Reducción del tamaño de los senos

Generalidades de la cirugía

La cirugía de la reducción del tamaño de los senos (mamoplastia de reducción) extirpa parte del tejido y de la piel de los senos para darles nueva forma y reducir su tamaño. También puede reducir la zona de piel oscura alrededor del pezón (areola).

Para extirpar tejido y piel del seno, el cirujano primero hace uno o más cortes en el seno. Después de que se ha extirpado el exceso de tejido y de piel, la piel se cierra con puntos de sutura. A veces hay que extraer y volver a colocar el pezón y la areola.

A veces se usa liposucción junto con la cirugía. Si la mayor parte del seno es tejido adiposo y si el exceso de piel no es un problema, la liposucción sola podría bastar para reducir el tamaño de los senos.

La cirugía de reducción de los senos se hace en un hospital o centro quirúrgico, normalmente con anestesia general. La cirugía suele durar de 3 a 5 horas. Generalmente no se requiere una noche de internación. En el caso de reducciones más pequeñas, la cirugía puede hacerse con anestesia local.

El levantamiento de los senos (mastopexia) es similar a una reducción de los senos, excepto que en algunos casos solamente se extirpa la piel. Un levantamiento de los senos puede levantar senos flojos o caídos, lo cual es un problema frecuente con senos grandes y pesados, y puede levantar el pezón y la areola.

Qué esperar después de la cirugía

Inmediatamente después de la cirugía, se coloca gasa sobre las incisiones, y se envuelven los senos con una venda elástica o se les da soporte con un sostén quirúrgico especial. En algunos casos, podría haber un pequeño tubo en cada seno que ayude a drenar sangre y líquido los primeros días. Los puntos de sutura podrían quitarse al cabo de 1 a 2 semanas.

La mayoría de las mujeres tienen algo de dolor en los senos los primeros días después de la cirugía y luego un malestar leve por una semana o más tiempo. Los medicamentos pueden ayudar a aliviar el dolor. La hinchazón y los moretones pueden durar varias semanas. Usar un sostén quirúrgico las 24 horas del día puede ayudar a reducir la hinchazón y a sostener los senos mientras sanan.

Probablemente vuelva a su trabajo normal y sus actividades sociales al cabo de un par de semanas, a menos que esas actividades consistan en levantar cosas pesadas o hacer ejercicio intenso. Podría tener que evitar ejercicios y actividades más intensas por 3 o 4 semanas o más tiempo. Es importante que use un sostén que dé buen soporte a los senos, como un sostén deportivo.

Después de la cirugía de reducción de los senos, tendrá cicatrices visibles. Casi siempre están en zonas que pueden cubrirse con un sostén o un traje de baño. Las cicatrices pueden ser menos visibles con el tiempo, pero no desaparecerán.

Por qué se hace

La cirugía de reducción de los senos se hace para cambiar el tamaño, el peso, la firmeza y la forma de los senos. Usted puede optar por hacerse una cirugía de reducción de los senos para:

  • Sentirse más cómoda. Los senos grandes y pesados pueden causar dolor de espalda y de cuello, irritación en la piel y problemas de postura. El tirón constante de senos pesados puede hacer que las tiras del sostén dejen hendiduras profundas en los hombros de una mujer. La cirugía de reducción de los senos puede eliminar estos problemas en la mayoría de los casos.
  • Reducir las limitaciones que los senos grandes y pesados imponen en la participación en deportes u otras actividades. Algunas actividades físicas pueden ser dolorosas o incómodas para mujeres que tienen senos grandes.
  • Cambiar su aspecto. Los senos grandes, especialmente cuando no guardan proporción con la altura y el peso, pueden ser avergonzantes. Las adolescentes y las mujeres jóvenes con senos grandes pueden sentirse especialmente cohibidas al usar trajes de baño y otros tipos de ropa a causa de la atención poco grata que reciben sus senos grandes. También podría ser difícil encontrar ropa que quede bien.

Eficacia

Las mujeres que se hacen la cirugía de reducción del tamaño de los senos a menudo están extremadamente satisfechas. Puede hacer los senos más pequeños, firmes, livianos y mejor proporcionados. Suele aliviar el malestar y el dolor físicos causados por los senos grandes.

Los resultados de la cirugía de reducción del tamaño de los senos se consideran permanentes. Pero los senos pueden agrandarse o cambiar de forma como resultado del embarazo y subir o bajar de peso.

Riesgos

Los riesgos más frecuentes de la cirugía de reducción del tamaño de los senos incluyen:

  • Cicatrices. La cirugía de reducción del tamaño de los senos siempre deja cicatrices visibles en los senos. Pero el aspecto de las cicatrices varía de persona a persona y según el tipo de incisión. Aunque están hinchadas y enrojecidas al principio, las cicatrices normalmente se vuelven menos visibles con el tiempo. Pero las cicatrices podrían permanecer muy evidentes en algunas mujeres mucho tiempo después de la operación. Afortunadamente, las incisiones a menudo pueden limitarse a zonas de los senos que pueden cubrirse con un sostén.
  • Pezones no bien alineados o senos que no tienen el mismo tamaño o la misma forma.
  • Pérdida de sensibilidad en los pezones o en los senos. Esto a menudo es temporal y dura unos pocos meses. Pero en algunas mujeres dura mucho más tiempo o se vuelve permanente. Dado que algunas mujeres con senos grandes no tienen mucha sensibilidad en los senos antes de la operación, es posible que esto no sea una inquietud.
  • Incapacidad de amamantar después de la cirugía. Algunas mujeres tal vez todavía puedan amamantar, según el tipo de reducción que se les haya hecho.

Con menos frecuencia, podría haber daño a la irrigación de sangre al seno durante la cirugía. Esto podría retrasar el proceso de sanación de la piel. Pérdida de parte o la totalidad del pezón y de la areola también podría suceder, pero no es frecuente.

Otros riesgos de la cirugía incluyen:

  • Sangrado excesivo durante la cirugía.
  • Infección.
  • Reacción a la anestesia.
  • Coágulos de sangre en las venas grandes que llegan hasta el corazón y los pulmones (embolia pulmonar). Esto no es común.

Estos riesgos pueden ser graves e incluso potencialmente mortales, pero ocurren raramente.

Para pensar

Tenga en cuenta que la reducción del tamaño de los senos podría hacer que amamantar sea difícil o imposible en el futuro. Algunas mujeres tal vez aún puedan amamantar después de hacerse una cirugía reductora.

Si está pensando en hacerse reducir el tamaño de los senos, comuníquese con su compañía de seguros. Algunas compañías de seguros cubren algunos o todos los costos de la cirugía de reducción del tamaño de los senos si la cirugía se hace para aliviar el dolor de espalda, problemas de la piel u otros problemas médicos causados por senos grandes o pesados. Generalmente no cubren la cirugía de reducción de tamaño de los senos que se hace solamente para cambiar la apariencia de los senos, porque en este caso no se considera un procedimiento necesario por razones médicas.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Keith A. Denkler, MD - Cirugía estética

Revisado12 marzo, 2014