Dedicar tiempo al cuidado personal no es un acto egoísta

Pareja sonriente mirando hacia la cámara

Hoy en día, pareciera que la vida diaria nos impone más exigencias que nunca. Las responsabilidades del trabajo, el estudio, la vida familiar o el cuidado de otras personas y la comunicación permanente que requiere cada una de esas responsabilidades pueden hacer que se sienta sobrepasado y estresado. Con tantas otras cosas para hacer, podría sentir que dedicar tiempo al cuidado personal de calidad es un acto de indulgencia. ¿Cómo puede concentrarse en usted cuando tiene tantas otras responsabilidades que requieren su tiempo?

Recuerde que dedicar tiempo al cuidado personal no es un acto egoísta. Para poder cuidar de las personas que ama y cumplir con todas sus responsabilidades diarias, también tiene que cuidar de sí mismo.

  • ¿Cómo puede desempeñarse de la mejor manera en el trabajo si se siente desbordado?
  • ¿Cómo puede ocuparse de las necesidades de sus seres queridos si no reconoce sus propias necesidades?
  • ¿Cómo puede cuidar de su familia si no puede cuidar de sí mismo?

El cuidado personal es simplemente esencial para su salud y bienestar; pero incluso si entiende su importancia, es posible que tenga dificultades para dedicarle tiempo. La mejor manera de sobrellevar este desafío depende completamente de usted.

Haga de USTED su primera prioridad

¿Qué significa ponerse a sí mismo en el primer lugar de la lista diaria de cosas pendientes? No significa que ignorará todo lo demás que sucede a su alrededor. Simplemente significa que sus propias necesidades también ocuparán un lugar entre sus actividades.

Estas son cuatro cosas que puede hacer para dedicarle tiempo al cuidado personal en el transcurso de la semana, independientemente de cuán ocupado esté:

  1. Prográmelo. Haga una cita con usted mismo e inclúyala en su agenda. El sonido de la notificación en su teléfono inteligente le servirá como un recordatorio importante de que es momento de concentrarse en usted, ya sea para entrenar, practicar yoga, meditar o simplemente relajarse.

  2. Comiéncelo. Si está ocupado y sobrepasado, es probable que encontrar dos horas para dedicarse a sus necesidades no sea realista. A fin de poder realmente tomarse un tiempo para usted, póngase un objetivo realista y comprométase a cumplirlo. Si solo cuenta con diez minutos el martes, está bien. Tendrá más beneficios si practica el cuidado personal unos minutos al día que si intenta dedicarle unas horas al mes o no le dedica tiempo.

  3. Hágalo. Considere el tiempo que programe para usted como algunos de los minutos más importantes del día. Una vez que empiece a darse prioridad entre sus responsabilidades diarias, reconocerá que es muy importante hacerlo y que puede sentirse mucho mejor gracias a ello.

  4. Repítalo. La clave para incorporar el cuidado personal es la constancia. Cuidar de usted mismo todos los días es muy importante y cada cosa pequeña que haga contribuirá a generar grandes cambios con el tiempo.

 

 

Revisado por los Embajadores Clínicos de Kaiser Permanente. Entre ellos, Mark Dreskin, MD; Sharon Smith, LPC; o David Kane, LCSW. Septiembre de 2018.


Esta información no remplaza las indicaciones de un médico.

No todos los tratamientos o servicios mencionados son beneficios cubiertos para los miembros de Kaiser Permanente ni servicios que ofrece Kaiser Permanente. Para obtener una lista de los beneficios cubiertos, consulte su Evidencia de Cobertura (Evidence of Coverage), el Resumen de Descripción del Plan (Summary Plan Description) o cualquier otro documento relacionado con la cobertura. Para conocer los tratamientos recomendados, comuníquese con su proveedor de atención médica.