Medicamentos y productos de venta libre

Saltar a la barra de navegación

Medicamentos y productos de venta libreSaltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Un medicamento de venta libre —a veces también llamado de venta sin receta u OTC, por sus siglas en inglés— es cualquier medicamento que puede comprar sin la receta de un médico. Pero no suponga que todos los medicamentos de venta libre son seguros para usted. Estos medicamentos pueden interactuar con otros y en ocasiones causar graves problemas de salud. Y si toma más de la dosis normal o recomendada, podría ocurrir una sobredosis.

Algunos medicamentos solo los deben usar los adultos y los niños mayores. Asegúrese de leer cuidadosamente las indicaciones del paquete o de preguntarle a un farmacéutico antes de darle cualquier producto a un bebé o a un niño pequeño. Si usted está embarazada, siempre consulte con el farmacéutico o el médico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre, para asegurarse de que sea seguro tomarlo durante el embarazo.

Lea cuidadosamente la etiqueta de cualquier medicamento de venta libre que tome, especialmente si también está tomando otros medicamentos recetados por otros problemas de salud. Pídale a su farmacéutico que le ayude a encontrar el medicamento de venta libre más adecuado a sus necesidades. Siga estos consejos para evitar problemas comunes con los medicamentos.

Y busque la manera más segura para deshacerse de los medicamentos que han vencido o que ya no se usan. Use estas ideas para deshacerse de medicamentos a fin de evitar que otras personas y animales tomen medicamentos que no han sido destinados a ellos:

  • Averigüe si su centro local de recolección de residuos y materiales reciclables, su farmacia o su hospital ofrece un programa de recepción de medicamentos o un lugar en el que depositar medicamentos. Pregúntele a su farmacéutico si conoce alguno. Estas son dos de las mejores maneras de deshacerse de medicamentos de forma segura.
  • Si no hay un programa de recepción de medicamentos o un buzón en el que depositar medicamentos cerca de usted, siga estos pasos para deshacerse de medicamentos con el resto de sus residuos:
    1. Mezcle los medicamentos con una sustancia que no tenga buen sabor, como piedras sanitarias de gatos, aserrín o posos de café. No muela tabletas o cápsulas.
    2. Coloque la mezcla en un envase, como una bolsa de plástico sellada.
    3. Coloque el envase en la basura de su casa.

Estos son algunos medicamentos de venta libre comunes:

  • Antiácidos y reductores de ácido.
  • Agentes formadores de bolo, laxantes y ablandadores de heces.
  • Antidiarreicos.
  • Remedios para el resfriado y las alergias.
  • Analgésicos (medicamentos para el dolor).

Estos medicamentos pueden ser de mucha ayuda si se usan adecuadamente, pero también pueden causar problemas graves si se usan incorrectamente. Las siguientes recomendaciones le ayudarán a usar medicamentos de venta libre en forma prudente y segura. En ciertos casos, podría descubrir que no necesita tomarlos para nada.

Medicamentos y productos de venta libreSaltar a la barra de navegación

Herramientas de salud Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.

Medicamentos y productos de venta libreSaltar a la barra de navegación

Antiácidos y reductores de ácido

Los antiácidos se toman para aliviar la acidez estomacal o la dispepsia causadas por el exceso de ácido en el estómago. Existen varios tipos de antiácidos. Aprenda qué ingredientes contiene cada tipo para poder evitar cualquier efecto adverso.

  • Los antiácidos como Alka-Seltzer y Bromo Seltzer contienen bicarbonato de sodio. Evite estos antiácidos si tiene presión arterial alta o sigue una dieta restringida en sal. El Alka-Seltzer contiene aspirina, la cual está relacionada con el síndrome de Reye, una enfermedad rara pero grave en niños.
  • Los antiácidos de carbonato de calcio (como Tums) en ocasiones se usan también como suplementos de calcio. Estos productos podrían causar estreñimiento.
  • Los antiácidos con base de aluminio (como Amphojel) son menos potentes y funcionan más lentamente que otros productos. También pueden causar estreñimiento. Algunos podrían causar pérdida de calcio y las mujeres posmenopáusicas no deberían tomarlos. Si usted tiene problemas de riñón, consulte con su médico antes de tomar antiácidos con base de aluminio.
  • Los compuestos de magnesio (como Leche de Magnesia de Phillips) podrían causar diarrea.
  • Los antiácidos que combinan magnesio y aluminio tienen menos probabilidades de causar estreñimiento o diarrea que los antiácidos de puro aluminio o puro magnesio. Los ejemplos incluyen Maalox, Mylanta y Riopan. Muchos de estos tipos de antiácidos contienen simeticona para ayudar a descomponer las burbujas de gas en el estómago.
  • Los antiácidos con ácido algínico (como Gaviscon) contienen un agente espumante que flota encima de los contenidos del estómago. Esto podría ayudar a prevenir que los jugos gástricos entren en contacto con el esófago.

Los reductores de ácido reducen la cantidad de ácido que produce el estómago. Ayudan a aliviar la acidez estomacal. En el mercado hay varios tipos de reductores de ácido de venta libre. Como ejemplos se incluyen los bloqueadores H2 (como famotidina y ranitidina) y los inhibidores de la bomba de protones (como lansoprazol y omeprazol). Con cada uno hay que tomar en cuenta advertencias ligeramente diferentes. Lea y siga cuidadosamente las indicaciones del paquete.

Precauciones con los antiácidos y los reductores de ácido

  • Trate de eliminar la causa de la acidez estomacal frecuente en lugar de tomar regularmente antiácidos. Para obtener más información, vea el tema Acidez estomacal.
  • Consulte con su médico o su farmacéutico antes de tomar un antiácido si toma otros medicamentos. Los antiácidos podrían interferir en la absorción y la acción de algunos medicamentos recetados. También consulte a su médico si tiene úlceras o problemas renales.
  • No tome antiácidos por más de 2 semanas a menos que haya hablado con su médico sobre tomarlos a largo plazo.
  • Si tiene un problema con la actividad de los riñones o del hígado, debe tener cuidado con el uso de antiácidos. Todos los medicamentos se descomponen y se eliminan del cuerpo por la acción combinada del hígado y de los riñones. Si los riñones no están funcionando correctamente, es posible que se acumule en el cuerpo demasiada cantidad del medicamento.
  • Si sigue una dieta baja en sal, hable con su médico o su farmacéutico antes de elegir un antiácido. Algunos antiácidos contienen mucha sal (sodio).
  • Si está embarazada, no use antiácidos que tengan bicarbonato de sodio (como Alka-Seltzer).

Medicamentos y productos de venta libreSaltar a la barra de navegación

Agentes formadores de bolo, ablandadores de heces y laxantes

Hay cuatro tipos de productos que sirven para prevenir o tratar el estreñimiento: agentes formadores de bolo, ablandadores de heces, laxantes osmóticos y laxantes estimulantes.

Los agentes formadores de bolo, como el salvado y el psilio (que se encuentra en Metamucil, por ejemplo) alivian el estreñimiento aumentando el volumen de las heces y facilitando su expulsión. El uso regular de agentes formadores de bolo es seguro y ayuda a que sean más eficaces.

Los ablandadores de heces (como Colace y Docusate Calcium) ablandan las heces, lo que facilita su expulsión. Los ablandadores de heces pueden tener más eficacia si toma abundante agua a lo largo del día.

Los laxantes osmóticos, como Fleet Phospho-Soda, Leche de Magnesia o Miralax, y azúcares irreabsorbibles (como lactulosa o sorbitol) retienen los líquidos en el intestino. También llevan los líquidos de otros tejidos y de los vasos sanguíneos hacia el intestino. Este líquido adicional en los intestinos hace que las heces sean más blandas y más fáciles de evacuar. Beba abundante agua cuando use este tipo de laxante.

Los laxantes estimulantes (como Correctol, Ex-Lax y Senokot) hacen que las heces se muevan más rápidamente por los intestinos al irritar el revestimiento del intestino. No se recomienda el uso regular de laxantes estimulantes. Los laxantes estimulantes cambian el tono y la sensación del intestino grueso, y usted puede volverse dependiente usando los laxantes todo el tiempo para evacuar el intestino.

Hay muchas otras formas de tratar el estreñimiento, como beber más agua. Para obtener más información, vea los temas Estreñimiento, 12 años o más y Estreñimiento, 11 años o menos.

Precauciones
  • Tome cualquier laxante o agente formador de bolo con abundante agua u otros líquidos.
  • No tome laxantes de manera regular. Cambian el tono y la sensación del intestino grueso. Y puede volverse dependiente si los usa todo el tiempo para evacuar el intestino. Si necesita ayuda para mantener la regularidad de los intestinos, tome un agente formador de bolo.
  • El uso regular de laxantes podría afectar la capacidad de su cuerpo para absorber vitamina D y calcio. Eso puede provocar debilitamiento en los huesos.

Medicamentos y productos de venta libreSaltar a la barra de navegación

Antidiarreicos

Existen dos tipos de medicamentos que ayudan a detener la diarrea: los que espesan las heces y los que desaceleran los espasmos intestinales.

Las mezclas espesantes (como el psilio) absorben el agua. Esto ayuda a dar más volumen a las heces y a hacerlas más consistentes.

Los productos antidiarreicos antiespasmódicos desaceleran los espasmos del intestino. Un ejemplo de este tipo de preparación es la loperamida, el ingrediente activo de productos como Imodium y Pepto Diarrhea Control. Algunos productos contienen ingredientes espesantes y antiespasmódicos al mismo tiempo.

Precauciones con los antidiarreicos
  • Utilice un antidiarreico si tiene diarrea por más de 6 horas. No use estos medicamentos si tiene diarrea con sangre, fiebre alta u otras señales de enfermedad grave.
  • Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta. Asegúrese de tomar la dosis recomendada.
  • No se recomienda su uso prolongado. Para evitar el estreñimiento, deje de tomar los antidiarreicos en cuanto las heces se hagan más espesas.
  • Si su hijo pequeño o adolescente tiene varicela o gripe, no trate los síntomas con medicamentos de venta libre que contengan subsalicilato de bismuto (como Pepto-Bismol y Kaopectate). Si su hijo ha tomado este tipo de medicamento y tiene cambios en la conducta, además de náuseas y vómito, llame a su médico. Estos síntomas podrían ser una señal temprana del síndrome de Reye, una enfermedad poco común pero grave.
  • Pregúntele a su médico si su hijo menor de 12 años debería tomar estos medicamentos.

Para obtener más información acerca de los síntomas de la diarrea y su tratamiento, vea los temas Estreñimiento, 12 años o más y Estreñimiento, 11 años o menos.

Medicamentos y productos de venta libreSaltar a la barra de navegación

Remedios para el resfriado y las alergias

En general, ya sea que tome medicamentos para el resfriado o no, usted estará mejor en alrededor de una semana. El reposo y los líquidos son el mejor tratamiento para el resfriado. Los antibióticos no ayudan. Sin embargo, los medicamentos de venta libre ayudan a aliviar algunos síntomas del resfriado, como la congestión nasal y la tos. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.

Los síntomas de alergias, sobre todo el goteo nasal, suelen responder a los antihistamínicos. Los antihistamínicos también se encuentran en muchos medicamentos para el resfriado, con frecuencia junto con un descongestionante.

Descongestionantes

Los descongestionantes facilitan la respiración ya que reducen las membranas mucosas hinchadas de la nariz, permitiendo el paso del aire. También ayudan a aliviar el goteo nasal y el goteo retronasal, que pueden causar irritación de la garganta.

Los descongestionantes pueden tomarse oralmente o usarse en forma de gotas nasales o en aerosol. Los descongestionantes orales (pastillas) dan un alivio más prolongado, pero también causan más efectos secundarios.

Los aerosoles y las gotas dan un alivio rápido pero temporal. Es menos probable que los aerosoles y las gotas interactúen con otros medicamentos que los descongestionantes orales. Las gotas salinas para la nariz no son descongestionantes pero podrían ayudar a mantener húmedos los tejidos de la nariz para que puedan filtrar el aire.

Su farmacéutico puede sugerirle un medicamento para el resfriado y los síntomas de alergias.

Precauciones con los descongestionantes
  • Revise la etiqueta antes de usar estos medicamentos. Podrían no ser seguros para los niños pequeños.
  • Si decide usar estos medicamentos, siempre siga las instrucciones acerca de qué cantidad usar según la edad y, en algunos casos, el peso. No todas las personas necesitan la misma cantidad de medicamento.
  • Los descongestionantes pueden causarles problemas a las personas con ciertos problemas de salud, como enfermedad cardíaca, presión arterial alta, glaucoma, diabetes o hipertiroidismo. Los descongestionantes podrían también interactuar con algunos medicamentos, como ciertos antidepresivos y medicamentos para la presión arterial alta. Lea cuidadosamente el paquete o pídale al farmacéutico o a su médico que le ayude a elegir el mejor descongestionante para usted.
  • No use los descongestionantes para la nariz por más tiempo del indicado en la etiqueta. El uso continuado causa un "efecto de rebote", en el que las membranas mucosas se hinchan más de lo que estaban antes de usarse el aerosol.
  • Beba líquidos adicionales cuando esté tomando medicamentos para el resfriado.
  • Si está embarazada, consulte con su médico o su farmacéutico antes de tomar descongestionantes.

Los aerosoles nasales esteroideos también ayudan a aliviar la nariz tapada. No funcionan como los medicamentos descongestionantes. Y no causan efecto de rebote. Comienzan a dar resultado rápidamente, pero es posible que pasen varias semanas hasta obtener el efecto completo.

Productos para la tos

La tos es la forma en que el organismo elimina cuerpos extraños y mucosidad de las vías respiratorias. Sin embargo, algunas veces la tos es lo suficientemente grave como para afectar la respiración o impedir el descanso.

Existen dos tipos de tos: productiva y no productiva. Una tos productiva produce flema o mucosidad (esputo). Por lo general, es mejor si no trata de detener (suprimir) una tos productiva. Una tos no productiva no produce esputo. Es una tos seca.

El agua y otros líquidos, como los jugos de frutas, son buenos jarabes para la tos. Ayudan a aliviar la garganta y también humedecen y diluyen la mucosidad para que pueda expulsarse más fácilmente.

Usted puede preparar en casa un jarabe sencillo y calmante para la tos mezclando 1 parte de jugo de limón y 2 partes de miel. Tómelo con la frecuencia que sea necesario. Se lo puede dar a los niños de 1 año de edad y mayores.

Existen dos tipos de medicamentos para la tos:

  • Los expectorantes ayudan a diluir la mucosidad y facilitan su expulsión cuando tiene tos productiva. Busque expectorantes que contengan guaifenesina.
  • Los antitusígenos controlan o suprimen el reflejo de la tos y funcionan muy bien para la tos seca y persistente que no le deja dormir. No contenga demasiado una tos productiva (a menos que le impida descansar lo suficiente).
Precauciones con los medicamentos para la tos
  • Los medicamentos para la tos pueden causar problemas a personas que tienen ciertos problemas de salud, como asma, enfermedad cardíaca, presión arterial alta o agrandamiento de la próstata (BPH, por sus siglas en inglés). Los medicamentos para la tos podrían también interactuar con los sedantes, algunos antidepresivos y otros medicamentos. Lea cuidadosamente el paquete o pídale al farmacéutico o a su médico que le ayude a elegir.
  • Los antitusígenos pueden reprimir la respiración. Úselos con precaución si tiene más de 60 años de edad o si tiene problemas respiratorios crónicos.
  • Tenga cuidado con los medicamentos para el resfriado. Pueden no ser seguros para niños menores, así que primero revise la etiqueta. Si de hecho le da estos medicamentos a un niño, siga siempre las instrucciones sobre cuánto darle en base a la edad y el peso del niño.
  • Lea la etiqueta para que sepa cuáles son los ingredientes. Algunos medicamentos para la tos contienen un gran porcentaje de alcohol y otros contienen codeína. Hay muchas opciones. Pídale a su farmacéutico que lo aconseje.
  • Evite los remedios para el resfriado que combinan medicamentos para tratar muchos síntomas.
  • Evite el alcohol si está tomando medicamentos que contienen dextrometorfano.
  • Si usted está embarazada, consulte con su médico o farmacéutico antes de tomar medicamentos para la tos.

Antihistamínicos

Los antihistamínicos resecan las secreciones nasales y se usan a menudo para tratar síntomas de alergias y comezón.

Existen dos tipos:

  • Los antihistamínicos antiguos de primera generación (como clorfeniramina y difenhidramina). Estos podrían hacer que usted tenga sueño o que sea más difícil concentrarse. También pueden afectar su coordinación, aun si no le hacen sentir somnoliento.
  • Los antihistamínicos más nuevos de segunda generación (como cetirizina y loratadina). Estos tienen menos efectos secundarios. Muchos de los antihistamínicos nuevos causan menos somnolencia que los antihistamínicos antiguos o no causan nada de somnolencia.

Si el goteo nasal es causado por alergias, un antihistamínico podría ayudarlo. Para los síntomas del resfriado, probablemente sea más útil el tratamiento en el hogar y quizá un descongestionante. Por lo general, es mejor tomar medicamentos para las alergias o el resfriado de un solo ingrediente, en lugar de aquellos que contienen muchos ingredientes activos.

Los productos como clorfenamina (Chlor-Trimeton) y difenhidramina (Benadryl) son antihistamínicos de un solo ingrediente.

Productos como Coricidin, Dristan y Triaminic contienen un descongestionante y un antihistamínico.

Precauciones con los antihistamínicos
  • No le dé antihistamínicos a su hijo sin consultar primero con su médico.
  • Tomar antihistamínicos para tratar la congestión causada por un resfriado en muchos casos espesa la mucosidad y hace más difícil deshacerse de ella.
  • Beba líquidos adicionales cuando tome antihistamínicos.
  • Evite el alcohol cuando tome antihistamínicos.
  • Los antihistamínicos pueden causarles problemas a algunas personas con problemas de salud como asma, glaucoma, epilepsia o agrandamiento de la próstata. Los antihistamínicos también podrían interactuar con algunos antidepresivos, sedantes y tranquilizantes. Lea cuidadosamente el paquete o pídale al farmacéutico o a su médico que le ayuden a elegir uno que no le cause problemas.
  • Cuando toma un antihistamínico que le causa sueño, la somnolencia suele disminuir con el uso continuo. Hable con su médico o farmacéutico si el medicamento todavía le causa sueño o no le ayuda con los síntomas después de 1 semana. Podría probar un antihistamínico que no cause somnolencia.
  • Si usted está embarazada, consulte con su médico o farmacéutico antes de tomar antihistamínicos.

Medicamentos y productos de venta libreSaltar a la barra de navegación

Analgésicos

Hay docenas de productos analgésicos (medicamentos para el dolor). La mayoría contienen ya sea aspirina, ibuprofeno o acetaminofén. Estos tres productos, así como el naproxeno, alivian el dolor y bajan la fiebre. La aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno también alivian la inflamación. Pertenecen a una clase de medicamentos llamados antiinflamatorios no esteroideos (AINE).

Al comprar analgésicos, recuerde que los productos genéricos son equivalentes químicamente a los de marca comercial que son más caros y, por lo general, funcionan igual de bien.

Aspirina

La aspirina se usa mucho para aliviar el dolor y reducir la fiebre en adultos. También alivia la comezón leve y reduce la hinchazón y la inflamación. La aspirina viene en una dosis para adultos (325 mg) o una dosis baja (81 mg). Aunque parezca familiar e inofensiva, la aspirina es un medicamento muy potente.

Precauciones con la aspirina
  • Mantenga todas las aspirinas fuera del alcance de los niños.
  • La aspirina aumenta el riesgo del síndrome de Reye en los niños. No le dé aspirina a ninguna persona menor de 20 años a menos que su médico se lo indique.
  • La aspirina puede irritar el revestimiento del estómago, causando sangrado y úlceras. Si la aspirina le da malestar estomacal, pruebe una marca con recubrimiento, como Ecotrin. Hable con su médico o su farmacéutico para determinar cuál podría funcionarle mejor a usted.
  • No tome AINE si ha tenido alguna reacción alérgica a este tipo de medicamento en el pasado.
  • Deseche las aspirinas si comienzan a oler a vinagre.
  • Ya que la aspirina puede aumentar el riesgo de sangrado, no se recomienda tomarla para lesiones nuevas. Tome otros medicamentos como el ibuprofeno o el naproxeno durante los primeros 2 o 3 días después de una lesión.
  • Si toma un medicamento para prevenir la formación de coágulos de sangre (anticoagulante), como warfarina, o si tiene gota, hable con su médico antes de tomar aspirina.
  • Las dosis altas pueden provocar intoxicación por aspirina (salicilismo). Para ayudar a prevenir que tome una dosis alta, siga las indicaciones de la etiqueta o lo que le haya dicho su médico. Deje de tomar aspirina y llame a un médico si se presenta cualquiera de estos síntomas:
    • Zumbidos en los oídos
    • Alteraciones de la vista
    • Náuseas
    • Mareos
    • Respiración rápida y profunda
  • Si usted está embarazada, consulte con su médico o su farmacéutico antes de tomar analgésicos.
Otros usos de la aspirina

Además de aliviar el dolor y la inflamación, la aspirina es eficaz contra muchas otras dolencias. Debido al peligro de los efectos secundarios y de la interacción que la aspirina puede tener con otros medicamentos, no debe intentar los siguientes usos de la aspirina sin la supervisión de un médico.

Ataque al corazón y ataque cerebral: La aspirina en dosis bajas pero regulares puede ayudar a prevenir ataques al corazón y ataques cerebrales en algunas personas. Para obtener más información, vea:

Migrañas: El uso regular de aspirina de dosis baja podría reducir la frecuencia de las migrañas. Para obtener más información, vea el tema Migrañas.

Otros analgésicos

El ibuprofeno (el ingrediente activo en productos como Advil y Motrin) y el naproxeno (en productos como Aleve) son otros AINE. Como la aspirina, estos medicamentos alivian el dolor y reducen la fiebre y la inflamación. Y también como la aspirina, pueden causar náuseas, irritación del estómago y acidez estomacal.

Precauciones con los AINE (vea también Precauciones con la aspirina)
  • No utilice un AINE por más de 10 días sin consultarlo con su médico.
  • Hable con su médico antes de tomar AINE si tiene:
    • Úlceras o antecedentes de sangrado en el estómago o los intestinos.
    • Dolor de estómago, malestar estomacal o acidez estomacal que perdura o regresa.
    • Anemia.
    • Sangrado o moretones que aparecen fácilmente.
    • Un hábito de tomar más de 3 bebidas alcohólicas al día. Esto aumenta su riesgo de sangrado en el estómago.
    • Presión arterial alta.
    • Enfermedad de los riñones, el hígado o el corazón.
  • Hable con su médico antes de tomar AINE si toma:
    • Medicamentos para prevenir la formación de coágulos de sangre, como warfarina, heparina o aspirina.
    • Medicamentos para tratar problemas de salud mental.
    • Medicamentos para disminuir la hinchazón (diuréticos).
    • Medicamentos para la artritis o la diabetes.
  • Lea y siga cuidadosamente todas las indicaciones del frasco y de la caja del medicamento antes de dar ibuprofeno a su hijo. Para obtener más información, vea Uso de ibuprofeno en niños pequeños.
  • Hable con su médico antes de darle medicamentos para la fiebre a un bebé de 3 meses de edad o menos. Esto es para asegurarse de que la fiebre del bebé no sea una señal de una enfermedad grave.

El acetaminofén (el ingrediente activo en productos como Tylenol) baja la fiebre y alivia el dolor. No tiene los efectos antiinflamatorios de los AINE, como la aspirina y el ibuprofeno. Pero tampoco produce malestar de estómago ni otros efectos secundarios.

Precauciones con el acetaminofén
  • La etiqueta del producto le indica cuántos miligramos (mg) de medicamento hay en cada pastilla o dosis líquida, cuánto debe tomar y con qué frecuencia. No exceda los límites de la dosis y siga las instrucciones del paquete si usted tiene algún problema de salud que haga que la dosis normal del producto sea perjudicial para usted.
  • Lea y siga cuidadosamente todas las indicaciones del frasco y de la caja del medicamento antes de darle acetaminofén a su hijo. Para obtener más información, vea Uso de acetaminofén en niños pequeños.
  • Hable con su médico antes de darle medicamentos para la fiebre a un bebé de 3 meses de edad o menos. Esto es para asegurarse de que la fiebre del bebé no sea una señal de una enfermedad grave.
  • Si está o pudiera estar embarazada, no tome ningún tipo de analgésico a menos que su médico se lo haya indicado. Para obtener más información, vea el tema Uso de acetaminofén durante el embarazo.

Medicamentos y productos de venta libreSaltar a la barra de navegación

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

Consumer Healthcare Products Association: OTCsafety.org
www.otcsafety.org
Food and Drug Administration (FDA): Consumer Health Information
www.fda.gov/ForConsumers/default.htm

Medicamentos y productos de venta libreSaltar a la barra de navegación

Referencias

Otras obras consultadas

  • Centers for Disease Control and Prevention (2010). Unintentional drug poisoning in the United States. Available online: http://www.cdc.gov/HomeandRecreationalSafety/pdf/poison-issue-brief.pdf.
  • U.S. Food and Drug Administration (2011). Disposal of unused medicines: What you should know. Available online: http://www.fda.gov/Drugs/ResourcesForYou/Consumers/BuyingUsingMedicineSafely/EnsuringSafeUseofMedicine/SafeDisposalofMedicines/ucm186187.htm#MEDICINES.

Medicamentos y productos de venta libreSaltar a la barra de navegación

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Theresa O'Young, PharmD - Farmacia clínica

Revisado9 septiembre, 2014