• English

Enfermedad de Crohn

Generalidades del tema

Tracto digestivo inferior

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria intestinal (IBD, por sus siglas en inglés) de por vida. Ciertas partes del aparato digestivo se hinchan y en ellas se forman llagas profundas llamadas úlceras. La enfermedad de Crohn suele encontrarse en el último tramo del intestino delgado y en el primer tramo del intestino grueso. Pero puede desarrollarse en cualquier lugar en el tubo digestivo desde la boca hasta el ano.

¿Qué causa la enfermedad de Crohn?

Los médicos no saben lo que causa la enfermedad de Crohn. Usted puede tenerla cuando el sistema inmunitario del organismo tiene una respuesta anormal a bacterias normales del intestino. Otros tipos de bacterias y virus también pueden desempeñar un papel en la causa de la enfermedad.

La enfermedad de Crohn puede ser hereditaria. Sus posibilidades de tenerla son mayores si tiene un familiar cercano que la tenga. Las personas de Europa Oriental de origen judío (asquenazíes) pueden tener una mayor probabilidad de tener la enfermedad de Crohn. Fumar también lo pone en un riesgo más alto de tener la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas?

Los principales síntomas de la enfermedad de Crohn son dolor abdominal y diarrea (a veces con sangre). Algunas personas pueden tener diarrea de 10 a 20 veces al día. Perder peso sin tratar de que esto suceda es otra señal común. Los síntomas menos comunes incluyen llagas en la boca, obstrucciones intestinales, desgarros anales (fisuras) y las aberturas (fístulas) entre órganos.

Las infecciones, los cambios hormonales y fumar pueden hacer que empeoren los síntomas. Puede tener solo síntomas leves o pasar por largos períodos de tiempo sin ningún síntoma. Algunas personas tienen síntomas graves en forma constante.

Es importante ser consciente de las señales de que la enfermedad de Crohn puede estar empeorando. Llame a su médico de inmediato si tiene alguno de estos síntomas:

  • Se siente débil o tiene un pulso rápido y débil.
  • Tiene un dolor intenso en el abdomen.
  • Tiene fiebre o escalofríos.
  • Vomita una y otra vez.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Crohn?

Su médico le preguntará sobre sus síntomas y le hará un examen físico. Usted también puede hacerse radiografías y exámenes de laboratorio para averiguar si tiene la enfermedad de Crohn.

Los exámenes que se pueden realizar para diagnosticar la enfermedad de Crohn son:

  • Radiografías con bario del intestino delgado o del colon.
  • Colonoscopia o sigmoidoscopia flexible. En estas pruebas, el médico utiliza un tubo delgado e iluminado para observar el interior del colon.
  • Biopsia. El médico toma una muestra de tejido y la examina para saber si tiene la enfermedad de Crohn u otra enfermedad, como cáncer.
  • Análisis de heces. Se trata de un examen para detectar sangre y señales de infección en una muestra de heces.

¿Cómo se trata?

Su tratamiento dependerá del tipo de síntomas que tiene y lo graves que sean.

Hay algunos pasos que puede seguir para ayudarse a sentirse mejor. Tome los medicamentos exactamente como su médico se lo indique. Haga ejercicio y coma alimentos saludables. No fume. Fumar empeora la enfermedad de Crohn.

El tratamiento más común para la enfermedad de Crohn es tomar medicamentos. Los síntomas leves de la enfermedad de Crohn se pueden tratar con medicamentos de venta libre para detener la diarrea. Pero hable con su médico antes de tomarlos, ya que pueden provocar efectos secundarios.

También puede utilizar medicamentos recetados. Ayudan a controlar la inflamación en el intestino y evitan que la enfermedad cause síntomas. (Cuando no tenga síntomas, se encuentra en remisión.) Estos medicamentos también ayudan a sanar el tejido dañado y pueden posponer la necesidad de cirugía.

La enfermedad de Crohn hace que sea difícil para su organismo absorber los nutrientes de los alimentos. Un plan de comidas que se concentre en alimentos con alto contenido de calorías y de proteínas puede ayudarle a obtener los nutrientes que necesita. Comer de esta manera puede ser más fácil si sus comidas principales son a horarios regulares y, además, come dos o tres refrigerios cada día.

¿Cómo se siente con la enfermedad de Crohn?

Tener la enfermedad de Crohn puede ser estresante. La enfermedad afecta todos los aspectos de su vida. Busque el apoyo de familiares y amigos para ayudar a hacerle frente. Busque asesoría psicológica si la necesita.

Muchas personas con enfermedades inflamatorias intestinales buscan tratamientos alternativos para mejorar su bienestar. Estos tratamientos no han demostrado ser eficaces para la enfermedad de Crohn, pero pueden ayudar a hacerle frente. Incluyen masajes, suplementos como con vitaminas D y B12, y hierbas como ginseng.

Preguntas frecuentes

Aprender sobre la enfermedad de Crohn:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Causa

La causa de la enfermedad de Crohn es desconocida. Esta enfermedad puede producirse por una respuesta anormal del sistema inmunitario del organismo a las bacterias intestinales normales.1 Es posible que también desempeñen un rol bacterias y virus que causan enfermedades.

La enfermedad de Crohn puede ser hereditaria, por lo que algunas personas pueden tener más probabilidades que otras de llegar a tener la afección cuando se exponen a algo que desencadena una reacción inmunitaria. Los factores ambientales también pueden desempeñar un papel importante en la causa de la enfermedad.

Síntomas

Los síntomas principales de la enfermedad de Crohn incluyen:

  • Dolor en el abdomen. El dolor es a menudo descrito como cólicos intermitentes y el abdomen puede sentirse adolorido al tocarlo. El dolor abdominal puede convertirse en un dolor sordo y constante, cuando la afección empeora.
  • Diarrea. Algunas personas pueden tener diarrea de 10 a 20 veces al día. Pueden despertarse durante la noche y tener que ir al baño. La enfermedad de Crohn puede causar sangre en las heces, pero no siempre.
  • Pérdida del apetito.
  • Fiebre. En casos severos, pueden presentarse fiebre u otros síntomas que afectan a todo el cuerpo. Una fiebre alta puede significar que usted tiene una infección, como un absceso.
  • Pérdida de peso. Los síntomas continuos, como diarrea, pueden conducir a una pérdida de peso.
  • Nivel demasiado bajo de glóbulos rojos (anemia). Algunas personas con la enfermedad de Crohn presentan anemia debido a los bajos niveles de hierro causados por heces sanguinolentas o la inflamación intestinal en sí misma.
  • Pequeños desgarros en el ano (fisuras anales) que podrían desaparecer luego pero vuelven.

Debido a que la enfermedad de Crohn afecta al sistema inmunitario, también puede tener otros síntomas fuera del tubo digestivo. Estos pueden incluir dolor en las articulaciones, problemas de la vista, salpullido en la piel o enfermedad hepática.

Otras enfermedades con síntomas similares a la enfermedad de Crohn incluyen diverticulitis y colitis ulcerosa.

Qué sucede

La enfermedad de Crohn es una afección a largo plazo (crónica) que puede tener exacerbaciones a lo largo de su vida. Afecta a diferentes personas de diferentes maneras. Es posible que algunas personas solo tengan síntomas leves. Otras pueden tener síntomas graves o complicaciones que, en casos raros, pueden ser mortales.

La enfermedad puede ser:

La enfermedad de Crohn puede definirse según la parte afectada del tubo digestivo, como el recto y el ano (enfermedad perianal) o la zona donde el intestino delgado se une con el intestino grueso (enfermedad ileocecal). Algunas personas pueden tener características tanto de la enfermedad de Crohn como de la colitis ulcerosa, el otro tipo importante de enfermedad inflamatoria intestinal (IBD, por sus siglas en inglés).

Complicaciones

Debido a que la enfermedad de Crohn puede causar inflamación en partes de los intestinos que absorben nutrientes de los alimentos, puede producir deficiencias de vitamina B12, ácido fólico u otros nutrientes. La enfermedad puede aumentar el riesgo de tener cálculos biliares, cálculos renales y ciertas formas poco frecuentes de anemia.

En la enfermedad de Crohn a largo plazo, el tejido cicatricial puede reemplazar parte de los intestinos inflamados o ulcerados. Este tejido cicatricial puede formar bloqueos (obstrucción intestinal) o zonas estrechadas (estenosis) que pueden impedir que las heces pasen por los intestinos. Las obstrucciones en el intestino también pueden ser causadas por la inflamación y la hinchazón, que pueden mejorarse con medicamentos. A veces, los bloqueos solo pueden tratarse con cirugía.

Si las llagas se extienden por la pared de los intestinos, pueden formarse conexiones anormales o aberturas (fístulas). Las fístulas se pueden formar entre dos partes de los intestinos, entre los intestinos y otros órganos (como la vejiga o la vagina) o entre los intestinos y la piel. En casos raros, esto puede conducir a la infección de la pared abdominal.

Riesgo de cáncer

Una enfermedad de Crohn en el colon y el recto que ha estado presente por 8 años o más aumenta el riesgo de cáncer. Con exámenes regulares, algunos cánceres puede detectarse temprano y tratarse con éxito.

Embarazo

La mayoría de las mujeres que tienen la enfermedad de Crohn puede tener un embarazo normal y dar a luz un bebé sano. Lo mejor es esperar hasta que la enfermedad esté en remisión antes de quedar embarazada. Las mujeres que quedan embarazadas cuando su enfermedad está bajo control tienen más probabilidades de evitar exacerbaciones durante el embarazo.

Algunos medicamentos utilizados para tratar la enfermedad pueden utilizarse durante el embarazo. Es una buena idea hablar con su médico acerca de qué medicamentos están bien. Pero la enfermedad de Crohn grave a veces puede dañar a su bebé más que los medicamentos para mantenerla bajo control.

Qué aumenta el riesgo

Las cosas que pueden aumentar el riesgo de tener la enfermedad de Crohn incluyen:

  • Tener antecedentes familiares de enfermedad de Crohn. El riesgo aumenta si un familiar inmediato (uno de los padres, hermano o hermana) tiene la enfermedad.
  • Tener ascendencia judía asquenazí.
  • Fumar cigarrillos.

Las cosas que pueden causar síntomas de crisis de la enfermedad de Crohn incluyen:

  • Medicamentos.
  • Infecciones.
  • Cambios hormonales.
  • Cambios en el estilo de vida.
  • Fumar.

Cuándo llamar al médico

Llame a un médico inmediatamente si usted ha sido diagnosticado con la enfermedad de Crohn y tiene uno o más de lo siguiente:

  • Fiebre o escalofríos
  • Aturdimiento, desmayo o frecuencia cardíaca rápida
  • Heces que casi siempre tienen sangre
  • Deshidratación grave
  • Dolor abdominal intenso o dolor e hinchazón intensos
  • Pus que sale por la zona del ano, o dolor e hinchazón en la zona anal
  • Vómito reiterado
  • No poder evacuar los intestinos ni expulsar gases

Si usted tiene cualquiera de estos síntomas y ha sido diagnosticado con la enfermedad de Crohn, su afección puede haber empeorado mucho. Algunos de estos síntomas también pueden ser señales de megacolon tóxico. Esto es una complicación rara de la enfermedad de Crohn que requiere tratamiento de urgencia. El megacolon tóxico que no se trata puede hacer que el colon tenga derrames o una ruptura, lo cual puede ser mortal.

Las personas que tienen enfermedad de Crohn suelen conocer su patrón normal de síntomas. Llame a su médico si hay algún cambio en los síntomas habituales o si:

  • Sus síntomas se agravan mucho más de lo habitual.
  • Tiene diarrea por más de 2 semanas.
  • Ha bajado de peso.

A quién consultar

Los siguientes médicos pueden diagnosticar la mayoría de los casos de enfermedad de Crohn:

Para ayudarle a manejar la enfermedad de Crohn, probablemente lo remitan a un gastroenterólogo.

Para ser evaluado para una cirugía, probablemente lo remitan a un:

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Exámenes y pruebas

La enfermedad de Crohn se diagnostica por medio de una evaluación de los antecedentes de salud y un examen físico, estudios por imágenes de los intestinos y pruebas de laboratorio.

Puede tenerla sin ser diagnosticado durante años, porque los síntomas suelen aparecer gradualmente y la enfermedad no siempre afecta la misma parte del intestino.

Otras enfermedades pueden tener los mismos síntomas de la enfermedad de Crohn. Pero los médicos pueden diagnosticar la enfermedad de Crohn haciendo una prueba que analiza el interior del intestino.

Pruebas de diagnóstico

Otras pruebas

Pueden hacerse otros exámenes para confirmar o evaluar la enfermedad.

  • Biopsia: Este examen se realiza sobre una muestra de tejido durante una sigmoidoscopia o colonoscopia. También puede realizarse una biopsia para saber si un tumor está presente. Las biopsias del intestino son indoloras (excepto las posibles molestias del procedimiento con el colonoscopio). Extraen solo un pequeño pedazo de tejido.
  • Análisis de heces: Esto se puede hacer para detectar sangre, señales de infección bacteriana, mala absorción, parásitos o la presencia de glóbulos blancos. Puede ayudar a diferenciar entre la enfermedad de Crohn y el síndrome de intestino irritable (IBS, por sus siglas en inglés), que pueden tener síntomas similares.
  • Una cápsula endoscópica de video (VCE, por sus siglas en inglés): Esta prueba toma imágenes del tubo digestivo mediante una cámara diminuta que se traga. Las imágenes se graban en un dispositivo que se lleva en el cinturón. La prueba le permite a su médico ver el intestino delgado, lo que es difícil con otras pruebas.
  • Enteroscopia del intestino delgado: Esta prueba utiliza un tubo flexible iluminado con una pequeña cámara que envía imágenes del intestino delgado a una pantalla de video. Esto ayuda al médico a visualizar el intestino. El médico también puede tomar pequeñas muestras de tejido.
  • Exámenes de sangre para detectar anticuerpos: Estas pruebas pueden ayudar a veces al médico a saber si tiene la enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa. Estas pruebas incluyen anticuerpo citoplasmático antineutrófilo perinuclear (pANCA), anticuerpo anti-Saccharomyces cerevisiae (ASCA) y anticuerpo contra proteína de la membrana de E. Coli (Omp C).

Generalidades del tratamiento

El principal tratamiento para la enfermedad de Crohn es el uso de medicamentos para detener la inflamación intestinal y para prevenir exacerbaciones y mantenerlo en remisión. Algunas personas tienen síntomas graves de larga duración o complicaciones que pueden requerir un medicamento más fuerte, una combinación de medicamentos o cirugía. El tipo de tratamiento que necesita depende del tipo de síntomas que tenga y su gravedad.

Controlar los síntomas

Los síntomas leves pueden responder a un medicamento antidiarreico como la loperamida (Imodium, por ejemplo). Este medicamento desacelera o detiene los espasmos dolorosos del intestino que causan síntomas.

Para los síntomas leves a moderados, su médico probablemente le recete aminosalicilatos, antibióticos y otros medicamentos para controlar la inflamación.

Los síntomas graves pueden tratarse con corticosteroides, medicamentos inmunomoduladores o productos biológicos. Con síntomas graves, el primer paso es controlar la enfermedad. Cuando desaparezcan los síntomas, el médico planeará el tratamiento para mantenerlo libre de síntomas (en remisión).

Vea Medicamentos.

Remisión

Después de que se controlen los síntomas, el tratamiento se centrará en un medicamento o en una combinación de medicamentos que mantenga la enfermedad de Crohn en remisión.

El médico querrá verlo aproximadamente cada 6 meses si su afección está estable. Lo revisarán más a menudo si tiene exacerbaciones. Pueden hacerle pruebas de laboratorio cada 2 o 3 meses.

Enfermedad grave

Algunos casos graves de la enfermedad de Crohn necesitan ser tratados en el hospital. En el hospital, le darán nutrición complementaria a través de un tubo que se coloca en la nariz y pasa hasta el estómago (nutrición enteral). O su intestino podría necesitar descanso, por lo que será alimentado con nutrientes líquidos en una vena (nutrición parenteral total (TPN, por sus siglas en inglés). Vea Otros tratamientos.

La cirugía puede ser necesaria si ningún medicamento es eficaz o si tiene complicaciones. Vea Cirugía.

Prevención

No se puede prevenir la enfermedad de Crohn, porque se desconoce la causa. Pero usted puede tomar medidas para reducir la gravedad de la enfermedad. Si desea ayuda, vea Tratamiento en el hogar.

Tratamiento en el hogar

Si la enfermedad de Crohn no causa síntomas, no es necesario ningún tratamiento. Los síntomas leves pueden tratarse con medicamentos antidiarreicos o cambios en la dieta y la nutrición.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Enfermedad intestinal: Cómo cambiar su alimentación

En general, los médicos recomiendan que no usen medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como ibuprofeno o naproxeno. Estos medicamentos pueden causar exacerbaciones de la enfermedad de Crohn. Pero algunas personas pueden tener más probabilidades de tener exacerbaciones con los AINE que otras. Hable con su médico acerca de si debe evitar estos medicamentos.

También puede ayudarse a sí mismo si:

  • No fuma. Fumar empeora la enfermedad de Crohn.
  • Sigue una dieta saludable.
  • No toma antibióticos a menos que un médico se los haya recetado.
  • Hace ejercicio de manera regular.

Apoyo y asesoría psicológica

La enfermedad de Crohn puede afectar todos los aspectos de su vida. Puede hacer que se sienta aislado o deprimido. Pero usted puede tomar medidas para mejorar su panorama y sus habilidades para enfrentarla. Puede que desee buscar profesionales de asesoría y apoyo social de familiares, amigos o el clero.

Ayudar a su hijo

Los niños que tienen la enfermedad de Crohn pueden sentirse cohibidos si no crecen tan rápido como otros niños de su edad. Anime a su hijo a tomar sus medicamentos tal como se los recetaron. Ofrézcale ayuda con el tratamiento para que su hijo pueda sentirse mejor, comience a crecer otra vez y lleve una vida más normal. Los niños tienden a tener más dificultades para manejar la enfermedad que los adultos, por lo que su apoyo es especialmente importante.

Medicamentos

Los medicamentos suelen ser el tratamiento de elección para la enfermedad de Crohn. Pueden controlar o prevenir la inflamación intestinal y ayudan a:

  • Aliviar los síntomas.
  • Estimular la sanación de los tejidos dañados.
  • Poner la enfermedad en remisión y evitar que se exacerbe otra vez.
  • Posponer la necesidad de cirugía.

Opciones de medicamentos

La elección de medicamentos suele depender de la gravedad de la enfermedad, qué parte del intestino está afectada, y si existen complicaciones. Los medicamentos para la enfermedad de Crohn incluyen:

  • Aminosalicilatos (como mesalamina o sulfasalazina). Estos medicamentos ayudan a controlar los síntomas.
  • Antibióticos (como ciprofloxacina o metronidazol). Estos se pueden probar si los aminosalicilatos no ayudan. También se utilizan para el tratamiento de fístulas y abscesos.
  • Corticosteroides (como la budesonida o prednisona). Estos se pueden administrar por unas semanas o meses para controlar la hinchazón. Generalmente, estos medicamentos esteroides logran detener los síntomas y ponen la enfermedad en remisión. Pero no se utilizan como tratamiento a largo plazo para evitar que los síntomas reaparezcan.
  • Medicamentos que inhiben el sistema inmunitario (como azatioprina y metotrexato). Usted puede tomar estos medicamentos si no funcionan los que le indicaron anteriormente, si sus síntomas reaparecen cuando usted deja de tomar medicamentos esteroides, o si los síntomas reaparecen con frecuencia, incluso con tratamiento.
  • Productos biológicos (como infliximab o adalimumab). Su médico puede pedirle que pruebe estos medicamentos si otros medicamentos para la enfermedad de Crohn no le han funcionado. En algunos casos, los productos biológicos se prueban antes que algunos de los medicamentos mencionados arriba. También se utilizan para el tratamiento de fístulas.
  • Ciclosporina y corticosteroides intravenosos (IV), que pueden ser necesarios para casos graves.

Cirugía

La cirugía para la enfermedad de Crohn se puede realizar si:

  • Ningún medicamento puede controlar sus síntomas.
  • Tiene graves efectos secundarios de los medicamentos.
  • Los síntomas solo pueden controlarse con el uso prolongado de corticosteroides.
  • Tiene complicaciones.

La cirugía se realiza raramente y no es una cura. Cuando se necesita operar por la enfermedad de Crohn, se extirpa lo menos posible del intestino para mantener los intestinos funcionando normalmente. La enfermedad tiende a volver a otras partes de los intestinos después de la cirugía.

La cirugía puede mejorar el bienestar y la calidad de vida de un niño y restablecer el crecimiento y el desarrollo sexual normal.

Tipos de cirugía

  • Resección intestinal. Se extirpa la parte enferma del intestino y se unen los extremos sanos.
  • Estricturoplastia. El cirujano hace un corte longitudinal en el intestino y después vuelve a coser la apertura en la dirección contraria. Esto ensancha el intestino y ayuda con la obstrucción intestinal. A veces se hace al mismo tiempo que la resección o cuando a la persona se le ha hecho una resección anteriormente. La estricturoplastia se realiza cuando el médico está tratando de salvar lo más que pueda del intestino.
  • Proctocolectomía e ileostomía. El cirujano extrae el intestino grueso y el recto, y deja el extremo inferior del intestino delgado (el íleon). El ano se cierra mediante sutura y en la piel de la parte baja del abdomen se hace una pequeña apertura llamada estoma. El íleo se conecta al estoma y crea una apertura hacia el exterior del cuerpo. Las heces pasan por esta apertura a una pequeña bolsa de plástico llamada bolsa de ostomía que se pega a la piel alrededor del estoma.
  • Trasplante intestinal. Esto rara vez se utiliza para la enfermedad de Crohn. En este procedimiento complejo, se extirpa el intestino delgado y se lo reemplaza con el intestino delgado de una persona que haya muerto recientemente y haya donado sus órganos.

Para pensar

Puede llevar tiempo adaptarse a vivir con una ostomía. Puede ayudar saber que la mayoría de las personas son capaces de adaptarse y retomar sus actividades normales. Hable con su médico acerca de los grupos de apoyo en su área para personas con ostomía.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Enfermedad intestinal: Cómo cuidar su ostomía

Otro tratamiento

Otros tratamientos para la enfermedad de Crohn incluyen dilatación con globo, nutrición complementaria y terapias complementarias.

Dilatación con globo

La dilatación con globo no es una cirugía. Se puede hacer si desea retrasar la cirugía, o si lo han operado anteriormente y su médico quiere salvar lo más que se pueda del intestino.

Durante el procedimiento, el médico le pasa un endoscopio por el intestino desde el ano. El endoscopio es un tubo largo y delgado, que tiene una cámara de video en el extremo. Se coloca un globo sin inflar a través de la parte estrecha del intestino. Cuando se infla el globo, hace que se ensanche esa parte del intestino.

Después, el globo se desinfla y se extrae. No se conoce el éxito a largo plazo de la dilatación con globo, en comparación con la cirugía.

Nutrición complementaria

Algunas personas que tienen enfermedad de Crohn necesitan nutrición adicional porque su intestino enfermo no absorbe bien los nutrientes.

La nutrición líquida complementaria se suministra a través de un tubo que se coloca en la nariz y pasa hasta el estómago (nutrición enteral) o por vía intravenosa (nutrición parenteral total o TPN, por sus siglas en inglés). La nutrición enteral o la TPN puede ser necesaria si:

  • No se controla la enfermedad de Crohn con el tratamiento estándar.
  • Se produce el síndrome del intestino corto. Esto sucede cuando se ha extirpado quirúrgicamente tanto del intestino delgado o este se ve tan afectado por la enfermedad que usted no puede digerir la comida correctamente ni absorber suficientes nutrientes.
  • Se produce una obstrucción intestinal.

La alimentación complementaria puede restablecer la buena nutrición en los niños que están creciendo más lentamente de lo normal. También puede dar fuerza si necesita cirugía o se ha debilitado a causa de diarrea grave y nutrición deficiente.

La nutrición complementaria permite a los intestinos descansar y curarse. Pero es común que los síntomas vuelvan cuando se detiene la TPN y se regresa a una dieta regular. La TPN no cambia el resultado a largo plazo de la enfermedad de Crohn.

Medicina complementaria

Muchas personas con enfermedad inflamatoria intestinal consideran la medicina complementaria o no tradicional además de los medicamentos recetados. Es posible que recurran a estas alternativas porque no existe cura para la enfermedad de Crohn. Las personas también pueden utilizar la medicina complementaria como ayuda con lo siguiente:

  • Los efectos secundarios difíciles de los medicamentos estándares.
  • La tensión emocional de lidiar con una enfermedad crónica.
  • El impacto negativo de una enfermedad grave en la vida cotidiana.

Estos tratamientos no han demostrado ser eficaces para la enfermedad de Crohn, pero podrían ayudar a mejorar su bienestar. Entre las terapias se incluyen:

  • Dietas especiales o suplementos nutricionales, como probióticos y aceites de onagra y de pescado.
  • Suplementos vitamínicos, como vitaminas D y B12.
  • Hierbas, como el ginseng.
  • Masaje.
  • Estimulación de los pies, manos y orejas para intentar afectar partes del cuerpo (reflexología).

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Society of Colon and Rectal Surgeons
85 West Algonquin Road
Suite 550
Arlington Heights, IL  60005
Teléfono: (847) 290-9184
Fax: (847) 290-9203
Correo electrónico: ascrs@fascrs.org
Dirección del sitio web: www.fascrs.org
 

The American Society of Colon and Rectal Surgeons is the leading professional society representing more than 1,000 board-certified colon and rectal surgeons and other surgeons dedicated to treating people with diseases and disorders affecting the colon, rectum, and anus.


Crohn's and Colitis Foundation of America (CCFA)
386 Park Avenue South, 17th Floor
New York, NY  10016
Teléfono: 1-800-932-2423
Correo electrónico: info@ccfa.org
Dirección del sitio web: www.ccfa.org
 

Crohn's and Colitis Foundation of America (CCFA) is a nonprofit, voluntary organization dedicated to finding the cure for Crohn's disease and ulcerative colitis. This organization sponsors basic and clinical research, offers educational programs for patients and health professionals, and provides supportive services.


GastroKids
P.O. Box 6
Flourtown, PA  19031
Teléfono: (215) 233-0808
Correo electrónico: spghan@naspghan.org
Dirección del sitio web: www.gastrokids.org
 

El sitio web de GastroKids ayuda a padres, niños y adolescentes a aprender más sobre el reflujo y la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), la celiaquía, la enfermedad inflamatoria intestinal y otros trastornos digestivos en niños. Este sitio web es parte de la Fundación de la Sociedad Norteamericana de Gastroenterología Pediátrica, Hepatología y Nutrición (NASPGHAN, por sus siglas en inglés, o North American Society for Pediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition).


National Digestive Diseases Information Clearinghouse
2 Information Way
Bethesda, MD  20892-3570
Teléfono: 1-800-891-5389
TDD: 1-866-569-1162 toll-free
Fax: (703) 738-4929
Correo electrónico: nddic@info.niddk.nih.gov
Dirección del sitio web: www.digestive.niddk.nih.gov
 

This clearinghouse is a service of the U.S. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK), part of the U.S. National Institutes of Health. The clearinghouse answers questions; develops, reviews, and sends out publications; and coordinates information resources about digestive diseases. Publications produced by the clearinghouse are reviewed carefully for scientific accuracy, content, and readability.


Wound, Ostomy and Continence Nurses Society (WOCN)
15000 Commerce Parkway
Suite C
Mt. Laurel, NJ  08054
Teléfono: 1-888-224-WOCN (1-888-224-9626)
Dirección del sitio web: www.wocn.org
Correo electrónico: wocn_info@wocn.org
 

La Sociedad de Enfermeras Especializadas en Heridas, Ostomía e Incontinencia (WOCN, por sus siglas en inglés) es una sociedad profesional de enfermeras internacional de más de 4,200 profesionales de la salud que son especialistas en el cuidado de personas que tienen heridas, ostomías e incontinencia. El sitio web ofrece una manera de buscar una enfermera especializada en heridas, ostomía e incontinencia en su zona. WOCN también publica guías de pacientes, incluye otros sitios web relacionados y tiene información sobre ropa y accesorios especiales para personas que tienen heridas, ostomías y trastornos de incontinencia.


Referencias

Citas bibliográficas

  1. Sands BE, Siegel CA (2010). Crohn's disease. In M Feldman et al., eds., Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease, 9th ed., vol. 2, pp. 1941–1973. Philadelphia: Saunders Elsevier.

Otras obras consultadas

  • American Gastroenterological Association (2006). American Gastroenterological Association Institute medical position statement on corticosteroids, immunomodulators, and infliximab in inflammatory bowel disease. Gastroenterology, 130(3): 935–939. Also available online: http://download.journals.elsevierhealth.com/pdfs/journals/0016-5085/PIIS0016508506000734.pdf.
  • American Gastroenterological Association (2010). AGA medical position statement on the diagnosis and management of colorectal neoplasia in inflammatory bowel disease. Gastroenterology, 138(2): 738–745. Available online: http://www.gastro.org/practice/medical-position-statements.
  • Strong SA, et al. (2007). Practice parameters for the surgical management of Crohn's disease. Diseases of the Colon and Rectum, 50(11): 1735–1746.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializado Arvydas D. Vanagunas, MD - Gastroenterology
Última revisión 16 mayo, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.