insulin aspart U-100 100 unit/mL subcutaneous solution

Cargando...

Esta fotografía es un ejemplo de este medicamento.

Nombre del medicamento

Nombre genérico:
Insulina aspart - inyección

Marca de fábrica común name(s):
NovoLog

Usos

La insulina aspart se usa con una dieta y un programa de ejercicios apropiados para controlar los niveles altos de azúcar en la sangre en pacientes diabéticos. El control de los niveles altos de azúcar en la sangre ayuda a prevenir el daño renal, la ceguera, los problemas neurológicos, la pérdida de extremidades y los problemas de función sexual. El control apropiado de la diabetes también puede reducir su riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

La insulina aspart es un producto sintético similar a la insulina humana. Sustituye la insulina que su organismo produciría normalmente. La acción de la insulina aspart empieza más rápidamente y es de menor duración que la insulina regular. Actúa ayudando a que el azúcar en la sangre (glucosa) llegue a las células para que el organismo la pueda usar como energía. Este medicamento generalmente se usa con un producto de insulina de acción intermedia o prolongada.

Modo de empleo

Lea el Folleto de información para el paciente y las Instrucciones de uso que su farmacéutico le ofrece antes de empezar a usar este medicamento cada vez que renueve su receta. Si tiene alguna duda, consulte a su médico, a su instructor para el cuidado de la diabetes o a su farmacéutico.

Aprenda del profesional sanitario y del empaque del producto todas las instrucciones de preparación y uso.

Antes de usar este producto, verifique visualmente que no contenga partículas ni presente decoloración. En cualquiera de estos casos, no use la insulina. La insulina aspart debe ser transparente e incolora.

Antes de inyectar cada dosis, limpie con alcohol el área donde aplicará la inyección. Cambie el área de inyección cada vez para minimizar las lesiones subcutáneas y evitar desarrollar problemas subcutáneos (lipodistrofia). La insulina aspart debe inyectarse en el área estomacal, en el muslo, las nalgas o en la parte superior y trasera del brazo. No aplique la inyección en piel que esté irritada, hinchada o con picazón. No se inyecte la insulina fría, ya que puede causarle dolor. El envase de insulina que está usando puede conservarse a temperatura ambiente.

Inyecte este medicamento debajo de la piel según las indicaciones de su médico, generalmente 5 a 10 minutos antes de las comidas. No la inyecte en una vena o músculo, ya que puede causar hipoglucemia (niveles muy bajos de azúcar en la sangre). Ya que esta insulina es de acción rápida, no use la insulina aspart si no puede comer inmediatamente después de haberse inyectado o si tiene niveles bajos de azúcar en la sangre. Si no come inmediatamente después de una dosis de esta insulina podría experimentar hipoglucemia (niveles bajos de azúcar en la sangre). No se frote el área después de la inyección.

La insulina aspart debe administrarse por vía intravenosa únicamente por un profesional sanitario. Puede causar niveles muy bajos de azúcar en la sangre.

Si le indican inyectarse la insulina con una bomba de infusión, lea el manual de instrucciones e indicaciones incluido con la bomba. Si tiene alguna pregunta consulte a su profesional sanitario. Evite exponer la bomba o sus tubos a la luz directa del sol o a otras fuentes de calor. No diluya la insulina si está usando una bomba de insulina.

Este medicamento puede mezclarse con ciertos productos insulínicos, como la insulina NPH. Siempre extraiga con la jeringa primero la insulina aspart y después la insulina de acción prolongada. Nunca inyecte una mezcla de insulinas diferentes en una vena. Consulte a su profesional sanitario sobre el método correcto para mezclar insulina y la manera correcta de inyectarse mezclas de insulina. No mezcle insulinas si está usando una bomba de insulina.

Si recibe indicaciones de añadir un líquido a la insulina aspart para mezclarla (diluirla) antes de usarla, consulte a su profesional sanitario sobre la manera correcta de diluir insulina.

No cambie ni de marca ni de tipo de insulina sin indicaciones de su médico sobre cómo hacerlo.

No comparta su pluma con ninguna persona, incluso si cambia de aguja. Podría transmitir una infección grave a otras personas, o contraerla de ellas. Aprenda a guardar y desechar prudentemente los materiales médicos.

La dosificación dependerá de su afección médica y respuesta al tratamiento. Cada dosis debe medirse con mucho cuidado, ya que aún pequeños cambios en la cantidad de insulina pueden tener un efecto importante en sus niveles de azúcar en la sangre.

Revise los niveles de azúcar en la sangre regularmente, según las indicaciones de su médico. Anote los resultados y compártalos con su médico. Esto es muy importante para determinar la dosis correcta de insulina.

Para beneficiarse al máximo de este medicamento, úselo regularmente. Para recordar más fácilmente, úselo a la misma hora cada día.

Informe a su médico si su afección no mejora o empeora (los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos o bajos).

Efectos secundarios

Puede causar reacciones cutáneas en el área de inyección (por ejemplo, dolor, enrojecimiento, irritación). Informe lo antes posible a su médico o farmacéutico si cualquiera de estos efectos persiste o empeora.

Recuerde que su médico le ha recetado este medicamento porque ha determinado que el beneficio para usted es mayor que el riesgo de sufrir los efectos secundarios. Mucha gente que usa este medicamento no presenta efectos secundarios graves.

Informe inmediatamente a su médico si presenta cualquier efecto secundario grave, incluyendo:

  • signos de niveles bajos de potasio en la sangre (por ejemplo, calambres musculares, debilidad, ritmo cardíaco irregular)

Este medicamento puede producir una reacción hipoglucémica (niveles bajos de azúcar en la sangre). Esto puede suceder si no consume suficientes calorías con sus alimentos o si hace ejercicio físico inusualmente intenso o si su dosis de insulina fue muy alta. Entre los síntomas de niveles bajos de azúcar en la sangre se incluyen sudoración repentina, temblores, ritmo cardíaco acelerado, hambre, visión borrosa, mareos u hormigueo en manos/pies. Acostúmbrese a llevar pastillas o gel de glucosa para tratar los niveles bajos de azúcar en la sangre. Si no cuenta con estas formas confiables de glucosa, aumente rápidamente sus niveles de azúcar ingiriendo una fuente de azúcar de rápida absorción, como azúcar de mesa, miel o un caramelo, o beba jugo de frutas o una gaseosa no dietética. Informe de inmediato a su médico acerca de esta reacción y del uso de este producto. Para ayudar a prevenir los niveles bajos de azúcar en la sangre, tome sus comidas en horarios regulares y no se salte ninguna. Pregunte a su médico o farmacéutico qué hacer en caso de omitir una comida.

Los síntomas de niveles altos de azúcar en la sangre (hiperglucemia) incluyen sed, aumento del volumen de orina, confusión, somnolencia, rubores, respiración rápida y aliento con olor a fruta. Informe inmediatamente a su médico si presenta estos síntomas. Es posible que necesite aumentar su dosis.

Rara vez ocurre una reacción alérgica muy grave a este medicamento. Sin embargo, busque atención médica de urgencia si nota cualquier síntoma de una reacción alérgica grave, incluyendo:

  • erupción cutánea
  • picazón/inflamación (especialmente en la cara/lengua/garganta)
  • mareos intensos
  • dificultad para respirar

Esta no es una lista completa de los posibles efectos secundarios. Comuníquese con su médico o farmacéutico si nota otros efectos no mencionados anteriormente.

En los Estados Unidos -

Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a la FDA al 1-800-FDA-1088 o en www.fda.gov/medwatch.

En Canadá - Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a Salud Canadá (Health Canada) al 1-866-234-2345.

Precauciones

Antes de usar insulina aspart, informe a su médico o farmacéutico si es alérgico a ésta, a otras insulinas, o si padece de cualquier otra alergia. Este producto podría contener ingredientes inactivos que pueden causar reacciones alérgicas u otros problemas. Consulte a su farmacéutico para obtener más información.

No use este medicamento cuando tenga niveles bajos de azúcar en la sangre (hipoglucemia).

Antes de usar este medicamento, informe a su médico o farmacéutico acerca de su historial médico, especialmente acerca de:

  • enfermedad renal
  • enfermedad hepática
  • problemas de la glándula tiroides

Los niveles muy bajos o muy altos de azúcar en la sangre pueden causar visión borrosa, mareos o somnolencia. No maneje, use maquinaria ni lleve a cabo ninguna actividad que requiera estar alerta o tener buena visión, hasta estar seguro de que puede realizar estas actividades sin peligro.

Limite su consumo de alcohol mientras toma este medicamento, ya que su riesgo de presentar niveles bajos de azúcar en la sangre puede aumentar.

Puede ser más difícil controlar los niveles de azúcar cuando el organismo se encuentra estresado físicamente (por ejemplo, por fiebre, infección, lesión o cirugía). Consulte a su médico porque es posible que sea necesario cambiar el plan de tratamiento, los medicamentos o la frecuencia de los análisis de azúcar en la sangre.

Antes de someterse a una cirugía, informe a su médico o dentista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con o sin receta y los productos herbales).

Revise sus niveles de azúcar en la sangre antes y después de hacer ejercicio. Es posible que requiera un refrigerio antes del ejercicio.

Si va a viajar por zonas horarias diferentes, consulte a su médico acerca de cómo ajustar su horario de insulina. Lleve consigo insulina adicional y el equipo necesario.

Las personas de edad avanzada pueden ser más sensibles a los efectos secundarios de este medicamento, especialmente a los niveles bajos de azúcar en la sangre.

Los niños pueden ser más sensibles a los efectos secundarios de este medicamento, especialmente a los niveles bajos de azúcar en la sangre.

Informe inmediatamente a su médico si está embarazada. El embarazo puede causar o empeorar la diabetes. Hable con su médico acerca de un plan para controlar sus niveles de azúcar en la sangre durante el embarazo. Es posible que su médico le cambie el tratamiento para la diabetes durante el embarazo (por ejemplo, dieta y medicamentos que incluyen insulina).

Este medicamento pasa a la leche materna, pero es poco probable que cause daño al lactante. Consulte a su médico antes de amamantar. La cantidad de insulina que usted necesita puede cambiar durante la lactancia.

Interacciones con otros medicamentos

Las interacciones medicamentosas pueden cambiar la acción de sus medicamentos o aumentar su riesgo de sufrir efectos secundarios graves. Este documento no menciona todas las posibles interacciones entre medicamentos. Lleve consigo una lista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con receta, sin receta y productos herbales) y compártala con su médico y farmacéutico. No empiece, suspenda ni cambie la dosificación de ningún medicamento sin la aprobación de su médico.

Un producto que puede interactuar con este medicamento es:

  • rosiglitazona

Los medicamentos beta-bloqueadores (por ejemplo, metoprolol, propranolol, gotas oftálmicas para el glaucoma como timolol) pueden prevenir los latidos cardíacos fuertes/acelerados que generalmente se sienten cuando los niveles de azúcar en la sangre bajan demasiado (hipoglucemia). Otros síntomas de niveles bajos de azúcar en la sangre, como mareos, hambre o sudor, no se ven afectados por estos fármacos.

Muchos fármacos pueden alterar sus niveles de azúcar en la sangre, haciendo más difícil el control del azúcar en la sangre. Antes de iniciar, suspender o cambiar cualquier medicamento, pregunte a su médico o farmacéutico cómo podría afectar este cambio sus niveles de azúcar en la sangre. Revise los niveles de azúcar en la sangre regularmente, según las indicaciones de su médico. Comparta con su médico los resultados y la aparición de cualquier síntoma de niveles altos o bajos de azúcar en la sangre. Consulte también la sección de Efectos secundarios. Es posible que su médico necesite ajustar sus medicamentos para la diabetes, su programa de ejercicios o su dieta.

Sobredosis

En caso de presentar síntomas graves de sobredosis, como pérdida del conocimiento o dificultades respiratorias, llame al 911. Para situaciones menos urgentes, llame inmediatamente a un centro de control de intoxicaciones. Los residentes de EE.UU. pueden llamar a su centro local de control de intoxicaciones al 1-800-222-1222. Los residentes de Canadá pueden llamar a un centro provincial para el control de intoxicaciones. Los síntomas de sobredosis pueden incluir signos de niveles bajos de azúcar en la sangre como sudoración, temblores, pérdida del conocimiento, ritmo cardíaco acelerado.

Notas

No comparta con otras personas este medicamento ni las agujas o las jeringas.

Participe en un programa de educación sobre diabetes para aprender cómo controlar su diabetes con medicamentos, dieta, ejercicio y exámenes médico regulares.

Aprenda cuáles son los síntomas de los niveles altos y bajos de azúcar en la sangre y cómo tratar los niveles bajos de azúcar en la sangre. Revise regularmente sus niveles de azúcar en la sangre según las indicaciones y comparta los resultados con su médico.

Mientras use este medicamento, deberían realizarse pruebas de laboratorio y/o médicas (por ejemplo, función hepática y renal, glucemia en ayunas, hemoglobina glicosilada, hemograma completo). Acuda a todas sus citas médicas y de laboratorio.

Tenga a la mano provisiones adicionales de insulina, jeringas y agujas.

Dosis omitida

Es muy importante seguir exactamente su régimen de dosificación de insulina. Pregunte a su médico anticipadamente qué hacer en caso de omitir una dosis de insulina.

Conservación

Las diferentes marcas de este medicamento tienen diferentes requisitos de conservación. Revise el empaque del producto para saber cómo almacenar su medicamento o pregunte a su farmacéutico. Proteja la insulina de la luz y el calor. No lo guarde en el cuarto de baño. No congele la insulina y no la use si ha sido congelada. Deseche toda la insulina aspart que esté usando después de 28 días, aunque todavía quede insulina. También deseche todos los productos insulínicos después de la fecha de caducidad indicada en el empaque. Mantenga todos los medicamentos fuera del alcance de los niños y las mascotas.

Si está usando este medicamento con una bomba de insulina, no lo deje en la bomba por más de 6 días. Hacerlo puede resultar en un tratamiento ineficaz y en niveles altos de azúcar en la sangre. No exponga la insulina que se encuentra en la bomba a la luz directa del sol o a temperaturas superiores a 37 grados C (98.6 grados F).

No deseche medicamentos en el inodoro ni en el desagüe a menos que se lo indiquen. Deseche apropiadamente este producto cuando se cumpla la fecha de caducidad o cuando ya no lo necesite. Consulte a su farmacéutico o a su compañía local de eliminación de desechos para obtener más información.

Alerta médica

Si se presenta una emergencia médica, su afección puede causarle complicaciones. Para obtener información sobre la suscripción a MedicAlert, llame al 1-888-633-4298 (EE.UU.) o al 1-800-668-1507 (Canadá).

Nota importante

CÓMO USAR ESTA INFORMACIÓN: Este es un resumen y NO contiene toda la información disponible de este producto. Esta información no garantiza que este producto sea seguro, eficaz o apropiado para usted. Esta información no es una consulta médica individualizada y no pretende sustituir la opinión médica de su profesional sanitario. Siempre consulte a su profesional sanitario para obtener información más completa sobre este producto y sus necesidades sanitarias específicas.

Última actualización agosto 2018.

Tomado de NATIONAL DRUG DATA FILE (NDDF) la información incluida tiene la autorización y los derechos de autor de First Databank, Inc., 2019. Este material con derechos de autor fue descargado de un proveedor de información autorizado.

La presente información tiene como objetivo suplementar, no substituir, la experiencia y la opinión de su profesional de la salud. Debe consultar con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento, cambiar su dieta alimenticia o comenzar o discontinuar cualquier tratamiento.