lenalidomide 25 mg capsule

Cargando...

Esta fotografía es un ejemplo de este medicamento.

Nombre del medicamento

Nombre genérico:
Lenalidomida - oral

Marca de fábrica común name(s):
Revlimid

Advertencia

La lenalidomida es muy similar a la talidomida, un medicamento que ha causado defectos de nacimiento graves (potencialmente mortales) cuando se ha tomado durante el embarazo. Si se toma la lenalidomida durante el embarazo, es posible que también cause defectos de nacimiento graves (potencialmente mortales). Las mujeres embarazadas o que puedan quedar embarazadas no deben tomar lenalidomida. Las mujeres deben hacerse dos pruebas de embarazo y obtener resultados negativos antes de empezar a tomar lenalidomida. La primera prueba debe hacerse de 10 a 14 días antes de la primera dosis. La segunda prueba debe realizarse en las 24 horas anteriores a la primera dosis. También, las mujeres deben hacerse pruebas de embarazo regularmente durante el tratamiento (cada 2 a 4 semanas).

Las mujeres deben usar 2 métodos anticonceptivos eficaces o evitar completamente las relaciones sexuales, desde 4 semanas antes de iniciar el tratamiento con lenalidomida, durante y por 4 semanas después de terminarlo. Consulte a su médico acerca de opciones confiables de métodos anticonceptivos. Si su período se retrasa, si tiene sangrado irregular o si tiene relaciones sexuales en cualquier momento sin usar dos métodos anticonceptivos eficaces, suspenda el uso de este medicamento y comuníquese de inmediato con su médico.

Ya que la lenalidomida también pasa al semen, los hombres que usan este medicamento y tienen relaciones sexuales con mujeres deben usar condones de látex durante cualquier contacto sexual, inclusive si se han sometido a una vasectomía. Continúe usando condones y otros métodos anticonceptivos según las indicaciones hasta 4 semanas después de suspender el tratamiento con lenalidomida.

Antes de empezar el tratamiento, deberá hacerse un análisis de sangre para detectar si tiene el virus de hepatitis B. Algunas personas que tengan este virus pueden tener un brote grave cuando usen lenalidomida.

Para que los pacientes puedan recibir este medicamento, es necesario que todos los médicos, farmacéuticos y pacientes entiendan, acepten y sigan estrictamente los requisitos del programa Revlimid REMS que fue desarrollado por la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos. Estos requisitos son aplicables en los Estados Unidos. Si usted vive en Canadá o en cualquier otro país, consulte a su médico y farmacéutico para las normas específicas de su país.

Este medicamento puede bajar los recuentos de glóbulos blancos y plaquetas. Su médico lo supervisará de cerca mientras tome este medicamento y puede que le ajuste la dosis de este medicamento o que se lo suspenda en función de sus resultados de análisis. Busque atención médica de urgencia si presenta cualquiera de los siguientes síntomas: signos de infección (por ejemplo, dolor de garganta persistente, fiebre, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos, tos), fácil aparición de moretones/sangrado.

En raras ocasiones, la lenalidomida puede causar coágulos sanguíneos (por ejemplo, embolia pulmonar, derrame cerebral, ataque cardíaco, trombosis venosa profunda). Puede tener mayor riesgo de presentar formación de coágulos sanguíneos si fuma, si tiene antecedentes de coágulos sanguíneos, presión arterial alta, colesterol alto, o si está inmóvil (por ejemplo, en vuelos largos o enfermo en cama). Su riesgo también aumenta si usa productos que contienen estrógeno. Para reducir el riesgo, es posible que su médico le recete un medicamento adicional. Antes de tomar lenalidomida, si presenta alguna de estas afecciones, informe a su médico o farmacéutico. Busque atención médica de urgencia si presenta cualquier signo de un coágulo de sangre, entre los cuales se incluye: falta de aliento, dolor de pecho/mandíbula/brazo izquierdo, sudoración inusual, confusión, dolor/inflamación/calor en ingle/gemelo, dolor de cabeza intenso/repentino, hablar arrastrando las palabras, debilidad en un lado del cuerpo, cambios repentinos en la vista.

Usos

La lenalidomida se usa para tratar ciertos tipos de cáncer (por ejemplo, mieloma múltiple, linfoma de células del manto, o LCM). Su acción consiste en retardar o detener el crecimiento de las células cancerosas. También se usa para tratar la anemia en pacientes que presentan cierto trastorno sanguíneo/de la médula ósea (síndromes mielodisplásicos). La lenalidomida puede disminuir la necesidad de recibir transfusiones de sangre.

Se desaconseja la lenalidomida para tratar un determinado tipo de cáncer (leucemia linfocítica crónica) debido al mayor riesgo de sufrir efectos secundarios cardíacos y la muerte. Si tiene este tipo de cáncer, hable con su médico acerca de los riesgos de tomar este medicamento.

Modo de empleo

Lea la Guía del medicamento que su farmacéutico le facilita antes de tomar lenalidomida y cada vez que renueve su receta. Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.

Tome este medicamento por vía oral, con o sin alimentos, según las indicaciones de su médico, generalmente una vez al día. Trague este medicamento entero con agua. Para tratar determinadas afecciones (mieloma múltiple, LCM) es posible que le indiquen tomar este medicamento en ciclos (una vez al día durante 21 días, luego suspender el medicamento por 7 días). La dosificación dependerá de su afección médica, respuesta al tratamiento y resultados de análisis de laboratorio. Asegúrese de seguir exactamente las indicaciones de su médico.

No abra, mastique, rompa las cápsulas, ni las manipule más de lo necesario. Si el polvo de la cápsula entra en contacto con su piel, lave el área con agua y jabón.

Ya que este medicamento puede absorberse por la piel y los pulmones y puede causar daño fetal, las mujeres que están o que pueden quedar embarazadas no deben manipularlo ni respirar el polvo de las cápsulas abiertas. Todas las personas que manipulen este medicamento deben lavarse bien las manos después.

Para beneficiarse al máximo de este medicamento, úselo regularmente. Recuerde tomarlo a la misma hora cada día.

No aumente su dosis ni use este medicamento con más frecuencia ni por más tiempo de lo recetado. Su afección no mejorará más rápidamente y sí aumentará su riesgo de experimentar efectos secundarios.

Efectos secundarios

Consulte también la sección de Advertencia.

Puede causar diarrea, dolor de estómago/abdomen, náuseas/vómitos, falta de apetito, estreñimiento, mareos, piel seca, boca seca o dificultades para dormir. Informe lo antes posible a su médico o farmacéutico si cualquiera de estos efectos persiste o empeora.

Este medicamento puede causar efectos secundarios graves. Sin embargo, su médico le ha recetado este medicamento porque ha determinado que el beneficio para usted es mayor que el riesgo de sufrir los efectos secundarios. La supervisión estricta de su médico puede reducir este riesgo.

Informe de inmediato a su médico si presenta cualquier efecto secundario grave, incluyendo:

  • cambios mentales/anímicos (por ejemplo, depresión)
  • aumento de la sed/orina
  • temblores
  • entumecimiento/hormigueo en brazos/piernas
  • ritmo cardíaco acelerado/lento/irregular
  • síntomas de insuficiencia cardíaca (por ejemplo, falta de aliento, hinchazón de tobillos/pies, cansancio inusual, aumento de peso inusual/repentino)

Las personas que padecen mieloma múltiple y que reciben tratamiento con este medicamento en raras ocasiones pueden desarrollar otros tipos de cáncer (por ejemplo, leucemia aguda, linfoma). Consulte a su médico para obtener más información.

Ocasionalmente, la lenalidomida causa efectos secundarios como resultado de la rápida destrucción de células cancerosas (síndrome de lisis tumoral). Con el fin de reducir su riesgo, es posible que su médico agregue un medicamento y le indique que beba muchos líquidos. Informe inmediatamente a su médico si presenta síntomas tales como:

  • dolor en la espalda baja/costado
  • signos de problemas renales (por ejemplo, dolor al orinar, orina rosada/con sangre, cambios en el volumen de orina)
  • espasmos/debilidad musculares

En ocasiones, las personas que toman lenalidomida para tratar la LCM presentan una agravación de los síntomas de LCM (reacción de exacerbación tumoral). Comuníquese con su médico inmediatamente, si presenta ganglios linfáticos inflamados/doloridos, fiebre, dolor o una erupción cutánea.

Este medicamento ayuda a muchas personas con LCM a vivir más tiempo. Sin embargo, algunas personas que sufren de LCM y que reciben tratamiento con lenalidomida se han muerto antes de lo esperado, especialmente si tenían recuentos altos de glóbulos blancos o de células tumorales. Hable con su médico de los riesgos y beneficios de usar este medicamento.

En raras ocasiones, la lenalidomida puede causar enfermedad hepática grave (potencialmente mortal). Busque atención médica de inmediato si presenta cualquier síntoma de daño hepático, por ejemplo:

  • náuseas/vómitos persistentes
  • pérdida de apetito
  • dolor estomacal/abdominal intenso
  • ojos/piel amarillentos
  • orina oscura

La lenalidomida puede comúnmente producir una erupción cutánea que generalmente no es grave. Sin embargo, es posible que usted no pueda diferenciarla de una erupción cutánea rara que puede ser signo de una reacción grave. Busque atención médica de urgencia si observa cualquier erupción cutánea.

Rara vez ocurre una reacción alérgica muy grave a este medicamento. Sin embargo, busque atención médica de urgencia si nota cualquier síntoma de una reacción alérgica grave, incluyendo:

  • erupción cutánea
  • picazón/inflamación (especialmente en la cara/lengua/garganta)
  • mareos intensos
  • dificultad para respirar

Esta no es una lista completa de los posibles efectos secundarios. Comuníquese con su médico o farmacéutico si nota otros efectos no mencionados anteriormente.

En los Estados Unidos -

Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a la FDA al 1-800-FDA-1088 o en www.fda.gov/medwatch.

En Canadá - Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a Salud Canadá (Health Canada) al 1-866-234-2345.

Precauciones

Consulte también la sección de Advertencia.

Antes de tomar lenalidomida, informe a su médico o farmacéutico si es alérgico a ésta, a la talidomida, o si padece de cualquier otra alergia. Este producto podría contener ingredientes inactivos (por ejemplo, lactosa) que pueden causar reacciones alérgicas u otros problemas. Consulte a su farmacéutico para obtener más información.

Antes de usar este medicamento, informe a su médico o farmacéutico acerca de su historial médico, especialmente acerca de:

  • enfermedad renal
  • enfermedad hepática (hepatitis B)
  • enfermedad tiroidea
  • varicela y culebrilla (infección por herpes zóster)
  • trasplante de órgano

Este medicamento puede causar mareos. El alcohol o la marihuana (cannabis) pueden causarle más mareos. No maneje, use maquinaria ni lleve a cabo ninguna actividad que requiera estar alerta, hasta estar seguro de poder realizar estas actividades sin peligro. Limite su consumo de bebidas alcohólicas. Hable con su médico si está usando marihuana (cannabis).

La lenalidomida puede hacerlo más propenso a contraer infecciones o puede empeorar cualquier infección que ya tenga. Evite el contacto con personas que tengan infecciones que puedan ser contagiosas (como varicela, sarampión, gripe). Consulte a su médico si se ha expuesto a una infección o si requiere más información.

No reciba inmunizaciones/vacunas sin la aprobación de su médico. Evite el contacto con personas que recientemente hayan recibido vacunas elaboradas con microbios vivos (como la vacuna nasal contra la gripe).

Para disminuir el riesgo de cortarse, hacerse moretones o lesionarse, tenga cuidado al manipular objetos afilados como rasuradoras y cortaúñas, y evite actividades como los deportes de contacto.

No done sangre ni esperma durante el tratamiento con lenalidomida y hasta 4 semanas después de terminarlo.

Las personas de edad avanzada pueden ser más sensibles a los efectos secundarios de este fármaco.

Ya que este medicamento puede absorberse por la piel y los pulmones y puede causar daño fetal, las mujeres que están o que pueden quedar embarazadas no deben manipularlo ni respirar el polvo de las cápsulas abiertas.

No se debe usar lenalidomida durante el embarazo. Podría causar daño fetal. Si queda embarazada o cree que podría estarlo, suspenda el uso de lenalidomida e informe de inmediato a su médico. Si es hombre y tuvo relaciones sexuales sin protección con una mujer que está embarazada o que podría quedar embarazada o si piensa que su pareja puede estarlo, informe de inmediato a los médicos de ambos.

No se sabe si la lenalidomida pasa a la leche materna. Se desaconseja amamantar mientras lo usa, ya que podría causar daño al lactante. Consulte a su médico antes de amamantar.

Interacciones con otros medicamentos

Las interacciones medicamentosas pueden cambiar la acción de sus medicamentos o aumentar su riesgo de sufrir efectos secundarios graves. Este documento no menciona todas las posibles interacciones entre medicamentos. Lleve consigo una lista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con receta, sin receta y productos herbales) y compártala con su médico y farmacéutico. No empiece, suspenda ni cambie la dosificación de ningún medicamento sin la aprobación de su médico.

Sobredosis

En caso de presentar síntomas graves de sobredosis, como pérdida del conocimiento o dificultades para respirar, llame al 911. Para situaciones menos urgentes, llame inmediatamente a un centro de control de intoxicaciones. Los residentes de EE.UU. pueden llamar a su centro local de control de intoxicaciones al 1-800-222-1222. Los residentes de Canadá pueden llamar a un centro provincial para el control de intoxicaciones.

Notas

No comparta este medicamento con nadie.

Deberían realizarse análisis de laboratorio y/o pruebas médicas (por ejemplo, hemograma completo, pruebas de función renal/hepática/tiroidea, niveles de minerales en la sangre, prueba de embarazo) mientras use este medicamento. Acuda a todas sus citas médicas y de laboratorio. Consulte a su médico para obtener más información.

Dosis omitida

Si omite una dosis, tómela en cuanto se acuerde, si han pasado menos de 12 horas después de la hora en que generalmente toma la dosis. Si han pasado más de 12 horas de su última dosis, no tome la dosis omitida. Tome su siguiente dosis a la hora que le toque normalmente. No duplique la dosis para ponerse al día.

Conservación

Guarde este producto a temperatura ambiente, protegido de la luz y la humedad. No lo guarde en el cuarto de baño. Mantenga todos los medicamentos fuera del alcance de los niños y las mascotas.

No deseche medicamentos en el inodoro ni en el desagüe a menos que se lo indiquen. Deseche apropiadamente este producto cuando se cumpla la fecha de caducidad o cuando ya no lo necesite. Consulte a su farmacéutico o a su compañía local de eliminación de desechos para obtener más información.

Alerta médica

Si se presenta una emergencia médica, su afección puede causarle complicaciones. Para obtener información sobre la suscripción a MedicAlert, llame al 1-888-633-4298 (EE.UU.) o al 1-800-668-1507 (Canadá).

Nota importante

CÓMO USAR ESTA INFORMACIÓN: Este es un resumen y NO contiene toda la información disponible de este producto. Esta información no garantiza que este producto sea seguro, eficaz o apropiado para usted. Esta información no es una consulta médica individualizada y no pretende sustituir la opinión médica de su profesional sanitario. Siempre consulte a su profesional sanitario para obtener información más completa sobre este producto y sus necesidades sanitarias específicas.

Última actualización octubre 2018.

Tomado de NATIONAL DRUG DATA FILE (NDDF) la información incluida tiene la autorización y los derechos de autor de First Databank, Inc., 2019. Este material con derechos de autor fue descargado de un proveedor de información autorizado.

La presente información tiene como objetivo suplementar, no substituir, la experiencia y la opinión de su profesional de la salud. Debe consultar con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento, cambiar su dieta alimenticia o comenzar o discontinuar cualquier tratamiento.