Su centro de salud en el hogar

Saltar a la barra de navegación

Su centro de salud en el hogarSaltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

El cuidado de la salud se lleva a cabo en el hogar más que en ninguna otra parte. Tener a mano las ayudas, los medicamentos, los artículos y la información adecuados mejorará la calidad de su cuidado personal.

Las ayudas para su cuidado personal son el equipo básico de su centro de salud en el hogar. Guarde todas las ayudas y los artículos para su cuidado personal en un lugar centralizado, como un cajón grande del dormitorio o la sala de estar. Utilice las listas de ayudas y artículos que encontrará en este tema como listas de control para mantener bien abastecido su centro de salud en el hogar. Es buena idea conservar todas las historias clínicas de su familia en un solo lugar, por ejemplo, en su centro de salud en el hogar. Para obtener información sobre cómo organizar estos documentos, vea el tema Organización de historias clínicas en el hogar.

Familiarícese con los planes para prepararse y reaccionar ante cualquier desastre en su localidad. Tenga a mano los artículos necesarios. Para obtener más información sobre los preparativos y los artículos recomendados, vea el tema Terrorismo y otras amenazas a la salud pública.

Nota:

Si tiene cerca niños pequeños, mantenga los artículos fuera de su alcance o guárdelos en recipientes o gabinetes con pestillos a prueba de niños.

Es importante tener a mano el nombre y el número de teléfono de su médico y su farmacia. Además, coloque el número de teléfono del centro de toxicología (1-800-222-1222) en un lugar en el que todas las personas que vivan en su hogar puedan encontrarlo con facilidad.

Su centro de salud en el hogarSaltar a la barra de navegación

Compresas frías

Una compresa fría ("cold pack") es un sobre de plástico lleno de un gel que se conserva flexible a temperaturas muy bajas. Compre dos compresas frías y guárdelas en el congelador. Úselas para chichones, moretones, torceduras de espalda o esguinces de tobillo, articulaciones adoloridas y cualquier otro problema de salud que requiera hielo. La compresa fría es más cómoda que el hielo y puede ser el instrumento de cuidado personal que más use.

Usted puede hacer su propia compresa fría:

  • Mezcle 3 tazas (710 mL) de agua y 1 taza (235 mL) de alcohol isopropílico (de frotar) en una bolsa para congelador.
  • Selle la bolsa y colóquela en el congelador hasta que se forme aguanieve.
  • Vuelva a congelar la bolsa cuando se derrita la aguanieve.

También puede usar una bolsa de verduras congeladas en vez de una compresa fría.

Su centro de salud en el hogarSaltar a la barra de navegación

Humidificador y vaporizador

Los humidificadores y vaporizadores aumentan la humedad del aire, haciéndolo menos seco para la boca, la garganta y la nariz. Un humidificador produce una neblina de temperatura entre fresca y tibia, y un vaporizador despide vapor caliente.

Puede ser más cómodo respirar la neblina fresca del humidificador que el vapor caliente. Pero los humidificadores son ruidosos, producen partículas que pueden ser irritantes para algunas personas, y necesitan limpiarse y desinfectarse con regularidad. La limpieza es de especial importancia para las personas que tienen alergias al moho.

El vapor caliente del vaporizador está libre de microbios y podría sentirse bien si usted tiene un resfriado. Pero el agua caliente puede quemar a cualquiera que dé vuelta el aparato o se acerque demasiado al mismo.

Su centro de salud en el hogarSaltar a la barra de navegación

Dosificadores de medicamentos

Los dosificadores de medicamentos son tubos transparentes con marcas que muestran las dosis típicas. Un dosificador de medicamento facilita dar la dosis indicada de los medicamentos líquidos. Aunque son cómodos para cualquiera, son particularmente útiles para personas que tengan niños pequeños. La forma de tubo y el labio grande hacen que la mayor parte del medicamento llegue a la boca del niño sin derramarse. Siempre que sea posible, utilice el dispositivo de medición que venga con el medicamento.

Para obtener más información, vea Medicamentos y productos de venta libre y Consejos rápidos: Cómo dar medicamentos de venta libre a los niños.

Su centro de salud en el hogarSaltar a la barra de navegación

Espejo

Un espejo de mano o de bolsillo pueden ser útiles en muchos casos. Por ejemplo, tal vez desee utilizar un espejo como ayuda para evaluar su piel a fin de ver si hay crecimientos o cambios o para que le resulte más fácil ver lo que está haciendo cuando utilice pomadas o gotas para los ojos.

Su centro de salud en el hogarSaltar a la barra de navegación

Pastillero

Un pastillero tiene muchos pequeños compartimentos para organizar las pastillas para cada día de la semana o del mes. Con el pastillero, usted o su cuidador pueden mantener el control de los medicamentos que usted necesita tomar. Si ha llegado al final del día y ve que hay una pastilla en el compartimento para ese día, es probable que haya olvidado tomar una dosis.

Asegúrese de dejar por lo menos una pastilla en el frasco original. De este modo, si olvida para qué es una pastilla, puede encontrar esta información en el frasco de dónde salió. Algunos medicamentos deben guardarse en sus envases originales para que no se echen a perder. Si la etiqueta de su medicamento tiene esta instrucción, no use un pastillero para ese medicamento.

Guarde todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos según las indicaciones. Y manténgalos fuera del alcance de los niños.

Su centro de salud en el hogarSaltar a la barra de navegación

Otoscopio

El otoscopio es una linterna con un accesorio especial para ver dentro del oído. Con capacitación, usted puede usar el otoscopio como ayuda para decidir si hay una infección en el oído. Hay disponibles modelos comerciales de otoscopios que no son costosos. Sin embargo, no proveen tanta luz en el canal auditivo y el tímpano como el que usa su médico. También pueden servir como linternas de bolsillo de gran intensidad.

Su centro de salud en el hogarSaltar a la barra de navegación

Termómetro

Los termómetros electrónicos digitales son precisos, fáciles de leer y duraderos. Las tiras de temperatura son muy cómodas y seguras, pero no son tan precisas como los termómetros digitales y solo deben usarse para medir la temperatura de la axila. Son inexactas cuando se usan en la frente. Los termómetros que miden la temperatura en el oído son rápidos, fáciles de usar y bastante precisos, pero son caros.

Los termómetros de vidrio que contienen mercurio ya no se recomiendan debido a preocupaciones por la seguridad. Si usted tiene uno en el hogar, piense en reemplazarlo por un termómetro electrónico digital. Puede comunicarse con su centro de reciclaje local para determinar si desechan los termómetros que contengan mercurio.

Los termómetros rectales son útiles para niños de menos de 6 años y para cualquiera que no pueda sostener en la boca el termómetro oral. Para obtener más información sobre cómo tomar la temperatura, vea el tema Temperatura corporal.

Su centro de salud en el hogarSaltar a la barra de navegación

Referencias

Otras obras consultadas

  • Brummel-Smith K, Dangiolo M (2009). Assistive technologies in the home. Clinics in Geriatric Medicine, 25(1): 61–77.

Su centro de salud en el hogarSaltar a la barra de navegación

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisado9 septiembre, 2014