PRK y LASEK para la hipermetropía

Saltar la barra de navegación

Generalidades de la cirugía

La queratectomía fotorrefractiva (PRK, por sus siglas en inglés) y la queratomileusis epitelial con láser (LASEK, por sus siglas en inglés) para la hipermetropía utilizan un láser para darle nueva forma a la córnea de manera que la luz se vuelva a centrar en la retina. El láser da nueva forma a la córnea de forma precisa sin dañar los tejidos cercanos. No se necesita una incisión quirúrgica. Se puede usar cualquiera de los dos procedimientos para corregir la hipermetropía y el astigmatismo al mismo tiempo.

Estos procedimientos pueden hacerse de forma ambulatoria en el consultorio de un cirujano o en un centro quirúrgico sin internación.

Con el PRK, se eliminan células cutáneas de la superficie de la córnea y se utiliza un láser para remodelar la córnea. Todo el procedimiento, incluidas la preparación y la cirugía, dura unos 20 minutos.

Con el LASEK, la capa superficial de la córnea se afloja y se empuja hacia el costado. Después de que el láser modifica la forma de la córnea, se vuelve a colocar la capa superficial sobre la córnea.

PRK y LASEK a veces se conocen como ablación de superficie.

Qué esperar después de la cirugía

Usted deberá usar un protector de ojos, un vendaje o una lente de contacto especial durante 2 o 3 días después de la cirugía. Y su médico le recetará gotas para los ojos con el fin de reducir la inflamación y el riesgo de infección. Quizá tenga que usar las gotas para los ojos durante varios meses después de la cirugía. Se necesitarán varias visitas de seguimiento.

El ojo puede estar muy adolorido durante 2 o 3 días. Tendrá una reducción en su visión durante varios días después de la cirugía hasta que las células superficiales de la piel se curen. Recuperarse de la cirugía LASEK puede no ser tan doloroso como lo es recuperarse del procedimiento PRK.

Por qué se hace

PRK y LASEK son cirugías similares y se hacen por motivos similares. Ambos son procedimientos cosméticos voluntarios, realizados para corregir la hipermetropía en ojos que por lo demás están sanos. Su médico le informará si necesita PRK o LASEK en lugar del procedimiento LASIK más común.

PRK o LASEK podrían no ser procedimientos adecuados para personas que tienen hipermetropía más pronunciada (hipermetropía fuerte), porque los resultados son más difíciles de predecir y hay más probabilidad de complicaciones.

Estos procedimientos no se pueden hacer durante el embarazo, porque el embarazo puede interferir con la cicatrización de la córnea.

Eficacia

PRK y LASEK reducen de manera eficaz la hipermetropía de leve a moderada. Poco se sabe acerca de la eficacia a largo plazo de estos procedimientos.

A corto plazo, se ha demostrado que PRK es eficaz para corregir la hipermetropía de leve a moderada.

Riesgos

Uno de los problemas comúnmente asociados con PRK es la visión nublada (a veces conocida como neblina). La mayoría de los ojos tratados con PRK tienen algo de opacidad de la córnea como resultado de la cicatrización. Su médico le puede recetar un medicamento que ayudará a eliminar la neblina. Pero a veces la neblina no desaparece.

Otras complicaciones de PRK pueden incluir:

  • Problemas de visión nocturna, como halos (frecuentemente descritos como un círculo brillante alrededor de fuentes de luz como faros de automóvil o farolas).
  • Reflejos molestos o mayor sensibilidad a la luz brillante.
  • Ver doble (diplopía), generalmente en un ojo.
  • Aparición de astigmatismo.
  • Regresión. A medida que sana la córnea, la zona que fue modificada por el láser podría llenarse de células, haciendo que retorne al menos algo de la hipermetropía. También puede producirse regresión si la zona tratada se vuelve más gruesa como parte del proceso de sanación. La regresión puede ocurrir hasta 2 años después de la cirugía. En ocasiones se utilizan medicamentos para controlar y limitar la regresión.

Las complicaciones graves pero poco comunes incluyen:

  • Infección.
  • Presión elevada dentro del ojo (presión intraocular) y glaucoma.

PRK se considera un procedimiento seguro. Las complicaciones serias son raras. Pero PRK es un procedimiento relativamente nuevo, y puede tener efectos secundarios a largo plazo o complicaciones que aún no se conocen.

LASEK tiene riesgos similares a PRK. Además, hay un riesgo de que el colgajo epitelial se afloje después de la cirugía y provoque dolor.

Para pensar

Si está pensando en someterse a cirugía para mejorar la hipermetropía, es posible que tenga varias opciones. Hable con su médico sobre todas las opciones, incluidos los beneficios y riesgos.

Aunque PRK y LASEK son opciones viables para corregir la hipermetropía, el LASIK es el procedimiento preferido porque el tiempo de curación y la recuperación de la vista son más rápidos.

Tanto PRK como LASEK son procedimientos cosméticos. El costo de la cirugía refractiva varía. Muchas compañías de seguros no cubren el costo de la cirugía refractiva.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Academy of Ophthalmology (2007). Refractive Errors and Refractive Surgery (Preferred Practice Pattern). San Francisco: American Academy of Ophthalmology. Also available online: http://one.aao.org/CE/PracticeGuidelines/PPP.aspx.

Créditos

Revisado: 18 diciembre, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: Adam Husney, MD - Medicina familiar
Christopher Joseph Rudnisky, MD, MPH, FRCSC - Oftalmología




La Enciclopedia de salud contiene información general de salud. No todos los tratamientos o servicios descritos son beneficios cubiertos para los miembros de Kaiser Permanente ni se ofrecen como servicios de Kaiser Permanente. Para obtener una lista de beneficios cubiertos, consulte su Evidencia de cobertura o Descripción resumida del plan. Para los tratamientos recomendados, consulte con su proveedor de atención médica.