Gota: Cómo cambiar su dieta

Medida práctica

Introducción

La gota es una forma de artritis caracterizada por ataques repentinos de dolor e inflamación en las articulaciones. Si no se controla, la gota puede causar daños graves a las articulaciones, a los tendones y a otros tejidos.

La gota es causada por el exceso de ácido úrico en la sangre. Este problema solía tratarse con una dieta estricta, pero ahora hay medicamentos que lo pueden controlar. Estos medicamentos han reemplazado en gran medida la necesidad de restringir lo que come.

Pero hacer cambios en su dieta aún puede ayudar con la gota. Si desea probar un plan de alimentación para la gota, esta información puede ayudarle a aprender más sobre cómo comer de manera que pueda ayudar a mantener la gota bajo control y lograr la nutrición que necesita.

Para ayudar a controlar la gota:

  • Limite los alimentos ricos en purinas, especialmente la carne, los mariscos y la cerveza.
  • Siga una dieta saludable que le proporcione los nutrientes que necesita y le ayude a controlar su peso.
  • Coma productos lácteos con bajo contenido de grasas. Esto podría disminuir el riesgo de gota.1
  • Beba abundante cantidad de agua y otros líquidos. Esto puede ayudar al cuerpo a eliminar el ácido úrico.

Cómo alimentarse para ayudar a controlar la gota

Hay varias cosas que puede hacer como parte de un plan de alimentación para la gota.

  1. Evite o limite los alimentos que sean ricos en purinas, especialmente durante un ataque de gota. Entre ellos se incluyen:
    • Vísceras, como hígado, riñones, mollejas y sesos.
    • Carnes, incluidos tocino, res, cerdo y cordero.
    • Carnes de animales de caza.
    • Otras carnes o aves de corral en grandes cantidades.
    • Anchoas, sardinas, arenque, caballa y vieiras.
    • Salsa de carne espesada ("gravy").
    • Cerveza.
  2. Ingiera alimentos que podrían disminuir el riesgo de gota.1 Estos incluyen:
    • Leche descremada o semidescremada.
    • Yogur semidescremado.
  3. Elija alimentos saludables. Entre ellos se incluyen:
    • Una amplia variedad de frutas y verduras.
    • Huevos, nueces y semillas para obtener proteínas.
    • Pequeñas cantidades de carne. Limite el tamaño de su porción a entre 2 y 3 onzas (57 a 86 gramos) al día.
  4. Beba abundante cantidad de agua y otros líquidos. Esto puede ayudar al cuerpo a eliminar el ácido úrico.
  5. Evite los hábitos alimentarios que puedan elevar sus niveles de ácido úrico. Por ejemplo:
    • Evite las dietas extremadamente estrictas y las dietas con bajo contenido de carbohidratos.
    • No ingiera demasiada comida ni beba demasiado alcohol.
    • Evite el alcohol, especialmente la cerveza y los licores, como el whisky y la ginebra.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Gomez FE, Kaufer-Horwitz M (2012). Medical nutrition therapy for rheumatic disease. In LK Mahan et al., eds., Krause's Food and the Nutrition Care Process, 13th ed., pp. 901–922. St Louis: Saunders.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Nancy Ann Shadick, MD, MPH - Medicina interna, Reumatología

Revisado9 septiembre, 2014