haloperidol 5 mg tablet

Cargando...

Esta fotografía es un ejemplo de este medicamento.

Nombre del medicamento

Nombre genérico:
Haloperidol - oral

Marca de fábrica común name(s):
Haldol

Advertencia

Los pacientes de edad avanzada con demencia que usan este medicamento pueden tener un riesgo levemente mayor de sufrir efectos secundarios graves, potencialmente mortales (por ejemplo, insuficiencia cardíaca, ritmo cardíaco acelerado/irregular, neumonía). Este medicamento no ha sido aprobado para tratar problemas de comportamiento relacionados con la demencia. Hable con el médico acerca de los riesgos y los beneficios del uso de este medicamento, así como de otros tratamientos efectivos y posiblemente más seguros para los problemas de comportamiento relacionados con la demencia.

Usos

El haloperidol se usa para tratar ciertos trastornos mentales/anímicos (por ejemplo, esquizofrenia, trastornos esquizoafectivos). Este medicamento le ayudará a pensar más claramente, a sentirse menos nervioso y a participar en las actividades cotidianas. También puede ayudar a prevenir el suicidio en las personas con riesgo de hacerse daño a sí mismas. También reduce la agresividad y el deseo de hacerle daño a otras personas. Puede reducir los pensamientos negativos y las alucinaciones.

El haloperidol también puede usarse para tratar los movimientos involuntarios y la emisión repentina de palabras/vocalizaciones relacionada con el síndrome de Tourette. El haloperidol también se puede usar para problemas graves de comportamiento en niños hiperactivos cuando otros tratamientos y medicamentos no han sido efectivos.

El haloperidol es un medicamento psiquiátrico (de tipo antipsicótico) que ayuda a restaurar el equilibrio de ciertas sustancias naturales en el cerebro (neurotransmisores).

Otros usos

En esta sección se incluyen usos de este medicamento que no se mencionan en las indicaciones autorizadas, pero que su profesional sanitario podría indicarle. Use este medicamento para cualquiera de las afecciones que se mencionan en esta sección solamente si así se lo ha indicado su profesional sanitario.

Ocasionalmente, el haloperidol también puede usarse durante períodos cortos en pacientes hospitalizados con problemas graves de comportamiento o confusión. Este medicamento también puede usarse para las náuseas y los vómitos causados por el tratamiento del cáncer.

Modo de empleo

Tome este medicamento por vía oral, con o sin alimentos, o de la manera indicada por su médico. Si está usando la formulación líquida de este medicamento, use el gotero dosificador incluido para medir su dosis. Si no tiene un gotero, pídale a su farmacéutico una jeringa graduada oral para medir la dosis correcta.

La dosificación dependerá de su afección médica y de su respuesta al tratamiento. Para beneficiarse al máximo de este medicamento, úselo regularmente. Para recordar más fácilmente, úselo en el mismo horario cada día.

No suspenda este medicamento sin antes consultar a su médico. Algunas afecciones pueden empeorar si lo suspende repentinamente. Es posible que sea necesario disminuir su dosis gradualmente.

Comuníquese inmediatamente con su médico si los síntomas no mejoran o empeoran.

Efectos secundarios

Puede causar mareos, somnolencia, aturdimiento, dificultad para orinar, disturbios del sueño, dolor de cabeza y ansiedad. Notifique inmediatamente a su médico o farmacéutico si estos efectos persisten o empeoran.

Los mareos y el aturdimiento pueden aumentar el riesgo de sufrir caídas. Si está sentado o recostado, levántese despacio.

Notifique de inmediato a su médico si presenta efectos secundarios tales como calambres/rigidez muscular, temblores, inquietud, expresión facial tipo máscara, babeo. Para disminuir estos efectos secundarios, es posible que su médico le indique tomar otro medicamento junto con el haloperidol.

Recuerde que su médico le ha recetado este medicamento porque ha determinado que el beneficio para usted es mayor que el riesgo de sufrir los efectos secundarios. Mucha gente que usa este medicamento no presenta efectos secundarios graves.

En raras ocasiones, el haloperidol puede aumentar los niveles de cierta sustancia química que su organismo produce (prolactina). En las mujeres este aumento puede resultar en la secreción no deseada de leche materna, menstruación irregular/interrumpida, dificultad para quedar embarazada. En los hombres puede provocar disminución de la capacidad sexual, incapacidad para producir esperma o aumento del tamaño de los senos. Si presenta cualquiera de estos síntomas, notifique inmediatamente a su médico.

Los hombres, en el caso poco probable de tener una erección dolorosa o prolongada (que dure más de 4 horas), deben dejar de usar este medicamento y buscar atención médica de urgencia, ya que pueden producirse problemas permanentes.

Rara vez este medicamento puede causar una afección conocida como discinesia tardía. En algunos casos esta afección puede volverse permanente. Informe de inmediato a su médico si presenta cualquier contracción facial/muscular, como sacar la lengua, movimientos de masticación, fruncimiento de la boca o temblores incontrolables.

Este medicamento rara vez puede causar una afección muy grave conocida como síndrome neuroléptico maligno (NMS, por sus siglas en inglés). Busque atención médica de urgencia si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • fiebre
  • rigidez/dolor/sensibilidad/debilidad muscular
  • cansancio intenso
  • fuerte confusión
  • sudoración
  • ritmo cardíaco acelerado/irregular
  • orina oscura
  • signos de problemas renales (por ejemplo, cambios en el volumen de orina)

Notifique de inmediato a su médico si presenta cualquiera de los siguientes efectos secundarios que rara vez ocurren pero son muy graves:

  • náuseas/vómitos persistentes
  • dolor estomacal/abdominal
  • ojos/piel amarillentos
  • convulsiones
  • signos de infección (por ejemplo, fiebre, dolor de garganta persistente)

Busque atención médica de urgencia si presenta cualquiera de los siguientes efectos secundarios que rara vez ocurren pero son muy graves:

  • ritmo cardíaco lento
  • mareos intensos
  • dolor de pecho
  • desmayos

En el caso poco probable de sufrir una reacción alérgica muy grave a este medicamento, busque atención médica de urgencia. Entre los síntomas de una reacción alérgica se incluyen:

  • erupciones de la piel
  • picazón/inflamación (especialmente en cara/lengua/garganta)
  • mareos intensos
  • dificultad para respirar

Esta no es una lista completa de los posibles efectos secundarios. Comuníquese con su médico o farmacéutico si nota otros efectos no mencionados anteriormente.

En los Estados Unidos -

Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a la FDA al 1-800-FDA-1088 o en www.fda.gov/medwatch.

En Canadá - Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a Salud Canadá (Health Canada) al 1-866-234-2345.

Precauciones

Antes de tomar haloperidol, informe a su médico o farmacéutico si es alérgico a éste o si padece de cualquier otra alergia. Este producto podría contener ingredientes inactivos que pueden causar reacciones alérgicas u otros problemas. Consulte a su farmacéutico para obtener más información.

Antes de usar este medicamento, informe a su médico o farmacéutico acerca de su historial médico, especialmente acerca de:

  • cierto problema grave del sistema nervioso central (depresión del SNC)
  • enfermedad de Parkinson
  • trastorno bipolar
  • dificultad para orinar (por ejemplo, causada por problemas de la próstata)
  • glaucoma
  • problemas cardíacos (por ejemplo, angina de pecho)
  • hipertiroidismo (tiroides hiperactiva)
  • convulsiones
  • recuento bajo de glóbulos blancos

El haloperidol puede causar una afección que afecta el ritmo cardíaco (prolongación del intervalo QT). Con poca frecuencia, la prolongación del intervalo QT puede resultar en un ritmo cardíaco rápido/irregular grave (rara vez mortal) y en otros síntomas (por ejemplo, mareos intensos, desmayos) que requerirán atención médica de urgencia.

El riesgo de presentar prolongación del intervalo QT puede aumentar si sufre de ciertas afecciones médicas o si está tomando otros medicamentos que pueden prolongar el intervalo QT. Antes de usar haloperidol, informe a su médico o farmacéutico acerca de todos los fármacos que toma y si presenta cualquiera de las siguientes afecciones:

  • ciertos problemas cardíacos (insuficiencia cardíaca, ritmo cardíaco lento, prolongación del intervalo QT en el ECG)
  • antecedentes familiares de ciertos problemas cardíacos (prolongación del intervalo QT en el ECG, muerte súbita cardíaca)

Los niveles bajos de potasio o magnesio en la sangre pueden aumentar su riesgo de presentar prolongación del intervalo QT. El riesgo puede ser mayor si usa ciertos fármacos (por ejemplo, diuréticos) o si sufre de ciertas afecciones médicas, como sudoración intensa, diarrea o vómitos. Hable con su médico acerca del uso seguro de haloperidol.

Este medicamento puede causar mareos o somnolencia. El alcohol o la marihuana (cannabis) pueden causarle más mareos o somnolencia. No maneje, use maquinaria ni lleve a cabo ninguna actividad que requiera estar alerta, hasta estar seguro de poder realizar estas actividades sin peligro. Limite su consumo de bebidas alcohólicas. Hable con su médico si está usando marihuana (cannabis).

Antes de someterse a una cirugía, informe a su médico o dentista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con o sin receta y los productos herbales).

Este medicamento puede reducir la sudoración, lo cual lo hará más propenso a sufrir hipertermia. En clima caluroso evite realizar trabajos y ejercicios físicos vigorosos.

Las personas de edad avanzada podrían ser más sensibles a los efectos secundarios de este fármaco, especialmente a la somnolencia, a los mareos, al aturdimiento, a la dificultad para orinar y a los efectos en el corazón como la prolongación del intervalo QT (ver arriba). La somnolencia, los mareos y el aturdimiento pueden aumentar el riesgo de sufrir caídas.

Durante el embarazo sólo use este medicamento cuando sea claramente necesario. Los bebés cuyas madres tomaron este medicamento en los últimos 3 meses de embarazo, en casos poco frecuentes, pueden presentar síntomas tales como rigidez muscular o temblores, somnolencia, dificultad para alimentarse/respirar o llanto constante. Si nota que su recién nacido presenta cualquiera de estos síntomas en cualquier momento durante su primer mes, informe de inmediato al médico.

Ya que los problemas mentales/anímicos (por ejemplo, esquizofrenia, trastornos esquizoafectivos) no tratados pueden ser una afección grave, no suspenda el uso de este medicamento a menos que su médico se lo indique. Si está planeando un embarazo, queda embarazada o cree que podría estar embarazada, hable inmediatamente con su médico acerca de los beneficios y los riesgos de usar este medicamento durante el embarazo.

Este medicamento pasa a la leche materna y puede causar efectos no deseados en el lactante. Consulte a su médico antes de amamantar.

Interacciones con otros medicamentos

Las interacciones medicamentosas pueden cambiar la acción de sus medicamentos o aumentar su riesgo de sufrir efectos secundarios graves. Este documento no menciona todas las posibles interacciones entre medicamentos. Lleve consigo una lista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con receta, sin receta y productos herbales) y compártala con su médico y farmacéutico. No empiece, suspenda ni cambie la dosificación de ningún medicamento sin la aprobación de su médico.

Algunos productos que pueden interactuar con este medicamento incluyen:

  • medicamentos anticolinérgicos (por ejemplo, antiespasmódicos como alcaloides de belladona, escopolamina)
  • cabergolina
  • ketoconazol
  • litio
  • metildopa
  • medicamentos para la enfermedad de Parkinson (por ejemplo, levodopa y carbidopa, selegilina)
  • paroxetina
  • pergolida
  • quinupristina-dalfopristina
  • rifampina
  • saquinavir

Además del haloperidol, muchos otros medicamentos pueden afectar el ritmo cardíaco (prolongando el intervalo QT), incluyendo, entre otros, amiodarona, dofetilida, pimozida, quinidina, sotalol, procainamida y antibióticos macrólidos (como eritromicina). Por lo tanto, antes de usar haloperidol, informe a su médico o farmacéutico de todos los medicamentos que esté usando.

Informe a su médico o farmacéutico si está tomando otros productos que causan somnolencia como analgésicos o antitusivos opioides (por ejemplo, codeína, hidrocodona), alcohol, marihuana (cannabis), medicamentos para dormir o ansiolíticos (por ejemplo, alprazolam, lorazepam, zolpidem), relajantes musculares (por ejemplo, carisoprodol, ciclobenzaprina) o antihistamínicos (por ejemplo, cetirizina, difenhidramina).

Revise las etiquetas de todos sus medicamentos (por ejemplo, productos para las alergias, la tos y el resfriado), porque es posible que contengan ingredientes que pueden causar somnolencia. Consulte a su farmacéutico acerca del uso seguro de estos productos.

Sobredosis

En caso de presentar síntomas graves de sobredosis, como pérdida del conocimiento o dificultades para respirar, llame al 911. Para situaciones menos urgentes, llame inmediatamente a un centro de control de intoxicaciones. Los residentes de EE.UU. pueden llamar a su centro local de control de intoxicaciones al 1-800-222-1222. Los residentes de Canadá pueden llamar a un centro provincial para el control de intoxicaciones.

Notas

No comparta este medicamento con nadie.

Dosis omitida

Si se olvida de una dosis, tómela en cuanto se acuerde. Si se acerca la hora de la siguiente dosis, no tome la dosis omitida. Tome su siguiente dosis a la hora que le toque normalmente. No duplique la dosis para compensar por la dosis omitida.

Conservación

Guarde este producto a temperatura ambiente, entre 15 y 30 grados C (59 a 86 grados F), protegido de la luz y la humedad. No lo guarde en el cuarto de baño. Mantenga todos los medicamentos fuera del alcance de los niños y las mascotas.

No deseche medicamentos en el inodoro ni en el desagüe a menos que se lo indiquen. Deseche apropiadamente este producto cuando se cumpla la fecha de caducidad o cuando ya no lo necesite. Consulte a su farmacéutico o a su compañía local de eliminación de desechos para obtener mayor información sobre cómo desechar de forma segura su producto.

Nota importante

CÓMO USAR ESTA INFORMACIÓN: Este es un resumen y NO contiene toda la información disponible de este producto. Esta información no garantiza que este producto sea seguro, eficaz o apropiado para usted. Esta información no es una consulta médica individualizada y no pretende sustituir la opinión médica de su profesional sanitario. Siempre consulte a su profesional sanitario para obtener información más completa sobre este producto y sus necesidades sanitarias específicas.

Última actualización mayo 2019.

Tomado de NATIONAL DRUG DATA FILE (NDDF) la información incluida tiene la autorización y los derechos de autor de First Databank, Inc., 2019. Este material con derechos de autor fue descargado de un proveedor de información autorizado.

La presente información tiene como objetivo suplementar, no substituir, la experiencia y la opinión de su profesional de la salud. Debe consultar con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento, cambiar su dieta alimenticia o comenzar o discontinuar cualquier tratamiento.