Complicaciones de una úlcera péptica

Saltar la barra de navegación

Generalidades de la afección

Las complicaciones de una úlcera péptica pueden incluir sangrado, perforación, penetración u obstrucción.

Sangrado

Las úlceras pépticas a veces sangran.

  • En ocasiones, una úlcera puede comprender solamente la mucosa superficial del tubo digestivo. La persona puede por lo tanto tener una pérdida de sangre lenta pero constante en el tubo digestivo. Con el tiempo puede producirse anemia que se debe a esta lenta pérdida de sangre.
  • Si las úlceras se agrandan y se extienden de manera más profunda en la mucosa del tubo digestivo, pueden dañar vasos sanguíneos grandes, lo que conduce a un sangrado súbito y grave en los intestinos.

Si vomita sangre y/o material que se parece a posos de café, o si tiene heces negras, alquitranadas o que se ven de color marrón rojizo o sanguinolentas, vea a un médico inmediatamente. Las probabilidades de tratar la úlcera satisfactoriamente son mejores si ve a un médico en cuanto nota cualquier sangrado.

Perforación

Una perforación se produce cuando una úlcera carcome la pared del estómago o el intestino en la cavidad abdominal.

  • Aunque la perforación es una complicación mucho menos frecuente que el sangrado, no deja de ser un problema significativo en las personas que tienen úlceras pépticas que no se han detectado o que no se tratan.
  • Dado que las personas usan más medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), la incidencia de perforación está en aumento.
  • Cuando se produce una perforación, los alimentos digeridos parcialmente, las bacterias y las enzimas del tubo digestivo pueden verterse en la cavidad abdominal y causar inflamación e infección (peritonitis).
  • La peritonitis en general causa dolor súbito e intenso. El tratamiento suele requerir hospitalización y cirugía de urgencia.

Créditos

Revisado: 12 agosto, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica:
E. Gregory Thompson MD - Medicina interna
Adam Husney MD - Medicina familiar