naloxone 0.4 mg/mL injection syringe

Cargando...

Esta fotografía es un ejemplo de este medicamento.

Nombre del medicamento

Nombre genérico:
Naloxona - inyección

Usos

Este medicamento se usa para tratar una sobredosis de opioides (narcóticos) confirmada o dudosa. Los síntomas graves de una sobredosis pueden incluir somnolencia inusual, dificultad inusual para despertarse o problemas respiratorios (que van desde la respiración lenta/superficial al no respirar). Otros síntomas de una sobredosis pueden incluir pupilas puntiformes, latidos cardíacos lentos o presión arterial baja. Si alguien presenta síntomas graves de una sobredosis y usted no está seguro de que en realidad se trate de una sobredosis, administre este medicamento de inmediato, ya que la respiración lenta/superficial persistente podría causar la muerte o daño cerebral permanente.

La naloxona pertenece a una clase de fármacos conocidos como antagonistas de opioides. Actúa inhibiendo los efectos del opioide en el cerebro. Este medicamento podría no ser tan eficaz para inhibir los efectos de ciertos tipos de opioides (agonistas/antagonistas mixtos como buprenorfina, pentazocina). Es posible que con estos tipos de opioides la inhibición de los efectos no sea total o que usted requiera una dosis mayor de naloxona.

El tratamiento de una sobredosis de opioides también debe incluir un tratamiento respiratorio (por ejemplo, oxígeno administrado por sondas a la nariz, ventilación mecánica, respiración artificial).

Modo de empleo

Un profesional sanitario debe administrar este medicamento. Puede administrarse inyectándolo en una vena, músculo o debajo de la piel.

Si usted se está inyectando este medicamento en casa, aprenda de su profesional sanitario y del empaque del producto todas las instrucciones de preparación y uso. Antes de usar este producto, verifique visualmente que no contenga partículas ni presente decoloración. En cualquiera de estos casos, no use el líquido. Aprenda a guardar y desechar prudentemente los materiales médicos.

La dosificación dependerá de su afección médica y respuesta al tratamiento.

El efecto de este medicamento es rápido, pero no es de larga duración. Busque atención médica de urgencia después de administrar la naloxona, incluso si la persona se despierta. Si los síntomas vuelven a presentarse después de la inyección, administre otra inyección de naloxona cada 2 a 3 minutos. Supervise de cerca a la persona hasta que haya recibido ayuda médica de emergencia. Informe al profesional sanitario que ya administró una inyección de naloxona.

Efectos secundarios

Recuerde que su médico le ha recetado este medicamento porque ha determinado que el beneficio para usted es mayor que el riesgo de sufrir los efectos secundarios. Mucha gente que usa este medicamento no presenta efectos secundarios graves.

Las personas que han estado usado un opioide de manera regular pueden, repentinamente, presentar síntomas de abstinencia después de recibir este medicamento. Los síntomas de abstinencia pueden incluir dolores en el cuerpo, fiebre, sudoración, ojos llorosos, secreciones nasales, estornudos, piel de gallina, bostezos, debilidad, escalofríos/temblores, nerviosismo, inquietud, diarrea, náuseas/vómitos, calambres estomacales, presión arterial elevada, ritmo cardíaco acelerado. En bebés menores de 4 semanas que han estado recibiendo un opioide regularmente, la abstinencia súbita del opioide puede ser potencialmente mortal si no se da el tratamiento adecuado. En bebés, los síntomas pueden incluir convulsiones, más llanto de lo normal y contracciones/espasmos musculares.

Rara vez ocurre una reacción alérgica muy grave a este medicamento. Sin embargo, busque atención médica de urgencia si nota cualquier síntoma de una reacción alérgica grave, incluyendo:

  • erupción cutánea
  • picazón/inflamación (especialmente en la cara/lengua/garganta)
  • mareos intensos
  • dificultad para respirar

Esta no es una lista completa de los posibles efectos secundarios. Comuníquese con su médico o farmacéutico si nota otros efectos no mencionados anteriormente.

En los Estados Unidos -

Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a la FDA al 1-800-FDA-1088 o en www.fda.gov/medwatch.

En Canadá - Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a Salud Canadá (Health Canada) al 1-866-234-2345.

Precauciones

Antes de usar naloxona, informe a su médico o farmacéutico si es alérgico a ésta o si padece de cualquier otra alergia. Este producto podría contener ingredientes inactivos que pueden causar reacciones alérgicas u otros problemas. Consulte a su farmacéutico para obtener más información.

Antes de usar este medicamento, informe a su médico o farmacéutico acerca de su historial médico, especialmente acerca de:

  • problemas cardíacos (por ejemplo, ritmo cardíaco irregular, ataque cardíaco en el pasado)

Antes de someterse a una cirugía, informe a su médico o dentista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con o sin receta y los productos herbales).

Durante el embarazo, sólo use este medicamento cuando sea claramente necesario. Podría causar abstinencia de opioides en los fetos cuyas madres han estado tomando un opioide regularmente. El médico supervisará cuidadosamente tanto a la mujer embarazada como al feto tras la administración de este medicamento. Consulte a su médico para obtener información.

No se sabe si este medicamento pasa a la leche materna. Sin embargo, es poco probable que cause daño al lactante. Consulte a su médico antes de amamantar.

Interacciones con otros medicamentos

Las interacciones medicamentosas pueden cambiar la acción de sus medicamentos o aumentar su riesgo de sufrir efectos secundarios graves. Este documento no menciona todas las posibles interacciones entre medicamentos. Lleve consigo una lista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con receta, sin receta y productos herbales) y compártala con su médico y farmacéutico. No empiece, suspenda ni cambie la dosificación de ningún medicamento sin la aprobación de su médico.

Sobredosis

Una sobredosis es muy poco probable en personas que no toman opioides regularmente. Sin embargo, en caso de presentar síntomas graves de sobredosis, como pérdida del conocimiento o dificultades para respirar, llame al 911. Para situaciones menos urgentes, llame inmediatamente a un centro de control de intoxicaciones. Los residentes de EE.UU. pueden llamar a su centro local de control de intoxicaciones al 1-800-222-1222. Los residentes de Canadá pueden llamar a un centro provincial para el control de intoxicaciones.

Notas

Pregunte a su médico o farmacéutico cómo puede evitar una sobredosis de opioides. Enseñe a su familia o a los miembros de su hogar los signos y síntomas de una sobredosis de opioides y diles en dónde guarda este medicamento.

Dosis omitida

No aplica.

Conservación

Guarde este producto a temperatura ambiente, protegido de la luz y la humedad. No lo guarde en el cuarto de baño. Mantenga todos los medicamentos fuera del alcance de los niños y las mascotas.

No deseche medicamentos en el inodoro ni en el desagüe a menos que se lo indiquen. Deseche apropiadamente este producto cuando se cumpla la fecha de caducidad o cuando ya no lo necesite. Consulte a su farmacéutico o a su compañía local de eliminación de desechos para obtener más información.

Nota importante

CÓMO USAR ESTA INFORMACIÓN: Este es un resumen y NO contiene toda la información disponible de este producto. Esta información no garantiza que este producto sea seguro, eficaz o apropiado para usted. Esta información no es una consulta médica individualizada y no pretende sustituir la opinión médica de su profesional sanitario. Siempre consulte a su profesional sanitario para obtener información más completa sobre este producto y sus necesidades sanitarias específicas.

Última actualización septiembre 2016.

Tomado de NATIONAL DRUG DATA FILE (NDDF) la información incluida tiene la autorización y los derechos de autor de First Databank, Inc., 2019. Este material con derechos de autor fue descargado de un proveedor de información autorizado.

La presente información tiene como objetivo suplementar, no substituir, la experiencia y la opinión de su profesional de la salud. Debe consultar con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento, cambiar su dieta alimenticia o comenzar o discontinuar cualquier tratamiento.