• English

Glaucoma

Generalidades del tema

Imagen del ojo (corte transversal)

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es el nombre para un grupo de enfermedades de la vista que hacen daño al nervio óptico. Este nervio lleva la información del ojo al cerebro. Cuando se daña el nervio, usted puede perder la vista.

El glaucoma es una de las causas más comunes de ceguera legal en el mundo. Al principio, las personas con glaucoma pierden la visión lateral (periférica). Pero si no se trata la enfermedad, la pérdida de la vista podría agravarse. Con el tiempo, esto puede conducir a la ceguera total.

Existen tres tipos de glaucoma.

  • El glaucoma de ángulo abierto (OAG, por sus siglas en inglés) es la forma más común en los Estados Unidos y en Canadá. (En otras regiones del mundo, es menos común). Suele afectar ambos ojos al mismo tiempo. Su vista empeora gradualmente. Pero empeora tan lentamente que es posible que no lo note.
  • El glaucoma de ángulo cerrado (CAG, por sus siglas en inglés) no es muy común en los Estados Unidos ni en Canadá. Suele afectar un ojo a la vez. El CAG puede suceder de repente y ser una urgencia médica.
  • El glaucoma congénito es una forma rara de glaucoma que tienen algunos bebés al nacer. Algunos niños y adultos jóvenes también pueden tener alguna variedad de la enfermedad.

¿Cuál es la causa del glaucoma?

Se desconoce la causa exacta. Los expertos piensan que en muchos casos el aumento de la presión en el ojo (presión intraocular) puede causar el daño en el nervio. Pero algunas personas que tienen glaucoma tienen una presión ocular normal.

Algunas personas tienen glaucoma después de una lesión en el ojo o de una cirugía del ojo. Algunos medicamentos (corticosteroides) que se utilizan para el tratamiento de otras enfermedades también pueden causar glaucoma.

¿Cuáles son los síntomas?

Si tiene OAG, el único síntoma que es probable que note es la pérdida de la vista. Es posible que no lo note hasta que sea grave. Esto es porque, al principio, el ojo que está menos afectado compensa la pérdida. A menudo, la visión lateral se pierde antes que la visión central.

Los síntomas del CAG pueden ser leves, con síntomas como vista borrosa que duran solo por un tiempo corto. Las señales graves de CAG incluyen episodios de mayor duración de vista borrosa o dolor en el ojo o a su alrededor. También puede ver halos de color alrededor de las luces, tener ojos enrojecidos o sentir el estómago revuelto y vomitar.

En el glaucoma congénito, las señales pueden incluir ojos llorosos y sensibilidad a la luz. Su bebé podría frotarse los ojos, entrecerrar los ojos o tener los ojos cerrados gran parte del tiempo.

¿Cómo se diagnostica el glaucoma?

El glaucoma se puede diagnosticar:

  • Durante exámenes de rutina con su oculista.
  • Cuando va a su médico familiar por un problema de la vista. Su médico le hará preguntas acerca de sus síntomas y le realizará un examen físico. Si su médico piensa que usted tiene glaucoma, entonces tendrá que ver a un oculista para que le haga exámenes y pruebas.

¿Cómo se trata?

El glaucoma no puede curarse. Pero hay cosas que puede hacer para ayudar a evitar que se siga dañando el nervio óptico. Para ayudar a evitar que le empeore la vista, es probable que tenga que usar medicamentos (muy probablemente gotas para los ojos) todos los días. También puede necesitar tratamiento con láser o cirugía. También necesitará controles periódicos con su oculista.

¿Cómo se hace frente al glaucoma?

Si tiene pérdida de la vista, usted puede mantener su calidad de vida. Puede utilizar ayudas visuales, como artículos con letras grandes y sistemas especiales de video, para que lo ayuden a sobrellevar la disminución de la vista. Los grupos de apoyo y el asesoramiento también pueden ayudarlo a manejar la pérdida de la vista.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca del glaucoma:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Cómo vivir con glaucoma:

Herramientas de salud Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Problemas de la vista: Cómo vivir con mala vista
  Problemas en los ojos: Cómo usar gotas y pomada para los ojos

Causa

Se desconoce la causa exacta del glaucoma. Los expertos piensan que en muchos casos el aumento de la presión en el ojo (presión intraocular) puede causar el daño en el nervio. Pero algunas personas que tienen glaucoma tienen una presión ocular normal.

Obtenga más información sobre la anatomía y la función del ojo.

Glaucoma de ángulo abierto

En el glaucoma de ángulo abierto (OAG), el líquido en el ojo (humor acuoso) no drena bien. Cuando sucede esto, el líquido se acumula. Esta acumulación aumenta la presión intraocular (PIO) y puede dañar el nervio óptico.

Hasta la mitad de las personas con OAG no tienen una PIO más alta de la normal. Esto se llama glaucoma de presión normal o baja.

Glaucoma de ángulo cerrado

En el glaucoma de ángulo cerrado (CAG), el líquido no puede drenar porque el ángulo de drenaje está obstruido. Esto podría ocurrir cuando:

  • La parte del ojo con color (iris) y el cristalino obstruyen el movimiento de líquido entre las cámaras del ojo. La obstrucción de líquido hace que se acumule presión en el ojo y que el iris ejerza presión sobre el sistema de drenaje del ojo (red trabecular). El aumento de la presión puede causar un daño al nervio óptico, lo que provoca pérdida de la visión y posible ceguera.
  • Usted tiene un defecto en el iris u otro problema que hace que el iris se caiga hacia adelante y obstruya el ángulo de drenaje.
  • Usted tiene un tejido cicatricial entre el iris y la córnea, el cual bloquea el sistema de drenaje del ojo.

Glaucoma congénito e infantil

El glaucoma que está presente al momento del nacimiento (glaucoma congénito) o el que se desarrolla durante los primeros años de vida (glaucoma infantil) con frecuencia son causados por determinados defectos congénitos (de nacimiento). Un defecto congénito puede producirse debido a una infección de la madre durante el embarazo, como rubéola, o debido a una afección hereditaria, como neurofibromatosis.

Glaucoma secundario

Algunas personas tienen glaucoma después de una lesión en el ojo o de una cirugía del ojo. Una catarata y algunos medicamentos (corticosteroides) que se utilizan para el tratamiento de otras enfermedades también pueden provocar glaucoma. El glaucoma que se produce de estas maneras se llama glaucoma secundario.

Síntomas

Los síntomas de glaucoma varían según el tipo de glaucoma que tenga.

Glaucoma de ángulo abierto (OAG, por sus siglas en inglés)

La mayoría de las personas con OAG no tienen síntomas cuando se las diagnostica. Es posible que usted tenga algo de pérdida de la visión lateral, pero quizá no lo note hasta que la pérdida de la vista se vuelva grave. Esto sucede porque el ojo menos afectado compensa la pérdida de la visión. Es posible que la pérdida de la nitidez de la visión (agudeza visual) no se vuelva evidente hasta una etapa avanzada de la enfermedad. Para ese momento, habrá ocurrido una pérdida significativa de la vista.

Glaucoma de ángulo cerrado (CAG, por sus siglas en inglés)

Es posible que el CAG no produzca síntomas. O los síntomas pueden ser de leves a graves. Suelen afectar solo un ojo a la vez.

Los síntomas graves pueden incluir:

Es posible que experimente breves episodios de síntomas que suelen suceder a la noche y se van por la mañana. Esto se llama glaucoma de ángulo cerrado subagudo. El CAG también puede aparecer de repente y requerir atención médica de inmediato.

Glaucoma congénito

Los síntomas del glaucoma presente al momento del nacimiento (glaucoma congénito) y del glaucoma que aparece durante los primeros años de vida (glaucoma infantil) pueden incluir:

  • Lagrimeo en los ojos. El bebé también puede parecer sensible a la luz.
  • Un ojo u ojos que se ven nublados. Esto es una señal de que la superficie transparente de la parte delantera del ojo (córnea) se ha dañado.
  • Ojos que se ven más grandes de lo normal porque los globos oculares se han agrandado como consecuencia de la presión alta.

Su bebé podría frotarse los ojos, entrecerrar los ojos o tener los ojos cerrados gran parte del tiempo.

Qué sucede

El glaucoma suele afectar primero la visión lateral (periférica). Si el glaucoma no se trata, la pérdida de la vista continuará, lo que producirá ceguera total con el tiempo. Si el glaucoma se descubre temprano y el tratamiento se inicia inmediatamente, por lo general, puede mantenerse una buena vista.

El tratamiento para cualquier tipo de glaucoma puede retrasar o prevenir pérdida de vista adicional. Pero el tratamiento no puede revertir la pérdida de vista que ya haya tenido lugar. En algunos casos poco frecuentes de glaucoma congénito, el tratamiento ha revertido algo del daño del nervio óptico.

Cuánto se verá afectada su vida depende de su estilo de vida y de la gravedad de su pérdida de la vista. El uso normal de los ojos (como para leer o mirar televisión) no acelerará la pérdida de la vista ni empeorará la afección. Para obtener información sobre cómo vivir con baja visión, vea Tratamiento en el hogar.

Glaucoma de ángulo abierto (OAG, por sus siglas en inglés)

OAG suele afectar ambos ojos al mismo tiempo. Pero un ojo podría verse más afectado que el otro.

La vista cambia tan lentamente que gran parte de su vista podría verse afectada antes de que usted note la afección. Los puntos ciegos a cada lado del campo visual se juntan en forma gradual, lo que aumenta la zona de ceguera. La visión central, que se usa para leer y ver detalles, es la última que se ve afectada.

Glaucoma de ángulo cerrado (CAG, por sus siglas en inglés)

CAG suele afectar solo un ojo a la vez. Puede aparecer de repente (agudo) o ser un problema a largo plazo. Si es agudo, es una emergencia. La pérdida grave y permanente de la vista puede tener lugar dentro de horas o días después de que aparecen los síntomas.

Usted puede tener episodios breves de CAG. Sin tratamiento, estos episodios seguirán retornando. Estos pueden volverse una situación de urgencia (glaucoma de ángulo cerrado agudo) o un problema a largo plazo (glaucoma de ángulo cerrado crónico).

Glaucoma congénito

El glaucoma congénito puede presentarse al nacer o aparecer en los primeros años de vida. Es necesario comenzar tratamiento inmediatamente para ayudar a evitar más pérdida de la vista y ceguera. En algunos niños, parte del daño al nervio óptico producido por la enfermedad puede revertirse con tratamiento.

Qué aumenta el riesgo

Glaucoma de ángulo abierto (OAG, por sus siglas en inglés)

Los factores de riesgo para el OAG incluyen:

  • Presión alta en los ojos. Con frecuencia, el OAG está asociado con una presión más alta de lo normal en los ojos (presión intraocular o PIO). No todas las personas con OAG tienen PIO alta. Pero este es un factor de riesgo tratable en que se fijan los médicos.
  • La edad. El riesgo de tener glaucoma aumenta rápidamente después de los 40 años.
  • La raza. Las personas de raza negra tienen más probabilidades de tener glaucoma que las de raza blanca.
  • Antecedentes familiares de glaucoma. Usted tiene riesgos de OAG si un pariente tiene OAG primario, el cual es OAG que no ha sido provocado por otra afección.
  • Pérdida anterior de la vista en un ojo como consecuencia de glaucoma. El daño en un ojo producido por el glaucoma está asociado con un riesgo más alto de tener un daño futuro en el otro ojo.
  • Diabetes. Las personas con diabetes tienden a tener una presión más alta en los ojos que aquellas que no tienen la enfermedad. Las personas con diabetes también corren el riesgo de tener un tipo de glaucoma secundario en el que vasos sanguíneos nuevos crecen y obstruyen el ángulo de drenaje del ojo.

Glaucoma de ángulo cerrado (CAG, por sus siglas en inglés)

Los factores de riesgo para el CAG incluyen:

  • La raza. Las personas de Asia del Este o con ascendencia de Asia del Este, así como también los esquimales y los pueblos inuit tienen más probabilidad de padecer CAG que otras personas.1
  • La edad. Las personas de más de 40 años corren un riesgo mayor de tener CAG.
  • Ser mujer. Las mujeres mayores tienen más probabilidades que los hombres mayores de padecer CAG.
  • Dificultad para ver de cerca. Las personas que son hipermétropes tienen más probabilidades de padecer esta afección. Esto se debe a que sus ojos son más pequeños y los ángulos de drenaje de los ojos tienden a ser más estrechos, lo que hace que se obstruyan con más facilidad.
  • Antecedentes familiares. Las personas que tienen antecedentes familiares de CAG tienen más probabilidades de padecer la afección.
  • Tener CAG en un ojo. Esto aumenta el riesgo de tener la afección en el otro ojo. Alrededor de la mitad de las personas que han tenido glaucoma de ángulo cerrado agudo en un ojo padecen CAG en el otro ojo dentro de los 5 años.1

Glaucoma congénito

Los factores de riesgo de glaucoma congénito incluyen:

  • Infección de la madre durante el embarazo. Los bebés nacidos de madres que tienen determinadas infecciones virales, como rubéola, durante el embarazo tienen más probabilidades de tener la afección.
  • Antecedentes familiares. Un pequeño número de bebés con glaucoma congénito heredan la afección.

Cuándo llamar al médico

Llame al 911 o a otros servicios de emergencia de inmediato si usted tiene:

  • Visión borrosa grave y repentina en un ojo.
  • Dolor intenso en el ojo afectado.
  • Enrojecimiento del ojo afectado.
  • Náuseas y vómito.
  • Halos de color alrededor de las fuentes de luz.

Llame a su médico si:

  • Nota puntos ciegos en la visión.
  • Nota que, con el tiempo, tiene más dificultad para ver.
  • Tiene antecedentes familiares de glaucoma, tiene 40 años o más y no se ha realizado un examen de la vista en más de un año. Es posible que lo deba examinar un especialista en ojos (oftalmólogo u optometrista) para que detecte señales de glaucoma.
  • Tiene glaucoma y tiene efectos secundarios de los medicamentos para glaucoma que está tomando.

A quién consultar

Los siguientes profesionales de la salud pueden diagnosticar el glaucoma:

Un oftalmólogo puede tratar el glaucoma y operar los ojos.

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

La detección y el tratamiento tempranos del glaucoma son importantes para controlar la afección y prevenir la ceguera.

Un médico que evalúe un posible glaucoma hará un historial de salud y realizará un examen físico. Si su médico sospecha que tiene glaucoma, lo remitirá a un especialista en ojos (oftalmólogo).

El especialista en ojos le revisará los ojos para averiguar si tiene la enfermedad y ver su gravedad. Buscará determinadas señales de daño en el ojo revisando cosas como:

Una vez que se diagnostica el glaucoma, se realizan exámenes de la vista en forma regular para vigilar la enfermedad.

Su médico también puede hacer una evaluación de baja visión para ayudarle a encontrar maneras de poder aprovechar al máximo lo que le queda de vista y para mantener su calidad de vida.

Detección temprana

Si usted tiene menos de 40 años y no tiene factores de riesgo de glaucoma conocidos, la Academia Americana de Oftalmología (AAO) recomienda que le hagan un examen completo de los ojos con una frecuencia de 5 a 10 años. Esto incluye pruebas para detección de glaucoma.2 La AAO sugiere exámenes de los ojos de rutina con más frecuencia, a medida que envejece, aun si no corre un riesgo mayor de glaucoma.

Generalidades del tratamiento

La mayor parte del tratamiento para el glaucoma está dirigida a reducir la presión en los ojos (presión intraocular o PIO). Esto ayuda a proteger la vista retrasando el daño al nervio óptico. En los adultos, el tratamiento no puede restablecer la visión que ya se ha perdido como consecuencia del glaucoma. Pero en ciertos niños, parte del daño causado por el glaucoma congénito puede revertirse.

Las opciones de tratamiento incluyen medicamentos y cirugía, incluyendo cirugía con láser. Los estudios indican que los medicamentos y cirugía son tratamientos eficaces, pero los riesgos y los beneficios pueden ser diferentes según el tipo de glaucoma, la edad, la raza y otros factores.3

Es importante comprender que es muy probable que el tratamiento para el glaucoma deba continuarse de por vida. Tendrá que hacerse exámenes regulares de la vista con un oculista. Pregúntele a su médico sobre el mejor tratamiento para su afección en particular.

A pesar de que el glaucoma puede conducir a una pérdida significativa de la vista, su médico puede remitirlo a asesores que se especializan en ayudar a que las personas se adapten a vivir con baja visión.

Presión ocular óptima

El oculista fija una presión ocular óptima para cada ojo y la revisará regularmente. Si la presión es lo suficientemente alta, o el médico ve señales de daño provocado por el glaucoma, el médico puede recomendarle que empiece tratamiento con medicamentos o ajustarle el medicamento.

Glaucoma de ángulo abierto (OAG, por sus siglas en inglés)

El tratamiento para OAG suele comenzar con medicamentos (muy probablemente gotas para los ojos) para bajar la presión dentro del ojo. Si los medicamentos no funcionan, su médico puede usar tratamiento con láser o cirugía. En algunos casos, se prueban el tratamiento con láser o cirugía antes de los medicamentos.

Glaucoma de ángulo cerrado (CAG, por sus siglas en inglés)

El tratamiento inicial para el CAG suele ser un procedimiento que se llama iridotomía con láser. También puede necesitar medicamentos (generalmente gotas para los ojos) para que lo ayuden a mantener la presión intraocular óptima.

Si la presión en el ojo continúa siendo alta o si el daño al nervio óptico empeora a pesar del tratamiento, su médico le ajustará su tratamiento. En algunos casos, su médico podría tener que ajustar sus medicamentos. O, si no ha tenido el procedimiento con láser, es posible que necesite este procedimiento u otra operación.

Glaucoma de ángulo cerrado agudo

El CAG puede ser una situación de emergencia (glaucoma de ángulo cerrado agudo). La obstrucción de líquido en el ojo produce un aumento súbito en la presión, provocando rápidamente daño al nervio óptico.

Por lo general, el glaucoma de ángulo cerrado agudo causa dolor considerable. Para este problema se necesita tratamiento con láser de inmediato.

Glaucoma congénito

El glaucoma congénito casi siempre requiere cirugía para bajar la presión en el ojo. A veces, pueden usarse medicamentos pero no suelen ser tan eficaces.

Tratamientos no comprobados

Dado que el glaucoma no puede curarse y que el tratamiento no siempre previene una mayor pérdida de la vista, es posible que las personas prueben métodos alternativos de tratamiento no comprobados como la acupuntura o la marihuana. Pero la mayoría de estos tratamientos alternativos o no han sido estudiados o no se ha comprobado que den resultado para el glaucoma. Tales tratamientos pueden ser costosos. Y algunos pueden ser peligrosos para su salud.

Para aprender más, vea Tratamiento en el hogar, Medicamentos y Cirugía.

Prevención

La mayoría de los factores de riesgo (como la edad, la raza y los antecedentes familiares) del glaucoma están fuera de su control. Independientemente de si tiene un riesgo mayor de glaucoma, lo mejor es hacerse exámenes de rutina de la vista y pruebas tal como le sugiera su oculista. Detectar y tratar el glaucoma a tiempo es importante para ayudar a prevenir la ceguera.

Si tiene alta presión en los ojos pero no tiene glaucoma, su oculista puede sugerirle tratamiento que ayude a bajarle la presión ocular. Esto puede ayudar a retrasar o prevenir la aparición del glaucoma.

Tratamiento en el hogar

El glaucoma puede afectarle la vida. Cuánto se verá afectado usted depende de la gravedad de su pérdida de la vista, de los tipos de actividad que hace y de su estilo de vida. Usted puede colaborar con su médico para encontrar maneras de aprovechar al máximo lo que le queda de la vista. Usted puede:

  • Usar ayudas visuales como sistemas de aumento de video y artículos con letras grandes.
  • Ubicar la iluminación de manera que se dirija a lo que usted quiere ver en vez de dirigirse a sus ojos.
  • Marcar los lugares alrededor de escaleras y rampas con pintura o con cintas.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Problemas de la vista: Cómo vivir con mala vista

Es común sentirse triste o enojado cuando se entera que tiene glaucoma. Trate de formar un grupo de apoyo de familiares y de amigos. Su médico también puede remitirlo a consejeros que se especializan en ayudar a las personas a adaptarse a una vida con baja visión.

Los medicamentos son una parte muy importante de su tratamiento. Asegúrese de cumplir con los siguientes cuidados:

  • Use sus medicamentos para el glaucoma tal como le han sido recetados por su médico.
  • Consulte a su médico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre si tiene glaucoma de ángulo cerrado o si corre riesgo de padecerlo.
  • Lleve una tarjeta u otra identificación en su cartera que indique que usted tiene glaucoma.

Medicamentos

Los medicamentos para reducir la presión dentro del ojo (presión intraocular o PIO) se usan para tratar todos los tipos de glaucoma. Actúan reduciendo la cantidad de líquido (humor acuoso) que produce el ojo o aumentando la cantidad de líquido que drena fuera del ojo. Estos medicamentos pueden administrarse en forma de gotas para los ojos, pastillas, líquido que se toma por boca o por vía intravenosa (en situaciones de emergencia). En la mayoría de los casos, las gotas para los ojos se usan primero.

En el glaucoma congénito, pueden utilizarse medicamentos para reducir la presión en los ojos y disminuir la nubosidad de la superficie transparente de la parte delantera (córnea) del ojo del niño. Los medicamentos suelen usarse únicamente hasta que se pueda operar.

Cuando el glaucoma ya haya causado pérdida de la vista, es posible que haya una pérdida adicional de la vista incluso después de que la presión en el ojo se reduzca a los niveles óptimos con el medicamento. Hable con su médico sobre las metas de tratamiento, por cuánto tiempo se probará el medicamento y efectos secundarios posibles. Los medicamentos para los ojos pueden producir síntomas en todo el cuerpo.

Usted necesitará visitas de seguimiento con su médico para saber si el medicamento está funcionando como debería. También puede conversar sobre cualquier efecto secundario o problemas de horarios con los medicamentos.

En la mayoría de los casos, se debe seguir usando los medicamentos para tratar glaucoma todos los días de por vida.

Opciones de medicamentos

Los medicamentos que reducen la cantidad de líquido producida por el ojo incluyen:

  • Betabloqueantes (como Betagan, Betimol, Ocupress y Timoptic).
  • Agonistas adrenérgicos (como Alphagan y Propine).
  • Inhibidores de la anhidrasa carbónica (como Azopt, Diamox y Trusopt).
  • Hiperosmóticos (como Osmitrol).

Los medicamentos que aumentan la cantidad de líquido que se drena fuera del ojo incluyen:

Algunos medicamentos tienen dos medicamentos diferentes mezclados en un frasco. Entre los ejemplos se incluyen Cosopt, que contiene tanto un inhibidor de la anhidrasa carbónica como un betabloqueante, y Combigan, que contiene tanto un agonista adrenérgico como un betabloqueante.

Sus medicamentos

  • Use sus medicamentos para el glaucoma tal como se los recetó su médico. Si necesita recordatorios para usar sus medicamentos, use relojes o relojes de pulsera con alarma, notas en los espejos o en las mesas y otras indicaciones.
    Cómo tomar los medicamentos tal como le han sido recetados
  • Aprenda a usar las gotas para los ojos. Esto puede ayudar a reducir los efectos secundarios. Si nota efectos secundarios del medicamento para el glaucoma, dígale a su médico. Es posible que tenga que cambiarle el medicamento.
  • Si tiene glaucoma de ángulo cerrado o si está en riesgo de padecerlo, consulte a su médico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre. Tendrá que evitar medicamentos que le agranden (dilaten) la pupila, como ciertos antihistamínicos o medicamentos contra el mareo.
  • Asegúrese de que todos sus médicos sepan que usted tiene glaucoma. Dígale a su especialista en ojos qué otros medicamentos recetados está tomando.
  • Aprenda ideas de ahorro para el glaucoma. Por ejemplo, use un dosificador.
  • Lleve una tarjeta u otra identificación en su cartera que indique que usted tiene glaucoma. La tarjeta debe enumerar todos los medicamentos que toma, incluidos los medicamentos para el glaucoma.

Cirugía

La cirugía reduce la presión en los ojos al abrir los ángulos de drenaje obstruidos o al crear una nueva abertura para que el líquido pueda fluir hacia afuera del ojo. En algunos casos, se puede operar para aliviar el dolor provocado por el glaucoma.

Por lo general, los medicamentos se prueban primero antes de considerar cirugía.

Los médicos pueden usar un instrumento de corte quirúrgico o un rayo de luz muy concentrado, llamado láser, para hacer la cirugía de glaucoma. La cirugía con láser suele ser el primer tipo de operación que se prueba. Si la cirugía con láser no ayuda, es posible que su médico pruebe con cirugía tradicional.

No es poco común que algunas personas tengan glaucoma de ángulo abierto y cerrado al mismo tiempo. Pueden necesitar más de una clase de procedimiento.

Opciones de cirugía para adultos

Existen tres tipos básicos de cirugía para el glaucoma en adultos.

Cirugía para aumentar el drenaje de líquido del ojo

Este tipo de cirugía implica crear una trampilla que permite que drene el líquido del ojo.

  • En la trabeculectomía se hace una incisión para extraer una parte de tejido de modo que el líquido pueda drenar del ojo.
  • En la cirugía de derivación con tubo (cirugía con sedal para el glaucoma) se hace una incisión para colocar un tubo en el ojo para permitir que drene el líquido.
  • En la trabeculoplastia con láser se quema tejido para crear una abertura que permita que el líquido drene del ojo.
  • La esclerostomía con láser extrae una parte de la parte blanca del ojo para permitir que drene el líquido. Esta cirugía se hace en raras ocasiones.
Cirugía para prevenir el cierre del ángulo de drenaje

Estos procedimientos implican hacer una abertura nueva en la parte del ojo con color (iris) que permita que el líquido fluya a través del ojo. Se usan para tratar el glaucoma de ángulo cerrado repentino (agudo) y a largo plazo. Los procedimientos también prevendrán el glaucoma de ángulo cerrado en personas que tienen ángulos de drenaje estrechos.

Por lo general, la iridotomía con láser puede hacerse en lugar de la iridectomía quirúrgica. Pero es posible que algunas personas con glaucoma grave o con complicaciones necesiten una iridotomía quirúrgica.

Cirugía para reducir la cantidad de líquido producida en el ojo

Cuando otra cirugía no puede mejorar el flujo de líquido desde el ojo, pueden realizarse procedimientos para destruir la parte del ojo que produce líquido (cuerpo ciliar). Estos procedimientos también se usan cuando se ha formado tejido cicatricial después de una operación anterior.

Opciones de cirugía para niños

Para el glaucoma congénito, existen dos procedimientos ligeramente diferentes que tratan de abrir el ángulo de drenaje directamente. Son igualmente exitosos en los niños, pero no se usan para los adultos. Si estos procedimientos no dan resultado en un niño, entonces es posible que se pruebe con una trabeculectomía o con una cirugía de derivación con tubo.

Decidir sobre la cirugía

Es difícil decidir si debe operarse porque:

  • Es posible que no tenga dolor ni note ninguna pérdida de la vista.
  • Su vista puede empeorar inmediatamente después de la cirugía y puede verse afectada por semanas o meses. Es posible que su vista no sea tan buena como antes de operarse.
  • La cirugía no es una cura completa para el glaucoma. Pero la cirugía puede disminuir las probabilidades de que se siga perdiendo la vista más adelante. Y para algunas personas, puede reducir o eliminar la necesidad de gotas para los ojos.
  • No todas las personas que se someten a cirugía con láser tendrán PIO más baja después de la cirugía. Para la mayoría de las personas, la presión más baja durará solo algunos años. Otras podrían tener un aumento de la presión ocular. Algunos tipos determinados de glaucoma de ángulo abierto responden mejor a la cirugía con láser que otros.
  • Los efectos de algunos tratamientos con láser no son duraderos. Es posible que en el futuro se necesiten repetir los tratamientos con láser, la administración de medicamentos o que se necesiten otras cirugías.

Al igual que con cualquier otra cirugía, usted y su médico deberían tomar la decisión de operarse basándose en los riesgos y en los beneficios de realizarse la cirugía. Una cosa para considerar es qué ojo debería operarse primero. Existen otras preguntas acerca de la cirugía para el glaucoma sobre las que usted debería hablar con su médico antes de tomar una decisión.

Pueden producirse cataratas en las personas que también tienen glaucoma. Esto sucede comúnmente en las personas mayores. La cirugía para extraer la catarata puede hacerse al mismo tiempo que la cirugía para el glaucoma. Si las cirugías para el glaucoma y la catarata se realizan al mismo tiempo, es posible que note que ve mejor después de la cirugía.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

EyeCare America
Dirección del sitio web: www.eyecareamerica.org

Glaucoma Research Foundation
Dirección del sitio web: www.glaucoma.org

National Eye Institute, National Institutes of Health
Information Office
31 Center Drive MSC 2510
Bethesda, MD  20892-2510
Teléfono: (301) 496-5248
Correo electrónico: 2020@nei.nih.gov
Dirección del sitio web: www.nei.nih.gov
 

As part of the U.S. National Institutes of Health, the National Eye Institute provides information on eye diseases and vision research. Publications are available to the public at no charge. The Web site includes links to various information resources.


Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Academy of Ophthalmology (2010). Primary Angle Closure (Preferred Practice Pattern). San Francisco: American Academy of Ophthalmology. Also available online: http://aao.org/ppp.
  2. American Academy of Ophthalmology (2010). Comprehensive Adult Medical Eye Evaluation (Preferred Practice Pattern). San Francisco: American Academy of Ophthalmology. Available online: http://one.aao.org/CE/PracticeGuidelines/PPP_Content.aspx?cid=64e9df91-dd10-4317-8142-6a87eee7f517.
  3. Shah R, Wormald RPL (2011). Glaucoma, search date May 2010. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.

Otras obras consultadas

  • American Academy of Ophthalmology (2007). Vision Rehabilitation for Adults (Preferred Practice Pattern). San Francisco: American Academy of Ophthalmology. Available online: http://one.aao.org/CE/PracticeGuidelines/PPP.aspx.
  • Salmon JF (2011). Glaucoma. In P Riordan-Eva, ET Cunningham, eds., Vaughan and Asbury’s General Ophthalmology, 18th ed., pp. 222–237. New York: McGraw-Hill.
  • See JLS, Chew PTK (2009). Angle-closure glaucoma. In M Yanoff, JS Duker, eds., Ophthalmology, 3rd ed., pp. 1162–1171. Edinburgh: Mosby Elsevier.
  • Tan JC, Kaufman PL (2009). Primary open-angle glaucoma. In M Yanoff, JS Duker, eds., Ophthalmology, 3rd ed., pp. 1154–1158. Edinburgh: Mosby Elsevier.
  • Trobe JD (2006). The red eye. Physician's Guide to Eye Care, 3rd ed., chap. 4, pp. 47–51. San Francisco: American Academy of Ophthalmology.
  • Vass C, et al. (2007). Medical interventions for primary open angle glaucoma and ocular hypertension. Cochrane Database of Systematic Reviews (4).
  • Walker RS, Piltz-Seymour JR (2009). When to treat glaucoma. In M Yanoff, JS Duker, eds., Ophthalmology, 3rd ed., pp. 1211–1215. Edinburgh: Mosby Elsevier.
  • Yanoff M, Cameron D (2012). Diseases of the visual system. In L Goldman, A Shafer, eds., Goldman’s Cecil Medicine, 24th ed., pp. 2426–2442. Philadelphia: Saunders.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Christopher J. Rudnisky, MD, MPH, FRCSC - Oftalmología
Última revisión 22 octubre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


La Enciclopedia de la Salud contiene información general de salud. No todos los tratamientos o servicios descritos son beneficios cubiertos para los miembros de Kaiser Permanente ni se ofrecen como servicios de Kaiser Permanente. Para obtener una lista de los beneficios cubiertos, consulte su Evidencia de Cobertura (Evidence of Coverage) o el Resumen de la Descripción del Plan (Summary Plan Description). Para saber más acerca de los tratamientos recomendados, consulte a su proveedor de atención médica.