Vacunaciones: Preguntas que hacen los padres

Saltar a la barra de navegación

Vacunaciones: Preguntas que hacen los padresSaltar a la barra de navegación

Preguntas frecuentes

¿Qué son las vacunas?

Las vacunas ayudan a prevenir que usted y su hijo contraigan una enfermedad. Contienen medicación que hace que el cuerpo produzca anticuerpos. Estos anticuerpos pueden entonces reconocer y combatir la enfermedad si usted o su hijo se exponen a la misma más adelante.

¿Por qué debería vacunarse mi hijo?

Las vacunas:

  • Ayudan a prevenir que usted o su hijo contraigan enfermedades peligrosas para las cuales a menudo no hay tratamientos médicos.
  • Ayudan a evitar la propagación de la enfermedad.
  • Ayudan a proteger a las personas con sistemas inmunitarios débiles, quienes tal vez no puedan vacunarse. Su única protección es que los demás se vacunen de modo que las enfermedades ocurran con menor frecuencia.
  • Cuestan menos que tratarse por las enfermedades.
  • Tienen muy pocos efectos secundarios graves.
  • A menudo se necesitan antes de que un niño pueda asistir a la escuela o a la guardería.
  • Evitan días de ausencia en el trabajo o la escuela por enfermedad o por cuidar a una persona enferma.

Las vacunas son la mejor manera que tenemos de prevenir enfermedades infecciosas. Un programa de vacunación exitoso depende de que todos se vacunen.

¿Cuándo debería vacunarse mi hijo?

Pregúntele a su médico qué vacunas debería recibir su hijo. Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de los EE. UU. (U.S. Centers for Disease Control and Prevention o CDC, por sus siglas en inglés) mantienen una lista de vacunas necesarias para cada grupo de edad.

¿Por qué tengo que usar el calendario de las autoridades? ¿No puedo seguir mi propio calendario?

El calendario recomendado por especialistas está diseñado para que funcione mejor con el sistema inmunitario de un niño a una edad determinada y en un momento determinado. El calendario está preparado para que su hijo reciba la máxima protección posible a la edad más temprana posible con la menor cantidad de inyecciones posibles.

Los especialistas revisan los calendarios todos los años basándose en la mejor investigación disponible y cambian los calendarios según sea necesario.

Es posible que un calendario diferente no proporcione protección para su hijo. Si se aplican las vacunaciones de forma espaciada o se omiten, es posible que un niño contraiga la enfermedad durante el lapso de demora.

¿Por qué necesita mi hijo tantas dosis para protegerse de una enfermedad?

Su hijo recibe todas las vacunas necesarias para obtener toda la protección contra una enfermedad. Esto puede ser con una inyección solamente, o puede ser con varias dosis.

Es posible que se necesite más de una dosis porque tal vez la inmunidad se desarrolle con el tiempo. Usted quiere la mejor combinación de protección inmediata y futura para su hijo. Esto significa que su hijo necesita una determinada cantidad de vacuna que se aplica en forma espaciada a diferentes edades. Esto hace que se desarrolle la mejor protección.

¿No reciben los bebés protección natural de la madre?

Durante las últimas semanas del embarazo, las madres dan a sus bebés algo de protección contra las enfermedades. Pero es solamente para las enfermedades contra las cuales está protegida la madre. La protección que recibe el bebé no dura mucho tiempo.

¿No nos hemos deshecho de la mayoría de las enfermedades contra las cuales se vacuna a los niños?

Las vacunaciones en los Estados Unidos han dado lugar a un descenso significativo en la incidencia de enfermedades. También han contribuido las mejoras en las condiciones de vida, pero no son suficientes como para que lo protejan de las enfermedades.

Recuerde que una vacuna le da a su hijo protección de la enfermedad. Una vacuna no erradica la enfermedad. La enfermedad todavía existe, y si menos niños se vacunan contra una enfermedad, la enfermedad podría regresar.

Y algunas enfermedades que ya no se encuentran en los EE. UU., como la poliomielitis, todavía existen en otros países. Las personas que viajan o inmigran a los EE. UU. pueden traer estas enfermedades al país. De modo que todavía es muy importante vacunar a su hijo.

¿Está bien omitir una dosis cuando mi hijo está enfermo?

En muy raras ocasiones, es posible que su médico le sugiera esperar para vacunar a su hijo. Por ejemplo, tal vez tenga que esperar cuando su hijo tiene:

  • Antecedentes de una reacción alérgica grave a una vacuna.
  • Vómito o diarrea intensos, cuando la deshidratación es motivo de preocupación.
  • Una enfermedad grave, como neumonía, bronquiolitis o un ataque fuerte de asma.

Pero, generalmente, los niños todavía pueden vacunarse aun cuando tienen una enfermedad leve. Esto incluye un resfriado o una infección en el oído (otitis). Y los niños, por lo general, todavía pueden vacunarse cuando están tomando antibióticos.

Hable con su médico si usted tiene alguna inquietud acerca de vacunar a su hijo.

Vacunaciones: Preguntas que hacen los padresSaltar a la barra de navegación

Seguridad de las vacunas

¿Son seguras las vacunas?

Sí. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (U.S. Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) evalúa cuidadosamente la seguridad de todas las vacunas. Después de que se aprueba una vacuna, la FDA, los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention o CDC, por sus siglas en inglés), el fabricante de la vacuna y otros organismos varios vigilan si hay informes de reacciones raras o inesperadas. Las leyes federales requieren que los profesionales de la salud informen acerca de cualquier reacción que ocurra después de una vacunación al Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunas (Vaccine Adverse Events Reporting System o VAERS, por sus siglas en inglés).

El riesgo de problemas como consecuencia de una enfermedad es mucho mayor que el riesgo a causa de la vacuna. La tos ferina, por ejemplo, todavía existe en los EE. UU. Esta enfermedad puede hacer que un niño tenga graves problemas respiratorios o convulsiones. Puede conducir a una hospitalización o incluso la muerte.

¿Causan autismo las vacunas?

No. Declaraciones falsas en las noticias han causado inquietud en algunos padres acerca del vínculo entre el autismo y las vacunas. Pero los estudios no han encontrado ningún vínculo entre las vacunas y el autismo.1, 2

¿Cuáles son los efectos secundarios de las vacunas?

La mayoría de los efectos secundarios de las vacunas son de poca importancia, si es que ocurren.

A veces, la zona donde se aplicó la inyección puede estar adolorida. Y algunos niños podrían estar molestos o tener una fiebre ligera. Su médico o su farmacéutico pueden explicar las reacciones que podrían ocurrir.

Los niños que son alérgicos a los huevos podrían tener una reacción al tipo de la vacuna contra la gripe que contiene proteína de huevo. Si su hijo tiene una alergia al huevo, pregúntele al médico si su hijo todavía puede vacunarse contra la gripe.

Los efectos secundarios graves son muy poco frecuentes. Es mucho más peligroso arriesgarse a tener las enfermedades que arriesgarse a tener una reacción fuerte a las vacunas.

¿No es peligroso aplicarse más de una vacuna a la vez?

No. Las vacunas combinadas no tienen un riesgo mayor de provocar efectos secundarios que una vacuna individual.3

Algunos padres se preocupan de que se les apliquen a sus hijos varias vacunas al mismo tiempo. Les preocupa que el sistema inmunitario de su hijo no pueda soportar todos esos organismos de las vacunas a la vez.

Recibir más de una vacuna puede parecer mucho para lo que puede tolerar el organismo de un niño. Pero los bebés tienen miles de millones de células del sistema inmunitario que funcionan al máximo todo el tiempo, combatiendo los millares de microbios a los que están expuestos todos los días.

Cada vez más vacunas se están combinando en una vacuna única, como la vacuna de sarampión-paperas-rubéola. Esto significa que hay que administrar menos vacunas. Aunque las vacunas estén combinadas, cada una otorga la misma protección que lo haría si se aplicara por separado.

Vacunaciones: Preguntas que hacen los padresSaltar a la barra de navegación

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Demicheli V, et al. (2008). Vaccines for measles, mumps and rubella in children. Cochrane Database of Systematic Reviews (4).
  2. Centers for Disease Control and Prevention (2011). Vaccine safety: Thimerosal. Available online: http://www.cdc.gov/vaccinesafety/Concerns/thimerosal.
  3. Centers for Disease Control and Prevention. (2011). Epidemiology and Prevention of Vaccine-Preventable Diseases (The Pink Book), 12th ed. Washington, DC: Public Health Foundation. Also available online: http://www.cdc.gov/vaccines/pubs/pinkbook/index.html.

Otras obras consultadas

  • American Academy of Pediatrics (2008). The Childhood Immunization Schedule: Why Is It Like It Is? Available online: http://www.aap.org/en-us/advocacy-and-policy/Documents/Vaccineschedule.pdf.
  • Centers for Disease Control and Prevention (2112). Infant Immunizations FAQs. Available online: http://www.cdc.gov/vaccines/parents/parent-questions.html.

Vacunaciones: Preguntas que hacen los padresSaltar a la barra de navegación

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado John Pope, MD - Pediatría

Revisado12 marzo, 2014