Azulfidine 500 mg tablet

Cargando...

Esta fotografía es un ejemplo de este medicamento.

Nombre del medicamento

Nombre genérico:
Sulfasalazina - oral

Marca de fábrica común name(s):
Azulfidine

Usos

La sulfasalazina se usa para tratar cierto tipo de enfermedad intestinal conocida como colitis ulcerativa. Este medicamento no cura esta enfermedad, pero ayuda a disminuir síntomas tales como fiebre, dolor estomacal, diarrea y sangrado rectal. Después de tratar un ataque, la sulfasalazina se sigue usando para alargar el período de tiempo que transcurre entre cada ataque. Este medicamento actúa reduciendo la irritación y la inflamación en el intestino grueso.

Las pastillas de acción retardada de sulfasalazina también se usan para tratar la artritis reumatoide. La sulfasalazina ayuda a reducir el dolor, la hinchazón y la rigidez de las articulaciones. El tratamiento temprano de la artritis reumatoide con sulfasalazina ayuda a reducir/prevenir mayor daño a las articulaciones para que usted pueda realizar mejor sus actividades cotidianas normales. Este medicamento se administra junto con otros fármacos, reposo y fisioterapia a pacientes que no han reaccionado a otros medicamentos (salicilatos, fármacos anti-inflamatorios no esteroides, o AINE).

Otros usos

En esta sección se incluyen usos de este medicamento que no se mencionan en las indicaciones autorizadas, pero que su profesional de la salud podría indicarle. Use este medicamento para las afecciones que se mencionan en esta sección solamente si así se lo ha indicado su profesional de la salud.

Este medicamento también puede utilizarse para otro tipo de enfermedad intestinal conocida como enfermedad de Crohn.

Modo de empleo

Tome este medicamento por vía oral, después de las comidas, con un vaso de agua (240 mililitros u 8 onzas), o según las indicaciones de su médico. Para prevenir el malestar estomacal, es posible que su médico le indique empezar con una dosis baja y aumentarla gradualmente. La dosificación dependerá de su afección médica y de su respuesta al tratamiento. En niños, la dosificación también dependerá del peso corporal.

Si está tomando las pastillas de liberación retardada, tráguelas enteras. No las triture, las mastique ni las parta. Hacerlo puede aumentar el riesgo de padecer malestar estomacal.

Tome muchos líquidos durante el tratamiento con este medicamento, a menos que su médico le dé otras indicaciones. Esto ayudará a prevenir la formación de cálculos renales.

Para beneficiarse al máximo tome este medicamento regularmente. Para recordar más fácilmente, úselo a la misma hora cada día.

Informe a su médico si su afección no mejora o empeora. Para el tratamiento de artritis reumatoide pueden transcurrir de 1 a 3 meses antes de que note cualquier mejoría de los síntomas.

Efectos secundarios

Puede causar malestar estomacal, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, dolor de cabeza, mareos, cansancio inusual. Si cualquiera de estos efectos persiste o empeora, notifique inmediatamente a su médico o farmacéutico.

Este medicamento puede hacer que la piel y la orina adquieran un color anaranjado-amarillo. Esto es inofensivo y desaparecerá cuando se suspenda el medicamento.

En raras ocasiones, las pastillas de sulfasalazina de acción retardada pueden aparecer, enteras o parcialmente enteras, en sus heces. Si esto ocurre, informe de inmediato a su médico para que le cambien el tratamiento.

Recuerde que su médico le ha recetado este medicamento porque ha determinado que el beneficio para usted es mayor que el riesgo de sufrir los efectos secundarios. Mucha gente que usa este medicamento no presenta efectos secundarios graves.

Este medicamento puede causar infertilidad masculina temporal. Este efecto se revertirá al suspender el medicamento.

Notifique de inmediato a su médico si presenta cualquier efecto secundario grave, incluyendo:

  • cambios en la audición (por ejemplo, zumbido en los oídos)
  • cambios mentales/anímicos
  • signos de problemas renales (por ejemplo, cambios en el volumen de orina, dolor al orinar, sangre en la orina)
  • bulto/crecimiento nuevo en el cuello (bocio)
  • entumecimiento/hormigueo de manos/pies
  • signos de niveles bajos de azúcar en sangre (por ejemplo, hambre, sudor frío, visión borrosa, debilidad, latidos cardíacos acelerados)

En raras ocasiones, este medicamento puede provocar una reacción alérgica muy grave (por ejemplo, síndrome de Stevens-Johnson), trastornos sanguíneos (por ejemplo, agranulocitosis, anemia aplásica), lesiones en el hígado y problemas de nervios/músculos e infecciones. Busque atención médica de urgencia si presenta cualquier efecto secundario grave, incluyendo:

  • erupciones/ampollas/descamación de la piel
  • llagas en la boca
  • picazón/inflamación (especialmente en cara/lengua/garganta)
  • mareos intensos
  • dificultad para respirar
  • dolor en el pecho
  • signos de infección (por ejemplo, fiebre, escalofríos, dolor de garganta persistente, tos)
  • ganglios linfáticos hinchados
  • fácil aparición de moretones/sangrado
  • cansancio intenso
  • dolor/debilidad muscular (especialmente con fiebre y cansancio inusual)
  • piel/labios/uñas pálidos o azulados
  • nuevos/peores episodios de dolor en las articulaciones
  • confusión
  • dolor de cabeza persistente/intenso
  • rigidez de la nuca sin causa aparente
  • convulsiones
  • signos de problemas hepáticos (por ejemplo, náuseas/vómitos persistentes, dolor estomacal/abdominal intenso, color amarillento en ojos/piel, orina oscura)

Esta no es una lista completa de los posibles efectos secundarios. Comuníquese con su médico o farmacéutico si nota otros efectos no mencionados anteriormente.

En los Estados Unidos -

Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a la FDA al 1-800-FDA-1088 o en www.fda.gov/medwatch.

En Canadá - Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a Salud Canadá (Health Canada) al 1-866-234-2345.

Precauciones

Antes de tomar sulfasalazina, informe a su médico o farmacéutico si es alérgico a ésta, a las sulfas, a la aspirina y fármacos relacionados (salicilatos, AINE como ibuprofeno), a la mesalamina, o si padece de cualquier otra alergia. Este producto podría contener ingredientes inactivos que pueden causar reacciones alérgicas u otros problemas. Consulte a su farmacéutico para obtener más información.

No debe usar este medicamento si padece de ciertas afecciones médicas. Antes de usarlo, consulte a su médico o farmacéutico en caso de presentar:

  • obstrucción intestinal
  • obstrucción urinaria
  • enfermedad renal
  • enfermedad hepática
  • trastornos de la sangre (por ejemplo, anemia aplástica, porfiria)
  • cierta enfermedad genética (deficiencia de G6PD)
  • asma
  • alergias graves
  • infecciones activas/recientes/recurrentes

Este medicamento puede causar mareos. El alcohol o la marihuana (cannabis) pueden causarle más mareos. No maneje, use maquinaria ni lleve a cabo ninguna actividad que requiera estar alerta, hasta estar seguro de poder realizar estas actividades sin peligro. Limite su consumo de bebidas alcohólicas. Hable con su médico si está usando marihuana (cannabis).

Este medicamento puede aumentar la sensibilidad al sol. Limite el tiempo que pasa al sol. Evite las camas y lámparas solares. Cuando esté al aire libre, use crema con protección solar y ropa protectora. Busque atención médica de urgencia si se quema al sol o si tiene ampollas/enrojecimiento en la piel.

Este medicamento es similar a la aspirina. Los niños y adolescentes no deben tomar aspirina ni medicamentos relacionados a la aspirina (por ejemplo, salicilatos) si tienen varicela, gripe o cualquier enfermedad no diagnosticada, o si acaban de recibir una vacuna elaborada con microbios vivos (por ejemplo, contra la varicela), sin antes consultar a su médico acerca del síndrome de Reye, una enfermedad poco frecuente pero grave.

Durante el embarazo sólo use este medicamento cuando sea claramente necesario. Se recomienda precaución cuando use este medicamento cerca de la fecha probable de parto, ya que fármacos parecidos pueden causar daño al recién nacido. Hable con su médico acerca de los riesgos y los beneficios. Si queda embarazada mientras toma este medicamento, comuníquese de inmediato con su médico. Este medicamento puede disminuir los niveles de ácido fólico, lo que aumentará el riesgo de que se presenten defectos en la médula espinal. Consulte a su médico para asegurarse que está tomando suficiente ácido fólico. El cuidado prenatal debe incluir pruebas para los defectos de la médula espinal.

Este medicamento pasa a la leche materna y puede provocar efectos no deseados en el lactante. Consulte a su médico antes de amamantar.

Interacciones con otros medicamentos

Las interacciones medicamentosas pueden cambiar la acción de sus medicamentos o aumentar su riesgo de sufrir efectos secundarios graves. Este documento no menciona todas las posibles interacciones entre medicamentos. Lleve consigo una lista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con receta, sin receta y productos herbales) y compártala con su médico y farmacéutico. No empiece, suspenda ni cambie la dosificación de ningún medicamento sin la aprobación de su médico.

Algunos productos que pueden interactuar con este medicamento incluyen:

  • digoxina
  • ácido fólico
  • metenamina
  • APAB oral

La sulfasalazina es muy parecida a la mesalamina. No use medicamentos orales con mesalamina mientras esté usando sulfasalazina.

Este medicamento puede interferir con ciertas pruebas de laboratorio (incluyendo niveles de normetanefrina en la orina), lo que podría producir resultados falsos de las pruebas. Asegúrese de que el personal de laboratorio y todos sus médicos sepan que usted usa este medicamento.

Sobredosis

En caso de presentar síntomas graves de sobredosis, como pérdida del conocimiento o dificultades para respirar, llame al 911. Para situaciones menos urgentes, llame inmediatamente a un centro de control de intoxicaciones. Los residentes de EE.UU. pueden llamar a su centro local de control de intoxicaciones al 1-800-222-1222. Los residentes de Canadá pueden llamar a un centro provincial para el control de intoxicaciones. Entre los síntomas de una sobredosis se incluyen dolor estomacal/abdominal intenso, vómito persistente, somnolencia extrema, convulsiones.

Notas

No comparta este medicamento con nadie.

Periódicamente deben realizarse análisis de laboratorio y/o pruebas médicas (por ejemplo, hemograma completo, pruebas de función hepática y renal) para supervisar su evolución o detectar efectos secundarios. Consulte a su médico para obtener más detalles.

Dosis omitida

Si se olvida de una dosis, tómela en cuanto se acuerde. Si se acerca la hora de la siguiente dosis, no tome la dosis omitida. Tome su siguiente dosis a la hora que le toque normalmente. No duplique la dosis para compensar por la dosis omitida.

Conservación

Guarde este producto a temperatura ambiente, protegido de la luz y la humedad. No lo guarde en el cuarto de baño. Mantenga todos los medicamentos fuera del alcance de los niños y las mascotas.

No deseche medicamentos en el inodoro ni en el desagüe a menos que se lo indiquen. Deseche apropiadamente este producto cuando se cumpla la fecha de caducidad o cuando ya no lo necesite. Consulte a su farmacéutico o a su compañía local de eliminación de desechos.

Nota importante

CÓMO USAR ESTA INFORMACIÓN: Este es un resumen y NO contiene toda la información disponible de este producto. Esta información no garantiza que este producto sea seguro, eficaz o apropiado para usted. Esta información no es una consulta médica individualizada y no pretende sustituir la opinión médica de su profesional sanitario. Siempre consulte a su profesional sanitario para obtener información más completa sobre este producto y sus necesidades sanitarias específicas.

Última actualización octubre 2018.

Tomado de NATIONAL DRUG DATA FILE (NDDF) la información incluida tiene la autorización y los derechos de autor de First Databank, Inc., 2019. Este material con derechos de autor fue descargado de un proveedor de información autorizado.

La presente información tiene como objetivo suplementar, no substituir, la experiencia y la opinión de su profesional de la salud. Debe consultar con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento, cambiar su dieta alimenticia o comenzar o discontinuar cualquier tratamiento.