle una inyección de epinefrina a un niño - [Allergies in Children: Giving an Epinephrine Shot to a Child]
  Alergias: Cómo aplicarse una inyección de epinefrina - [Allergies: Giving Yourself an Epinephrine Shot]

Causa

Las alergias alimentarias se producen cuando el sistema inmunitario del cuerpo reacciona a sustancias en los alimentos que ha comido y se desencadena una reacción alérgica. Las alergias alimentarias son más comunes en niños pequeños que en adultos.

  • La leche, los huevos, los cacahuates (maní), los frutos secos, el pescado, los mariscos, el trigo y la soya causan la mayoría de los problemas en los niños. Algunos bebés son tan sensibles a estos alimentos que si la madre ingiere la comida, tomar la leche materna puede causar una reacción. La mayoría de los niños superan las alergias a los huevos, la leche, el trigo y la soya.
  • Los cacahuates (maní), los frutos secos, y los pescados y los mariscos causan gran parte de las reacciones alérgicas en adolescentes y adultos. Los adultos suelen seguir siendo alérgicos a ese alimento de por vida.

Las alergias alimentarias son más comunes en las personas que son atópicas, lo que quiere decir que tienen una tendencia hereditaria a tener afecciones alérgicas. Estas personas tienen más probabilidades de tener asma, alergias varias y una afección de la piel llamada dermatitis atópica. El asma puede hacer que la reacción a un alimento sea más grave.

Si usted es muy sensible a un alimento determinado, puede tener una reacción alérgica simplemente por estar cerca de un lugar en que se preparó o se sirvió ese alimento.

La enfermedad celíaca es una reacción anormal del sistema inmunitario al gluten, una proteína que se encuentra en granos como el trigo y el centeno. Daña el intestino, por lo que no puede hacer un buen trabajo al absorber los nutrientes de los alimentos. Para obtener más información, vea el tema Enfermedad celíaca.

Reactividad cruzada

Mucha gente, pero no todas las personas, son alérgicas a alimentos que son similares o están relacionados de alguna manera. Esto se denomina reactividad cruzada. Por ejemplo, si usted es alérgico a los camarones, también podría ser alérgico a otros mariscos, como el cangrejo o la langosta. Si usted es alérgico a los cacahuates, puede ser alérgico a otros miembros de la familia de las leguminosas, como los guisantes (arvejas) y los frijoles. No necesita dejar de comer un alimento de reactividad cruzada si no presenta señales de una reacción alérgica a él.

El síndrome de alergia oral es un tipo de reactividad cruzada. Con este síndrome, las personas que tienen alergias al polen (como una alergia al pasto) pueden tener picazón, enrojecimiento e hinchazón de los labios y la boca al comer frutas o verduras que contienen una proteína que reacciona con el polen. Estos síntomas suelen resolverse rápidamente y no involucran otras partes del cuerpo.

El síndrome de alergia oral suele consistir en una reacción a frutas frescas y verduras crudas:

  • Si usted es alérgico a la ambrosía, la boca puede picarle cuando come melones, especialmente el melón cantalupo.
  • Si usted es alérgico al polen de abedul, puede reaccionar a la cáscara de manzana.

Una cantidad creciente de personas, especialmente los trabajadores sanitarios, están descubriendo que tienen una alergia al látex. El látex es la savia natural del árbol del caucho. Se utiliza en la fabricación de guantes quirúrgicos, condones, globos y otros productos. Si usted tiene alergia al látex, también puede tener alergia a bananas, aguacates, kiwis y castañas.

Otras inquietudes

Algunas personas tienen reacciones alérgicas a los alimentos después de que hacen ejercicio. Esto se denomina alergia alimentaria inducida por el ejercicio. A medida que se eleva la temperatura del cuerpo con el ejercicio, empiezan a aparecer síntomas tales como picazón y sensación de mareo, lo cual a veces da lugar a ronchas e incluso a anafilaxia, la cual puede ser mortal. Para evitar la alergia alimentaria inducida por el ejercicio, no coma por unas horas antes de hacer ejercicio o justo después del ejercicio.

Síntomas

Los síntomas de una alergia alimentaria pueden afectar a muchas partes de su cuerpo, como, por ejemplo:

  • El aparato digestivo. Los síntomas incluyen cólicos estomacales, náuseas, vómitos, diarrea, picazón en la boca y garganta y sangrado rectal (raro en adultos). Estos síntomas ocurren más a menudo en niños que en adultos.
  • La piel. Los síntomas incluyen urticaria o ronchas, hinchazón, picazón, enrojecimiento y dermatitis atópica. Las reacciones cutáneas son comunes en niños.
  • El aparato respiratorio. Los síntomas incluyen tos y sibilancias; picazón, congestión y goteo nasal, así como estornudos y dificultad para respirar.

Por lo general, los niños tienen los mismos síntomas que los adultos. Los síntomas de alergia a la leche o la soya en niños pueden incluir eccema. A veces, los síntomas solo son llanto extremo, vómitos, sangre en las heces, diarrea, estreñimiento o crecimiento deficiente.

Los síntomas varían de leves a potencialmente mortales y pueden aparecer desde minutos a días de comer una comida. La reacción más severa es la anafilaxia, que afecta a muchos sistemas del cuerpo y puede ser mortal.

La anafilaxia puede comenzar en pocos minutos o algunas horas después de comer el alimento. Y los síntomas pueden desaparecer y volver horas más tarde. Los desencadenantes comunes para anafilaxia son los cacahuates (maníes), los frutos secos y los mariscos. En los niños, los cacahuates causan anafilaxia más a menudo que otros alimentos. La aspirina, el ejercicio o el alcohol pueden aumentar el riesgo de anafilaxia.

Hay muchas otras afecciones con síntomas similares, tales como la intoxicación alimentaria y la enfermedad inflamatoria intestinal.

Qué sucede

La primera vez que come un alimento que desencadena una reacción alérgica, su sistema inmunitario reconoce los alimentos como una sustancia extraña (alérgeno). El cuerpo reacciona produciendo anticuerpos contra el alimento. Cuando come el alimento problemático otra vez, los anticuerpos atacan el alérgeno, liberando histamina y otras sustancias químicas que causan los síntomas de una reacción alérgica.

Para aprender más, consulte las secciones de Síntomas y Generalidades del tratamiento de este tema.

Qué aumenta el riesgo

Usted tiene una mayor probabilidad de tener alergias alimentarias si:

  • Tiene antecedentes familiares de alergias. Si ambos padres tienen alergias, tiene más probabilidades de tener alergias.
  • Tiene otra afección alérgica como dermatitis atópica o asma.
  • Es joven. Los bebés y los niños tienen más alergias a alimentos que los adultos.
  • Tiene alguna afección médica que facilita que los alérgenos pasen a través de las paredes del estómago y los intestinos y entren en el torrente sanguíneo. Estas afecciones incluyen enfermedad gastrointestinal, desnutrición, prematuridad y enfermedades que afectan el sistema inmunitario, como esofagitis eosinofílica (EoE).

Usted tiene un mayor riesgo de una reacción alérgica potencialmente mortal (anafilaxia) a partir de la alergia alimentaria si:

  • Tiene asma.
  • Le aparecen síntomas de alergia minutos después de comer el alimento.

Si usted o su hijo tienen una alergia alimentaria grave, lleve siempre un kit de alergias y sepa cómo usarlo. También debe usar un brazalete de alerta médica en todo momento. Estar preparado para ocuparse inmediatamente de una reacción alérgica grave reduce el riesgo de muerte.

Cuándo llamar al médico

Llame al 911 o a otros servicios de urgencia inmediatamente si usted ha tenido una reacción grave en el pasado con la misma comida y le aparecen síntomas similares. Si tiene un kit de alergia recetado por su médico para reacciones alérgicas graves, inyéctese la epinefrina antes de solicitar ayuda. Si es posible, pídale a alguien que llame mientras usted se inyecta.

Debido a que los síntomas pueden presentarse de nuevo después de la inyección, acuda a la sala de urgencias cada vez que tenga una reacción, aunque se sienta mejor. Usted debe ser observado durante varias horas después de la reacción.

Llame al 911 o a otros servicios de urgencia de inmediato si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Hinchazón rápida de la garganta o la lengua
  • Dificultad para respirar, sibilancias o tos profunda, rostro pálido o labios o lóbulos de las orejas azulados
  • Debilidad
  • Señales de shock, que incluyen:
    • Aturdimiento o una sensación de que está a punto de desmayarse
    • Inquietud, confusión o una sensación de muerte inminente
    • Piel húmeda, fría o sudoración posiblemente profusa
    • Debilidad, sed, náuseas o vómitos

Si usted es testigo de una reacción alérgica grave y la persona queda inconsciente, llame al 911 o a otros servicios de urgencia inmediatamente.

Si sus síntomas de alergia alimentaria empeoran, llame a su médico. Es importante saber qué alimentos son responsables para que usted pueda evitarlos.

Espera vigilante

Si sus síntomas de alergia alimentaria no empeoran o no son demasiado graves o molestos, puede tratar de eliminar los alimentos sospechosos de su dieta para ver si los síntomas desaparecen.

A quién consultar

Los siguientes profesionales de la salud pueden evaluar y tratar las alergias alimentarias leves:

Podría necesitar un especialista en alergias cuando:

  • Es necesario identificar los alimentos que provocan reacciones alérgicas.
  • Su trabajo o el rendimiento escolar o la calidad de vida se ven afectados por los síntomas de la alergia o efectos secundarios de la medicina.
  • Usted tiene otras afecciones médicas, como el asma recurrente.

También podrían remitirlo a otros especialistas, como a un:

Un nutricionista o dietista registrado puede ayudarle a mantener una dieta equilibrada, aunque no pueda comer algunos alimentos. Un nutricionista o dietista también podrá ayudarle a evitar los alérgenos ocultos en los alimentos y darle ideas sobre cómo hacer sustituciones en recetas.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

Para diagnosticar una alergia alimentaria, su médico comenzará con una historia clínica y un examen físico. Su médico podría preguntarle:

  • Qué síntomas tiene.
  • Si su familia tiene alguna alergia alimentaria.
  • Con qué rapidez comenzaron los síntomas después de comer.
  • Si le ayudaron los medicamentos de venta libre.
  • Si otras personas también se enfermaron.
  • Cómo se preparó la comida.
  • Si usted comió cualquier otro alimento.

Es importante saber si usted tiene una alergia o intolerancia alimentaria. Su médico puede pedirle que mantenga un registro de todos los alimentos que come y cualquier reacción que tenga a ellos. Su médico también considerará si su reacción podría haber sido causada por cosas como alergias a medicamentos o picaduras de insectos, intoxicación alimentaria, irritantes en los alimentos o la exposición a irritantes de la piel.

Su médico puede pedirle que intente hacer una dieta de eliminación, una prueba oral de alimentos o ambas.

  • En una dieta de eliminación, usted evita comer alimentos que pueden causar una reacción alérgica y ve si los síntomas desaparecen. Si los síntomas se presentan cuando come otra vez el alimento, su médico puede confirmar su alergia alimentaria. La dieta de eliminación puede durar de 2 a 8 semanas.
  • En una prueba oral de alimentos, usted come una variedad de alimentos que pueden o no causar una reacción alérgica. Su médico lo observa para ver si se produce una reacción alérgica. Esta prueba se considera la mejor forma de diagnosticar una alergia alimentaria.

Después de que le hayan diagnosticado una alergia a los alimentos, también podrían hacerle pruebas de alergias, como pruebas cutáneas o análisis de sangre, para encontrar a qué alimentos es alérgico.

Generalidades del tratamiento

El mejor tratamiento para las alergias alimentarias es evitar el alimento que provoca la alergia. Cuando esto no es posible, puede usar medicamentos como antihistamínicos para reacciones leves y los medicamentos en un kit de alergias para reacciones graves.

Empiece por decirles a su familia, amigos y compañeros de trabajo que tiene alergia a un alimento y pídales que le ayuden a evitar ese alimento. Lea todas las etiquetas de los alimentos y aprenda los otros nombres que pueden utilizarse para los alérgenos alimentarios.

Si su bebé tiene alergia a la leche o la soya, el médico puede sugerir que usted cambie la fórmula o que alimente a su bebé solo con leche materna. Hay fórmulas especialmente preparadas para los niños que tienen alergias a la soya y a la leche.

Si usted o su hijo tienen una alergia leve, el médico puede sugerir antihistamínicos sin receta para controlar los síntomas. Quizás necesite antihistamínicos recetados si los medicamentos no ayudan o si causan efectos secundarios, como somnolencia.

Si tiene una reacción alérgica grave, su primer tratamiento podría hacerse en una sala de urgencias o por el personal de urgencias. Se le dará una inyección de epinefrina para detener la liberación de histamina y relajar los músculos que le ayudan a respirar.

Cómo tratar una reacción

Si su médico le ha recetado un kit de alergias, llévelo siempre consigo. Contiene una jeringa de epinefrina y un antihistamínico. Es importante dar la inyección de epinefrina de inmediato. Su médico o farmacéutico le mostrará cómo ponerse la inyección. Asegúrese de revisar las fechas de caducidad de los medicamentos y reemplácelos cuando sea necesario.

Para obtener instrucciones detalladas sobre cómo ponerse la inyección, vea:

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alergias: Cómo aplicarse una inyección de epinefrina.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alergias en los niños: Cómo aplicarle una inyección de epinefrina a un niño.

También debe usar un brazalete de alerta médica u otra identificación que detalle sus alergias alimentarias. Puede conseguirlos en la mayoría de las farmacias o puede pedirlos por Internet.

Los niños y las alergias alimentarias

Es importante tener especial cuidado con los niños que tienen alergias alimentarias. Un niño con alergias alimentarias graves puede tener una peligrosa reacción anafiláctica incluso con una pequeña cantidad de un alérgeno alimentario. Su hijo siempre debe llevar un brazalete de alerta médica y llevar un kit de alergias.

Asegúrese de que todos los cuidadores (administradores de escuela, maestros, amigos, entrenadores y niñeras):

  • Sepan acerca de la alergia alimentaria de su hijo.
  • Puedan reconocer los síntomas de una alergia alimentaria.
  • Sepan dónde está el kit de alergias y cómo se aplica la inyección de epinefrina.
  • Sepan llamar al 911 inmediatamente.

Los niños pueden tener solo síntomas leves en los primeros minutos después de que comen los alérgenos alimentarios, pero pueden tener síntomas graves al cabo de 10 a 60 minutos. Los niños siempre deben quedar en observación en un hospital durante varias horas después de una reacción.

Asegúrese de que su hijo:

  • Siempre lleve un brazalete de alerta médica.
  • Siempre lleve un kit de alergias. Los niños con riesgo de reacciones alérgicas graves deben mantener los kits en la escuela o guardería y en casa. Los niños de más edad deben aprender a ponerse la inyección.

Aunque su hijo debe evitar ciertos alimentos, todavía necesita comer alimentos saludables. Un dietista puede decirle qué alimentos son importantes para la salud de su hijo.

Prevención

Las alergias alimentarias a menudo ocurren en personas que tienen antecedentes familiares de asma, dermatitis atópica o alergias al polen, moho y otras sustancias. Se dice que estas personas son atópicas, es decir que tienen una tendencia hereditaria a tener afecciones alérgicas. Las alergias no se pueden prevenir en estas personas.

Hay suficientes pruebas para recomendar que las personas que corren el riesgo de alergias deban evitar alimentos comunes que causan alergias o alimentos que pueden ser similares a los alérgenos comunes como leche, huevos, cacahuates (maníes), nueces, soya, trigo, pescados y mariscos.

Si usted es una mujer que tiene una alergia alimentaria y está planeando un embarazo y amamantar, hable con su médico sobre qué alimentos debe evitar mientras está embarazada o amamantando. Pero si no tiene alergias a los alimentos, evitar ciertos alimentos durante el embarazo no se recomienda como una forma de evitar que el bebé tenga alergias a los alimentos.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que todos los bebés se alimenten con leche materna durante el primer año de vida o más tiempo.1 Para los bebés con familiares que tienen alergias a los alimentos, la lactancia materna por lo menos durante 4 meses puede ayudar a prevenir las alergias a la leche.2 Si su bebé corre un alto riesgo de tener alergias y usted no puede amamantar, pruebe una fórmula de leche hidrolizada. La proteína de la leche en fórmulas hidrolizadas se cambia para tratar de prevenir las alergias. No hay pruebas de que dar fórmula de soya al bebé en lugar de fórmula de leche de vaca vaya a evitar una alergia alimentaria en niños con riesgo de tener alergias alimentarias.2

El humo del tabaco puede empeorar las alergias, por lo que es importante tener un ambiente libre de humo.

Tratamiento en el hogar

Saber qué alimentos desencadenan alergias alimentarias y evitarlos es la mejor manera de prevenir las reacciones alérgicas. Desafortunadamente, los alérgenos alimentarios a menudo están ocultos en salsas, helados, productos horneados y otros artículos.

Si usted tiene alergias a los alimentos, lea las etiquetas de los alimentos con cuidado. Sea consciente de los otros nombres para los alérgenos alimentarios, tales como "caseinato" para la leche o "albúmina" para los huevos. Muchas personas piensan que ver "sin lácteos" en la etiqueta significa que no hay leche en el producto. Esto no necesariamente es verdad.

A veces, los productos se retiran del mercado cuando faltan ingredientes en las etiquetas de los alimentos. Para una lista de productos retirados del mercado, vea la página U.S. Food and Drug Administration's Recalls, Market Withdrawals, and Safety Alerts en www.fda.gov/opacom/7alerts.html.

Sugerencias para comer afuera

Salir a comer puede ser peligroso para las personas con alergias alimentarias graves.

  • Traiga de su casa sustitutos seguros. Por ejemplo, traiga leche de soya para acompañar los cereales.
  • Tenga en cuenta el riesgo de contaminación cruzada. Por ejemplo, es posible que se haya usado una cuchara para servir helado Rocky Road, que contiene cacahuates (maníes), antes de servir su helado de vainilla.
  • Alerte al personal de servicio (meseros) acerca de la posibilidad de una fuerte reacción a los alimentos. Pídales detalles de los ingredientes. Si no están seguros, solicite hablar con el personal de cocina.
  • Siempre use un brazalete o collar de alerta médica que tenga una lista de sus alergias. Los brazaletes o collares de alerta médica pueden solicitarse a través de la mayoría de las farmacias o por Internet.

Si usted o su hijo alguna vez han tenido una reacción alérgica grave, siempre lleve un kit de alergias que contenga una jeringa de epinefrina y un antihistamínico.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alergias: Cómo aplicarse una inyección de epinefrina
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alergias en los niños: Cómo aplicarle una inyección de epinefrina a un niño

Si usted está por viajar a otro país, aprenda los nombres de los alimentos que le producen alergia para poder consultar en restaurantes y leer las etiquetas de los alimentos. Comuníquese con las líneas aéreas, los operadores turísticos y los restaurantes con anticipación para informarles acerca de su alergia alimentaria y solicitar comidas seguras. Prepare su propia comida cuando sea posible. Converse acerca de sus planes de viaje con su médico.

Medicamentos

Se usan medicamentos para tratar algunas alergias alimentarias. Los medicamentos para tratar una reacción alérgica grave o una reacción anafiláctica vienen en un kit de alergia recetado.

Para las reacciones alérgicas leves, las personas a menudo prueban primero con medicamentos sin receta. Puede probar medicamentos recetados si los medicamentos sin receta no controlan los síntomas de alergia o si causan somnolencia y otros efectos secundarios molestos.

Opciones de medicamentos

Los medicamentos utilizados para tratar una reacción alérgica grave incluyen:

  • Epinefrina. Se administra en forma de inyección. Actúa rápidamente para relajar los músculos que le ayudan a respirar. A veces se necesita más de una inyección si los síntomas no desaparecen. La epinefrina es el medicamento que se utiliza para evitar la anafilaxia.
  • Antihistamínicos. Los antihistamínicos bloquean la acción de la histamina durante una reacción alérgica y ayudan a mejorar los síntomas como picazón y estornudos.
  • Corticosteroides. Estos medicamentos ayudan a reducir la inflamación.

Los medicamentos utilizados para aliviar los síntomas leves de alergia alimentaria incluyen:

  • Antihistamínicos y corticosteroides para la urticaria, los síntomas gastrointestinales, o los estornudos y el goteo nasal.
  • Broncodilatadores para los síntomas del asma. Los broncodilatadores relajan las vías respiratorias de los pulmones, facilitando la respiración.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Academy of Allergy, Asthma, and Immunology
555 East Wells Street
Suite 1100
Milwaukee, WI  53202-3823
Teléfono: (414) 272-6071
Correo electrónico: info@aaaai.org
Dirección del sitio web: www.aaaai.org
 

The American Academy of Allergy, Asthma, and Immunology publishes an excellent series of pamphlets on allergies, asthma, and related information. It also provides physician referrals.


American College of Allergy, Asthma, and Immunology (ACAAI)
85 West Algonquin Road
Suite 550
Arlington Heights, IL  60005
Teléfono: 1-800-842-7777 (allergist referral service)
Correo electrónico: mail@acaai.org
Dirección del sitio web: www.acaai.org
 

The American College of Allergy, Asthma, and Immunology (ACAAI) provides allergy information for consumers, including a nationwide allergist referral service.


Asthma and Allergy Foundation of America (AAFA)
1233 20th Street NW
Suite 402
Washington, DC  20036
Teléfono: 1-800-7-ASTHMA (1-800-727-8462)
Correo electrónico: info@aafa.org
Dirección del sitio web: www.aafa.org
 

The Asthma and Allergy Foundation of America (AAFA) provides information and support for people who have allergies or asthma. The AAFA has local chapters and support groups. And its Web site has online resources, such as fact sheets, brochures, and newsletters, both free and for purchase.


Food Allergy and Anaphylaxis Network
11781 Lee Jackson Hwy
Suite 160
Fairfax, VA  22033-3309
Teléfono: 1-800-929-4040
Fax: (703) 691-2713
Correo electrónico: faan@foodallergy.org
Dirección del sitio web: www.foodallergy.org
 

The Food Allergy and Anaphylaxis Network (FAAN) publishes several newsletters and dozens of books, booklets, and videos designed to educate people about food allergies. The nonprofit organization also works on federal, state, and local initiatives in such areas as food labeling, schools, emergency medical services, camps, restaurants, and airlines. The FAAN Web site includes links to children's and teenagers' food allergy Web sites.


National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID), National Institutes of Health
NIAID Office of Communications and Government Relations
6610 Rockledge Drive, MSC 6612
Bethesda, MD  20892-6612
Teléfono: 1-866-284-4107 toll-free
Teléfono: (301) 496-5717
Fax: (301) 402-3573
TDD: 1-800-877-8339
Dirección del sitio web: www.niaid.nih.gov
 

The National Institute of Allergy and Infectious Diseases conducts research and provides consumer information on infectious and immune-system-related diseases.


Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Academy of Pediatrics (2012). Policy statement: Breastfeeding and the use of human milk. Pediatrics, 129(3): e827–e841. Also available online: http://pediatrics.aappublications.org/content/129/3/e827.full.
  2. Greer FR, et al. (2008). Effects of early nutritional interventions on the development of atopic disease in infants and children: The role of maternal dietary restriction, breastfeeding, timing of introduction of complementary foods, and hydrolyzed formulas. Pediatrics, 121(1): 183–191. Also available online: http://pediatrics.aappublications.org/content/121/1/183.full.

Otras obras consultadas

  • Food Allergy and Anaphylaxis Network (2010). How to read a label. Available online: http://www.foodallergy.org/files/media/downloads/HTRLsheet2010.pdf.
  • American Academy of Allergy, Asthma, and Immunology (2010). Guidelines for the diagnosis and management of food allergy in the United States: Report of the NIAID-sponsored expert panel. Journal of Allergy and Clinical Immunology, 126(6): S1–S58. Available online: http://www.niaid.nih.gov/topics/foodallergy/clinical/Pages/default.aspx.
  • Branum AM, Lukacs SL (2008). Food allergy among U.S. children: Trends in prevalence and hospitalizations. National Center for Health Statistics Data Brief, No. 10. Hyattsville, MD: National Center for Health Statistics. Available online: http://www.cdc.gov/nchs/data/databriefs/db10.pdf.
  • Drugs for allergic disorders (2010). Treatment Guidelines From The Medical Letter, 8(90): 9–18.
  • Katz DL, Friedman RSC (2008). Food allergy and intolerance. In Nutrition in Clinical Practice, pp. 275–280. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Sampson HA (2003). Adverse reactions to foods. In NF Adkinson et al., eds., Middleton's Allergy Principles and Practice, 6th ed., vol. 2, pp. 1619–1643. Philadelphia: Mosby.
  • Skripak JM, Sampson HA (2008). Towards a cure for food allergy. Current Opinion in Immunology, 20: 690–696.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializado Rohit K Katial, MD - Allergy and Immunology
Última revisión 14 agosto, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.