• English

Menopausia: Cómo manejar los bochornos

Medida práctica

Introducción

La mayoría de las mujeres experimentan bochornos en algún momento antes o después de la menopausia, cuando disminuyen los niveles de estrógeno. Si bien algunas mujeres tienen pocos bochornos o no tienen bochornos, otras los tienen muchas veces al día. Si los bochornos le perturban el sueño o la vida diaria, sin duda, estará buscando alivio. Afortunadamente, tiene una serie de opciones de cuidado personal y tratamiento médico que pueden ayudarla a manejar sus síntomas.

Puntos clave

  • Independientemente de cómo la perturben y de lo frustrante que posiblemente sean, los bochornos no son señales de un problema médico. Son una respuesta normal a los cambios hormonales naturales del cuerpo. Por lo general, los bochornos disminuyen después del primer o segundo año después de la menopausia, cuando los niveles de estrógeno se estabilizan en un nivel bajo.
  • El consumo de tabaco, el consumo excesivo de alcohol y el estrés tienden a empeorar los bochornos. Puede prevenir o reducir los bochornos evitando estos factores de riesgo, haciendo ejercicio en forma regular y alimentándose bien.
  • La conexión entre la mente y el cuerpo es un poderoso componente de los bochornos y de los síntomas emocionales. Los ejercicios de respiración rítmica (respiración controlada), que la ayudan a meditar y a relajarse, podrían reducir los bochornos.
  • Los tratamientos que podrían reducir o detener los bochornos de moderados a intensos incluyen estrógeno en dosis bajas a corto plazo (terapia hormonal), determinados antidepresivos y medicamentos para la presión arterial, y la cimicifuga racemosa ("black cohosh").
 

Si ha experimentado bochornos, ya sabe bien que se trata de sensaciones repentinas de calor corporal intenso, a menudo, con sudoración intensa y enrojecimiento de la cabeza, el cuello, el pecho o todo el cuerpo. A la noche, comúnmente causan "sudoración nocturna" profusa, lo que los convierte en una causa de problemas del sueño para las mujeres perimenopáusicas y posmenopáusicas.

Durante un bochorno típico, la temperatura de la piel aumenta. Aunque es posible que sienta mucho calor durante un bochorno, debido al calor que se pierde a causa del mecanismo de enfriamiento del cuerpo (transpiración), es posible que, en efecto, la temperatura corporal baje. Algunas mujeres sienten frío después de un bochorno, y algunas mujeres sienten frío sin el bochorno.

No se conoce bien la causa bioquímica de los bochornos. Pero están relacionados con la disminución de los niveles de estrógeno y, ciertamente, parecen empeorar a causa del estrés, el consumo excesivo de alcohol y el hábito de fumar cigarrillos. Aunque los bochornos de la menopausia pueden ser problemáticos, frustrantes y, a veces, avergonzantes, médicamente son inofensivos. No son una señal de un problema médico ni tampoco causan problemas médicos.

Es normal que los bochornos:

  • Les sucedan a las mujeres de todas las edades cuando están disgustadas o avergonzadas.
  • Sucedan durante los años perimenopáusicos antes de la menopausia, cuando los niveles de estrógeno varían. Son más comunes, más frecuentes y más intensos durante los 2 años siguientes a la menopausia (posmenopausia), cuando el nivel de estrógeno disminuye.
  • Estén acompañados por palpitaciones leves a intensas, ansiedad o irritabilidad. En raras ocasiones, se desencadenan ataques de pánico al mismo tiempo que los bochornos, por lo general, en mujeres que tienen antecedentes de ataques de pánico.
  • Sean especialmente intensos en mujeres que entran en la menopausia debido a la quimioterapia, al tratamiento antiestrógeno para el cáncer de seno o la extirpación quirúrgica de los ovarios.
  • Disminuyan en el término de un par de años después de la menopausia. Pero, de hecho, algunas mujeres continúan teniendo bochornos durante años después de la menopausia. No existe un método confiable de predecir si se producirán bochornos, cuándo sucederán ni cuánto durarán.

Los bochornos son poco comunes en diversos lugares del mundo. Se necesitan investigaciones adicionales antes de que los expertos puedan identificar los factores específicos del entorno y del estilo de vida de las mujeres estadounidenses que hacen de los bochornos un problema común.

Evalúe su conocimiento

Los bochornos son una parte normal de la perimenopausia y de la posmenopausia, y son causados por la disminución de los niveles de estrógeno.

  • Verdadero
    Esta respuesta es correcta.

    Los bochornos son una parte normal de la perimenopausia y de la posmenopausia, y son causados por la disminución de los niveles de estrógeno. Por lo general, disminuyen en el término de un par de años después de la menopausia.

  • Falso
    Esta respuesta es incorrecta.

    Los bochornos son una parte normal de la perimenopausia y de la posmenopausia, y son causados por la disminución de los niveles de estrógeno. Por lo general, disminuyen en el término de un par de años después de la menopausia.

  •  

Mi médico podrá decirme cuánto tiempo puedo esperar tener bochornos.

  • Verdadero
    Esta respuesta es incorrecta.

    Por lo general, los bochornos se detienen por sí solos, pero no existe un método confiable para ayudar a su médico a predecir cuándo ocurrirá esto.

  • Falso
    Esta respuesta es correcta.

    Por lo general, los bochornos se detienen por sí solos, pero no existe un método confiable para ayudar a su médico a predecir cuándo ocurrirá esto.

  •  

Siga a ¿Por qué?

 

Los bochornos son una parte normal de la perimenopausia para la mayoría de las mujeres. Si los suyos son leves o poco frecuentes, no hay necesidad de tratarlos. Pero es común buscar alivio de los bochornos de moderados a intensos o frecuentes que perturban su vida diaria y su sueño.

Es posible que no tenga que "tratar" los bochornos para prevenirlos o mantenerlos bajo control. Tomar decisiones saludables relacionadas con el estilo de vida es su primera y mejor opción para los bochornos y puede hacer una gran diferencia en la forma en que el cuerpo maneja la transición hacia la menopausia. Pero si los bochornos son frecuentes y fuertes, podría ser necesario un tratamiento adicional para ayudarla a dormir lo suficiente o a llevar una vida diaria predecible.

Evalúe su conocimiento

Los bochornos requieren tratamiento.

  • Verdadero
    Esta respuesta es incorrecta.

    Los bochornos no requieren tratamiento por motivos médicos. Si sus síntomas le dificultan la vida, depende de usted decidir si desea probar un tratamiento o no.

  • Falso
    Esta respuesta es correcta.

    Los bochornos no requieren tratamiento por motivos médicos. Si sus síntomas le dificultan la vida, depende de usted decidir si desea probar un tratamiento o no.

  •  

Siga a ¿Cómo?

 

Usted puede manejar los bochornos tomando determinadas decisiones relacionadas con el estilo de vida. También puede tomar medicamentos diarios. Algunas medidas ayudan a prevenir o reducir los bochornos, y otras pueden hacerla sentir más cómoda cuando tiene un bochorno. Si está buscando medidas de tratamiento adicionales, usted tiene algunas opciones para elegir.

Decisiones relacionadas con el estilo de vida para prevenir o reducir los bochornos

Coma y beba bien, y evite fumar.

  • Limite el consumo de alcohol.
  • Tome bebidas frías en lugar de calientes.
  • Coma comidas más pequeñas y en forma más frecuente para evitar el calor generado por la digestión de grandes cantidades de alimentos.
  • Haga que la alimentación saludable sea una prioridad.
  • No fume ni utilice otras formas de tabaco.

Manténgase fresca.

  • Mantenga su entorno fresco o utilice un abanico.
  • Vístase en capas, de modo que pueda quitarse ropa según lo necesite.
  • Use telas naturales, como algodón y seda.
  • Duerma con menos mantas.

Reduzca el estrés.

Opciones de tratamiento médico para los bochornos

  • La terapia hormonal (HT, por sus siglas en inglés) a corto plazo y en dosis bajas puede reducir o detener los bochornos y otros síntomas perimenopáusicos elevando los niveles de estrógeno en el cuerpo. Utilice la dosis más baja necesaria durante la menor cantidad de tiempo posible y realícese chequeos regulares. Esto es debido a que la HT podría elevar el riesgo de coágulos de sangre, ataque cerebral, enfermedad cardíaca, cáncer de seno, cáncer de ovario y demencia en un número reducido de mujeres. El riesgo varía según cuándo comience la HT en la menopausia y por cuánto tiempo la tome. El uso de terapia hormonal a corto plazo en el comienzo de la menopausia tiene menos riesgo que cuando se comienza más tarde en la menopausia.1 Si usted tiene antecedentes de enfermedad cardiovascular o cáncer de seno, evite el uso de estrógeno para aliviar los bochornos; hay otras opciones disponibles.
  • Las píldoras anticonceptivas de estrógeno-progestina (antes de la menopausia) pueden reducir o detener los bochornos y otros síntomas perimenopáusicos equilibrando los niveles fluctuantes de las hormonas. No utilice estrógeno para aliviar los bochornos si tiene más de 35 años y fuma, si tiene diabetes, una enfermedad cardiovascular o cáncer de seno, o si tiene antecedentes familiares de cáncer de seno.
  • Los medicamentos antidepresivos pueden reducir la cantidad y la intensidad de los bochornos al mejorar el uso de serotonina por parte del cerebro, lo cual ayuda a regular la temperatura corporal. Es posible que haya efectos secundarios. Este tipo de medicamentos es una buena elección si los bochornos, la irritabilidad o los cambios en el estado de ánimo son su único síntoma perimenopáusico.2
  • La clonidina podría aliviar los bochornos en algunas mujeres. Pero los estudios no han mostrado que la clonidina haga que los bochornos sean menos graves o menos frecuentes.3 Este tipo de medicamentos es una buena elección si los bochornos son su único síntoma perimenopáusico, especialmente si usted tiene presión arterial alta.
  • La gabapentina, un anticonvulsivo, podría reducir la cantidad diaria de los bochornos y la intensidad de estos.2
  • La cimicifuga racemosa ("black cohosh") podría reducir o prevenir los bochornos, la depresión y la ansiedad. Al igual que con la HT, realícese chequeos regulares cuando tome cimicifuga racemosa.
  • Algunas mujeres comen y beben mucha soya para estabilizar los bochornos y otros síntomas perimenopáusicos. Hasta ahora, los estudios han usado muchas fuentes diferentes de soya y diferentes medidas de éxito, que son difíciles de comparar para los expertos. Estudios sobre las isoflavonas de soya (en vez de las proteínas de soya) han mostrado el mayor potencial para tratar los bochornos.4

Evalúe su conocimiento

Usted puede ayudar a sentirse más cómoda durante un bochorno si se viste en capas y tiene un abanico a la mano.

  • Verdadero
    Esta respuesta es correcta.

    Vestirse en capas le permite quitarse ropa durante un bochorno. Esto podría hacer que su bochorno sea menos intenso y también menos notorio para los demás. Utilizar un abanico también puede ayudar a enfriar el aire a su alrededor y hacerla sentir más cómoda.

  • Falso
    Esta respuesta es incorrecta.

    Vestirse en capas le permite quitarse ropa durante un bochorno. Esto podría hacer que su bochorno sea menos intenso y también menos notorio para los demás. Utilizar un abanico también puede ayudar a enfriar el aire a su alrededor y hacerla sentir más cómoda.

  •  

El ejercicio regular y la utilización de técnicas de relajación, como los ejercicios de respiración meditativa, el yoga y la biorretroalimentación, podrían disminuir la frecuencia y la intensidad de sus bochornos. Realizar un ejercicio de respiración para la relajación podría reducir los bochornos y los síntomas emocionales.

  • Verdadero
    Esta respuesta es correcta.

    El ejercicio regular y la utilización de técnicas de relajación, como los ejercicios de respiración, el yoga y la biorretroalimentación, podrían disminuir la frecuencia y la intensidad de sus bochornos.

  • Falso
    Esta respuesta es incorrecta.

    El ejercicio regular y la utilización de técnicas de relajación, como los ejercicios de respiración, el yoga y la biorretroalimentación, podrían disminuir la frecuencia y la intensidad de sus bochornos.

  •  

Infórmele a su médico si está tomando algún medicamento alternativo o suplemento herbario para sus bochornos.

  • Verdadero
    Esta respuesta es correcta.

    Si está utilizando algún medicamento alternativo o suplemento herbario, asegúrese de que su médico lo sepa. No se requiere que los medicamentos alternativos y los suplementos herbarios cumplan con los mismos estándares de prueba o pureza que los medicamentos recetados u otros medicamentos sin receta. Infórmele a su médico el tipo y la cantidad que está tomando, y durante cuánto tiempo ha estado tomándolo. Si está tomando cimicifuga racemosa, realícese chequeos regulares para asegurarse de que no le esté causando ninguna clase de problemas médicos.

  • Falso
    Esta respuesta es incorrecta.

    Si está utilizando algún medicamento alternativo o suplemento herbario, asegúrese de que su médico lo sepa. No se requiere que los medicamentos alternativos y los suplementos herbarios cumplan con los mismos estándares de prueba o pureza que los medicamentos recetados u otros medicamentos sin receta. Infórmele a su médico el tipo y la cantidad que está tomando, y durante cuánto tiempo ha estado tomándolo. Si está tomando cimicifuga racemosa, realícese chequeos regulares para asegurarse de que no le esté causando ninguna clase de problemas médicos.

  •  

Siga a ¿Dónde?

 

Si tiene problemas con los bochornos, háblelo con su médico en su próxima visita programada regularmente. Si sus bochornos son tan intensos que perturban su sueño o afectan otra área de su vida, llame a su médico para hablar sobre sus bochornos.

Si le gustaría obtener más información sobre los cambios menopáusicos, vea el tema Menopausia y perimenopausia.

Organizaciones

American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)
409 12th Street SW
P.O. Box 70620
Washington, DC  20024-9998
Teléfono: 1-800-673-8444
Teléfono: (202) 638-5577
Correo electrónico: resources@acog.org
Dirección del sitio web: www.acog.org
 

El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) es una organización sin fines de lucro de profesionales que brindan atención médica a mujeres, incluyendo adolescentes. El Centro de Recursos de ACOG publica manuales y materiales educativos para pacientes. La sección de publicaciones en la web del sitio tiene folletos educativos para pacientes sobre muchos temas de la salud de las mujeres, incluyendo salud reproductiva, lactancia, violencia y dejar de fumar.


North American Menopause Society (NAMS)
5900 Landerbrook Drive
Suite 390
Mayfield Heights, OH 44124
Teléfono: (440) 442-7550
Fax: (440) 442-2660
Correo electrónico: info@menopause.org
Dirección del sitio web: www.menopause.org
 

La North American Menopause Society (Sociedad Norteamericana de Menopausia o NAMS, por sus siglas en inglés) es una organización sin fines de lucro que fomenta el conocimiento sobre la menopausia y, de este modo, mejora la salud de las mujeres a medida que se acercan a la menopausia y después de atravesar esta etapa. Los miembros de la NAMS incluyen expertos del campo de la medicina, la enfermería, la sociología, la psicología, la nutrición, la antropología, la epidemiología, la farmacia y la educación. El sitio web de la NAMS contiene información sobre la perimenopausia, la menopausia prematura, los síntomas de la menopausia y los efectos en la salud a largo plazo relacionados con la pérdida de estrógeno, y diversas terapias.


Office on Women's Health
Department of Health and Human Services
200 Independence Avenue, SW Room 712E
Washington, DC 20201
Teléfono: 1-800-994-9662
(202) 690-7650
Fax: (202) 205-2631
TDD: 1-888-220-5446
Dirección del sitio web: www.womenshealth.gov
 

La Oficina para la Salud de la Mujer es un servicio del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. Proporciona información sobre la salud de la mujer a un público diverso, incluyendo consumidores, profesionales de la salud e investigadores.


Regrese al tema:

Referencias

Citas bibliográficas

  1. North American Menopause Society (2012). The 2012 hormone therapy position statement ofthe North American Menopause Society. Menopause, 19(3): 257–271. Alsoavailable online: http://www.menopause.org/PSht12.pdf.
  2. Shifren JL, et al. (2010). Role of hormone therapy in the management of menopause. Obstetrics and Gynecology, 115(4): 839–855.
  3. Burbos N, Morris EP (2011). Menopausal symptoms, search date June 2010. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.
  4. North American Menopause Society (2011). The role of soy isoflavones in menopausal health: Report of the North American Menopause Society. Menopause, 18(7): 732–753.

Otras obras consultadas

  • U.S. Preventive Services Task Force 2012. Menopausal Hormone Therapy for the Primary Prevention of Chronic Conditions: U.S. Preventive Services Task Force Recommendation Statement. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf12/menohrt/menohrtfinalrs.pdf.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Internal Medicine
Revisor médico especializado Carla J. Herman, MD, MPH - Geriatric Medicine
Última revisión 17 enero, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2013 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.


The Health Encyclopedia contains general health information. Not all treatments or services described are covered benefits for Kaiser Permanente members or offered as services by Kaiser Permanente. For a list of covered benefits, please refer to your Evidence of Coverage or Summary Plan Description. For recommended treatments, please consult with your health care provider.